Puyo Puyo Da!

Uno de los juegos más atípicos dentro de la franqucia Puyo Puyo fue sin duda alguna Puyo Puyo Da!, aparecido en exclusiva para Dreamcast en 1998. El motivo base y principal es que no es un Puyo Puyo al uso, es ni más ni menos que un juego musical al estilo Parappa the Rapper. Si he usado el nombre “Parappa” ha sido solo por citar al más famoso en su estilo, aunque con este juego Compile intentó desmarcarse de la etiqueta señalando un sistema de juego ya utilizando en 1994 frente a Parappa que data de 1998. El sistema es a fin de cuentas una adaptación más del mítico Simo creado por Ralph H. Baer allá por 1978.

 

 

Historia en 8 bits

Puyo Puyo Da! Tiene una coletilla bajo el nombre “featuring Ellena System” y tenemos que remontarnos hasta 1994 en el cuarto Disc Station de Compile para MSX para comprobarlo. Bajo el largo título de “Broadway Densetsu Ellena: The Legend that a girl who wanna get a chance with her DANCE be cool” se esconde un juego en donde nuestra rubia protagonista llamada Ellena recorrerá el mundo imitando los pasos de sus internacionales profesoras a golpe de cursor en pos del sueño de conseguir ese “cool dance” que marca el título. El juego en si era corto, como la inmensa mayoría de los que aparecían en una Disc Magazine y su mecánica muy simple. El profesor realizaba unos movimientos y Ellena debía repetirnos. Cuanto más lejos fuésemos llegando, la secuencia de movimientos era más larga y por tanto más difícil de recordar.

 

 

¡Que empiece el baile!

Dejando atrás la historia y ya centrados en el juego actual, lo primero que tenemos que elegir ese el nivel de dificultad. Esto lo hacemos seleccionando al personaje que controlaremos, por ejemplo Arle o Ellena son sencillos mientras que Satan es difícil y por tanto la secuencia de pulsaciones más rápida y compleja. Una vez seleccionado el personaje, se nos permite elegir tres niveles de juego, desde el más sencillo con tan sólo tres fases, al medio con cinco o al difícil en dónde deberemos derrotar a todos los enemigos.

 

 

Seleccionemos lo que seleccionemos, el orden de los enemigos será siempre el mismo: Arle, Tara, Ellena, Mino, Satan… lo que cambian son obviamente, las secuencias de pulsaciones. Dichas secuencias aparecen abajo, en forma de dos barras idénticas. La primera para la máquina y la segunda, la nuestra. Un cursor irá recorriendo alternativamente las barras empezando siempre por la del contrincante; según lo bueno que sea “pulsando” los botones, sobre nuestra cabeza aparecerán los temidos puyo. En nuestro turno, trataremos de hacer las cosas igual o mejor que nuestro bailongo enemigo. Depende de cómo se nos dé, restaremos puyos de nuestra cabeza e incluso se los pasaremos a la suya. Cuando la canción se termina, al que le caen los puyos, pierde. Cuantos más puyos caigan al rival más puntos… Obviamente si al rival no le caen, mal asunto, eso es que te caen a ti con el consiguiente Game Over.

 

 

OST

Decir que Puyo Puyo Da! tiene la mejor banda sonora dentro de este género es quedarse corto. Obviamente es un gusto personal, pero cuando apagas la consola y tardas días en quitarte las tonadillas de la cabeza, es señal inequívoca de un trabajo bien realizado. Un total de casi 12 temas amenizarán las partidas desde el clásico “I miss You” hasta pegadizas canciones como “I sing”. Y lo mejor de todo, es que el sonido de las pulsaciones in-game amenizan todavía más si cabe la banda sonora.

 

 

El por qué Compile no rescató todo el plantel de personajes del Disc Station original en lugar de utilizar los protagonistas de su título estrella es algo extraño. Quizás ya vieran venir la crisis que dos años más tarde le llevó a la bancarrota y quiso dejarnos esta maravilla para ser recordada generación tras generación. Un imprescindible de la Dreamcast y sin duda alguna una de esas joyas que la consola nos regaló, aunque tuvimos que irnos al Japón a buscarlo.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Puyo Puyo Da!

  1. Menudas perlitas nos dejó el estupendo catálogo de Dreamcast. Si aquí en Europa tenía titulazos, nos vamos a los juegos japoneses y es ya brutal.

    Este concretamente no lo he probado, pero en unos días prometo hacerlo x)

    ¡Viva la blanquita!

  2. Que juego más peculiar. Si me dicen que es un, por ejemplo: “Super deformed Dance Battle”, me locreo, porque de Puyo puyo poco tiene aparte d elos Puyos, vamos

  3. Conozco los Puyo-Puyo pero este concretamente no lo he probado. Me interesa mucho saber de juegos japoneses de Dreamcast porque me he perdido un montón.

  4. Este juego no lo han rescatado para DS o similares? Me suena bastante haberlo visto.

  5. Me acuerdo de este juego y era la caña. Lo conocí gracias a uno de esos discos que siempre te deja alguien para Dreamcast y que iniciaban automaticamente pero que conste que lo busqué original para comprarlo.

  6. lo probaré la próxima vez que conecte la blanquita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *