Master of Magic

Uno de los géneros que más me gustaron cuando empecé a jugar a los juegos de PC fue el de la estrategia. Más concretamente, los juegos de estrategia por turnos (estoy hablando de una época, a principios de los 90 donde los juegos de estrategia en tiempo real solo estaban representados por el Dune 2: Battle for Arrakis). Siendo el máximo exponente del género el Civilization de Microprose, un juego que de entrada era complejo y completísimo

Microprose ante el éxito del Civilization publicó otros juegos con las mismas bases de explorar, desarrollar y conquistar. Uno de ellos fue el Master of Orion (que ha tenido 3 entregas, aunque la segunda entrega es, en mi opinión el mejor juego de estrategia espacial jamás publicado) y otro un relativo desconocido, el Master of Magic. Juego que debido a las características únicas que tiene se merece un rinconcito en este lugar de lo retro.

En Master of Magic, en lugar de encarnar a una civilización o a una raza estelar, encarnamos a un archimago que, gobernando a una raza de fantasía, ha de hacerse con la dominación del mundo o a base de la investigación arcana conseguir el Hechizo de la Maestría.

 

 

Fundamentalmente el Master of Magic era un “clon” del primer Civilization adaptado para jugarlo en un mundo de fantasía. Y de hecho las adaptaciones incorporaban muchas cosas que luego se vieron en el Master of Orion 2. Empezamos pudiendo elegir entre una lista de unos 20 hechiceros pregenerados, cada uno con su magia y sus ventajas. Habréis notado que he dicho “pregenerados” porque en realidad podíamos diseñarnos nuestro propio hechicero, escogiendo el tipo de magia que podría utilizar (hay 5) y escoger ventajas y desventajas de nuestro maestro de lo arcano.

Las magias que podíamos utilizar eran 5, las cuales eran muy distintas entre sí y algunas excluyentes (no podías usar magia blanca y negra a la vez). Pudiendo asignar puntos a cada una de las magias o, si nos sobraban puntos, en las ventajas.

* Magia Blanca: magia del bien, la sanación y la protección. Con esto podemos proteger a nuestros ejércitos o invocar criaturas como ángeles.
* Magia Azul: magia del ilusionismo, del aire del agua, y de lo que afecta a la propia magia. Con esto podemos contrarrestar magia o invocar Elementales.
* Magia verde: magia de las cosas naturales, del crecimiento y la regeneración. Con esta magia podemos regenerar a nuestras unidades o invocar criaturas feericas.
* Magia roja: Magia del Caos y la destrucción. Cubre todo tipo de ataques, rayos, bolas de fuego, transformaciones caóticas de unidades o incluso crear volcanes o provocar el fin del mundo.
* Magia negra: La magia de los muertos. Con esta magia puedes drenar vida, crear muertos vivientes y otras cosillas propias de un buen señor del mal.

 

 

Si os ha parecido que eran las magias del juego de cartas Magic the Gathering… la verdad, a todos los que jugamos nos lo pareció (y eso que Magic era una novedad en aquella época, así os podéis imaginar el tirón que tuvo).

Además de la magia debemos seleccionar una raza que controlaremos en un principio, cubriendo humanos, elfos, enanos, goblins, orcos, hombres bestia… por si las razas normales nos supieran a poco. Escogiendo una ventaja podíamos empezar a jugar en Mirror (Espejo), un mundo paralelo habitadas por razas bastante más oscuras como Elfos Oscuros o Draconianos. Y digo controlamos en primera instancia, por que a medida que íbamos conquistando otros pueblos, era posible conquistar ciudades de otras razas y poder producir por ejemplo unidades de hobbits honderos al lado de unidades de orcos.

 

 

Además, pagando con parte de nuestro potencial mágico, podíamos seleccionar ventajas que le añadían “salsilla” a nuestro mago. Desde tener nos poderes oscuros que permitían generar maná a base de sacrificios en nuestras ciudades, tener ventaja en nuestras unidades militares hasta la más llamativa, la de comenzar a jugar en el universo espejo.

El mapa de juego donde nos moveríamos era idéntico al del Civilization 1 (aunque un poco más llamativo visualmente). Con la salvedad de que había unas cuantas localizaciones especiales, los nexos, los dungeons y los portales.

Los nexos son lugares donde fluía la esencia mágica del mundo, o maná. Normalmente defendidos por alguna criatura relacionada con el tipo de magia al que estaba sintonizado, o sea, era normal encontrar duendes en uno de naturaleza y dragones en uno de caos.

Los dungeons eran similares a los nexos, pero nos proporcionaban un tesoro, ya sea monetario u objetos mágicos.

Los portales eran localizaciones marcadas con una torre donde solíamos encontrar demonios bastante duros protegiéndolos. Pero una vez conquistado el espacio permitía a nuestras tropas atravesar el portal y empezar nuestra conquista del mundo espejo (o del normal). El tema del universo espejo era especialmente importante ya que no teníamos un mundo que conquistar sino dos.

 

 

Las acciones que podíamos emprender en este juego eran muy similares a las del Civilization, con las siguientes diferencias:

* No investigabas tecnología sino conjuros.
* Además, tanto tus territorios como los nodos como algunos objetos especiales te proporcionaban maná, para poder usar tus conjuros o convocar unidades.
* Aparecen por primera vez los héroes en juegos estilo Civilization (luego serian adoptados por el Master of Orion 2). Estos son personajes especiales que se unen a tu causa, a los que puedes equipar con objetos mágicos y que cuentan en si como una unidad. Cada uno tenía sus habilidades especiales, desde transportar tus tropas por el aire, sus propios conjuros o a tener una montura dragón. Además, subían de nivel, pero tenías que andar con ojo por que si subían demasiado podían llegar a convertirse en semidioses y entonces te abandonaban.
* Podías, si tenias los conjuros adecuados, invocar tropas especiales, que te costaban una cierta cantidad de maná por turno.
* También podías crear tus propios objetos mágicos que bonificaban a los héroes de tu reino, diseñándolos desde 0.
* Los combates eran tácticos, ya sea en una batalla contra otro jugador, atacar una ciudad o un dungeon. Veíamos nuestras tropas y héroes desplegados en un mapa táctico donde podíamos lanzar nuestros conjuros (y usar las habilidades de los héroes, que también combatían). Los que hayan jugado a Heroes & Might and Magic os podéis imaginar el tipo de batalla.

En conclusión, es el juego más completo de fantasía jamás realizado. Heroes of Might & Magic puede tener más nivel de detalle en algunos aspectos, pero no al nivel de manejo de nuestro propio imperio de fantasía.

El juego eso sí, está completamente en inglés y requiere hoy día de usar DOSBOX. Está disponible, si no queréis ser unos piratas en páginas web como gog.com.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Ordenadores. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Master of Magic

  1. Buena recomendación amigo Turbiales. Además he visto que está en GOG por debajo de los 6 dólares, así que es más que razonable.

  2. estoy pensando en comprarlo pero si lo descargo de la web que habies puesto tengo que jugar tambien con el dosbox?
    me preocupa comprarlo y luego no poder jugar

  3. Estrategiapor turnos. Mi tipo favorito de estrategia. Pero este juego en concreto no me atrae, si soy sincero.

    Aun asi reconozco que tiene su interes por la temática.

  4. Tienes razón, el juego de fantasía y estrategia más completo jamas creado. No voy a entender nunca por que no existe una segunda parte o por que nadie se anima a hacer un remake.

    Jugarlo ahora se hace un poco difícil, el paso del tiempo no le ha sentado muy bien.

  5. Investigando un poco veo que han sacado una especie de remake sin conservar el nombre por oposición de MicroProse, se llama Elemental: War of Magic http://www.elementalgame.com, el precio del juego barato no es …

  6. El mejor clon del Civilization, sin duda. Y puede que superior en muchos aspectos. Personalmente me gustó más y le dí bastante más caña.

    El nivel de inglés necesario para disfrutar del juego no es elevado, y una vez se le coge el tranquillo puede ser realmente entretenido.

  7. Hace siglos que no toco este juego pero puedo dar fe de las horas de vicio que me proporcionó. A veces da un poco de miedo volver a tocar un juego que te marcó tanto después de tantos años pero creo que a raíz de tu entrada Roman me voy a arriesgar 🙂

  8. Excelente eleccion para amantes de la estrategia por turnos, que ademas se desarrolla en un mundo de fantasía. Como ya han dicho antes, este juego supuso una revolucion en el sistema por la gran cantidad de novedades y posibilidades implementadas (heroes, creacion de ciudades, recursos, investigacion magica, hechizos, habilidades especiales que se van mejorando, razas diferenciadas, mundo subterráneo, y asi podría seguir mucho mas…). Otros juegos siguieron su línea, como los Age of Wonders, y el recientemente fallido Elemental:War of Magic, debido a la gran cantidad de bugs. Aun así, estoy jugando con él, a la espera de su segunda parte (Fallen Enchantress) pues disfruto con este tipo de juegos, y me resultar duro reengancharme al MoM de nuevo, tras varios reenganchones pasads :)…Un remake, con algunos pequeños ajustes (este tipo de juegos no necesitan gráficos espectaculares, aunque siempre se agradece) que incluyera algunas novedades actuales (si os digo la verdad, me costaría pensar, pues es muuuuy completo) sería el sueño de los aficionados al genero. En definitiva: insuperable hasta la fecha…

  9. Un remake para tablets Android o iPad bien hecho podría ser muy jugoso, no os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *