Golden Axe Warrior (Master System)

Golden Axe Warrior es para muchas personas uno de los títulos más repudiados de esta franquicia de SEGA. Vio la luz en Master System en el año 1991, y no es precisamente el videojuego de la saga más ni mejor recordado. Estas críticas vienen dadas fundamentalmente por dos motivos. En primer lugar, como Golden Axe, este juego se aleja totalmente y de manera radical de la propuesta original, dando un giro de 360º para presentarse como un RPG. Y como juego de rol, es considerado por muchas personas como una simple copia del primer y sagrado The Legend of Zelda.

  Normalmente, para opinar acerca de un videojuego aparecido hace tantos años es importante haber podido disfrutar del mismo en su momento. Esta suele ser la máxima garantía de que, al conocerlo en su época, podamos tener una visión muy clara de lo que supuso en aquel momento y de lo que era capaz de ofrecer respecto a otros títulos. Pero tal vez haya juegos para los que sea preferible ser contemplados años después, y puede que Golden Axe Warrior sea uno de ellos. Tuve una Master System II en su momento, pero aunque conocía la existencia de este juego, jamás lo probé hasta hace algunos días. Bien, ya no somos niños, e independientemente de los gustos y las preferencias de cada uno de nosotros, que principalmente vamos formando a partir de nuestros propios recuerdos y experiencias, creo que al echar la vista hacia atrás después de tanto tiempo podemos valorar de una manera más objetiva (para bien o para mal) obras tan olvidadas como esta.

El primer Zelda, el de N.E.S., fue uno de los videojuegos que más me marcó. No sólo supuso para mí la toma de contacto con el género de los RPG, sino que aquel cartucho dorado terminó siendo, junto al Super Mario Bros. 3, el que más tiempo pasó insertado en la consola. Precisamente una de las principales críticas que ha recibido Golden Axe Warrior es que se trata de un triste clon o un plagio de aquel Zelda, aparecido cuatro años antes. Pongámonos en situación. Somos usuarios de Master System, y conocemos el nombre de Golden Axe teniendo como referencia el arcade o la conversión de Mega Drive, por lo que adquirimos este cartucho para nuestra consola esperando poder disfrutar de una experiencia similar. Sin embargo, nada más probarlo, nos damos cuenta de que el juego no tiene absolutamente nada que ver ni con la máquina recreativa ni con ninguna de las versiones de 8 o 16 bits. No señor, se trata de un RPG, y para postre, del reducido número de usuarios capaces de valorar o conocer de antemano este género en aquellos tiempos, la mitad lo comparan directamente con The Legend of Zelda y lo tacharán de ser una mera copia a los diez segundos de juego.

  Sin duda, estos factores no resultaron ser un caldo de cultivo apropiado para traerle una buena publicidad al juego. Las consecuencias ya las conocemos. Golden Axe Warrior pasó sin pena ni gloria por el catálogo de Master System, y en la actualidad suele ser recordado habitualmente seguido de coletillas tales como “pero ese no tenía nada que ver” o “ese no cuenta”. Creo que este Golden Axe recibió, si cabe, más mala prensa que el Golden Axe: The Duel para Sega Saturn, otro intento fallido por parte de SEGA de llevar la franquicia a otros géneros. Los juegos de Golden Axe siempre me han resultado muy entretenidos y a día de hoy me siguen trayendo muy buenos recuerdos. Es por ello que he intentado probar casi todas las versiones y juegos de la franquicia en general, incluso alguno que otro infumable. Este título es uno de los pocos que tenía pendiente, y que tal vez había ido apartando tanto por tratarse de un RPG (que quieras que no, y aunque me encante el género, siempre requieren de más tiempo y dedicación) como por la fama que le rodea.

  Llevo varios días jugando a Golden Axe Warrior, y si he aguantado tanto es porque no me está pareciendo tan malo como lo suelen pintar… Sí que es cierto que el juego recuerda mucho al primer Zelda, tanto en su planteamiento como en los detalles más simples. Recuerda muchísimo. Aquí no tenemos piezas del Triforce. En su lugar, tendremos nueve cristales mágicos que el condenado Death Adder ha escondido en diferentes mazmorras. Nuestro héroe, cuyo nombre dependerá de cómo hayamos decidido bautizarle al comenzar la aventura, deberá reunir dichos cristales de poder y apoderarse de la golden axe. Tanto en su propuesta como en la mecánica de juego, así como en los detalles más simples o en la propia jugabilidad, más que recordar al Zelda original, es clavado. Pero como comentaba antes, ya no somos niños, y aunque seguramente muchos de nosotros defendíamos a capa y espada juegos en concreto, no debemos perder la oportunidad de disfrutar de Golden Axe Warrior por no contar con la originalidad que en su momento nos trajo Miyamoto.

El juego se ha inspirado en la primera aventura de Link hasta tal punto, que uno siente ganas de comparar algunos sprites de ambos títulos para comparar si no son iguales. Por supuesto Golden Axe Warrior nos trae algunas mejoras y novedades con respecto al cartucho de Nintendo, algo lógico si tenemos en cuenta el tiempo transcurrido y algunas de las características de la Master System. Por ejemplo, las transiciones de una pantalla a otra resultan muy fluidas (algo que notaremos mucho quiénes le hayamos echado sus buenas horas al Zelda). A nivel gráfico, el juego resulta más detallista, variado y colorido. Como comentaba, muchos de los sprites parecen sacados directamente del título de Shigeru Miyamoto y casi todos los aspectos del juego nos recordarán al mismo, incluso en los detalles más simples. Sin embargo, los escenarios tienen bastante más variedad, tendremos pequeños poblados con PNJs, algunos de los cuales nos darán una limosna, mientras que otros estarán escondidos esperando para robarnos…

  En cuanto al sonido, para mí gusto sí que queda a la altura del betún si entramos en comparaciones. Los efectos cumplen, pero las melodías no están a la altura de las de Zelda, ni siquiera el tema principal de introducción. Es más, algunas de ellas pueden terminar resultando un poco repetitivas. A medida que avancemos podremos ir recogiendo un amplio surtido de ítems y hacer uso de las clásicas pociones, tanto para lanzar hechizos de curación como de ataque. Cuando jugué al Zelda por primera vez, recuerdo que no tardé en fotocopiar el incompleto mapa que venía con el juego para ir rellenando las zonas en blanco y anotando todos los secretos que iba descubriendo. Fue algo muy especial para mí, algo que no había hecho jamás con ningún otro juego. Por lo que he podido ver, Golden Axe Warrior también guarda un buen número de secretos, aunque son muy poco variados en comparación con los del Zelda. En cuanto a las mazmorras, presentan menos dificultad, no siendo así en el caso de las batallas contra los monstruos finales que nos encontraremos al final de cada una de ellas. En cualquier caso, cada uno tiene un patrón concreto, y una vez lo observemos no tendremos mayor problema en liquidarlos, especialmente utilizando si utilizamos los poderes mágicos de tierra, rayo y fuego en momentos puntuales. Los pequeños puzles y pruebas que nos propone el juego también resultan bastante sencillos.

En la aventura encontraremos un buen número de comerciantes, a quiénes podremos comprar equipamiento a través de un menú bastante cuidadoso. Todos estos detalles debemos valorarlos colocándonos en la perspectiva de aquella época y teniendo en cuenta lo que ofrecían los RPG por aquel entonces. Después de dedicarle sus buenos momentos (y los que aún planeo dedicarle), tengo que decir que me apena mucho no haber podido conocer este título en su momento. Aunque me lluevan críticas por lo que voy a decir, para mí no sólo es un juegazo, sino que es uno de los mejores títulos del catálogo de Master System. Y no he probado pocos precisamente, creedme. Es inevitable compararlo con The Legend of Zelda en todos los sentidos, y si bien se hace más ligero y menos rejugable que éste, no creo ni mucho menos que merezca la mala fama que tiene. Si os gusta Zelda y no os supone una ofensa el parecido, podéis disfrutar mucho de Golden Axe Warrior. Por otro lado, tal vez el propio nombre de Golden Axe ahogó al propio juego. Es posible que de haberse llamado de otra manera no hubiese ido cosechando ese sentimiento de decepción en muchos usuarios, y quizás, ahora mismo sería recordado de una manera bien distinta.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Golden Axe Warrior (Master System)

  1. Este juego está como desbloqueable en el Mega Drive Ultimate Collection de 360 (tienes que hacer algo en uno de los tres Golden Axe de Mega Drive, no recuerdo qué). Voy a tener que emplearme a fondo, ya que tu artículo ha hecho que le tenga más ganas.

  2. Gran articulo Albert! Como dice Sparky, el juego aparece en la recopilacion de 360, hay que usar la magia hasta en 10 ocasiones en el maltrecho Golden Axe 3 para desbloquearlo.
    Yo a este juego no lo e jugado apenas, el que si que tengo original es el “Ax Battler a legend of Golden Axe” de Game Gear, que segun tengo entendido, es un juego totalmente diferente 😆

  3. Creo que ahora, con la distancia en el tiempo, te ha amarrado el factor nostalgia de este tipo de juegos y quizás (solo quizás), es lo que te ha hecho tener una mejor impresión de este juego, que en su día, como bien dices, todo el mundo se indignó por su falta de originalidad, y bueno, a mi es que me parecía muy pero que muy justito en todo.

    Un saludete.

  4. Yo este juego si lo tuve en su momento. Tras haber invertido horas y horas en el Golden Axe de Master System, vi este Golden Axe Warrior en un catálogo, y solo la portada (como en tantas otras ocasiones) bastó para decanterme por el. Recuerso que me llegó en forma de regalo (no se si cumpleaños o navidad), y las palabra “Role-Playing” en su portada ya me dio mal rollo, cuando lo puse me llevé una de las mayores decepciones de mi vida como jugador. Afortunadamente de aquella en El Corte Inglés se podían devolver los juegos “si no te gustaban” y pude cambiarlo por otro.
    Aunque evidentemente la culpa fue mía por no informarme de lo que iba a comprar, el usar el nombre de Golden Axe (aunque fuese con buena intención) por parte de Sega, fue lo que le pasó factura a este juego. Por mi parte desde entonces siempre he huido un poco de todo lo que tenga que ver con RPG.

  5. Ostras Pedrín, no sabía que estaba en el Mega Drive Collection. Voy a ver si lo desbloqueo, aunque tenga que empezar de cero.

    Altamair, qué putada que tuvieses ocasión de disfrutarlo y no lo hicieras. Ojalá hubiese comprado este juego de pequeño, igual habría soltado pestes de él, pero gustándome el Zelda no lo creo.

  6. Qué casualidad, yo lo he completado hace muy poquito.Me ha resultado un título bastante entretenido que me hubiese gustado jugar en su época, aunque es verdad que no puedes sacarte el Zelda de la cabeza mientras lo estás jugando.
    Lo que sí le veo aparte de lo que has comentado es que la jugabilidad se resiente un poco debido a que el Control Pad de Master System sólo tiene 2 botones.Tuvieron que decidir entre poner el menú de items en el botón de pausa y obligarte a levantarte cada vez que quisieses usar uno nuevo, o bien ponerlo en uno de los 2 botones del mando. Optaron por ésto último (que me parece la mejor opción de las 2), pero ésto hace que sólo puedas tener un arma/objeto a la vez, lo que te obliga en algunos casos a tener que cambiar de objeto continuamente y se hace un poco coñazo. Tal vez hubiese sido mejor habilitar el menú al pulsar los 2 botones del mando a la vez por ejemplo como para hacer la patada en salto en Double Dragon.

    Y sobre las batallas contra los jefes la verdad es que muchos tienen el “truco” de que si te quedas justo en la puerta por la que entras puedes zumbarle al jefe sin que él pueda llegar a tocarte 😆 .

  7. Este Golden Axe tan peculiar también lo sacaron con otra portada para la portátil Game Gear, no? O me estoy meando fuera de tiesto?

  8. No, el de la Game Gear es otro diferente. Y este para master System a mi me gusta, la verdad. Entretiene, que no es poco.

  9. Este fue uno de esos títulos a los que no presté ni la más mínima atención en su momento por el hecho de ser un tipo de juego diferente al arcade. Pero vamos, me lo has vendido (y todavía sigues haciéndolo cuando hablamos) muy bien.
    Genial Albert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *