Aliens: “Survival horror” en 8 bits

Una de las cualidades de las que francamente carecía el Spectrum (y otros ordenadores de 8 bits) era la de asustarnos. Para ello se necesitan unas ciertas capacidades técnicas y un realismo que el venerable ordenador de Sir Clive no podía proporcionar. ¿O sí? No son pocos los juegos que poblaron el Spectrum intentando sumegirse en el mundo del terror con desigual éxito. Por ejemplo, Viernes 13 era detestable aunque no carente de cierta gracia (en ningún caso se acercaba a nada parecido al miedo, salvo el que producía ver sus gráficos o escuchar ese sonido digitalizado grimoso) y Nosferatu era una obra impresionante y atmosférica pero no buscaba provocar sensaciones de tensión (ni falta que hacía para ser un grandísimo juego).

 

 

ALIENS no pasará a la historia como el mejor juego de Spectrum, pero sí es digno de recordarse por su calidad y por ser casi el único ejemplo de programa que consiguió lo que parecía imposible: acojonarnos.

De hecho podríamos decir que es el único ejemplo de “Survival Horror” de la época, con un planteamiento tomado de la película del mismo nombre estrenada en 1986. Manejamos a seis personajes en primera persona, y debemos trasladarnos por diversas estancias de una inmensa nave o colonia para poder escapar con vida. Debemos atravesar innumerables puertas y no perder el sentido de la orientación, para lo cual podemos usar el utilísimo y fundamental mapa que viene con el juego original y sin el cual pronto nos encontraremos perdidos sin remedio. Y eso no es gracioso ni nos permitirá “sufrir” lo que viene después…

 

 

Una numeración nos ayudará a saber en qué sala estamos, dispondremos de un indicador de “fatiga” (cuando llegue al mínimo tendremos que cambiar de personaje a manejar) y un nivel de munición de arma. Porque por la nave hay Aliens. Montones de ellos.

Cuando oigamos una alarma sonora, sabremos que cerca de nosotros hay un Alien próximo a atacarnos: tendremos que rotar por la sala con el punto de mira hasta localizar al intruso y eliminarlo de un disparo. La alarma irá subiendo de tono a medida que la paciencia del Alien se acabe: en ese momento se abalanzará sobre nosotros en una rápida y escalofriante animación, quedando la pantalla adornada por un efecto de estática que nos indicará que hemos sido abatidos. Si erramos el tiro, el Alien también se lanzará hacia nosotros. Si matamos al alien cerca de una puerta, ésta quedará inutilizada por un charco de ácido que no os aconsejamos atravesar. Los personajes pueden quedar también capturados por un breve espacio de tiempo si son atacados mientras no los manejamos, teniendo ocasión de rescatarlos si somos rápidos. Ya sabéis, organizaos en parejitas.

 

 

Estos encuentros con los Alien (ya sean guerreros o face huggers o reinas) constituyen el principal momento tenso del juego, y os aseguro que pone realmente nervioso ver cómo la alarma sonora se vuelve frenética y no conseguimos ver al enemigo. El objetivo final es llegar hasta la reina y matarla, pero para ello primero tendremos que realizar varios pasos como por ejemplo llegar a la armería, a la sala médica (cuidado con los face huggers, que también aparecen) y restablecer el suministro eléctrico ya que para colmo de males en un momento determinado del juego todo se volverá negro y sólo podremos ver algo disparando cortas ráfagas con nuestra arma (de munición limitada, claro está). Será el único momento en el que podremos disparar sin ser atacados instantáneamente por el enemigo, ya que no nos quedará más remedio que matar Aliens casi a ciegas.

Para el recuerdo esos momentos adrenalínicos en los que fallamos el primer tiro y abatimos al Alien in extremis volándoles la cabeza cuando ya los tenemos encima. Nunca habíamos vivido nada igual en un Spectrum, ni en el resto de plataformas de 8 bits, y eso es mérito exclusivo de este Aliens de Electric Dreams. Existe, por cierto, otra adaptación de ALIENS de la división americana de Electric Dreams, pero el juego objeto de este artículo es el inglés, que le da mil vueltas.

Recomendación: probad las versiones de Commodore o en especial Amstrad con su alucinante ambientación visual y musical (enorme musiquita de fondo).

Para los que os hayáis sentido atraídos por la propuesta (de verdad, merece la pena perder un tiempo con este juego) podéis también lanzaros a por un remake en PC llamado LV-426, nombre por cierto del planeta donde discurre la acción, y que consigue un resultado digno de verse. Lo dicho: dejad de lado los Alien vs. Predator y lanzaros al pasado para ver qué daban de sí estos bichos en los años 80.

 

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Aliens: “Survival horror” en 8 bits

  1. Increíble lo que se podía llegar a hacer con ganas aun disponiendo de tan pocos medios. Buen artículo.

  2. A mi personalmente fue un juego que no me gusto demasiad, creo que no lo entendia, y como en las versiones de Asmtrad creo recordar que los Aliens no se parecian demasiado, pues la verdad, no le hice mucho caso.

    Pero como rectificar es de sabios, y como siempre digo, creo que todo olo hecho en la Época tiene que ser digno de admiración, por el sacrificio y ser pioneros en algo, que a día de hoy es la mayor industria del mundo.

    Por cierto si hay algun/a jovenzuelo en la sala, trincaros Alien en 8º pasajero, y sobretodo Aliens II, para mi la mejor de la saga, y una de las mejores peliculas de todos los tiempos.

  3. Recordad que hay otro juego llamado alien 8 que no tiene nada que ver con las peliculas, es una especie de batman isometrico bastante interesante.

  4. No lo he jugado. Nunca. Lapidadme.

  5. Es curioso como algunos juegos conseguían transmitirnos sensaciones tan similares a las de los actuales juegos de terror. Creo que por encima de los gráficos, al menos en mi caso, el sonido de los juegos más modernos ha influido más en envolvernos en ese ambiente.

  6. Hace poco probe la version de pc, muy interesante pero increiblemente dificil. Un descuidio y se cargan a un valiso marine, tiene pinta de ser el tipico juego que te tienes que aprender de memoria para pasartelo.

  7. Precisamente el sonido es algo que a mí me pareció bastante insufrible en este juego, aunqeu esto suele ser común a la mayoría de juegos de la época si los pruebas a día de hoy.

  8. Lo jugué muy poco en casa de un vecino que era un poco cabrón. Me has dado ganas de sacarme esa espinilla y darle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *