Primeras impresiones de Kane & Lynch 2

Bueno, por fin ha caído en mis manos una copia de Kane & Lynch 2. Esta segunda parte, con la coletilla de “Dog Days”, vuelve para intentar corregir algunos errores que tenía su antecesor… ¿Lo conseguirá?


De primeras tengo que decir que el primer Kane & Lynch me gustó, a pesar de tener muchas deficiencias. En gran parte gracias a su guión, adulto y maduro, me fui animando por el mero hecho de seguir avanzando y ver cómo transcurría la historia. Además, tenía ciertas fases dignas de mención, como aquella en la discoteca, con una muchedumbre de gente a través de la cual nos abríamos paso mientras disparábamos a tiro limpio, y que acababa derivando en una masacre como pocas.

Lo dicho, el primer Kane & Lynch no era perfecto, ni mucho menos, pero tenía ciertos detalles que le hacían brillar de vez en cuando y que a uno le hacían pasar por alto algunos problemas con el sistema de control, o tal vez ser menos exigente en cuanto al apartado gráfico.

¿Qué impresiones me ha causado esta segunda parte? Pues, de primeras, tenemos a los dos personajes principales, aunque esta vez manejaremos a Lynch en vez de a Kane.

A nivel sonoro hay que decir que el juego cumple con un doblaje muy correcto. Los actores que ponen voz a ambos personajes repiten, siendo los mismos que en el primer videojuego, cosa que personalmente agradezco. Además, está en un perfectísimo castellano, al igual que el anterior.

Gráficamente el juego es bastante resultón. Además, el sistema de cámara, que se nos presenta como si de un documental se tratara, está muy logrado. Aunque personalmente, a veces, en muy contadas ocasiones, me desorienta al recibir impactos enemigos.

El juego además funciona perfectamente en un equipo medio como el mío, un Dual Core con 2 gigas de RAM y una G-Force 9600, jugando a un nivel de detalle muy alto sin notar ningún tipo de ralentización.

Argumentalmente Kane & Lynch 2: Dog Days sigue el mismo patrón que la primera parte: una historia de mafia y bajos fondos, con mucha violencia (aunque a veces censurada), vocabulario soez y mucha mala baba. Lynch sigue estando de la olla (como Kane le hace saber en más de una ocasión) y durante los tiroteos escucharemos como no cierra el pico ni un segundo. Kane nos acompaña en todo momento, prestando su apoyo, que sin ser ni mucho menos fundamental, cumple con su cometido y en ningún momento resulta molesto.

Creo que este juego subsana las deficiencias de la primera parte, tanto por el apartado gráfico (dónde destaca el modelado de los personajes, especialmente los dos protagonistas) como por los movimientos de la cámara en tercera persona, que ha sido preparada de tal manera que parece estar grabando todo como si de un documental con cámara en mano se tratara, un punto bastante original y bien llevado a cabo.

Tal vez lo único que se le podría pedir es que Lynch y Kane resultaran un poco más expresivos.

El juego es prácticamente un mata-mata en toda regla con vista en tercera persona, dónde podremos cubrirnos en diferentes puntos de los escenarios, disparar apuntando o a ciegas a través de nuestros parapetos, quitarles las armas a nuestros enemigos caídos, disparar a latas de gasolina o extintores para provocar que exploten… Todo esto llevando dos armas, las cuales iremos intercambiando a nuestro gusto a medida que avancemos. Cuando nos quedemos sin munición, pulsando la “O”, todas las armas que están en pantalla serán resaltadas para que sepamos dónde dirigirnos a por más en medio de tanta destrucción.

Por ahora puedo decir que me ha parecido un buen título que hay que tener en cuenta, cuidado gráficamente, con un argumento estupendo (a la altura de la primera parte) y que quizás en futuras fases podría llegar a resultar un poco monótono, aunque hasta avanzar más esto no son más que suposiciones.

Por el momento me está resultando muy divertido. Manejar al tarado de Lynch mientras no hace más que psicoanalizarse a tiro limpio, está resultando una delicia. Totalmente recomendable para todos los que disfrutaron con la primera entrega. Y para los que no quedaron totalmente convencidos con ésta, seguramente comprobarán que cualquier deficiencia ha sido trabajada y solventada, dando uno de los juegos más divertidos que me he encontrado en las últimas semanas.

 

Acerca de gatts

Presentador y co-creador de Fasebonus.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *