Mi Dingoo-A320

Desde que tuve constancia de la existencia de este aparatito tuve claro que tenía que hacerme con uno de ellos. Tiempo después he de decir que, la verdad, no me ha defraudado en absoluto.

Básicamente el cacharro no deja de ser un PMP chino (o un portable media player), sin embargo, está totalmente destinado a la emulación y el software homebrew. Y muestra de ello es el hecho de que posee un aspecto muy similar al de una Game Boy Micro o una Nintendo DS, descuidando aspectos como la existencia de un control de volumen por hardware.

 

 

Para que os vayáis haciendo una idea de lo que os vais a encontrar os presento un poco sus características más relevantes:

– CPU Ingenic JZ4732 a 336 MHz.
– Memoria RAM de 32 Mb.
– Almacenamiento interno de 4 Gb. ampliable mediante tarjetas MiniSD
– D-Pad de 2 botones superiores, 4 en el frontal, botones Start, Select y Reset.
– Altavoces stereo.
– Salida para auriculares de 3.5 mm. y salida de TV por vídeo compuesto.
– Pantalla LCD de 2,8”, con una resolución de 320×240, 16 millones de colores.
– Batería de 3.7V 1700mAH (6.29WH) Li-Ion, de aproximadamente 7 horas de duración.
– Formatos de vídeo RM, MP4, 3GP, AVI, ASF, MOV, FLV, MPEG y RMVB.
– Formatos de audio MP3, WMA, APE, FLAC y RA. Radio FM sin necesidad de conectar auriculares.
– Grabación tanto de voz como de la radio en formatos MP3 y WAV.
– Visualización de imágenes en formato JPG, BMP, GIF y PNG.
– Dimensiones de 12×49 cm. x 5,51 cm. x 1,49 cm. con un peso de 326 gramos.
– Permite jugar a una serie de juegos propios, y también incluye emuladores de Nintendo, Super Nintendo, Game Boy Advance, Sega Mega Drive, Neo Geo y los arcades CPS1 y CPS2 por software, actualizables (aunque a día de hoy no he encontrado actualizaciones oficiales de ningún emulador).

En sí misma, a primera vista, la máquina se ve lo suficientemente robusta como para parecer una consola de calidad, sin embargo tiene pequeños detalles que delatan que no ha sido concebida teniendo presentes todos los aspectos. Para empezar, como comentaba antes, no tiene control de volumen manual, cosa que se echa mucho de menos si pretendías usar la Dingoo como reproductor de música. El botón de reset, a pesar de existir se encuentra oculto, y aunque esto puede interpretarse como una medida tomada para evitar pulsarlo accidentalmente, no deja de ser un problema que cuando se cuelga la consola tienes que utilizar un palillo o un destornillador pequeño para reiniciarla.

A su vez los botones L y R parecen demasiado pequeños y un poco incómodos al principio, aunque es cuestión de acostumbrarse. La cruceta y el resto de botones, exceptuando el de Select y el Start, se asemejan a los de una Nintendo DS en apariencia y forma, y responden bien al uso.

A pesar de estos defectos la Dingoo es una gran consola. Todos los emuladores de 8 bits así como los de Game Boy Advance funcionan muy bien. La pega la tenemos, sin embargo, en los emuladores de Super N.E.S., Mega Drive, CPS y Neo Geo, en los cuales tendremos que hacer uso de algunas utilidades destinadas a overclockear la consola para conseguir velocidades cercanas al 100%, o bien padecer un ligero frameskip en determinados momentos. Aunque el caso más curioso es el emulador de Mega Drive, que pese a funcionar a una velocidad correcta, no debió ser testeado con demasiada profundidad cuando se programó, ya que presenta unos fallos gráficos bastante importantes, que sin embargo se solucionan con una versión modificada del emulador.

Por todo lo dicho anteriormente, se puede pensar que este aparato no se diferencia demasiado de otros clones similares. Incluso parece inferior a otros que incluyen cámara de fotos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Esta consola presenta una particularidad con la que no cuentan otros PMP, y es la posibilidad e instalarle Dingux (una distribución de Linux para la Dingoo) en una tarjeta de memoria. Con Dingux no solamente tendremos casi todas las opciones del sistema operativo nativo (a día de hoy solamente queda por implementar el acceso a la memoria interna, ya que hasta se dispone de acceso a la salida de televisión), sino que dispondremos además de una gran cantidad de software, tanto ports de juegos de PC como emuladores o aplicaciones, muchos de ellos incluso mejores que los nativos.

Esta es sin duda la gran baza de la consola. Es tal el soporte que tiene este sistema operativo alternativo, que dispone no sólo de más cantidad de software, sino que además se actualiza con más asiduidad, siendo los emuladores en la mayoría de los casos mucho mejores que los del sistema operativo nativo, permitiendo que podamos disfrutar de alternativas de gran calidad sobre todo para aquellos emuladores que no van del todo finos en el sistema nativo, y amplía la capacidad de sistemas emulados a prácticamente la totalidad de plataformas de 8 y 16 bits más famosos en su época, incluso llegando a disponer de un emulador de PlayStation (aunque no esperéis milagros de este último), así como versiones de emuladores arcade como Final Burn Alpha y MAME. Cualquier usuario que disponga de esta consola y no instale Dingux ha de saber que estará perdiendo más del 50% de las posibilidades que ofrece la portátil.

Podemos decir por tanto que este es sin duda alguna un producto muy recomendable para aquellos que nos gusta cacharrear con este tipo de aparatos. Es una consola que tiene muchas posibilidades en cuanto a homebrew. Muchos de vosotros pensaréis que porqué un aparato de este estilo cuando la PSP puede con todo lo que la Dingoo y más. La respuesta es sencilla: la PSP es una consola portátil destinada a un uso de juegos comerciales, y como tal, de entrada no se puede utilizar ninguna aplicación casera. Para hacerlo hay que llevar a cabo una serie de modificaciones no permitidas por Sony, que no son un problema con la Dingoo. Aparte, la Dingoo es una consola pequeña que se adapta bien al bolsillo, y con una capacidad de batería bastante considerable. Por supuesto cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes, pero la Dingoo, para todos los amantes de lo clásico, es una opción más que interesante debido a su bajo precio y a sus capacidades.

Existen muchas otras opciones, en algunos casos más potentes y en otras no tanto, como podrían ser la GP2X, Wizz, PSP, Nintendo DS o próximamente Pandora, pero todas ellas tienen un precio más elevado, debiendo valorar si realmente merece la pena invertir en estas portátiles o nos sirve con este aparatito más modesto pero con tantas posibilidades. Puede que incluso la Dingoo sea una buena alternativa a vuestro reproductor de MP4.

Respecto a las capacidades multimedia de la Dingoo, en principio no están nada mal, pudiendo reproducir aundio con una calidad aceptable y vídeo sin reconvertir. Aunque tendremos que tener cuidado con el bitrate de nuestros DivX así como que la resolución no sea demasiado elevada si no queremos ver como nuestros vídeos pegan parones y se desincronizan con el audio. Si vais a usar la portátil como reproductor multimedia os aconsejo que os pilléis unos buenos auriculares, aunque este consejo siempre lo exiendo a cualquier gadget destinado a reproducir audio.

Para terminar no quería finalizar este artículo sin haceros una serie de advertencias. Existen distintos modelos de Dingoo y no todos funcionan exactamente igual. Existen modelos con un número de serie con las letras HK que pueden presentar problemas con algunos emuladores, al no estar preparadas especialmente para ellos. Si quieres hacerte con una Dingoo y tienes la opción de revisarla intenta que no sea una de estas. También existe un modelo de 2 Gb. destinado al mercado asiático. Aunque en España son raras de ver, hay que tener cuidado por si no nos damos cuenta y compramos esta versión más económica en lugar de la de 4 Gb.

Pero quizás lo uqe más os llame la atención es que existe actualmente un modelo más nuevo, la Dingoo A-330. A pesar de lo interesante que pueda parecer este modelo debido a que posee el doble de memoria RAM y un receptor inalámbrico para utilizar un mando a distancia, no deja de ser una A-320 con un lavado de cara. El receptor de la A-330 solamente funciona como sustituto de los botones de la consola, de manera que sigue sin permitir el juego a dos jugadores, al igual que la primera Dingoo, no teniendo mucha utilidad si no usamos la salida de televisión, ya que convierte la portátil en una consola de sobremesa. Además a esos 32 Mb. extras de RAM no se puede acceder a través del sistema operativo nativo, sólo con Dingux, y algunos emuladores padecen de los mismos problemas adolecidos por la Dingoo con serial HK, lo cual nos deja entrever el poco esmero que han puesto sus creadores en este nuevo aparato, revelando a su vez una serie de problemas internos de la empresa desarrolladora.

Mi opinión personal es que no merece la pena pagar de más por una portátil que no ofrece prácticamente nada nuevo, a no ser que vayáis a utilizar la función del mando.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Mi Dingoo-A320

  1. Buen artículo. La verdad, desde que salió la GP32 he estado muchas veces a punto de hacerme con una de estas consolas, pero nunca me decidí hasta que me hice con una Pandora.

    Sin duda es una gran consola teniendo en cuenta su reducido precio y tamaño.

    Para acabar mi comentario, sólo añadir que hay una errata en la velocidad de la CPU, que no son 33 MHz, sino 336 MHz.

  2. Es muy pequeñita y manejable. Lo mejor, el reducido precio en comparación con la GP32 y demás familia multimedia.

  3. A mi me atrae, como no lo va a hacer. pero tengo el problema de siempre: El presupuesto. y hay cosas más urgentes.

  4. He visto precios muy dispares en internet, desde 55€ de segunda sin memoria, hasta 80€ nueva y con memoria de 4GB, ¿cual sería un precio decente para hacerse con una?

  5. Pues yo recuerdo pillar la mia por 50 euros y nueva, a ver si me acuerdo de qué web tiré.

  6. La tengo desde hace meses y no sabía nada de dingux, a ver si con esto mejora el emulador de snes.

  7. Yo estuve a punto de comprármela, pero justo esa semana conseguí la PSP de segunda mano casi por el mismo precio. Así que me quedé con las ganas de conocer ésta pequeña joya, pero no me arrepiento de mi compra.

  8. Yo tengo una desde que salieron, y son los mejores 60€ invertidos de mi vida. Está más usada que la bici del pueblo y es la consola que más uso.

    Para quien la quiera -> dealextreme.com

    También cabe decir que ha salido la gemei a330, que es un poco más potente y quizá valga más la pena.

  9. Yo compré la mía por 40 euros con portes en Ebay y aunque la tengo un poco olvidada solo por las horas que le pegué ya merece la pena la compra.

  10. La verdad que estoy por comprar una en DealExtreme http://www.dealextreme.com/p/dingoo-a-320-2-8-lcd-gba-ngo-snes-nes-sfc-cps1-2-emulator-game-console-4gb-built-in-mini-sd-20217?item=12

    Ese modelo es el normal no ?.

    Una pregunta, al día de hoy, logra emular bien la SNES y la Megadrive ?

    Como mula otros sistemas ?, como spectrum o MSX ¿?, también es posible ?
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *