Shadow of the Comet

“Juegos como este aparecen sólo una vez cada 76 años”.

A principios de los 90, con las aventuras gráficas como género en auge, todas las compañías se apuntaban al carro, e Infogrames no iba a ser la excepción. Fue en el año 1993 cuando la compañía francesa nos sorprendió con esta aventura gráfica de terror. El juego estaba licenciado por Chaosium (compañía de juegos de rol que editó el famoso Call of Cthulhu) y la historia estaba basada en varios de los relatos de H.P Lovecraft, pero principalmente en La sombra sobre Innsmouth (no en vano, el pueblo del juego se llama Illsmouth). Contó con una versión en diskettes y una en CD, que es la que comentaré y que incluía voces en inglés y una visita por el “museo de Lovecraft” en el que aprenderemos curiosidades sobre el famoso escritor, ambas versiones cuentan con subtítulos en castellano.

El juego se desarrolla en 1910 y en él encarnamos al periodista John Parker, que decide ir a Illsmouth para documentar el paso del cometa Halley. 76 años antes, en la anterior visita del cometa (1834) Lord Boleskine aseguró que esa localidad tenía unas condiciones especiales para ver el cometa y otros cuerpos celestes, pero fue ingresado en un manicomio tras el paso del Halley. A nuestra llegada a Illsmouth (3 días antes de la llegada del cometa) nos recibe el alcalde y el médico del pueblo, pero tras esta cálida acogida, empezaremos a investigar qué fue lo que le sucedió a Lord Boleskine y descubriremos que algo extraño sucede en el pueblo.

Hablando ya a nivel técnico hay que decir que gráficamente está muy bien, destacando sobre todo las localizaciones del pueblo con sus casas antiguas muy bien recreadas y los alrededores del bosque, que además cambian de aspecto según sea de día o de noche. Los personajes están correctamente detallados y son perfectamente reconocibles, lo que más llama la atención es que cuentan con unos sprites muy elaborados para sus movimientos, y cuando hablemos con algunos aparecerán primeros planos sospechosamente parecidos a personajes como Jack Nicholson, Vincent Price o el propio Lovecraft. Al realizar ciertas acciones como forzar una puerta, entregar un objeto, etc… aparecerá una breve escena cinemática superpuesta que parece casi de dibujos animados. Esto es en parte una herencia del engine que usa, el de Eternam. Y tal vez ese sea el mayor defecto de este juego, ya que no es nada cómodo manejar una aventura gráfica con el teclado, más aún cuando el personaje solo puede desplazarse arriba-abajo, izquierda-derecha, sin diagonales. Así pues, recorreremos los decorados y cuando estemos cerca de un objeto, saldrá un rayo blanco desde los ojos del personaje hasta el objeto en cuestión y pulsaremos L (look) para verlo, o G (grab) para cogerlo, o la tecla T (talk) para hablar con otros personajes. En la versión CD se intentó introducir malamente una opción de manejo con ratón, pero tan mal implementada que sigue siendo más cómodo jugar con el teclado.

La música y el sonido en general es otro de los puntos fuertes del juego. Las melodías, a pesar de ser apenas 3 o 4 son muy apropiadas y tienen ese aire de “película de miedo”, y es que meterse la primera noche por el bosque buscando el círculo de piedras mientras escuchas esa repetitiva música además de diversos ruidos de animales daba bastante miedo. La versión CD cuenta con voces digitalizadas en inglés, aunque hay que decir que no van acorde con los subtítulos en español, y en diálogos largos nos quedaremos esperando a que salgan todo el texto mientras que la voz acabó de sonar hace un rato.

Nos encontramos ante un juego difícil, ya que aunque al principio los personajes secundarios nos irán indicando que hay que hacer, en ocasiones estaremos perdidos en el amplio mapeado (unas 50 localizaciones) sin saber muy bien a dónde dirigirnos. Los puzles suelen estar basados en su mayor parte en combinación de objetos o en diálogos (alguna contestación equivocada nos llevará a la muerte) aunque también hay un laberinto y un rompecabezas de tipo slider bastante complicado. Años más tarde aparecería (también de la mano de Infogrames) el Prisoner of Ice, que aunque no es una secuela, si que tiene relación con la obra de Lovecraft, y aparece algún personaje de este Shadow of the Comet.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Shadow of the Comet

  1. Ains… aventuras gráficas o de texto, da igual, Me encantan. Yo aun espero que saquen una decente de Solomon Kane (con alguna escena de acción decentilla).

    Por pedir…

  2. Muy grande, uno de los primeros juegos basados en “La llamada de Cthulhu” junto con el Alone in the Dark (Tambien de Infogrames).

    Recuerdo haberlo jugado con entusiasmo, lastima que las escenas de acción eran demasiado para mi blandengue corazón. 😛

  3. Personalmente, es de los juegos de los que mejor recuerdo tenía, y sobre todo por su ambientación. Además el hecho de haber leido casi toda la obra de Lovecraft también ayuda.

  4. Una buena aventura, con buena ambientación, sonido y quizás te lleves algún susto.
    Como bien se ha dicho el manejo puede ser un poco incomodo pero te acostumbras rapidamente.

  5. que buen rollito da entrar y encontrarse articulos sobre este tipo de juegos tan olvidados

  6. Muy bueno Altamair, habrá que probarlo. También me atrae la portada del juego, con su olorcillo a retro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *