Retrorol: La Llamada de Cthulhu

Corría el año 1992 cuando “cayó” en mis manos el juego de rol de “La llamada de Cthulhu”. Lo comercializaba JOC internacional y la traducción era de Jordi Zamarreño.

Una pregunta fundamental… ¿Cómo demonios se pronuncia Cthulhu? Para responder a esto, prácticamente no hay consenso. Yo he escuchado desde Chalú, Cutulú, Catúlu, Túlu (como lo pronunciaban en el videojuego “El prisionero del hielo”). En fin, que para gustos…

Todos los jugadores de rol le tenemos un cariño visceral al primer juego con el que perdimos la “virginidad” en lo que al rol se refiere, y para mi fue con “La llamada de Cthulhu” (a partir de ahora y hasta el final del artículo LLDC), además de encontrarte con gente que aún sin ser su primer juego de rol, siempre han encontrado en LLDC un juego “entrañable”.

 

 

Pero, ¿qué tiene este juego que desde que salió (en 1988 en España) aún sigue vigente (con partidas en muchos clubes de rol y simulación)?

Empecemos por el principio.

LLDC es el título de un libro de HP Lovecraft, escritor norteamericano de relatos y cuentos de terror ambientado en los años 20. Creó una mitología propia, que ha sido llamada “Mitos de Cthulhu”, definido como terror cósmico materialista, en contraposición con el terror sobrenatural (de fantasmas, vampiros, brujas, etc). La mitología es muy extensa y sería algo tedioso el explicarla en profundidad junto con su teogonía.

Bien, vayamos al juego en sí.

 

 

El juego se basa en tirada de percentiles (tanto por ciento), por lo que era necesario un dado de 100 caras, o dos dados de 10 (2D10 a partir de ahora). Los dados de 100 caras los ví una vez en una tienda, pero parecieron muy caros, sobre todo porque con 2D10 conseguías el mismo resultado y mucho más barato.

La forma de saber si conseguías o no una tirada era cotejar el resultado de los 2D10 con la habilidad correspondiente. Si sacabas menos, habías conseguido un éxito. Si no, un fracaso.

 

 

Así, Harvey Walters, decide cantarle a la señorita Lynn Lonegan una canción de amor para, de esta manera, que le de paso franco a la biblioteca ocultista de su difunto tío. Tira los 2D10 y saca un 37. Harvey tiene el básico (5%) ya que en la creación de personaje no creía que fuera importante el cantar. ¿El resultado? Harvey comienza a bramar como si se tratara de un ciervo en época de berrea. La señorita Lynn, sin perder los modales, le lanza una sarten al señor Harvey con éxito: tenía 57% en lanzar y el guardián sacó un 19. Harvey se pasa varios minutos inconsciente en la acera hasta que vuelve en sí y supone que será mejor intentar entrar en la biblioteca de otra manera.

Como habéis leído, el master de LLDC no se llama como tal, si no guardián de los arcanos, o para abreviar, guardián.

Otra peculiaridad de LLDC es que no solo podías morir por daño físico sufrido; también podías “morir” al volverte loco. De hecho, en el libro hay un extenso apartado llamado “locura”, y no es algo accesorio, si no muy importante porque, mientrás más sepan tus personajes sobre los mitos, menos cordura les quedará, de tal manera que mientras más juegues con un mismo personaje diferentes módulos, más posibilidades hay de que tengas que abandonarlo por que se quede más loco que una regadera.

Normalmente, el guardián es quién tiene que “trabajar” más en leer. Sobre todo si en la vida has escuchado quién demonios es el tal Lovecraft y por supuesto no tienes ni idea de que son los mitos (como me pasó a mí). El caso es que después de leer la sección el libro para el guardián (con todos o casi todos los seres de los mitos), normalmente te haces con uno, dos o más libros de Lovecraft para intentar “captar” la atmósfera que quieres darle a las partidas. Al final terminas con casi toda la bibliografía completa de Lovecraft y algunos libros “apócrifos” de los mitos, como el Necronomicón y similares.

 

 

Bien, el guardían ya se ha empapado de literatura de Lovecraft hasta las orejas, ha leído y releído la sección del guardián del libro, ha conseguido convencer a unos amigos para jugar “a eso del rol”, e incluso les fotocopia algún relato corto de Lovecraft para que sepan dónde se están metiendo. “El sábado jugamos”.

Te preparas el escenario introductorio (“La casa encantada”) y al lío.

 

 

Empiezas a olerte que tus amigos no han “hecho los deberes” cuando en mitad de la investigación a uno se le ocurre que sería una buena idea ir a una iglesia a coger agua bendita y crucifijos. En este momento creía que se me venía el mundo encima. Los jugadores se creían que iban a matar al conde drácula. En fin, pobrecitos ellos. El señor Corbitt empieza a hacer picadillo a los jugadores, por lo que se ganó el sobrenombre de Corbitt Moulinex. Al final consiguieron solventar la investigación y prometieron (bajo pena de muerte de los pocos personajes que sobrevivieron) que el siguiente módulo iban a leer algo sobre los mitos.

Batallitas aparte, hay una gran cantidad de material que Joc internacional sacó para LLDC:

* Fragmentos de Terror. Una ayuda para el guardián y algunos módulos (muy difíciles).
* El manicomio. Varios módulos sin conexión entre sí para poder jugarla cuando quieras.
* Solo contra el Wendigo. Para jugar tú solo. Una especie de “escoge tu aventura” pero usando las reglas del juego de rol.
* El terror que vino de las estrellas. Un par de módulos y una ayuda llamada “Manual de campaña de la Sociedad Theron Marks”. Además de ser útil, puedes leerlo y pasártelo bien con algunas frases que aparecen en el manual.
* El guardián de los Arcanos. La pantalla y un módulo ambientada en las islas canarias (Maldición milenaria)
* Los hongos de Yuggoth. Campaña larga. Un poco ambigua las conexiones entre escenarios, pero jugable.
* La maldición de los Cthonians. Cuatro aventuras independientes.
* Las sombras de Yog-Sothoth. Campaña y dos módulos independientes.
* Solo contra la oscuridad. Para jugar solo o solo dos (un guardián y un jugador). Para mi gusto, de lo mejorcito que se hizo para LLDC.
* El rastro de Tsathogghua. Una mini-campaña de dos aventuras y una aventura independiente.
* Cristal de Bohemia. Módulos ganadores del concurso que realizó JOC. Lo componen dos módulos: cristal de bohemia (que le da título a la publicación) y Es gorg blau.
* Las Tierras del Sueño. Nos trasladamos a un mundo totalmente diferente al nuestro, pero que está en nuestros sueños. Aplicable a prácticamente cualquier módulo.
* La semilla de Azathoth. Campaña intensa y complicada.
* Las máscaras de Nyarlathotep. Campaña. Excelente.
* Los primigenios. Seis aventuras seis para ser jugadas de forma independiente o en conjunto como campaña.
* Secretos de Arkham. Una detallada descripción de la ciudad de Arkham: calles, barrios, personajes importantes, geografía, etc. Muchísimas ideas para aventuras y 4 aventuras preparadas. Además trae un plano enorme de la ciudad.
* Terror Austral. Información sobre creencias de los aborígenes australianos y posibles nexos de unión con el libro “Las tierras del sueño”, además de 3 escenarios listos para jugar… Eso sí, en Australia
* La piel de toro. Información sobre España en los años 20 y 30 para jugar a LLDC. Además incluye 3 aventuras preparadas en diferentes ciudades españolas.

Prácticamente todo lo editado por JOC está descatalogado. Menos mal que La factoría de ideas, sacó una reedición del juego. Así no solo los que tenemos unos cuantos añitos a las espaldas podemos “recordarlo”, si no también las nuevas generaciones.

 

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Retrorol: La Llamada de Cthulhu

  1. Muy interesante Dr. Alban, ojalá puedas rellenar el punto rolero que todavía nos falta.

    Y sobre todo, ¡bienvenido a la familia fasebonusera!

  2. Que recuerdos de este juego.Auque soyás de Runequest. ¡Vivan los patos, caramba!

  3. Muchas gracias por la bienvenida. Por cierto, me he puesto en comunicación con Jordi Zamarreño y me ha dicho que Edge va a sacar la quinta edición del juego y todos los módulos que él tradujo. Una gran noticia, desde luego

  4. Un gran juego de Rol. En mis tiempos solo jugábamos a D&D Básico y éste. Que junto a El Señor de los Anillos era lo único que estaba traducido. De los tres el Kutuhuluju (como le llamábamos en plan jocoso a falta como dices de consenso) sin duda era el más divertido.

  5. Cuantos recuerdos me han venido a la mente leyendo el artículo… Muy bueno!

  6. ¡Menuda joya de juego!

    La cantidad de horas maravillosas que he pasado gracias a él con mis amigos. Es, sin duda alguna, el juego de rol al que más cariño le tengo. El sistema de Chaosium siempre me pareció fabuloso, práctico y fácil de entender.

    Un detalle que me gusta y no comentas es que es uno de los juegos de rol con más alta mortandad. Que tu personaje resista varias campañas o partidas es difícil, al contrario que muchos otros juegos de rol, lo que obliga a no “hacer el idiota”, tomártelo en serio y tener un miedo real a lo que pueda haber tras una simple puerta.

    Fantástico de principio a fin. ¡Gracias por el artículo!

  7. tonichigua dijo:

    Un detalle que me gusta y no comentas es que es uno de los juegos de rol con más alta mortandad. Que tu personaje resista varias campañas o partidas es difícil, al contrario que muchos otros juegos de rol, lo que obliga a no “hacer el idiota”, tomártelo en serio y tener un miedo real a lo que pueda haber tras una simple puerta.

    Es que no quiero meterles miedo a las nuevas generaciones. 😛

    Un saludete

  8. Bienvenido a Fasebonus Doctor.

  9. Muy buen repaso al CoC. Entrada sólo eclipsada por la estupenda noticia de que EDGE se haya animado a reeditarlo.

  10. Bienvenido Doctor Alban!!
    Nunca he jugado una partida de rol (una vez estuve a punto de jugar a uno de guerra de soldados contra perros mutantes o algo asi)
    Pero si que hay un libro que tengo en casa (debido a mi aficcion a Lovecraft) y es este que comentas. La verdad que no esperaba encontrarlo en esta pagina, así que me ha hecho mucha ilusión leer tu artículo. Recuerdo que me hizo mucha gracia la primera vez que le eche un ojo a ese libro y ver el preambulo de Sandy Petersen que se despedía con: “Nos vemos en el manicomio”

  11. altamair dijo:

    Nunca he jugado una partida de rol (una vez estuve a punto de jugar a uno de guerra de soldados contra perros mutantes o algo asi)

    Virguen santa… Quiero saber qué juego de rol o módulo es ese!!!

  12. Muy buenas Dr Alban, bienvenido por estos lares :). Muy buen artículo, me ha picado la curiosidad por el juego, deberíamos intentar montar un día algo para jugar a juegos de rol.

  13. nuvalo dijo:
    Muy buenas Dr Alban, bienvenido por estos lares :). Muy buen artículo, me ha picado la curiosidad por el juego, deberíamos intentar montar un día algo para jugar a juegos de rol.

    Je, pues si estás en Almería, o en verano en Sevilla, o en las TDN, quedamos y echamos alguna partidita

  14. Juegue algunas partidas en su tiempo, cuando aun iba al insti 😀

    Por aquel entonces las historias de Lovercraft, a las que me introdujo un amigo, me parecían una forma de terror muy especial; y lo de morir “por locura”, es algo original aun hoy en dia.

  15. Bienvenido Doctor Alban!!!
    Pero que buena manera de estrenarse!!
    Yo aqui tengo mi libro,un poco cascado,todo tengo que decirlo.
    Entre este y el Paranoia Complex,cuantas tardes me he pegado con los colegas.
    Tambien tengo aqui la expansion “El
    rastro de Tsathogghua”,tengo que sacar foticos para la coleccion.
    Un saludo chumachos!!

  16. Buenas Doctor Alban. Ya veo que me ha salido un relevo para hacer articulos de rol en la pagina.

    Yo también empece a jugar a “La Llamada” hace casi 20 años y tengo muy buenos recuerdos. Aunque he de decir que aun practico y de vez en cuando desempolvo el manual de la Factoria.

    Solo añadir que a la Llamada de Cthulhu se podia jugar en entornos modernos y Victorianos con el manual de la 5ª edición. No solo eso, sino que llegaron a publicar el Cthulhu Edad Oscura, un suplemento del medievo.

  17. Doctor Alban dijo:
    [quote name=”nuvalo”]Muy buenas Dr Alban, bienvenido por estos lares :). Muy buen artículo, me ha picado la curiosidad por el juego, deberíamos intentar montar un día algo para jugar a juegos de rol.

    Je, pues si estás en Almería, o en verano en Sevilla, o en las TDN, quedamos y echamos alguna partidita[/quote]
    Por mi parte me queda lejos :P, si un día vienes a madrid aquí nos tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *