La recreativa del After Burner

Tango 4-4-2 a Alpha 5-1-1, listos para el despegue

Compañía: Sega-AM2
Género: Simulador de vuelo
Jugadores: 1
Año: 1987

Plataforma: Arcade, Amiga, Amstrad, Ataria ST, Commodore 64, NES, Sega 32X, Master System, PC, ZX Spectrum, MSX, móviles…

La historia ha sido injusta con After Burner. Para mí, el primer simulador de vuelo en condiciones, sobre todo si se jugaba con el mueble que podéis ver en la foto de arriba. Una auténtica pasada de mueble del que ya comentaré más adelante sus funciones especiales.

Como digo la historia ha sido injusta con este juego. No recuerdo a nadie por los 90 que no lo hubiese conocido o jugado en su momento, en cambio hoy en día poco se recuerda sobre él a excepción de la nueva versión que sacaron para las máquinas de hoy en día, que para mí ciertamente ni fu ni fa.

 

Por enemigos no iba a ser

 

La recreativa salió en 1987 convirtiéndose en un éxito gracias, como he dicho antes, a su mueble y sobre todo a su endiablada jugabilidad. Prueba de ello es la multitud de plataformas que corrieron a tener su propio After Burner, aunque yo creo recordar que solo llegué a jugarlo en Nintendo y Master System.

La cosa consistía en superar 18 etapas, todas ellas con varias fases y un enemigo final con nuestro F-14 Tomcat, usando para ello el arsenal del que disponía el avión, que venía a ser las ametralladoras laterales y un limitado número de misiles (cuando avanzabas fases cambiabas el arsenal por uno más potente), los cuales había que guardar para los momentos oportunos.

Ciertamente no se diferenciaba de lo que podía ser cualquier matamarcianos de la época, o de alguno que viniese después. Lo que la hacía diferente era la “falsa” apariencia de que te podías mover por el escenario a tu antojo, podías, hacer vuelos rasantes, looping´s, tirabuzones, cambiar la velocidad… Cualquier cosa valía con tal de esquivar los cientos de disparos que llenaban la pantalla y aquí venia la dificultad en sí, ya que no era raro que después de 2 o 3 maniobras no te acordases ni de dónde estabas.

La gracia de todo ello residía en su mueble como he dicho al principio. Era una maravilla jugar en él, se movía hacia los lados y hacia arriba y abajo mientras estabas jugando sumado a la cantidad de luces y dispositivos que tenia dentro, que te avisaban cuando eras marcado por un misil para darte la oportunidad de escapar. Todo esto en conjunto hacia que por unos momentos te pensases que eras el puto Maverick en Top Gun (él también pilotaba un F-14 Tomcat). Había también otro mueble dónde sólo teníamos el joytick de vuelo, pero vamos, ni de asomo se acercaba a la perfección del mueble original. Como digo las luces y el movimiento del mueble estaban en perfecta armonía con la música que a pesar de ser repetitiva a no ser que fueses un Dios y llegases bastante lejos acompañaba bastante bien.

 

Misiles fuera

 

Gráficamente para la época estaba bastante bien: un avión y enemigos bien definidos, los escenarios eran bastante variados y pasábamos por mares, montañas, desiertos, junglas, etc… Además tenía escenas de repostaje cuando nos pasábamos cada pantalla que acompañaban bastante bien a la hora de mostrarte las puntuaciones, las cuales también eran bastante variadas. Podían ser un portaaviones, otro avión en pleno vuelo, una base avanzada en mitad de una jungla… Como digo una forma amena de ver lo bueno o malo que eras y mucho mejor que un pantallazo negro como hacían muchas recreativas de la época.

Lleno por favor y no olvide los misiles

 

Ese mismo año Sega lanzó la segunda parte, lo que hacía ver el éxito inmediato del arcade, puesto que la primera parte salió en noviembre de 1987. Aunque siendo sinceros hoy por hoy lo llamaríamos un “DLC”, porque básicamente era el mismo juego con tres etapas más y pocos cambios, más allá de un mueble nuevo. Es normal confundir fácilmente ambas porque como digo no cambian casi nada e incluso muchos recreativos aprovecharon el mueble viejo haciendo que la gente que lo jugaba se confundiera fácilmente con uno u otro.

Sea como fuere, After Burner rompió en los recreativos durante bastantes años, pero de la misma forma que llegó e impresiono a todos esos jovenzuelos que se dejaban la paga en sus recreativas preferidas, fue rápidamente olvidaba ante la avalancha de grandes juegos que saldrían en los años siguientes.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La recreativa del After Burner

  1. Según la documentación de MAME, bastante más fiable que Wikipedia, After Burner es un prototipo sin palanca para acelerar y algo más pobre a nivel gráfico/sonoro que After Burner II que es la verdadera versión de After Burner (que todo el mundo entiende como After Burner)

    Ambas recreativas son de 1987

    En mi opinión es una recreativa bastante sobrevalorada, tiene más importancia su legado (en general títulos de dudosa calidad) que lo que supuso en su día

    Sobre todo teniendo en cuenta que la misma placa hacía funcionar ese maravilloso AB Cop (un scroll mucho más suave y veloz así como un escalado mucho mejor implementado) y no digamos ya ese legendario Thunder Blade

    Galaxy Force es exactamente el mismo caso (se ve que le va mucho a Sega), el que todo el mundo entiende por Galaxy Force en realidad es Galaxy Force 2, aunque más que una versión prototipo -el caso de After Burner- la GF es la versión japonesa y GF2 es la versión occidental

    De todas formas, de este género me quedo con en mencionado Galaxy Force, quizá la mejor rutina de escalado de toda la historia de Sega, una humilde System Y que está a la altura de muchos de los juegos de la fantabulosa System 32

  2. Como he dicho todo lo escribo desde el recuerdo, miro algunas cosas por la wiki, pero basicamente viene todo de mis recuerdos de crio.

    Yo juraria que si habia palanca de cambio de velocidad cosa que puede ser que me equivoque, al Galaxy Force no jugue nunca, asi que no puedo entrar a valorarla y como digo a titulo personal para mi esta fue de las mejores en cuanto a su estilo.

    Sobre el estilo sonoro/grafico ya digo que era casi igual las diferencias no son excesivamente palpables como para decir que evolucionaron, entre otras cosas porque salieron casi de seguido.

    Te agradezco tu comentario y correcciones hehe.

  3. El AfterBurner en recreativa tenia una palanca a la derecha para controlar la velocidad entre media, alta y baja, la baja y la rápida te permitía quitarte de encima a algunos aviones que te aparecian en la cola dejándolos atrás o haciendo que te adelantaran, lo que no estoy seguro es si esto era en el I, en el II o en los dos.

  4. En este mueble se puede ver ala izquierda la palanca en cuestion.
    http://www.flickr.com/photos/gnurou/2042539821/

  5. Yo… nunca he jugado al After Burner, asi que no puedo opinar

  6. A mí me gustaba mucho la recreativa, me parecia alucinate que aquello se moviera. También había una versión sin mueble, solo con el mando. En su día, recuerdo que me la acabé en la versión MSX con un Quickshot como mando. La caja del juego era grande y venía con un póster, bien presentada.Discrepo del autor del artículo en una cosa, la versión para PSP, After Burner Reloaded, me parece realmente entretenida y bien hecha.

  7. Yo estoy con el autor porque de pequeñito la recreativa impactaba y mucho. Como juego me parece una pasada pero ahí ya podríamos entrar en como ha envejecido o no.

  8. Yo también guardo grandes recuerdos de esta recreativa, porque si una cosa es incuestionable es que era espectacular.

    Sobre la versión que comentáis de PSP, la verdad es que no la he probado. Pero si decís que merece la pena la cataré.

  9. Joder,la recreativa era enorme!!
    No en vano,John Connor sale jugando a ella en Terminator 2!!X-DDD

    Eso si,yo la recreativa la miraba desde “lejos”por que valia una pasta,pero al juego le meti mucha caña en Spectrum,que me gustaba un monton!!!

  10. una de las recreativas mas recordadas de la historia

  11. Ya no recuerdo si era el 1 o el 2 (o a saber si el G-Lock), pero en mi adolescencia tempranera ir al cine suponía visita obligada a la cabina R-360 de los recreativos de turno (en el “Parquesur” de Madrid). El caso es que no era la cabina de la imagen de arriba, si no de estilo cápsula ovoforme semejante a la de la película “Contact”, que de la misma guisa rotaba (acaso la gran diferencia estribara en el agujero a atravesar: que no era de gusano, si no económico, pues 300 cucas de la época por partida te hacían un buen roto en la semana). Merecía la pena: las palomitas siempre bien centrifugadas.

    Aquí he encontrado una foto y un gif animado del cacharro (alguno no sé si alcanzaría secciones remotas del universo u otras dimensiones, pero otros a donde les transportó de inmediato fue al baño de los recreativos)

    http://www.tentaculopurpura.com/?p=1942

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *