Windjammers (Arcade)

Compañía: Data East
Género: Deportivo
Jugadores: 1-2
Año: 1994

En los 90 los juegos deportivos empezaron a pegar muy fuerte. No era raro ver recreativos que contaban con dos o tres máquinas de fútbol o baloncesto. Pero si alguna recreativa deportiva caló en el fondo del corazón de los jugadores fue Windjammers, un juego deportivo de lo más raro que se había hecho hasta la fecha, con un sistema muy parecido al Pong y una jugabilidad llevada al límite.

 

Windjammers consistía en un campo del estilo de una pista de tenis, donde tenías que marcar más puntos que tu rival usando un frisbee para tal objetivo. Al fondo tenías unas porterías con unas separaciones por colores. Si la metías en la zona amarilla eran 3 puntos, en la roja 5 y si caía al suelo 2 puntos. Los partidos duraban 30 segundos y eran al mejor de 3 sets. En caso de empate se asignaba 1 punto para cada uno, pudiendo por ejemplo ganar por 2-1 si al inicio del set ya tenías 1 a tu favor, o entrando en una muerte súbita si ibas empate, donde ganaba el que primero marcaba.

 

 

A pesar de su simple planteamiento, la posibilidad de escoger entre 8 jugadores distintos, cada uno de ellos con diferentes super tiros y diferentes estadísticas, sumado a la variedad de campo convirtieron a un arcade sencillote en un éxito de masas, sobre todo cuando jugabas contra amigos.

 

Por ejemplo jugar con H. Mita, la japonesa, te permitía llegar a casi todos los lanzamientos, pero no era raro ver como acababa la pobre incrustada en su propia portería al no poder aguantar la fuerza del lanzamiento rival o por ejemplo ver al pobre alemán que a pesar de su potencia se movía más lento que el caballo del malo. Otro detalle curioso eran las voces digitalizadas, cada una en su idioma. Así por ejemplo al lanzar el super tiro con el español no será raro oír “perfecto” o al americano y su “right on” cuando te cambiaba el disco de lado.

 

 

J. Costa, nadie se acuerda de él cuando hablan de españoles en los juegos.

 

Como he comentado había varias pistas, podían ser desde tierra a estadios cerrados e incluso algunos tenían bloques en mitad de la red que hacían cambiar al frisbee de dirección o en algunos las porterías cambiaban de tamaño la zona de puntuación haciendo más grande la zona de 5 puntos al ir ganando o más pequeña en caso de ir perdiendo. Otro detalle curioso y bastante raro en las recreativas deportivas era que tenia minijuegos cuando pasabas algunas pantallas como si se tratase de un juego de lucha. Si mal no recuerdo tenía dos. El primero consistía en que el jugador lanzaba el disco y tomaba el control de un perro que lo perseguía en la playa, mientras esquivaba saltando a bañistas que estaban alegremente tomando el sol. Cuantos menos errores cometiésemos, más lejos llegaría el disco y si además lo cogíamos antes de caer al suelo mas subiría nuestra puntuación. El segundo minijuego era más sencillote y simplemente se trataba de jugar a los bolos con nuestro frisbee.

 

 

La música acompañaba aunque no era una maravilla. Todo el juego se veía siempre desde vista aérea y era bastante sencillo de manejar, usándose solo dos botones, uno para tirar normal y otro para tirar el disco alto. Para ejecutar los super tiros tampoco había que hacer ninguna cosa rara, cuando el disco venía bombeado con ponerse debajo y pulsar el botón de tiro normal se activaba el aura que nos permitía lanzarlo, entonces podíamos darle al tiro normal y ejecutar el super tiro especial, el cual dependiendo del personaje al principio elegido, podría ir haciendo zigzag, círculos o pegándose en una de las paredes, por ejemplo, o bien darle al segundo que lanzaba uno bastante más fácil de atrapar pero que acababa en el sitio donde nosotros queríamos, ya que simplemente iba alto y recto.

Windjammers consiguió coger el Pong y convertirlo en un magnifico juego de deportes. En una época donde tuvo que luchar contra otros colosos de su tiempo, es raro que alguien no conociese este juego.

Hace poco tuvo una nueva versión en Wii, aunque yo no lo he probado. Por suerte siempre nos quedará el MAME para poder volver a echar unas partidas a un juego que a pesar de los años no ha perdido un ápice de su jugabilidad.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Windjammers (Arcade)

  1. Gracias a Dios no soy el único al que le parecía un Pong retocado 😆

    Nunca fue de mis favoritos de las recreativas, aunque era curiosillo. Mis horas se iban todas en el Sunset Riders….

  2. Qué recuerdos! Aún me sale solo el “ENERGIA!!” que gritaba el jugador italiano jeje

  3. Menudas partidas cuando iba al instituto con este juego. Era tan simple como adictivo, y es uno de esos juegos que casi había olvidado.

    Gracias por recordarlo.

  4. Sï, yo también he echado mi buen dinerillo en esta máquina jejejeje

  5. Un pong retocado no.Un pong MUY BIEN retocado, caramba. Aqui me dejé unas cuantas monedas.

  6. Madre mía el dinero que se llevó esta máquina tanto mío como de mis amigos de la infancia. Y no recordaba ni el nombre ya.

  7. Men_drugo dijo:
    Menudas partidas cuando iba al instituto con este juego. Era tan simple como adictivo, y es uno de esos juegos que casi había olvidado.

    Gracias por recordarlo.

    Ya te digo. A mi se me habia olvidado completament este grandisimo juego. Adictivo como el solo y un pelin complicado durar mas de 5 minutos….o no?

  8. Este juego es el perfecto para echarse unas partidas en verano mientras te tomas el cola cao en la recre de tu casa 😀

  9. Aun recuerdo cuando nos jugabamos mas de una cosa con los amigos en esta maquina … xDD era un vicio interesante.

    Un gran juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *