Los videojuegos de Dungeons & Dragons (IV)

En esta cuarta entrega de mi serie de artículos sobre los videojuegos de Dungeons and Dragons daremos carpetazo a la época clásica de SSI (que estoy detallando como si fuera un catálogo escueto por que la cantidad es ingente). Tratando a cada una de las ambientaciones y los modos de juego un poco por encima.

Dungeons and Dragons como juego de rol dio pie a hacer múltiples ambientaciones que iban desde la fantasía más clásica, pasando por el horror hasta la ciencia ficción y cosas aún más bizarras. Algunas de estas ambientaciones no tuvieron nunca videojuego, pero hubieron bastantes que sí, y más de uno.

 

Spelljammer
SSI
Titulos: Pirates of the Realmspace (1992)

Spelljammer una ambientación que solo se puede describir como “Dungeons and Dragons en el espacio”. En esta ambientación los habitantes de los distintos mundos de AD&D tenían acceso a una especie de bajeles espaciales (bueno, en realidad del “salvajeespacio”, pero ya me entendéis), pudiendo navegar entre las distintas ambientaciones (o sea, podías navegar desde Forgotten Realms a Dragonlance). Como esta ambientación es una bizarrada del máximo orden (con enemigos en el bestiario como “Hammster gigante espacial” o razas como Hipopótamos humanoides armados con mosquetes) nunca fue demasiado popular, así que solo tiene un videojuego.

Pirates of the Realmspace es en esencia jugar al Pirates de Sid Meier. Controlas un capitán de un Spelljammer y contratas tripulación, atacas piratas (¡o te atacan!) y comercias entre los distintos puertos. Aunque a veces parece más un juego de simulación espacial que un juego de rol en sí.

 

Dark Sun
SSI
Titulos: Shaterred Lands (1993), Wake of the Ravager (1994), Dark Suns Online: Crimson Sands (1996)

Dark Sun es un juego de fantasía que abandona en parte los tópicos de la fantasía medieval. Está ambientado en un mundo donde un apocalipsis provocado por la magia había convertido el mundo en una roca yerma y casi estéril, donde los pocos núcleos de civilización estaban controlados por unos tiranos inmortales conocidos como los Reyes Hechiceros. Donde la armadura es casi inútil, y el calor y la sed un enemigo implacable. Un mundo donde la magia se alimenta de la esencia vital del mundo, donde casi todo el mundo tiene poderes psíquicos, donde no hay dioses, ni metal, ni justicia, ni esperanza… Hasta que un Rey hechicero muere a manos de una rebelión de esclavos, demostrando que quizá la esperanza no esta tan muerta como todo el mundo creía.

Este mundo dentro de AD&D era una bestialidad, los personajes empezaban en nivel 3 (en lugar de 1) por que se consideraba que sino la posibilidad de muerte era muy real. También tenían unas puntuaciones de característica mayores que en las de otros mundo de AD&D, todo para compensar la falta de armaduras, las peores armas y los enemigos mucho más poderosos.

Los dos juegos de Dark Sun empezaban con la generación estándar de un grupo de cuatro personajes, cambiando la típica perspectiva de los gold box por una perspectiva superior que permitía un sistema de “point’n Click” que es una versión primitiva y por turnos de lo que luego encontraríamos en grandes clásicos como Baldur’s Gate y que siendo sinceros: es muchísimo más fácil de controlar que muchos juegos de esta serie. Sin embargo no todo es positivo, la segunda parte, Wake of the Ravager, es infame por la gran cantidad de bugs que contiene haciendo imposible su finalización.

Curiosamente también tuvo una encarnación online que intentó competir con el Neverwinter Nights original, lamentablemente problemas de financiación hicieron que acabase en TEN, una de las primeras redes de servidores dedicados en EEUU. Los servidores fueron desconectados en 1998 aunque hay un proyecto de fans para intentar resucitarlo.


Al Quadim
SSI
Titulos: The Genie’s Curse (1994)

Ambientado teóricamente en el mismo mundo que reinos olvidados, Al-Quadim es la versión Las mil y una noches de Dungeons & Dragons, con genios y alfombras voladoras. En este caso el juego adquiere toques más consoleros, dejándonos poco control sobre el personaje creado (nombre y nada más), y dándonos un número limitadísimo de armas. Hay una clara diferenciación entre las zonas donde hemos de hablar (y por lo tanto tenemos prohibido el combate) con las zonas donde hemos de combatir y que se asemejan más a un juego de Zelda que a un Dungeons & Dragons aunque lo controlemos con ratón.

Ravenloft
SSI
Titulos: Shtrad Possesion (1994) y Stone Prophet (1995), Iron & Blood: Warriors of Ravenloft (PlayStation, 1996)

Ravenloft es la ambientación de fantasía gótica de TSR, vampiros clásicos, momias, monstruos de Frankenstein, hombres lobo y horrores propios de una película de la Hammer tenían cabida en el mundo más tétrico de Dungeons & Dragons. Estos juegos eran muy parecidos a los Eye of the Beholder con la salvedad de que usaban un motor grafico para desplazarse por el mundo más parecido al del Wolfenstein 3D, en el cual podíamos desplazarnos en un mundo plano con total libertad y con una perspectiva pseudo 3D bastante conseguida. Sorprendentemente estos juegos llegaron en castellano a España con lo cual guardo buen recuerdo, sobre todo del primero. En este juego controlábamos a una pareja de aventureros (que podía ampliarse a 4 personajes adquiriendo PNJ’s durante la aventura) que eran secuestrados por las nieblas de Ravenloft y transportados al condado de Barovia, controlado por el misterioso y cruel Conde Sthrad Von Zarovich, vampiro y uno de los villanos más emblemáticos de Dungeons & Dragons. La segunda parte, ya no ambientada en Barovia, añadió mayor variedad de personajes jugables.

Estos juegos rezuman ambientación por los cuatro costados, y son un auténtico clásico, empezando por la creación de personajes donde una gitana nos leía la buenaventura usando un mazo de Tarokka (el Tatot de Ravenloft). Si disponías de las versiones en CD-ROM podías escuchar voces digitalizadas que para la época era un gustazo.

Iron & Blood Warriors of Ravenloft (Acclaim) para Playstation y MS-DOS es en realidad un juego de lucha en 3d bastante malo, en el cual además de unos controles insufribles tenemos una historia bastante mala. Cuanto menos hablemos de él, mejor.

Forgotten Realms
Titulos: Blood & Magic (Interplay 1996), Menzoberranzan (SSI 1995), Dungeon Hack (SSI 1993), Descent to undermountain (Interplay 1997)

Forgotten Realms (Reinos Olvidados) es para muchos el mundo de referencia de Dungeons & Dragons y es con diferencia el que más videojuegos ha tenido. Siendo sinceros, es un mundo que siempre me ha parecido bastante genérico. Aunque quizás en ello radique la facilidad para ser adoptado por tantos. Es un mundo de caballeros, magos, clérigos poderosos, dragones y conspiraciones a la vuelta de la esquina. Eso sin contar monstruos y dungeons a mansalva. Como es tan ubicuo solo voy a tratar los juegos que se me quedaran en el tintero anteriormente.

Blood & Magic es un juego de estrategia en tiempo real de la mano de Interplay. En el cual creamos unidades como zombies usando golems que construyen edificios. Realmente no esta tan lejos de otros juegos de la época como Dune II o Warcraft, aunque el manejo se me antoja innecesariamente raro.

Menzoberranzan es un juego de rol que usa el mismo motor que los dos juegos de Ravenloft y que se lanzó a raíz del tirón de las novelas de Drizz’t Do Urden el Drow, el cual por cierto puede llegar a llevarse en el grupo (y fue el primer juego donde eso pasó, luego vendrían otros). En este juego nos adentramos en la suboscuridad en pos de la ciudad de los Elfos Oscuros que da nombre al juego.

Descent to Undermountain siempre se ha considerado una copia de Ultima: Underworld, usando el motor del Descent I (quizás por eso lo de Descent en el titulo). Solo que el juego en sí parece sin terminar, Interplay prometió en su día características como multijugador cooperativo que realmente no se vieron en el producto final. Eso además de los bugs y unos gráficos bastante feos ya en su época, lo convirtieron en un titulo a olvidar.

Dungeon Hack es un juego que usando el motor del Eye of the Beholder nos generaba dungeons aleatorios infinitos. Jugando realmente a un juego estilo Rogue o NetHack, de hecho podíamos incluso activar en el juego un nivel de dificultad llamado muerte real, en que, a la muerte del personaje nos borraba todas las partidas guardadas.

Birthright
The Gorgon’s Alliance (Sierra, 1996)

Birthright fue el ultimo mundo en caja publicado por TSR antes de su suspensión de pagos. Era un mundo donde una guerra divina había acabado con los dioses y algunos mortales presentes durante la batalla habían absorbido la esencia de esa divinidad, algunos ascendieron al nivel de nuevos dioses… Otros que adquirieron menos poder aún así tuvieron lo suficiente para luego convertirse en señores feudales, archimagos o hierofantes. En esta ambientación los jugadores se hacen con un heredero de sangre divina, con ciertos poderes, seguidores, tierras e incluso ejércitos.  No solo tienen que estar vigilantes de sus intereses y expandirlos sino que deben guardarse de otros herederos que quieran su poder, ya que si un heredero de línea de sangre mata a otro absorbe sus poderes (son como los inmortales vamos).

Este juego es una amalgama extraña de juego de tablero con juego de rol. En el cual en la mayoría del tiempo estamos jugando con nuestro reino intentando expandirlo. De vez en cuando podíamos hacer una escapadita de las tediosas responsabilidades y entrar en algún que otro dungeon (usando un engine clónico del Doom) y combatiendo en tiempo real. Durante las batallas podíamos ver el mismo motor gráfico. Es un videojuego que francamente es un juego de tablero disfrazado y que precisa de leer el a veces insuficiente manual para entender todo lo que pasa.

Y eso es todo por ahora, para la próxima entrega: Bioware y la puerta de Baldur.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Historia. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los videojuegos de Dungeons & Dragons (IV)

  1. Siempre he querido jugar los dos ravenloft… ¿merecen la pena?

  2. Señor Moremo,como siempre,un aplauso.
    Geniales articulos si señor.
    Estas sacando,juntos a los Ultima VII y VIII,los que puedes ser los mejores juegos rol que se han hecho nunca.
    Un saludo Chumachos

  3. @Deka_Black
    Yo recuerdo que el primero de Ravenloft me gustó bastante. Era como un EotB, pero más depurado técnicamente.

  4. Muy bueno Román, en la línea. Por tu culpa esta tarde voy a probar algunos de estos títulos que hasta el momento no había tocado.

  5. Buenos artículos. Hay que ver la cantidad de juegos de D&D que existen…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *