Phantasmagoria

Corría el año 1995 cuando a Sierra se le dio por subirse al carro de las FMV, viendo las posibilidades que sacaban de este tipo de tecnología compañías con Access con sus juegos de Tex Murphy o Trilobyte con su The 7th Guest. Por lo que la compañía de Roberta y Ken publicó un par de aventuras gráficas de este tipo, entre ellas Gabriel Knight 2, Urban Runner, algún capítulo de la saga Police Quest, o el que hoy nos ocupa: Phantasmagoria. El problema es que esta tecnología, que consistía en utilizar vídeo en lugar de sprites o gráficos convencionales, aún no estaba muy rodada y, aunque había excepciones en las que el resultado era notable como Under a Killing Moon o The 7th Guest, el aspecto gráfico en general era cuanto menos mediocre. Además de la resolución y la compresión de vídeo, en aquella época debía de tenerse e cuenta otro factor: la cantidad de espacio que requería un juego. Este Phantasmagoria ocupaba nada menos que 7 CDs, algo nunca visto hasta entonces.

Como se trata de una “película interactiva” empecemos por el argumento. La historia de este Phantasmagoria fue desarrollada por la propia Roberta Williams y en ella se nos presenta a la pareja formada por Adrienne y Donald, escritora y fotógrafo respectivamente, que compran una vieja mansión para buscar un poco de inspiración para su próxima novela ella, y aprovechar para hacer y revelar fotos él. El problema es que el anterior propietario de la mansión, el mago Zoltan, practicó magia negra y  fue poseído por un demonio, lo que le llevó a asesinar a las 5 esposas que tuvo (una más y Rick Wakeman le habría dedicado un disco), tras la muerte de Zoltan el espíritu reside todavía en la mansión y acaba poseyendo a Donald, por lo que encarnando a Adrienne deberemos indagar en la historia de la casa y los habitantes del pueblo, para descubrir que le ocurre a Don. De esta forma conoceremos a peculiares y desagradables personajes como  los guardeses, un agente inmobiliario, una anticuaria o a un antiguo inquilino de la mansión, que nos ayudarán a resolver los enigmas que encontremos.

Aunque intentemos tomarnos el guión en serio, la puesta en escena lo hace más digno de un telefilme de serie B que de una película, pero esto no es necesariamente malo, si sabemos encajarlo con cierto sentido del humor. La posesión de Donald hace que este más agresivo que de costumbre y se pase 6 días encerrado en el baño (a un amigo mío que se tomo un paquete de ciruelas Borges él solito le ocurrió algo parecido) montando un estudio de revelado, Adrienne nunca se cambia de ropa en 7 días y luce unos pantalones sobaqueros que tan de moda estaban en aquella época. Así que el guión no nos dará miedo (puede que si algún susto) pero si lo tomamos con humor o resignación hasta puede ser entretenido. Como dato curioso comentar que tras el largo rodaje, la pareja de actores principales acabó saliendo, espero que hayan tenido un final más feliz que el del juego.

Pasando ya al apartado técnico hay que decir que los gráficos, a pesar de encontrarnos en 1995, son cuanto menos irregulares, me explico: generalmente veremos el fondo (creo recordar que los escenarios habían sido modelados con ALIAS) y el personaje de Adrienne ubicado sobre este, en tercera persona, es decir como una aventura gráfica de toda la vida, en estas circunstancias el conjunto lucirá bien, y así será la mayor parte del juego. Otro caso son los vídeos estilo “cutscene”, que se ven mucho peor, como por ejemplo los principios y finales de cada día o algunas escenas intermedias. Al igual que sucedía en muchas otras aventuras, como Darkseed por ejemplo, la acción no transcurre a pantalla completa sino que lo veremos todo a través de una especie de “marco” que incluye el inventario y las  opciones de menú.

La música, ambiental en su mayor parte, está compuesta con sintetizadores y le dará una ambientación más de serie B aún si cabe, mención especial para la melodía del menú, con unos coros y la canción de los créditos, AOR puro y duro, si es que es difícil no cogerle cariño a este juego. Las voces están en inglés y sin opción de subtítulos, aunque con un nivel bajo de inglés se puede superar el juego, y con un nivel medio entender la historia perfectamente.

El interfaz es tan sencillo que basta con hacer click en alguna “zona caliente” para ver qué sucede, si clickamos sobre una puerta Adrienne la cruzará, si lo hacemos sobre el fregadero, se beberá un vaso de agua, el problema es saber que acciones hacen avanzar la historia, aunque por lo general será bastante sencillo ya que las acciones suelen ir encadenadas, y si no siempre podremos consultar a la calavera que aparece en una esquina de la pantalla para que nos facilite alguna pista sobre que hacer a continuación. En resuman, un interfaz bastante limitado con el que además de realizar la acción predeterminada con un click, también podremos utilizar objetos del inventario (cogeremos poco más de una docena en toda la aventura) en algún lugar del escenario, o manipularlos. A pesar de que a primera vista parece muy estático, ya que Adrienne permanecerá quieta en la pantalla y solo se moverá para realizar acciones concretas, está bastante bien llevado y no se echa de menos esa falta de movilidad del personaje.

Como ya dijimos, el juego consta de 7 CDs, por lo que de primeras supuse que el baile de discos iba a ser lo más parecido a una sesión de Jaime Alguersuari, pero estaba muy equivocado, y es que en Sierra optaron por repetir muchos de los archivos de movimiento y fondos en cada cd, de modo que no haga falta cambiar nunca de disco, usando un CD para cada uno de los 7 días de los que consta la aventura. En mitad de un mismo día solo tuve que cambiar de disco el día 6 dos veces, y en una ocasión el día 7, así que no habrá que preocuparse por el swap disc.

Para ir terminando me gustaría comentar lo que más me ha gustado de este juego, y es que a lo largo de los 7 días que dura la aventura te aprendes la casa de memoria, ya que siempre son las mismos planos de los pasillos y habitaciones, pero el último día se producen una serie de acontecimientos que te obligan a huir desesperadamente por la mansión, y en esos momentos, aunque el interfaz es el de siempre, los planos cambian ligeramente, estando la cámara más cerca del suelo, lo que contribuye a crear una sensación de nerviosismo, desorientación y pesadilla que a mí me gustó mucho.

Este juego no estuvo exento de cierta polémica, ya que la amiga Roberta nos deleitó con algunas escenas un pelín fuertes. En principio el juego empieza muy light, pero a mitad del mismo habrá una escena de una violación, tal vez un poco más explícita de lo necesario, pero nada del otro mundo, lo más fuerte viene al final ya que el penúltimo día asistiremos a unas visiones de las muertes de las mujeres de Zoltan, alguna como la del embudo bastante desagradable. La guinda la pone el último día en el que Adrienne podrá morir de numerosas formas, siendo un pequeño festín gore muchas de ellas. Hay que decir que el juego cuenta en el menú con una opción de filtro para evitar las escenas más desagradables. Aún así fue prohibido en Australia y restringido a mayores de 18 años en Alemania.

Para acabar decir que no me parece un aventura especialmente recomendable, ni como aventura gráfica ni como FMV, ya que a pesar de haber sido una gran apuesta por parte de Sierra, tratando de llevar una película a las pantallas de nuestros ordenadores y consiguiendo unas buenas cifras de ventas, hay mejores exponentes en su mismo estilo. No obstante, si te gusta el cine de terror casposillo es una buena opción.

Este Phantasmagoria contó con versiones para Windows y MS-DOS, Mac y Saturn , esta última salió solo en Japón y llevó por título Phantasm y ocupaba 8 CDs, además no tenía marco como en las otras versiones, por lo que el área de pantalla era un poco más grande. También contó con una edición de lujo para PC, con caja forrada de terciopelo negro y con fundas para cada uno de los CDs, está edición especial se distribuyó solamente en Holanda.

Tiene una continuación llamada Phantasmagoria 2: A Puzle of Flesh, bastante más recomendable que esta primera parte y que tiene un argumento completamente independiente.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Ordenadores y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Phantasmagoria

  1. Que recuerdos Altamair!… aunque nunca me llegó a enganchar este juego. De Sierra me quedo con el King Quest V.

  2. pues aunasi parece interesante. ¿yo? Gabriel Knight sins of the fathers, space Quest… y los Larry 😛

  3. Yo tengo un amigo al que le encanta este juego, y yo no lo he probado en la vida, así que lo tenía un poco idealizado. De todos modos, eran otros tiempos 😛

    Sinceramente, no me acabo de hacer a la idea de cómo se juega a un juego así. ¿Cada acción que haces es una secuencia de vídeo? Debe de hacerse pesadísimo a la larga.

  4. Me llama mucho la atencion este juego, aunque seguire tu recomendacion y probare el segundo primero

    No tenia ni idea de que hubiera una version para saturn, muy interesante

  5. Esos años en el que los videojuegos “coquetearon” con los videojuego dejaron un montón de “joyas” como el “Space Pirates” de American Laser Games que merecen ser comentadas en cine de Wario. En su momento no lo jugué, pero la verdad es que tras leer el articulo dan ganas de por lo meno probarlo.

  6. Yo sí que pude probar la segunda parte (si es que se le puede llamar así visto lo visto) y en su momento sí que me gustó bastante.

  7. Nunca me enganché a los FMV, me parecian una aberración, la verdad.

  8. Yo tampoco conozco el juego, tan solo de haber escuchado hablar de él. Pero me has animado a darle una oportunidad tanto a este como al segundo.

  9. Recuerdo haber leído acerca de este juego en Micromanía, así como escucharlo hablar a compañeros. Nunca llegué a probarlo, pero en cuando tenga un hueco te voy a hacer caso.

    Gracias Altamair.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *