Entrevista con Ricard Ibáñez

Tengo el placer de realizar una entrevista a Ricard Ibáñez que está promocionando la venta de “Aquelarre”, el juego de rol. Para los que no lo conozcan voy a hacer una breve sinopsis de su currículum:

Ricard Ibáñez (Barcelona, 1964) es el original seudónimo de Ricard Ibáñez, licenciado en Geografía e Historia y especializado en Antropología, Medievalismo e Historia de América, aunque reconoce haber aprendido más sobre las grandezas y las miserias de la vida en su actual trabajo en el Hospital Clínico de Barcelona.  Aficionado al Rol y a la historia que en 1990 decidió reunir sus dos pasiones en Aquelarre, el juego de rol demoníaco-medieval. También es autor de MILI KK (juego de rol en clave de humor sobre la mili), “Piel de Toro” (suplemento de “La Llamada de Cthulhu” sobre la España de los años 20), “La Balada del Español” (Para “Far West”) y coautor junto con su buen amigo Sergio Jurado de “El Grito” (para EXO). Asimismo fue en su día el responsable de perpetrar la traducción y adaptación del juego de rol francés “In Nomine Satanis-Magna Veritas”.

En octubre de 2002 vio la luz su segundo juego de rol dedicado al gran público: “Las Aventuras del capitán Alatriste”, basado en el popular personaje de Arturo Pérez-Reverte.

En el 2004 se adentró en los terrenos de la novela histórica con “La monja alférez”, a los que volvió en el 2007 con “El oro y el acero” y con la exitosa “Mesnada”. En el 2008 escribió “La última galera del Rey”, su última novela hasta “Mio Sidi”, en la que logra conjugar, al fin, fantasía e historia, sus dos amores literarios…

 

 

Doctor Alban: ¿Me dejo algo Ricard?
Ricard Ibáñez: No, has hecho bien los deberes… Algo más hay en la Wikipedia, pero sería cansino de citar…

 

D.A.: ¿Quienes te han ayudado en el nuevo Aquelarre?
R.I.: Más bien a quiénes he ayudado yo… La tercera edición ha sido redactada por Antonio Polo, que ya era hora que la criatura cogiera nuevos aires. Se arropó del llamado “Equipo A” (A de Aquelarre, no me sean malpensados) formado por Miguel Ángel Ruiz Díaz, José Luis Rodríguez, Pedro García, Christian González, Juan Pablo Fernández, Jordi Calvo, Miguel Bonilla y el que suscribe. Un grupo de lujo para una de las ediciones más mimadas que he visto nunca.

 


D.A.: Vale, vamos al lío. ¿Por qué una nueva edición de Aquelarre?
R.I.: Diez años de la segunda edición, que fue un lavado de cara de la primera, a veinte años vista… Si queremos que Aquelarre siga siendo un juego vivo tiene que crecer con los tiempos… (y darle, más que un lavado de cara, un baño completo, rescribiéndolo de nuevo) ¡y no, no me preguntes si haremos una cuarta edición dentro de diez años, porque ni yo mismo lo sé!

D.A.: ¿Por qué dos portadas diferentes? ¿No sabes que las ansias de coleccionismo hacen que muchos de nosotros al final queramos tener las dos portadas (como las ediciones antiguas del Aquelarre)?
R.I.: La portada del Macho Cabrío de Borja Pintado era nuestra primera opción. Pero su estilo era más goyesco que medieval, y aunque se planteó esa estética, finalmente se optó por darle al libro un aspecto más de códice medieval. Así que se diseñó la segunda portada, recordando un grimorio con adornos andalusíes. Los aficionados se dividieron a la hora de mostrar sus preferencias entre una u otra, así que finalmente se ha optado por una decisión salomónica: ¡Se hacen las dos portadas, y cada cual elige la que desee!

 


D.A.: La editorial que lo va a lanzar es Nosolorol, pero lo ha hecho a través de una forma en la que, aquí en España, no estamos nada acostumbrados a realizar, que es mediante el mecenazgo. Esto me suena a los Medici, pero no tengo ni idea de qué va. ¿Nos lo podrías explicar tú?
R.I.: Es bastante menos Renacentista que eso… Simplemente los “mecenas” adelantan a la editorial el dinero que costará el juego, antes que se publique. Hay ediciones en otros países que se hacen por encargo, solamente con los ejemplares que han encargado los mecenas. Ya te he dicho que esta edición de Aquelarre tiene mucho cariño. Han hecho falta los esfuerzos de muchos para que vea la luz. Tanto por parte de la editorial como de los aficionados. (Lo cual me llena de malsana y pecaminosa satisfacción, por cierto).

D.A.: Recuerdo una “conferencia” tuya en “Las sirenas” en Sevilla, en la que veía lo “gordo” que era la nueva edición de Aquelarre y no me lo podía creer. ¿No se os habrá ido la mano con la extensión del bicho?
R.I.: Manuel Sueiro nos dijo a Antonio Polo y a mí que “el tamaño no importaba”… Creo que ha tenido tiempo de arrepentirse de ello. No, en serio, lo hemos puesto TODO (mentira podrida, aún queríamos poner más) para hacer “la” edición de Aquelarre.

 


D.A.: ¿Qué trae de nuevo esta edición de Aquelarre?
R.I.: Así, de memoria… 44 clases de personajes, más de 200 hechizos divididos en cuatro escuelas de magia, 35 rezos piadosos, maniobras de combate, dos tipos diferentes de creación de Pj… Seguro que me dejo algo… Había que rehacerlo todo, para que todo siguiera igual.

D.A.: Aquello de que se habían filtrado unas imágenes del nuevo Aquelarre a muchos nos sonó hype. ¿Que pasó?
R.I.: Una de las ventajas que tenían los mecenas era ir viendo el producto a medida que se fuera “gestando” desde la parte gráfica hasta la maquetación. El fichero en el que se subieron a la red más de cincuenta ilustraciones no tenía password. Y se filtró. Se habló con el responsable de la web, dejó 12 de las ilustraciones colgadas en su página… y un muy buen sabor de boca a mucha gente.

 


D.A.: El nombre del juego de rol “Aquelarre” hace que alguna gente pueda pensar que es un libro demoníaco en sentido estricto y no un juego de rol. ¿Puede ser?
R.I.: La verdad es que lo elegí por lo sonoro que es. La doble erre (RR) en castellano siempre es impactante. Piensa que en 1989, cuando lo escribí, aquí sólo teníamos elfos comeflores y horrores innombrables en los locos años 20. Quería hacer un juego bestia, realista, fantástico y un punto terrorífico. A partes iguales (bueno, más o menos). Lo del demonio… me preocupa poco.

D.A.: Háblanos sobre los siguientes proyectos, es decir, pantallas, módulos, expansiones…
R.I.: Tras el juego caerán las pantallas, que no podría ser menos. Luego, un suplemento sobre la Asturias mágica, que hace años que vengo prometiendo, y luego un suplemento doble sobre magia pagana. Ahora estamos trabajando ya en la programación del 2012.

 


D.A.: Y ahora algo fuera de Aquelarre. ¿Cuáles son tus siguientes proyectos?
R.I.: Bueno, me gustaría seguir con la narrativa. En concreto, quiero novelizar las campañas emblemáticas de Aquelarre, las de hace 20 años. La primera, Danza Macabra.

D.A.: Bueno, pues no te agobio más. Muchas gracias por concederme esta entrevista.
R.I.: Muchas gracias a ti. Y a todos vosotros.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Entrevista con Ricard Ibáñez

  1. Vaya cafreria… vayan desde aqui mis animos y parabienes a Maese Ricardo de Ibaña (los lectores de Lider sabran el porque del apelativo).

  2. Deka Black, ¿te interesan todos los números de la revista Líder? Ponte en contacto conmigo si es así

  3. Se agradece, pero me temo que no dispongo de espacio en la actualidad. pero literalemente nada de nada.

    Aunque he de reconocer que en su dia disfrute mucho muchascoas de Lider.

  4. Como se agradece entrar a Fasebonus y encontrarse con una entrevista como esta, muy buena Doc.

  5. Deka Black dijo:
    Se agradece, pero me temo que no dispongo de espacio en la actualidad. pero literalemente nada de nada.

    Aunque he de reconocer que en su dia disfrute mucho muchascoas de Lider.

    Si tienes ordenador, tienes donde tenerlo, no sé si me entiendes

  6. gran entrevista Doc

  7. Muchas gracias muchachos!!!

  8. el_vampiro_bronceado

    No dejáis de sorprenderme, muchachos. Mi primer juego de rol y el que me hizo lanzar a rodar mis primeros dados. Gran trabajo.

  9. Juan Rafael Loaiza Alfonso

    Fernando, eres un Crack. Eres como el Julio Iglesias pero con menos pasta 😀 nos vemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *