Samurai Spirits 2 (Neo Geo)

No hace mucho comentábamos la primera entrega de esta franquicia creada por la compañía SNK, tanto para su placa arcade como para su consola doméstica Neo Geo / Neo Geo CD.

 

 

Samurai Spirits, o más bien conocido como Samurai Shodown en nuestras tierras y en territorio yanqui, logró hacerse un hueco entre la saturada oferta de juegos de lucha de uno contra uno que existía en el mercado. Tan buena fue la acogida, que no se hicieron esperar las conversiones para la mayoría de sistemas domésticos, siendo las más relevantes las versiones para las consolas de 16 bits del momento. Aunque el juego llegó incluso a tener una versión para la mismísima 3DO de Panasonic.

 

 

Por todos es sabido que la compañía nipona era muy dada a explotar hasta el límite sus sagas, máxime cuando éstas habían reportado buenas críticas y un nivel aceptable de ventas. Así que un año después del lanzamiento de la primera parte, allá por el año 1994, vio la luz Samurai Spirits/Shodown 2. El cartucho poseía la brutal cifra de 202 megabits, algo que como era habitual se nos dejaba bien claro en la propia portada del juego. Hay que decir que ello supone casi un 100% de aumento respecto a la primera parte, por lo que las mejoras a nivel técnico son más que palpables, sobre todo gráficamente.

 

 

El número de luchadores se vio incrementado hasta un total de 15, pero lo que más llamaba la atención, como hemos comentado, fue el acabado gráfico y algunos añadidos jugables.

Si el primer Samurai Spirits rallaba a un nivel sobresaliente, la segunda parte potenció al máximo los gráficos. Todo resulta más detallado, con escenarios increíbles y un uso exquisito de la paleta de colores. SNK conocía perfectamente lo que su placa era capaz de hacer y la llevaba hasta el extremo. Los zooms tan característicos del primer Samurai Shodown permanecían presentes en esta entrega, dando lugar a combates espectaculares, tanto por el tamaño y las animaciones de los personajes como por los excelentes decorados, llenos de detalles.

Muchos escenarios conocidos de la primera entrega habían recibido un enorme lavado de cara que los hacía prácticamente irreconocibles. Además, las nuevas localizaciones destilaban buen gusto por los cuatro costados.

 

 

En cuanto al sonido poco hay que decir que no se sepa. Tanto la música como las voces consiguen transmitir una perfecta ambientación “a la japonesa”, con melodías muy pausadas en su mayoría, pero que en absoluto llegan a desentonar. Las voces de los personajes en perfecta habla japonesa, consiguen potenciar esa esencia nipona de la que hace gala el título en cada momento. Para concluir, los efectos de sonido siguen siendo impresionantes: golpes, espadazos… suenan contundentes en todo momento. Lo dicho, una auténtica gozada.

Y no podemos olvidar las novedades en el aspecto jugable que introdujo esta segunda parte.

 

 

A los ya dinámicos combates hay que añadir nuevos movimientos que hacían la experiencia mucho más atractiva y, por así decirlo, más frenética.

Como era de esperar, todos los luchadores gozan de un abanico más amplio de movimientos y pueden realizar otras acciones no presentes en la primera parte. Como novedades destacaría la posibilidad de realizar un salto hacia el contrincante o hacia atrás con una simple secuencia de la palanca de control.

Además podemos esquivar los proyectiles de nuestro adversario mediante un movimiento que permitirá que nuestro personaje se postre en el suelo para conseguir tal efecto.

Y otra novedad importante es la posibilidad de utilizar la barra de poder para asestar un golpe demoledor al oponente.

Son pequeños detalles que, si bien, a priori, no parecen nada del otro mundo, hay que aclarar que muchas segundas entregas de juegos de lucha de la época ya hubieran querido integrar en su oferta tanto cambio de control y movimientos.

 

 

Otro detalle a destacar es la total ausencia de fases de bonus. Algo que particularmente, en la opinión de un servidor, se podía haber incluido perfectamente, con retos más variados que en el primer juego.

Y como más que añadir. Un juego de lucha totalmente recomendado, que supera en todos los aspectos a su primera parte y que mantiene con el paso de los años ese espíritu de juego de calidad que arrasaba en los salones recreativos. Recomiendo encarecidamente jugarlo en un sistema Neo Geo AES original con un control Old Style.

 

Share

Acerca de David Murcia

https://soundcloud.com/david-alt-sanchez
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Samurai Spirits 2 (Neo Geo)

  1. 202 megas que ocupaba el cartucho!!No me extraña que sea tan brutal a nivel grafico y de sonido.
    Y si,unas fases de bonus de vez en cuando no hacen mal,de hecho si se plantean bien,puen ser muy grandes (como las de Art Of Fighting 2)
    Genial David,como siempre!!!
    Un saludo chumachos!!!

  2. Lo que me sorprendió a mi ensu dia fue saber enquienestaba basado Amakusa, el villano d ela primera parte, mirad…

    http://en.wikipedia.org/wiki/Amakusa_Shir%C5%8D

    La que lio el cabron…

  3. Más de 200 megas pero aprovechando hasta el último, que en aquella época se presumía mucho de la memoria como con el SSF2 de Megadrive y luego…

  4. Juegazos sin duda!!! soy fan de esta saga de lucha, mi favorita junto a Super Street fighter 2

  5. Yo lo conozco de haberlo visto en recreativos aunque creo que sólo jugué una o dos veces. El que triunfaba siempre era el Street Fighter por tiempo que tuviese, supongo que por el boca a boca.

  6. En esta saga los juegos eran un espectáculo visual, pero para mi gusto, la jugabilidad era un poco regulera. Combates muy defensivos y estratégicos, cuando a mí lo que me va es un estilo más agresivo, a lo King of Fighters del 96 en adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *