Primeras impresiones de L.A. Noire

Recientemente ha salido a la venta L.A. Noire, y como no podía ser de otra forma, vuestro experto en sandbox ya está aquí con sus impresiones.

 

 

Para empezar, lo que más os interesará será la jugabilidad. Y es que aunque sea un juego de Rockstar, la verdad es que tiene más bien poco de GTA. Obviamente hay elementos heredados de esa franquicia: podemos conducir casi cualquier coche, explorar la ciudad (la cual en este caso no es ficticia, sino que se trata de una réplica fiel de Los Ángeles de 1947 –lo cual explicaría porque la versión de 360 viene en tres discos-)… Aún así la jugabilidad no se centra en el sandbox, como muchos llegarían a pensar. Este juego está basado en la investigación de crímenes. Así es, no va de hacer el cafre por la ciudad, aquí trabajamos para la policía.

Prácticamente los “pocos” elementos de sandbox están simplemente para dotar al juego de mayor realismo. Porque ni siquiera podremos elegir la misión que nos de la gana. Cuando terminemos una, pasaremos a la siguiente, sin poder escoger. Prácticamente como sucede en Mafia. Así que vuelvo repetir lo que digo siempre, ¿para qué coño me pones un mapeado tan grande si el juego va a seguir un argumento lineal?

 

 

 

Es más, me atrevería a decir que crear un mapa tan grande para un juego como este es innecesario. Más allá de hacer alguna misión secundaria que nos suba de nivel, y de visitar algunos lugares emblemáticos de Los Ángeles, casi todo se reducirá a ir del punto A al punto B, lo cual en ocasiones lo hace monótono. Especialmente si tenemos que recorrer grandes distancias. Por suerte podemos pedirle a nuestro compañero que conduzca por nosotros, desempeñando la función que tenían los taxis en GTA IV.

Otro aspecto negativo sería el acabado gráfico del juego, que parece un poco desfasado. Supongo que porque lleva en desarrollo desde 2004. El motor gráfico se parece al del GTA IV, y el sistema de físicas está hecho con Havok en lugar de Euphoria. Seguramente todo el esfuerzo gráfico se volcó en las increíbles animaciones faciales. Pero por desgracia para mí, el resultado de dichas animaciones no me parece suficientemente bueno, aunque aumente el realismo de forma considerable. Muchos personajes se ven raros, como si exagerasen sus expresiones, como si se vieran obligados a sobreactuar.

 

 

A pesar de ello, este juego es la prueba de que unos gráficos súper punteros no hacen que a un juego bueno.

Y prácticamente aquí acabarían los puntos malos del juego, porque el resto es material puramente GOTY.

Para empezar, cada vez que nos asignan un caso, deberemos inspeccionar la escena del crimen. Caminaremos buscando pistas, examinando el cadáver, incluso hablando en ocasiones con el forense, e interrogando a testigos.

Aquí la libreta es nuestra aliada. Es la que tiene anotadas todas las pruebas, las localizaciones a visitar, incluso las preguntas que haremos a testigos y sospechosos.

Lo mejor del juego es el momento de hablar con los sospechosos, ya que no nos limitaremos a agotar todas las preguntas, también hay que saber cuándo nos mienten. Cada vez que nos dan una respuesta, el juego nos da tres opciones: 1) Creer, 2) Dudar o 3) Mentira. Hay que tener cuidado con cuál de estas opciones nos quedamos, ya que no es conveniente dudar cuando nos dicen la verdad, ni tampoco podemos acusarles de mentir si no tenemos pruebas. ¿Cómo sabremos si nos mienten o si nos ocultan algo? Aquí es donde entra en escena la animación facial. Tendremos que comprobar la expresión del interrogado, y escoger en consecuencia. Esta parte es lo más “difícil” del juego. Por suerte, a lo largo de la aventura iremos subiendo el nivel que nos proporcionará puntos de intuición, para eliminar opciones erróneas o poco recomendables para el caso.

 

 

Un dato referente a los casos, no des nada por sentado, ya que muchas veces pensarás que lo vas a resolver de forma rápida, y de repente… ¡zasca! Una prueba inesperada aparece, obligándote a pensar en otras posibilidades.

Otro gran punto a favor de este juego es su ambientación. No sólo por la estética Noire que tiene el título, sino también por detalles como las jergas, el diseño de los edificios, la ropa, la música, los coches… Es la representación más fiel de los años 40 que se puede ver en un videojuego.

Y qué decir de la música. Aparte de encontrarnos con temas musicales de la época, el juego también cuenta con su propia banda sonora, digna de la mejor película.

Resumiendo, es un juego estupendo, con una gran ambientación, una jugabilidad compleja pero intuitiva y está acompañado de personajes carismáticos y una gran historia. Como ya he dicho, L.A. Noire no es un sandbox descerebrado más, es un juego de intriga que se desarrolla en una gran ciudad, y mi primer candidato a GOTY de este año.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Primeras impresiones de L.A. Noire

  1. Pues para llevar desde 2004 con el desarrollo del juego ha sido ponerlo a la venta y salir un parche para corregir errores. Como siempre y como decías en el artículo anterior al final seguimos siendo los clientes los betatesters.
    Por lo demás unas opiniones muy sinceras sobre el juego que siempre se agradecen.

  2. ¿El precio, por cierto?

  3. Deka Black dijo:
    ¿El precio, por cierto?

    70€ supongo en PS3 y 360

  4. Hmm lo normal, vaya. o sea, caro.

  5. como todos los juegos nuevos. No se acaban de bajar del carro

  6. Este en concreto me costó mis 60€

  7. Hombre, por lo menos en este parece que están bien pagados.

  8. A mi me parece que tiene una pinta estupenda,una pena que no salga en PC.
    De todas formas las impresiones son muy buenas Hector,comentas tambien las cosas no tan buenas.

  9. Con un poco de paciencia (no pasa nada por no tenerlo el día de lanzamiento), internet y saber buscar, en nada de tiempo te lo pillas la mitad de barato 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *