Alex Kidd in Shinobi World

Este Alex Kidd in Shinobi World fue uno de los primeros juegos que tuve para mi añorada Master System I, lo conocí antes incluso que el Miracle World, por lo que era la primera vez que veía un juego protagonizado por Alex Kidd, pero ¿quién era este pequeño y orejudo cabezón?

Podría decirse que hasta la llegada de Sonic fue la mascota de SEGA, con permiso de Wonder Boy, y todavía hoy se le recuerda, ya que apareció como personaje seleccionable en algunos juegos para Wii de SEGA, amén de pequeños cameos en otros juegos. Protagonizó nada menos que seis títulos desde 1986 hasta en 1990, la mayoría en Master System, aunque alguno no llegó a salir de Japón.

Su primera y tal vez más exitosa incursión fue la primera aventura que protagonizo, no en vano se incluía en la memoria de la Master System II, por lo que se hizo muy popular. Pero hoy vamos a hablar del último de sus videojuegos: Alex Kidd in Shinobi World.

Este título apareció en 1990, cuando los 16 bits empezaban a entrar, aún así fue un digno representante de esa época de transición. Como su nombre indica, las referencias a Shinobi serán constantes a lo largo del juego.
Inicialmente el juego iba  a llamarse Shinobi Kid, pero finalmente decidieron aprovechar el tirón de Alex Kidd para realizar una serie de juegos parodiando sagas conocidas (tenían en mente también Phantasy Star y Golden Axe) pero este fue el único juego que salió adelante.

Empecemos con la historia: La novia de Alex es raptada por un malvado ninja oscuro (Hanzo), pero un ninja blanco aparece y se ofrece a unirse a nosotros para rescatar a nuestra amada y de paso derrotar a Hanzo. Por lo que contaremos con sus poderes para tal empresa.

El juego consta de 4 fases, las cuales recuerdan mucho al Shinobi original, aunque aquí no habrá que rescatar niños, tanto en mapeado como en enemigos , encontrándonos con los clásicos malos que nos disparaban desde detrás de una caja, el spiderman que iba por la pared saltando, los que atacan desde  el agua… los jefes finales los mencionaremos aparte. Todo el aspecto gráfico cuenta con un toque infantil y agradable, con una paleta muy bien elegida, y consigue que el juego no se haga monótono ni pesado, si bien es cierto que en 20 minutos te lo acabas. La música también cambia en cada escenario y es por lo menos correcta, con alguna melodía un poco pegadiza y poco más.

Como dijimos consta de 4 fases con 3 subniveles cada una, siendo el último subnivel un enfrentamiento con un jefe final de fase.

La primera fase es un edificio en el que deberemos llegar a la azotea, por el camino se nos brinda la posibilidad de usar muchas de nuestras habilidades. El enemigo final será un samurái (Kabuto) que en la versión preliminar se llamaba Mari-Oh y lucía un bigote que le hacía parecerse bastante a un conocido fontanero. Al darle tres golpes debíamos tener cuidado con su cabeza saltarina.

El segundo nivel comienza en un puerto, que debemos recorrer hasta llegar al segundo subnivel que es una fase acuática con animales marinos como enemigos, para llegar al enemigo final: Heli, que consta de 14 pequeños helicópteros que debemos destruir.

La tercera fase es una montaña, y comenzamos subiendo por una cascada donde aparecen unos pájaros bastante cabroners, para luego acceder a una cueva con unas vagonetas (si, en plan Donkey Kong Country pero más cutre). En esta ocasión el enemigo final recibe el nombre de Robster (otra referencia a Shinobi, y van…) al que derrotaremos de tres golpes.

La cuarta y última fase es una villa japonesa, y en ella predominan los saltos, así llegaremos a una especie de base secreta en la que cada habitación será una pequeña prueba (bastante ingeniosas todas ellas) incluyendo nuevos enfrentamientos con Kabuto y a Robster. Es entonces cuando deberemos derrotar a Hanzo tres veces seguidas para ver el final feliz.

Lo que mejor recuerdo me quedó de este juego es, además de su historia ñoña e infantil, la cantidad de movimientos que teníamos. Empezando por el arma que usábamos, una espada que contaba con un power up que hacía que nos cubriese la cabeza dejando una estela, otro arma que se encontraba en unos cofres era la lanza pequeña arrojadiza, pero además de las armas de ataque nuestro amigo Alex podía rebotar contra las paredes (en una escena es necesario escalar así) y tenía la habilidad de encaramarse a farolas o barra horizontales, ponerse a girar sobre ellas y salir disparado. También había algunos cofres que contenían un ítem que nos convertía en tornado y nos permitía volar, y otros las indispensables vidas extras, estas vidas solían encontrarse en habitaciones secretas, con las que el juego pese a su reducida extensión cuenta con unas cuantas. Lo más desquiciante era cuando nos mataban, que salía un angelito elevándose con una melodía bastante irritante.

Por último os dejo con la lista de los 6 juegos protagonizados por este personaje, y no olvidéis votar en el top ten de Master System que estamos preparando:

Alex Kidd in Miracle World para Master System (1986)

Alex Kidd and the Lost Stars para Recreativa (1986) y Master System (1989)

Alex Kidd BMX Trial para Master System (1987)

Alex Kidd in the High Tech World para Master System (1989)

Alex Kidd in the Enchanted Castle para Megadrive (1989)

Alex Kidd in Shinobi World para Master System (1990)

Además, casi todos ellos están disponibles en la consola virtual de Wii.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Alex Kidd in Shinobi World

  1. Siempre me quedé con curiosidad por ver cómo hubiese quedado el Alex Kidd en el mundo de Golden Axe. La verdad es que es difícil de concebir, de ahí que no lo parieran, imagino.

    Para mí sin duda, el mejor el Miracle World, en todos los aspectos.

    Si lo sacaran en Xbox Live no dudaría en comprarlo cagando leches. Ojalá Sega se anime.

  2. Siempre quise tener este juego, per nunca pude hacerme con él 🙁

  3. Tio muy bueno!Yo tambien me quedo con el Miracle World,pero como comente en anteriores programas,en mi corazon siempre tendre un hueco para la enorme mierda que es Alex Kidd in the High Tech World,que nisiquiera es un Alex Kidd,pero yo soy asi!!!

    Un saludo chumachos

  4. Yo no tuve master system en su dia, la compre hace unos 8 años con un buen puñado de juegos, en los que se encuentra el miracle world, al que si que jugue en su dia fue al enchanted castle de mega drive, la verdad el que el juego no estaba mal, y es quizas el mas parecido al miracle

  5. Si te gustaba Shinob y te gustó el anterior Alex Kidd te lo vendían sin más, la verdad.

  6. Que casualidad¡¡¡¡¡ anoche estuve jugándolo en mi Caanoo

  7. Hola Muchachada. A mi me gustaba mucho este juego, me acuerdo que era muy fácil de jugar, era sencillo hacer los saltos, la bola de fuego en la farolas, rebotar en las paredes cual Ninja Gaiden y demás. También me acuerdo que hubiera sido un juegazo de tener 3 fases más. Se quedaba bastante cortito. También era muy colorido y alegre.

    Acerca del ‘Alex Kidd in the High Tech World’, me lo compraron en unas Navidades cuando tenía unos 11 años (más o menos), y bueno, no sé porque me tenía enganchado, y eso que era malo malo. La primera pantalla era insufrible, y encima con el peazo nivel de inglés que tenía yo por esas épocas, con toda esa gente hablando, que al final tuve que tirar de un truco de la MegaSega para pasar al nivel dos, ese que era por un bosque y te salían ninyas saltando. Y bueno, todo eso, déuu.

    PD: por cierto, me suena que el ‘High Tech World’ en Japón no salía Alex Kidd, sino que era una xiquita, o sea, que el juego original no era con Alex, pero para Europa, para vender más imagino, llego con el careto de Alex.

  8. @serxausen: Ignoraba lo del protagonista del “High Tech World”. Igual ni se llamaba así en Japón, ¿no? A ver si busco la rom y lo pruebo por pura curiosidad.

  9. Sólo tengo el Alex Kidd in Miracle World, y lo caté ya de mayorcete, quizá por eso no me enganchó tanto como debería, pero si en Fase Bonus se dice que es muy bueno, yo también lo diré 😛 😉 ¿A qué tengo criterio? XD

    Altamair te vamos a tener que regalar una NES, que ya se te ve mucho el plumero con la Master System, jejeej … aunque cómo máquina hay que reconocer que yo también la prefiero 😛

  10. Es que la NES en su momento no la tuve, así que casi no tengo recuerdos de ella. Solo recuerdo el Goal (aquel en el que unos tíos jugaban al furbol sobre un jersey de rayas), el Gauntlet, y el Mario 3.
    A ver si cuando hagamos un top ten de NES me animo a jugar a los que queden de primeros.

  11. “¡Ven al mogollón!¡Ven a la Nintendo!”
    Olvidaté del top 10 y empieza ya 😛 por ejemplo Kirby’s Adventure o Castlevania 3 … y si eres hombre a los Mega Man y Shadow Warriors jijiji

  12. Men_drugo dijo:
    @serxausen: Ignoraba lo del protagonista del “High Tech World”. Igual ni se llamaba así en Japón, ¿no? A ver si busco la rom y lo pruebo por pura curiosidad.

    He estado buscando el nombre del juego original y está basado, parece ser, en una serie anime de la época de María Castaña, “Anmitsu Hime From Amakara Castle”.

    Aquí te dejo el antes y el después en vídeos del Youtube (a ver si lo enlazo bien…):

    Antes:
    http://www.youtube.com/watch?v=b8pXVdLy444

    Después:
    http://www.youtube.com/watch?v=uSDaLK-su48

  13. En serio, Robster me ha matado. Creo que he hecho mal dando de lado a este juego, tiene que tener su gracia, sobre todo si -como yo- le has dedicado unas horitas al primer Shinobi en tus años mozos. Me lo apunto.

  14. yo no lo habia visto nunca yo solo e jugado al alex kid Miracle World luego le echare un vistazo en el emulador.

  15. Ojala agan remakes como los wonder boys de los mejores juegos de Alex, a mi con que saquen el miracle worl, shinob y el castle de mega, ya puedo morir feliz!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *