La Historia de Amstrad (y III): El desenlace

Previamente en La Historia de Amstrad, comenzamos con un fulgurante despegue de la compañía y la compra de su principal competidor y continuamos con un establecimiento en posición de liderazgo en el mercado de la microinformática. Nos encontrábamos en 1989 y Amstrad lanzaba nuevos productos al mercado como consolas, su gama de PCs y modelos portátiles, y renovaciones de sus modelos clásicos como fueron el CPC 464 y CPC 6128 y que tanto éxito  proporcionaron a la compañía en el pasado. Veamos cómo le fue a Amstrad esta estrategia…

 

 

A principios de los 90, Amstrad tenía un valor de mercado de £1,2 billones pero comenzaba una etapa llena de problemas. El primero de ellos fue debido a unos discos duros fabricados por Seagate y que Amstrad incluyó en sus primeros modelos de su gama PC. Estos discos eran poco fiables lo que empañó la imagen de Amstrad. Amstrad termina su relación con Seagate con una denuncia por un importe de $93 millones pero ya era demasiado tarde: Amstrad había sufrido pérdidas superiores incalculables debido a la pérdida de su posicionamiento en este segmento de mercado que nunca más recuperaría.

 

 

Mientras, su gama de CPC+ corría una suerte similar. Tras el traspié con Seagate, Amstrad se centra en su renovada gama de ordenadores de 8 bits que, con leves mejoras pero técnicamente iguales a sus antecesores CPC 464 y CPC 6128, competían en un mercado ya liderado por los sistemas de 16 bits. Estos nuevos equipos ofrecen la posibilidad del uso de cartuchos del sistema GX4000 pero Amstrad llegaba muy tarde a esta batalla. Los usuarios no solo no vieron la utilidad de este restyling, sino que además la idea de pagar 5 veces más por un mismo juego en cartucho terminó de truncar también la carrera de Amstrad en los 8 bits. Oficialmente el modelo CPC+ saldría en septiembre de 1990 y pocos meses después se dejaría de fabricar.

 

 

 

Con Amstrad recién llegado al segmento de las videoconsolas, el sistema GX4000 competía en Europa con nuevos sistemas como la SEGA Megadrive, NEC Turbografx o posteriormente con Super Nintendo, y con afianzados como Commodore Amiga o Atari ST, por lo que la batalla estaba perdida de inicio. Si alguien le preguntara a Alan Sugar qué año borraría de su calendario, este sería sin duda 1990. Seguramente fue esto lo que le llevó a darse un pequeño caprichito y comprar su club de fútbol de toda la vida, el Tottenham Hotspur y sanear sus deudas que ascendían a 20 millones de libras.


Amstrad entonces replantea su estrategia de negocios y decide centrarse en videoconsolas (pese al fracaso de la GX4000) y en sistemas portátiles. A partir de este momento Amstrad es una compañía sin un rumbo claro que intenta aferrarse al mercado con proyectos frustrados, alianzas poco lucrativas y copia de estrategias que, en definitiva, terminarían de sepultarla.

En 1993 firma un contrato con SEGA para fabricar la Amstrad Mega-PC. Este híbrido entre un PC y una Megadrive venía a copiar la estrategia de IBM con la SEGA Tera Drive mejorando algunos aspectos de su robustez. El precio de salida en Europa fue de £999 lo que, pese a la pronta rebaja a £599, ya la condenó a un sector alejado de su target de mercado que en realidad era el de los jugadores de videojuegos.

 

 

Ese mismo año (1993) Amstrad saca al mercado su Pen Pad llamada PDA600: una PDA que pretendía adelantarse al lanzamiento de la Apple Newton y competir duramente con ella. Una vez más, Amstrad se encuentra con un producto comercialmente fallido, con problemas técnicos y de usabilidad y con un coste de fabricación muy alto para su limitado uso que hizo que no se capturase el interés de los usuarios y terminaran por abandonar su fabricación. El stock remanente de las PDA6000 en UK fue comprado por Tandy Corporation quien terminó vendiéndolas por £50 en su cadena de tiendas.

 

 

A partir de este momento, Amstrad abandona definitivamente el sector de ordenadores y se dedica exclusivamente al de comunicaciones. Compra compañías como Betacom, Dancall Telecom, Viglen Computers y Dataflex Design Communications con objeto de afianzar la posición en el mercado que desde 1989 mantenía gracias a ser el principal fabricante de receptores y antenas parabólicas para el operador SKY. Posteriormente también fabricaría el grabador de vídeo digital para Sky+ y firmaría contratos con el operador australiano Foxtel (1997) y con italiano Sky Italia (2004).


Mientras tanto, en el año 2.000, Alan Sugar es nombrado Lord por la reina Isabel II de Inglaterra debido a su emprendedora carrera y su papel en los negocios del país.

 

 

A lo largo de toda esta historia, Amstrad también llegó a nuestros hogares con Cadenas de Música o aquel polémico video VHS Double Deck quien enseño los dientes a la industria a principios de los 90 y que comentaba Sparky en el segundo de los artículos:

 

 

Amstrad DD-8904

 

Los últimos productos que sacaría Amstrad bajo su estructura original serían unos dispositivos que combinaban teléfono y correo electrónico que se llamaron e-m@iler, e-m@ilerplus y E3 Video Phone. Alguno de ellos tienen el placer de compartir ranking de Peores Productos Tecnológicos con el Sinclair C5 o el  Barcode Battler.

 

 

Tras este último fracaso, en julio de 2007, BSkyB anuncia la compra de Amstrad por £125 Millones y el 2 de julio de 2008 Alan Sugar dejaba la presidencia de la compañía.

 

 

En la actualidad podéis ver a Sir Alan Sugar como estrella televisiva en el programa de la BBC The Apprentice, conduciendo un lujoso coche de su gran colección de Rolls Royce y Benttley por las calles de Londres, en alguna situación controvertida con la justicia o formando parte de las 100 personas más ricas según la Sunday Times Rich List pero eso, ya no forma parte de la historia de Amstrad…



{jcomments on}

Share

Acerca de hellboy

Informático de profesión, apasionado de los videojuegos y enfermo de Síndrome de Diógenes Digital. Eterno aprendiz en esto de los Social Media e inquieto colaborador de diversos proyectos y medios. Cree que Dios es Carl Sagan... twitter: @dvdfernandez
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a La Historia de Amstrad (y III): El desenlace

  1. Buen artículo, me ha gustado conocer la historia de Amstrad, de la que no sabía mucho tras los CPC Plus.

    Es una lástima el ver cómo la mayoría de empresas europeas punteras de la época han ido cayendo mientras que las americanas han sabido adaptarse y mantenerse en un gran número de casos.

    Es algo como lo que le está ocurriendo a Nokia, que mientras la americana Apple y las orientales HTC, Samsung, etc van ganando presencia, la finlandesa va a la deriva sin rumbo fijo… Algo debe faltar a nuestros empresarios en Europa…

  2. doragasu dijo:
    Buen artículo, me ha gustado conocer la historia de Amstrad, de la que no sabía mucho tras los CPC Plus.

    Es una lástima el ver cómo la mayoría de empresas europeas punteras de la época han ido cayendo mientras que las americanas han sabido adaptarse y mantenerse en un gran número de casos.

    Es algo como lo que le está ocurriendo a Nokia, que mientras la americana Apple y las orientales HTC, Samsung, etc van ganando presencia, la finlandesa va a la deriva sin rumbo fijo… Algo debe faltar a nuestros empresarios en Europa…

    Gracias amigo… esperemos que Nokia ahora con la alianza con Microsoft consiga llegar a más usuarios de smartphone. Pero lo de Amstrad fue acojonante…

  3. Pedazo de saga-articulos.
    Me ha gustado mucho hellboy. No fue mi ordenador pero si el de mi vecino. Pasabamos muchas tardes de verano jugando a grandes clasicos.
    Una pena su final con lo que fue en su dia, pero ya se sabe que estar en la linea acertada es dificil. No todos pueden adaptarse o lo hacen demasiado tarde.
    Buenisimo como siempre. Un saludo. 😉

  4. Una pena lo de Amstrad, pero hay que recordarla como la empresa grande que fue.

    Por cierto, tengo uno de esos teléfonos de Amstrad y lo guardo como curiosidad. Algún día me haré también con ese intento de PDA si encuentro alguna baratita 🙂

  5. Menuda currada de artículos te has pegado con la historia de Amstrad, muy buenos los tres.

    Felicidades!

  6. En una palabra ¡IMPRESIONANTE!
    Me han encantado estos artículos, amenos y bien documentados. La verdad es que los he disfrutado un montón y he aprendido mucho ¿que mas se puede pedir?
    Muchas gracias por el curro que te has pegado 😉

  7. Gracias por compartir con nosotros tan genial saga de artículos !!
    Yo a partir de los CPC+ no sabía nada más de Amstrad… menudas cagadas sacaron después !! a quien se le ocurre un teléfono para mandr e-mails en pleno año 2000 , el año del verdadero auge del internet hogareño. Muchas cosas a destiempo… aún así, le debemos una gran máquina como fue el CPC.

  8. Me ha encantado esta serie de artículos sobre la historia de Amstrad. Mi primo tuvo la misma minicadena que sale en este artículo. Una lastima que se estropeara hace ya casi una década.

    Muchas gracias Hellboy

  9. Esto si que es un articulo, y lo demás son cuentos.

  10. Muy buenos artículos, si señor. Felicidades!!

  11. La cadena Amstrad de música era una especie de carcasa con… bueno, era una carcasa. XDD. Al menos era barata. Cumplió con su fin, que era reproducir música en mi cuarto.

    El PC1512, que lo tuve, era una máquina excelente.

    Es curioso, pero la lógica dice que si una empresa quiebra, el empresario debería haberse arruinado. Pero ahí están todos, multimillonarios y forrados.

  12. Estaba esperando como agua de mayo este tercero y te ha quedado a la altura de los otros 2. Muy buenos!!! 😉

  13. Riquísima esta tercera parte. Como se comenta más arriba es una pena que compañías punteras no hayan sabido adaptarse a los cambios de mercado tirando por otros derroteros. Una pena la verdad.
    Eso sí, el amigo Alan está en la gloria xD

    Muy bueno hellboy, como siempre.

    Un saludo,
    David Sánchez.

  14. yo tengo ese equipo de sonido!!!!

  15. muy buenos articulos, yo no siquiera sabia que amstrad hacia tantas cosas diferentes

  16. por cierto en la sexta foto solo le falta el gorrito de papa noel

  17. Esta serie de artículos me han resultado tan entretenidos como instrucctivos. Gracias Hellboy y a ver con que nos sorprendes en tus próximos artículos.

  18. Felicidades por el artículo. Muy bien documentado. Coincido con JMV en la robustez del Amstrad PC1512. Yo lo tuve a pleno funcionamiento una década entera (algo impensable hoy en día) y jamás me dio ni un problema, tampoco su disco duro de 20MB (ni la escandalosa impresora DMP 3000, que parecía que te atacaba la marabunta con tanto ruido pero era dura y fiable). El 1512 lo compré de segunda mano con unos meses y lo tuve como ordenador para todo en un principio, desde jugar a hacer trabajos o programar en C, y cuando un pentium 100 lo jubiló, él siguió dando la cara en el negocio familiar haciendo facturas, llevando la base de datos de coches…todo con sus discos de 5 1/4, cada vez más difíciles de conseguir, hasta que un incendio lo destruyó en 1999. En cuanto a la cadena de música, vale no daba mucha calidad, pero es que costaba 29 mil pelas cuando las demás no bajaban de 50, no era mala inversión!

  19. La foto de la cadena amstrad es mía, la puse en el foro de EOL para enseñarla, hace un par de años, jajaja 😆

  20. El fotógrafo dijo:
    La foto de la cadena amstrad es mía, la puse en el foro de EOL para enseñarla, hace un par de años, jajaja 😆

    Joder! Pues muchas gracias entonces… yo no tengo ni idea de dónde la saqué pero supongo que sería de ahí. De hecho, si puse esa fue por que sin duda fue la mejor que encontré así que haces honor a tu nick! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *