El regreso de Splatterhouse

Splatterhouse es una de las sagas más clásicas y mejor recordadas entre los jugadores de la vieja escuela. Después de casi dos décadas desde la aparición del último título de la trilogía (que se dice pronto), Namco Bandai nos trae una nueva entrega adaptada a los tiempos que corren.

Cuando se dio a conocer la noticia del desarrollo de un nuevo Splatterhouse para Xbox 360 y PlayStation 3, la noticia fue recibida con los brazos abiertos. Sin embargo no faltaron las lógicas reticencias respecto a si se lograría trasladar la esencia de los títulos originales en un videojuego actual, especialmente después de tantos años y con un salto a las 3D.

El primer Splatterhouse vio la luz en los salones recreativos allá por el 88, y debido a su dinámica y a sus dosis de gore, se trató de una apuesta bastante atrevida. Pero fueron precisamente estos puntos los que catapultaron el videojuego hacia lo más alto. Un éxito que llevó a la franquicia a convertirse en una trilogía, y pasearse dignamente por diferentes consolas domésticas, ganando en seguidores y calidad a cada entrega.

El nuevo Splatterhouse es más que un remake del original. Se trata de una revisión de la trama y de la propuesta original en sí misma adaptada a nuestros días. Un renacer que en ningún momento disfrutaremos únicamente quiénes conocimos los juegos anteriores juegos. Eso sí, si encima pudimos disfrutar parcial o totalmente de la trilogía Splatterhouse, esta aventura ganará bastantes puntos…

Splatterhouse ha sabido adaptarse y reinventarse a sí mismo, pero siendo al mismo tiempo fiel y respetuoso con sus orígenes. No en vano, incluso podremos jugar niveles bidimensionales que nos harán disfrutar recordando los juegos clásicos. Unos niveles que para nada romperán la dinámica y se complementan a la perfección dentro de la trama.

Y es que realmente da gusto cuando se rescata una franquicia de los 8 o 16 bits de manera tan respetuosa, algo que hoy en día es cada vez más difícil de ver…

Pero antes que nada hay que aclarar que Splatterhouse no es, ni pretende ser, otro título del estilo Devil May Cry o similares, algo que podría confundirnos si vemos algún vídeo del gameplay. Splatterhouse es acción directa, sin complicaciones y muy jugable.

Bajo la misma premisa de rescatar a la calientabraguetas de nuestra novia Jennifer, volveremos a encarnar al bueno de Rick y a enfundarnos la máscara demoníaca que nos otorgará la fuerza necesaria para abrirnos paso a mamporrazo limpio a lo largo y ancho de la diabólica mansión West.

En esta ocasión y aprovechando las posibilidades de las consolas actuales, la historia se nos presentará de una manera bastante más detallada. En un día señalado, el Dr. West secuestra a nuestra muchacha, obligándonos a enfrentarnos a centenares de monstruosas criaturas para tratar de recuperarla.

Para nosotros cualquier excusa es buena para reventar al primer bicho viviente que se tercie, disfrutar de litros y litros de sangre y escenas gore. Por su parte, la máscara irá cobrando un especial protagonismo en la aventura, como un ente de personalidad propia, con bastantes papeletas para ganarse nuestra simpatía.

A medida que avancemos la cosa se irá poniendo fea, pero el juego mantiene esta dinámica y ritmo en todo momento, haciendo las delicias de los buenos amantes de cierto estilo de cine de serie B, dónde más que crudeza se busca lo divertido y lo exagerado. Sangre, sangre y más sangre que arrebataremos a nuestros enemigos machacándolos de diferentes maneras, o partiéndolos en pedazos con movimientos especiales que podremos ejecutar cuando el nivel de furia sea lo suficientemente alto. Sangre que a su vez podremos utilizar para recuperarnos, mejorar habilidades y seguir avanzando en algunos puntos concretos de la aventura.

¿Algún enemigo nos ha perjudicado y arrancado un brazo? Bueno, siempre podremos recogerlo con el otro brazo y utilizarlo como arma. Detalles como estos no tienen precio. Y por supuesto también tendremos diferentes objetos para utilizar en contra de esas criaturas diabólicas.

Y todo esto aderezado con una banda sonora de auténtico lujo, que al menos yo no me esperaba y que os invito a escuchar.

El nivel de dificultad resulta bastante estable, y si bien no tiene intención de ponernos las cosas fáciles, tampoco encontraremos esos puntos desesperantes que a veces te incitan a mandar el juego a paseo.

A pesar de ello, completar la aventura en su totalidad, explorando cada rincón y reuniendo todos los elementos no se plantea como una tarea sencilla, aunque todo depende de si queremos sacarle todo el viscoso jugo al juego o ir a cuchillo sin detenernos.

Sin embargo y como ocurre en todos los juegos, no todo es perfecto. A mi juicio hay algunos pequeños puntos negativos que podrían haberse mejorado, como la variedad de los enemigos (que si bien hay bastantes, acaban pareciendo pocos) o la engorrosa posición de la cámara en algunos momentos determinados y muy puntuales.

A nivel gráfico Splatterhouse tampoco es ninguna revolución. Simplemente cumple. No obstante son la estética y los detalles del juego lo que le hacen destacar, y por encima de todo, es uno de esos títulos en los que te pasas por el forro el nivel de detalle. Ese ligero toque cel shading también resulta bastante acertado.

Otro de los puntos fuertes de este juego es la inclusión de los tres títulos originales de Splatterhouse, que tendremos la posibilidad de desbloquear. En mi opinión, en estos tiempos en los que comprar títulos de consolas extintas mediante descarga digital no resulta precisamente un regalo, este es un detalle muy de agradecer. Genial tanto para los que disfrutamos de la trilogía Splatterhouse en su momento como para los que quieran darle cera por primera vez y conocer los orígenes de la franquicia que da pie a este título.

En resumen, un juego bestia, adictivo y directo, que no sólo ha logrado rescatar del olvido a una franquicia de esta categoría, sino que además lo ha hecho de la mejor manera posible y con la cabeza bien alta.

Ojalá tengamos una segunda parte en el futuro que corrija pequeñas deficiencias y sobre todo potencie todo lo que nos ofrece este Splatterhouse.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El regreso de Splatterhouse

  1. Muy rica la review, señor, me han entrado aún más ganas de darle a este juego. Me pilla algo corto de efectivo este mes, pero el que viene, con las rebajas, seguro que cae. Qué rico.

  2. ¿Incluye los dos primeros como exra o me lo imagino?

  3. @Sparky 26 euretes con portes si lo pillas de importación, yo alucino.

    @Deka Black los tres primeros títulos no se pueden jugar sin más, hay que desbloquearlos, pero están ahí para darles cera.

  4. A mí también me has dado ganas de jugarlo. Al 2 no pude jugar pero el primero de recreativa y el tercero de Megadrive me gustaron mucho. No me había interesado por este nuevo Splatterhouse pero por lo que dices está claro que tengo que jugarlo 🙂

  5. Cojonuda review! Si señor!!

    @Deka, no son los dos primeros… Lleva incluidos los TRES juegos originales 🙂

    @Sparky, tronnncoooooo………….

  6. @Crono
    Compréndelo, BlazBlue Continuum Shift estaba antes.

  7. Me habeis hecho alquilarlo para probar, os contaré que tal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *