Cambiando el presente

Una agradable comida un sábado cualquiera trae a la mesa un debate y con él, un artículo en Fase Bonus.

Aprovechando que unos científicos logran enviar unos neutrinos desde Ginebra a Italia 60 nanosegundos más rápido que la velocidad de luz (aquí no existen los redondeos) se abre coloquialmente un nuevo debate sobre viajes en el tiempo y el acceso a las galaxias más lejanas sin necesidad de criogenizar a sus tripulantes y que los hijos de los hijos de los hijos […] de los hijos de los controladores los reciban cientos o miles de años después.

Pero amigos…. ¡¡¡¡Que son 60 nanosegundos en un viaje de 730 km!!!!Todo el mundo sabe que es suficiente como para volver a los 80 y forrarme así que os contaré cómo lo hice. Ni corto ni perezoso viajé al CERN, me introduje por un tragaluz y golpeando al vigilante nocturno (todo el mundo sabe que esta es la única forma de entrar clandestinamente a los sitios), logré meterme en el gran colisionador tras configurar en el panel mi destino en “Tokyo 1989”.

Un rato después, o mejor dicho un rato antes, me encontraba frente a las oficinas de SEGA en la capital japonesa. Me ahorraré los detalles, pero aquella reunión con la dirección acerca de los futuros proyectos de Nintendo y Sony fue de lo más fructífera. Una semana después allí estaba, como presidente de la Compañía y en pleno lanzamiento de la SEGA Mega Drive.

Lo primero que hice fue registrar el producto “PPP: Pay Per Play” y proponerlo en la primera reunión de accionistas a la que fui convocado. Hubo un par de hara-kiris entre los miembros de SEGA pero finalmente compraron mi idea y rápidamente sacamos los primeros productos bajo este tipo de licenciamiento.

La prensa especializada criticó la medida pero las cifras hablaban: millones de jugadores de todo el mundo pagando y repagando por contenidos que ya estaban en los cartuchos. Ganamos miles de millones extras por desarrollos que antes asumíamos dentro del precio del juego. Una gran formula que nos permitió comprar Nintendo!!!.

Los siguientes años fueron maravillosos: bajamos la duración de los juegos vendiendo posteriormente expansiones, eliminamos los trucos para desbloquear personajes sustituyéndolos por personajes de pago…

… e incluso cobrábamos por poder terminar los títulos:

Estábamos deseosos de que por fin se popularizara Internet para seguir ganando dinero a mansalva… pero algo salió mal. Compañías de todo el mundo copiaron la formula y pronto descubrieron las bondades del pago extra. Fabricantes de coches empezaron a cobrar por pasar de 80km/hora en sus automóviles, relojes con un extra por poder ver el día del mes, ratones con un plus por poder utilizar el botón derecho o teléfonos preparados para cobrar por tono adicional hasta que fueran descolgados. El mundo era un caos!!!!! Mi idea era volver a Espana (lo siento, pero tanto el fabricante de mi SSOO como el del portátil me cobran por poner la eñe así que tengo que optimizar su uso) y salir de aquella locura, pero ya era tarde… EL MUNDO HABÍA CAMBIADO!!!! Los acentos de este texto me han costado 5€ y como supera las 30 líneas, otros 2€.

Tengo que volver al pasado y arreglar todo este desaguisado… por suerte el CERN se había inventado pero estaba en una isla del Pacífico: único lugar del planeta donde no se cobraba un extra por colisión/partícula. Entré por el hueco del tragaluz que no pagaron al arquitecto porque era un extra y descubrí que en esa realidad no es necesario golpear al vigilante porque no contrataron el plus de “Tiempo de respuesta inferior a 5 minutos de vigilante”. Le saludo cordialmente y este me lo devuelve. Dispongo de 4:55 minutos para volver sobre mis pasos. Esta vez poner un año de cuatro cifras me costo un extra pero las cinco letras del destino no tenían cargo. Así es como me encontré de nuevo en Tokyo frente al edificio de SEGA.

Sin perder un minuto, eliminé a mi anterior yo del futuro y conseguí que todo volviera a sus cauces tal y como lo conocemos hoy en día. Ya en el hotel pensaba que aun me quedaba algo que hacer… debía dar algunos consejos a SEGA sobre el MegaCD y el 32X y garantizar su existencia en el presente! Me dirigí de nuevo a las oficinas de SEGA mientras pensaba en que si con una SEGA debilitada habíamos sufrido títulos como los juegos de invierno de Mario y Sonic, sus olimpiadas o el Sonic 4 en capítulos descargables, lo siguiente podría ser el puto canguro del SoR3 protagonizando una franquicia llamada Kangaroo Adventure o algo asi. Mejor dejo de tocar…

Ahora he pensado viajar al futuro para ver en que acaba todo esto de los DLCs y en concreto si el mundo sufrirá el cambio que yo pude vivir en el pasado, o en el presente… ya no estoy seguro. En cualquier caso, si queréis terminar de leer este artículo ya sabéis, abajo dejo mi cuenta de Paypal y por 10€ adicionales os envío el final de la historia que, por supuesto, ya tengo escrita…

Share

Acerca de hellboy

Informático de profesión, apasionado de los videojuegos y enfermo de Síndrome de Diógenes Digital. Eterno aprendiz en esto de los Social Media e inquieto colaborador de diversos proyectos y medios. Cree que Dios es Carl Sagan... twitter: @dvdfernandez
Esta entrada fue publicada en Artículos, Humor. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Cambiando el presente

  1. Muy buen Hellboy, me ha hecho mucha gracia. Aunque creo que de ser cierto muchos seguramente ya pasaríamos de esta afición que todavía conservamos.

  2. JAJAJA, qué grande tío. Los DLC no deberían de existir en un futuro, o al menos no con la salvajada de precios de ahora. Los usuarios medios no son tontos (creo), en un momento se darán cuenta que pagar 20 veces por un juego no es viable.

    Por cierto, hay un fallo que podría provocar una paradoja que destruiría el mundo. No deberías haber matado a tu yo del futuro ya que era tu yo del pasado con lo cual no podrías volver a cambiar el pasado. Yo de tí intentaría arreglar eso antes de que se joda otra vez el universo.

  3. nuvalo dijo:
    Por cierto, hay un fallo que podría provocar una paradoja que destruiría el mundo. No deberías haber matado a tu yo del futuro ya que era tu yo del pasado con lo cual no podrías volver a cambiar el pasado. Yo de tí intentaría arreglar eso antes de que se joda otra vez el universo.

    Tranqui, no le miré a los ojos por si acaso… de momento todo bien. Si veo que empiezo a borrarme en las fotos me vuelvo a Ginebra 🙂

  4. hellboy dijo:
    [quote name=”nuvalo”]Por cierto, hay un fallo que podría provocar una paradoja que destruiría el mundo. No deberías haber matado a tu yo del futuro ya que era tu yo del pasado con lo cual no podrías volver a cambiar el pasado. Yo de tí intentaría arreglar eso antes de que se joda otra vez el universo.

    Tranqui, no le miré a los ojos por si acaso… de momento todo bien. Si veo que empiezo a borrarme en las fotos me vuelvo a Ginebra :-)[/quote]
    Amigo mío, Ginebra la que esta claro que te has bebido para pergeñar esta ida de olla 😛
    Eso sí, divertido como pocos y real como la vida misma 😉

  5. Yo os digo que ese acelerador es una mierda y no funciona. Yo he estado dentro del túnel y he ido desde Ginebra hasta Italia, y he tardado un huevo.

  6. Ajá. Así que cuando telepizza empezó a cobrar los extra de queso fue por tu culpa.
    Ya te pillaré yo xD

  7. Buena entrada. Pero por o menos con los DLC estás comprando algo, aunque sea virtual y muchas veces estúpido. Con el extra de queso de telepizza todo el mundo sabe que te ponen la misma cantidad de queso los hijoputas.

  8. ¡Buenísimo!

    Para mi gusto, de los mejores textos que he leído en Fase Bonus. Es actual, irónico, mordaz y real como la vida misma.

    Como diría Chicho Terremoto: ¡3 puntos colega!

    Por cierto, no son 60 ns exactos, sino que tienen una incertidumbre en la medida que creo recordar que rondaba los 2 ns (me estuve hojeando el paper). Y si queréis mi apuesta: yo no acabo de creerme que los neutrinos corran tanto, sospecho que la han debido de cagar en algún punto del experimento (aunque a priori todo parece correcto).

  9. Jajaja no véas !! un texto irónico y desternillante, pero hablando de una cruda realidad con muchísima razón…

    Te ha salido muy bien, Hellboy. Eso sí, cuidadín a quien eliminas en tus viajes espacio/tiempo !!

  10. Muy buen texto Hellboy.

    Es como un relato corto de ciencia ficción, y como tal, extrapola la actualidad a un contexto ficticio. Refleja con sarcasmo una realidad muy patente en la época que nos toca vivir.

    De 10 :adorar:

  11. Muy bueno, esta entarda es ama :adorar:

    A mí este material es del que más me mola encontrarme de buena mañana en Fase Bonus.

  12. Gracias por los comentarios!! Pensar que estuvo a punto de no ver la luz… 😛

    La idea básica era transportarse al pasado y pensar en esos trucos o personajes secretos que sacabamos con combinaciones de teclas o desbloqueando misiones, que de pronto se convirtieran en DLCs descargables. Pulsar durante unos segundos en la eleccion de personaje de una de las primeras versiones de Street Fighter 2, volvía a nuestro jugador de un color distinto. Es curioso que nuestros hijos lo vivirán como un traje que costará 200 Microsoft Points…

    Me alegra que haya gustado, tomo nota… 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *