Thor (Nintendo DS)… ¡Por Odín, un plataformas!

Uno de los males del mundo del videojuego es no aprender de los clásicos. Tratar el videojuego como algo deshechable, por ese trasfondo comercial que aún atenaza el desarrollo de nuevos productos. Miyamoto es un ejemplo de aplicación de esquemas cláscicos evolucionados a las nuevas tecnologías, pero es una de pocas excepciones.

Estos días, uno de los juegos que he estado probando es THOR, la adaptación de la película a la plataforma NINTENDO DS. Es decir, carne de cañón, una licencia en una plataforma agonizante, ideal para hacer un producto rápido e infumable. Bueno, pues no. Sorpresa, sorpresa.

Me decidí a darle una oportunidad cuando averigüé que no tenía nada que ver con los bodrios de las plataformas “mayores” sino que era una adaptación libre del estudio responsable del Contra 4, WayForward. Uno de los primeros aciertos es no seguir el argumento cinematográfico salvo en una vaga inspiración estética en cuanto a escenarios y enemigos (énfasis en los “trolls de hielo”, Ymir y demás parafernalia). Al contrario, todo el juego se desarrolla en el campo de la fantasía, en escenarios imaginarios y fantasiosos como Asgaard, cavernas infernales, lugares helados plagados de ambientación mitológica, y todo ello aderezado de la profundidad aportada por múltiples planos de scroll y el uso constante de las dos pantallas de la consola. La historia es muy sencilla, facilitando los enfrentamientos con los enemigos clásicos de Thor tales como Mangog o Sutur, con traición entre medias de Loki como es costumbre. Se utiliza la imagen de los protagonistas de la película pero pasados por el filtro de un dibujante de comics, por lo que la coherencia estética se mantiene en todo momento.

El segundo acierto es aplicar enseñanzas clásicas y no ser pretencioso. El juego no quiere complicarse artificialmente con elementos forzados de rol, ni de 3D usadas vulgarmente, sino que plantea un beat´em up en plataformas 2D logrando un gran dinamismo mediante los desplazamientos del protagonista y sus sencillos ataques. Nada de complicados combos sino que los diferentes movimientos son directos pero con la suficiente profundidad como para que sea divertido (y creativo) destrozar al enemigo. Su principal hallazgo es que podemos hacer vuelos en vertical de una pantalla a otra mientras golpeamos o lanzamos de un martillazo hacia el suelo al enemigo, lo que le da al juego un brutal dinamismo. Al mismo tiempo tenemos la opción de lanzar en diversas direcciones el martillo o efectuar barridos, golpes potenciados o pequeños combos a monstruos ya derribados o en el aire, al más puro estilo God of War pero sin tanta parafernalia.

Existe un sistema de “runas” muy elemental que permite que a medida que vayamos encontrándolas podamos seleccionarlas y añadir “vidilla” a nuestros ataques. Electricidad, fuego, daño extra… un pequeño aderezo para la acción.

Como vemos, esquemas clásicos aplicados hoy día con sabiduria para crear lo que debe ser exigido a todo juego: un vehículo de diversión que además nos atrapará con su adictiva dinámica.

Todo ello tiene la guinda perfecta: los enemigos finales, épicos y gigantescos, sabor “konami” pasados por el filtro de la mitología ideada por Stan Lee. No sólo es que sean perfectos sino que están muy bien presentados. Los más pequeños ocupan una pantalla de alto y se animan de manera llamativa con múltiples rotaciones, golpes brutales y ataques plagados de rayos y explosiones. Los jefes más grandes ocupan tanto que se recurre a un hábil artificio que consiste en hacer un zoom y alejarse de nuestro protagonista. Volaremos así hasta diversas partes del cuerpo del enemigo, esquivaremos desmesuradas espadas, torrentes de hielo y vibraremos con la correctísima banda sonora que realza cada épico momento.

Por supuesto hay algún problema: cierta facilidad, que contrasta con lo imposible de algún jefe, un enfrentamiento con Hela poco atractivo para el carisma del personaje, y un planteamiento algo limitado en sí mismo pero que sabe convertirlo en una virtud. Tampoco se usa para casi nada la pantalla táctil salvo para activar “magias” cuando nuestro medidor lo permite (sí, en el juego hay también “bolitas energéticas del Dr. Kratos”): llamativos rayos eléctricos que convertirán en un placer el acto de freir enemigos. El final del juego, por cierto, es de una estupidez edulcorada decepcionante, pero es lo de menos. ¿Loki pidiendo perdón a Thor? Eso nunca ha sucedido, amigos.

Construir videojuegos modernos sobre todo aquello que los videojuegos de siempre demostraron que funciona no es un paso atrás sino el paso necesario para que no se pierda el rumbo. Solo hay que recordar cómo integró la plataforma el Metroid Prime con un juego casi puro FPS pero que a la vez era una oda a la exploración (como buen Metroid). Mientras el videojuego actual se ocupa en general de enterrar los viejos esquemas con la idea equivocada de que ya no sirven, otras mentes más inteligentes prefieren olvidarse de FPS aburridos para volver sobre lo que otros ya hicieron, con gusto y oficio.

Oficio. Qué palabra tan olvidada.

Share
Esta entrada fue publicada en Consolas, Opinión y análisis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Thor (Nintendo DS)… ¡Por Odín, un plataformas!

  1. A mí hay una cosa que me preocupa desde hace algún tiempo. Gracias a sistemas más discretos técnicamente (como la DS, los móviles de hace algún tiempo o incluso los primeros iPhone / iPod touch), hemos tenido versiones de juegos más clásicas, más ajustadas a lo que a nosotros nos gusta.

    Por ejemplo, el Sonic Unleashed para móviles me resultó bastante más divertido que el de consolas. Pero ahora cualquier móvil de hoy día tiene una potencia del copón, y quizás eso afecte a ver títulos más de la vieja escuela, y que tanto nos gustan.

  2. Es que wayforward son unos maestros, mirad sino el contra 4. Tb estaban haciendo para DS un Aliens Colonial Marines pero parece ser que se canceló 🙁

  3. Pues yo el juego no sabía ni que existía pero lo que es la peli me pareció un truñaco de los gordos para que mentir.

  4. Ah, el excelente bloodraine nuevo para xbox live tb es suyo.

  5. Yo la peli ni me he molestado en verla, pero hay que reconocer que el juego este no tiene mala pinta. Ojalá sigan apareciendo juegos así aunque no sean en formato físico.

  6. La peli es una mierda de cuidado, pero este juego merece por lo menos dos noches de alojamiento gratuito en mi R4 para ver qué tal está.

  7. Lo mismo digo, un juego que no hubiese tocado ni con un palo gracias a la película. Te digo yo que le cambian el nombre y vende más. Lo probaré, gracias por la recomendación JMV.

  8. pocket_lucho dijo:
    Es que wayforward son unos maestros, mirad sino el contra 4. Tb estaban haciendo para DS un Aliens Colonial Marines pero parece ser que se canceló 🙁

    El Aliens INFESTATION no ha sido cancelado, sigue adelante.
    http://www.youtube.com/watch?v=7zqnKO5e2QY

  9. ¿Pero este juego ha salido ya a la venta?

  10. JAJA no es que este flaco, si estas mas flaco que antes Pero creo que lo hace malvadamente para que no podmoas adivinar el peso.Estaria bueno que cambien de camara en el estudio un dia y podmoas ir un par de oyentes a verloooos funnyyy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *