Sonic Labyrinth

En el 95, Sega empezó a probar nuevos géneros en los que su personaje estrella pudiese encajar. Tal fue el caso de Sonic Drift, antecedente del actual Sonic & Sega All Star Racing o de Sonic Labyrinth, del que vamos a hablar.

Y es que el juego que hoy nos ocupa transportaba a nuestro erizo favorito al interior de un laberinto, ofreciéndonos un título con una vista en perspectiva isométrica que tal vez recordáramos unos años más tarde con el Sonic 3D.

 

Pero si ni siquiera el título de Traveller’s Tales, que acabó viendo la luz en Saturn, Mega Drive y PC, logró cuajar entre los seguidores de Sonic, éste Sonic Labyrinth ni siquiera llegó a tener tanta suerte.

Y es que si bien en el futuro hemos terminado viendo bastantes juegos en los que la mascota de Sega se alejaba totalmente de la esencia de su personaje, todavía más que el juego del que hablamos, en aquella época uno no estaba acostumbrado a algo así. En aquellos tiempos parece que se cuidaba y respetaba más al erizo azul.

De ahí el impacto al ver un título que, a todas luces e independientemente de las capacidades de Game Gear (por otro lado nada despreciables para la época), no sólo resultaba pobre, sino que se alejaba totalmente de lo que podíamos considerar como un Sonic.

Un juego de estas características, que tratase de imitar una vista tridimensional en la portátil de Sega, inevitablemente tenía que mermar la velocidad de su protagonista. Siendo ésta su principal característica, ¿cómo se iba a poder excusar algo así? Muy sencillo. Como en tantas otras ocasiones, gracias a un giro argumental.

El malvado Dr. Robotnik ha robado las zapatillas supersónicas de Sonic y le ha encerrado en un laberinto lleno de trampas y enemigos. Después de asimilar que nuestro héroe en realidad es un lentorro sin sus zapatillas (en aquella época ya existía Tails, el cual corría a la misma velocidad sin mencionar en ningún momento zapatillas algunas y… bah), uno se anima a darle una oportunidad al juego. Un juego divido en cuatro fases diferentes, en cada una de las cuales habrá que conseguir hacerse al final con una esmeralda (sí, sólo cuatro en total… siete eran demasiadas aquí).

 

 

Pero dejemos atrás las esmeraldas, porque en Sonic Labyrinth cobrarán un papel más importante las llaves. Sí, las llaves. Gracias a ellas podremos ir avanzando de un nivel a otro en el laberinto. Aunque no será tan fácil, ya que habrá bastantes llaves para recoger, al tiempo que algunos enemigos podrán hacérnoslas perder.

Desde luego, se han tenido ideas bastante malas en relación a títulos de Sonic. Pero sin lugar a dudas, hacer que el personaje se vuelva lento ha sido, probablemente, una de las peores. Si a esto le sumamos el hecho de que en este juego Sonic no pueda saltar (en serio, no es broma), la cosa va de mal en peor.

Eso sí, al menos podremos hacer el spindash (si no, ya me dirás). Aunque seguramente al hacerlo, será cuando maldigamos a los controles. Si bien están bastante bien adaptados, cuando atacamos perdemos el control del personaje en muchas ocasiones.

Avanzar en este juego a la velocidad de una tortuga puede resultar eterno y desesperante. Todos estos detalles me hacen incluso sospechar acerca de si este juego fue concebido originalmente como un Sonic o si fue posteriormente cuando se animaron a añadir sprites del erizo y cambiar la portada para que insensatos como yo lo compráramos sin dudar.

Algunos elementos que por lo menos sí fueron rescatados de los juegos clásicos de Sonic (o más que clásicos, “normales”, en aquella época), son la habilidad de ser invencible o las botas ultrarápidas, por ejemplo. Dichas botas, aunque sea por unos breves segundos, nos aliviarán ligeramente durante la partida.

 

 

Los clásicos anillos sólo vamos a olerlos durante los combates contra los jefes finales. Naturalmente invenciones de Robotnik, y contra el propio doctor en el último nivel.

El juego estaba dividido en cuatro zonas diferentes, cada uno formado por diferentes fases:

–    Labyrinth of the Sky

–    Labyrinth of the Sea

–    Labyrinth of the Factory

–    Labyrinth of the Castle

Únicamente contaba con una sola fase de bonus, a la que se accedía a través del tercer nivel.

En el modo normal Sonic empezaba con tres vidas, si bien en el menú de opciones estas pueden ser aumentadas. El juego también incluía un modo Time Attack, en el que el tiempo que nos tomara superar un nivel era determinante.

A nivel gráfico, si bien no destacó especialmente, cumplía bastante bien. Algunos sprites se mostraban bastante difuminados en la pantalla de nuestra portátil, pero por lo general ofrecía buen colorido y bastante detalle. Algo criticable en este aspecto es que da la sensación de que los colores escogidos para los niveles, teniendo en cuenta las capacidades de Game Gear en este sentido, tampoco resultaran los más acertados.

En cuanto al sonido, se puede decir que el juego cumple más que dignamente en este sentido. Cuando realmente llegas a adorar un juego, a menudos su música te parece maravillosa independientemente de su calidad real. Con este juego sucede al revés, y es inevitable llevarse una mala impresión independientemente de que tanto las melodías como los efectos sean bastante buenos.

 

 

Un título exclusivo de Game Gear, que pasó sin pena ni gloria y que deterioró un tanto la imagen de Sonic. El juego fue incluido en el Sonic Adventure DX de PC y Gamecube (estando oculto) y en el recopilatorio de Sonic Mega Collection Plus de Xbox y PlayStation 2.

En resumen, la idea era bastante original, sobre todo tratándose de una Game Gear. Pero el resultado final no estuvo a la altura.

No obstante, en su defensa tengo que decir que al rejugarlo después de tantos años creo que se han hecho cosas bastante peores con el propio Sonic, y que no está tan mal como recordaba. Claro que cuando lo jugué en su momento acababa de pagar por él, y eso influye.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Sonic Labyrinth

  1. Pues a mi este juego me gustó, no con locura y es cierto que el scroll era pufff, aun así era entretenidillo. claro está que de Sonic, entonces,siempre esperabas lo mejor.

  2. Es que para mí en aquella época en la que era un crío, equivocarse con un cartucho era comerse el juego con patatas durante bastante tiempo, y este me jodió bastante.

    Aparte de tener el dudoso honor de ser mi primera decepción en un videojuego de Sonic. La primera de muchas peores.

  3. Ains …. SONIC …. La Mascota MAS HYPEADA de la historia …. :-*

    Donde se ponga Mario …. 😆

  4. El scroll. Si hubieran mejorado el scroll…

  5. Me ha hecho ilusión volver a encontrarme con un análisis tuyo del Sonic Albert!
    Había pasado mucho tiempo desde el último.
    Yo este cartucho lo tengo, y reconozco que le tengo apego por tratarse de un Sonic.
    Aunque también es cierto que me da bastante pereza jugar.
    De hecho, ni siquiera llegué a terminarlo.

  6. Es una pena lo del scroll como dice Deka Black aparte de la lentitud. Visto ahora y con una pantallita pequeña tampoco parece tan malo y la portada estaba bastante bien.

  7. Pinchapapa dijo:
    Ains …. SONIC …. La Mascota MAS HYPEADA de la historia …. :-*

    Donde se ponga Mario …. 😆

    falacias….. :zzz

    Buen articulo Albert! la verdad es que como spin-off de la saga no estaba nada mal el cartuchito! 😆

  8. No he probado este juego, pero si tenemos en cuenta que el Sonic 3D Blast ya me pareció mediocre tirando a malo…

  9. Sparky, Sonic 3D Blast de Game Gear es el peor juego de Sonic de la historia… y ya es decir 😡

  10. disorder dijo:
    [quote name=”Pinchapapa”]Ains …. SONIC …. La Mascota MAS HYPEADA de la historia …. :-*

    Donde se ponga Mario …. 😆

    falacias….. :zzz

    Buen articulo Albert! la verdad es que como spin-off de la saga no estaba nada mal el cartuchito! :lol:[/quote]

    Mmmm…. vamos a ver …. Que los primeros SONIC fueron grandes juegos ( luego se han cargado la saga … a base de bien ).

    Pero yo que queréis que os diga, ningún SONIC tiene la PROFUNDIDAD, SECRETOS, HORAS DE DIVERSION que la mayoria de Marios.

    Que si, fue un plataformas innovador, rapido, fresco, colorista, etc… pero a la vez, Alocado, se perdía precisión, control, etc…

    Es mi opinion, claro … 😆

  11. disorder dijo:
    Sparky, Sonic 3D Blast de Game Gear es el peor juego de Sonic de la historia… y ya es decir 😡

    Yo estaba hablando del de Mega Drive, que encima lo tengo original. Menuda dececpción, en serio. El de Game Gear… no sabía ni que existía, pero tampoco me lo quiero ni imaginar.

  12. Sparky dijo:
    [quote name=”disorder”]Sparky, Sonic 3D Blast de Game Gear es el peor juego de Sonic de la historia… y ya es decir 😡

    Yo estaba hablando del de Mega Drive, que encima lo tengo original. Menuda dececpción, en serio. El de Game Gear… no sabía ni que existía, pero tampoco me lo quiero ni imaginar.[/quote]

    me confundi, el de la Game Gear se llama Sonic Blast, es un intento de graficos prerenderizados en 2D con un resultado realmente lamentable, posiblemente el peor Sonic de la historia…
    El Sonic 3D de megadrive me lo compre en su dia por 9.990 pts…recuerdo que cierta revista lo puntuo con un 99… tecnicamente es muy bueno, pero como Sonic no vale pa na! 😆

  13. José Andrés dijo:
    Me ha hecho ilusión volver a encontrarme con un análisis tuyo del Sonic Albert!
    Había pasado mucho tiempo desde el último.
    Yo este cartucho lo tengo, y reconozco que le tengo apego por tratarse de un Sonic.
    Aunque también es cierto que me da bastante pereza jugar.
    De hecho, ni siquiera llegué a terminarlo.

    Gracias José Andrés. La verdad es que se hace realmente pesado de jugar. Ya lo era en su momento, pues ahora ni te digo xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *