Atari 2600: Historia de una Leyenda (II)

(Partes: 1234567)

Características Técnicas

Veamos pues, de que se componía la máquina en cuestión:

El procesador: Un MOS6507 a 1.20 MHz

Memoria RAM: 128 bytes internos, con posibilidad de usar hasta 256 bytes adicionales en cartuchos especiales.

Memoria ROM: 4KB era el tamaño estándar para la gran mayoría de juegos, pero hubo casos de juegos que llegaron a ocupar 32KB en cartuchos especiales mediante técnicas de paginación de memoria.

Video y Audio: Chip TIA (Television Interface Adapter), con una paleta que contaba con un total de 128 colores, podía mostrar 16 simultaneos, algo verdaderamente interesante, pues tenía un abanico realmente amplio de colorido con el que se pudieron, por ejemplo, hacer degradados bastante resultones y vivos, o conseguir que las variantes de un mismo juego fuera tomando distintas tonalidades. Como handicap en contra tenemos que sólo podía gestionar como mucho cuatro colores en una misma línea, y como veremos más adelante, este chip contaba con ciertas limitaciones técnicas. La resolución máxima que permite el TIA es de 160×190 píxeles. Respecto al sonido, ofrecía dos canales de audio de sonido monaural, y se sabe que la consola fue preparada inicialmente para emitir sonido estereo a través de esos dos canales mediante unos altavoces integrados en la consola, pero finalmente se decidió por emitir el sonido directamente por la TV. Es por ello que cuenta con dos vías monaurales en vez de una.

Jay Miner fue el responsable de la implantación de este chip.

Entrada y Salida: Dos puertos de Joystick DB9, que serían posteriormente catalogados como los famosos puertos de normativa Atari, siendo un estándar que compartieron la inmensa mayoría de todas las consolas y microordenadores que fueron apareciendo en la década de los 80’ / 90’.

Para salida de video y audio, presentaba un cable de antena que iba directo a la toma correspondiente de la TV.

Versiones

Atari VCS CX-2600 “Heavy Sixer”: El primer modelo de todos, fabricado en Estados Unidos. Con 6 Palancas y un acabado “estilo madera” en el frontal. Las palancas eran: Power, Tv Type (Blanco y negro o Color), Left Difficulty, Right Difficulty, Game Select y Game Reset. Conocida como Heavy Sixer por sus seis palancas y su mayor peso respecto a los siguientes modelos.

Atari VCS CX-2600A: igual que la anterior, y con las primeras unidades todavía fabricadas en Estados Unidos, aunque luego se derivaría ya toda la producción a Oriente (de todos es sabido que la mano de obra es mucho más barata y basta decir que los componentes eran de una calidad menor) y con los bordes de la consola algo más finos. Sigue manteniendo las 6 palancas de selección. Conocida como Light Syxer por tener un menor peso respecto a su modelo anterior.

Atari 2600: Año 1980. Aquí la consola pasó a llamarse ya Atari 2600, dejando de lado el término VCS. Igual que las anteriores, con el mismo acabado en madera, pero con sólo 4 palancas; los selectores de dificultad se encontraban esta vez atrás de la consola a modo de interruptores de plástico.

Tanto a ésta como a las anteriores se las conoce también popularmente como modelos “Woody” debido a su acabado imitando la madera.

Atari 2600 “Darth Vader”: Año 1982. Igual que la anterior pero sin el frontal madera. La consola es toda negra y se la conoce como “Darth Vader” por su apagado y negro diseño en un guiño a la saga Star Wars. Algunos modelos fueron fabricados en Estados Unidos y otros en Taiwán.

Atari 2600 Jr.: Fue la versión renovada de Atari 2600 aparecida en el año 1984, cambiando radicalmente el diseño, siendo más pequeña, más ligera, sin palancas (fueron sustituidas por unos botones e interruptores de plástico) y con un precio bastante rebajado. Encontramos dos modelos: uno bautizado como Big Rainbow, donde se aprecia el logotipo de Atari y una franja multicolor que cruza la consola en horizontal, y otro llamado Short Rainbow, donde esta franja arco iris es mucho más corta. Ésta última fue fabricada en la industria oriental, pero hay una serie de remesas provenientes de Irlanda, mientras que la Big Rainbow, que parece ser la más extendida, se fabricó únicamente en Taiwán.

A este modelo, en uno de sus progresivos y multitudinarios lanzamientos, lo acompañaba un cartucho oficial de Atari, el famoso con la etiqueta verde de 32 juegos en 1.

De todas las versiones existentes a lo largo de la historia de la Atari 2600, hay variantes dentro de un mismo modelo. Si se saben interpretar las etiquetas de detrás de las consolas, se pueden averiguar varias cosas, como modelos de revisión de placa base, año y lugar de fabricación, etc.

Existió también una versión importada al mercado japonés, conocida como Atari 2800, pero que no obtuvo el éxito esperado, pues allí cuando ésta llegó ya era demasiado tarde porque la Nintendo NES ya había nacido. También he omitido los modelos exclusivos realizados para la cadena Sears Telegames por ser únicos del mercado estadounidense.

Hubo también infinidad de consolas clónicas o “piratas” que imitaban, algunas veces de manera acertada y otras bastante chapuceras, el diseño de la consola original y que eran compatibles con sus juegos, y de las que se hablará más adelante en el capítulo pertinente.

Consolidación como sistema doméstico de juegos

Originalmente la consola se entregaba con el juego Combat, que consistía en dos tanques combatiendo entre si, exclusivamente para dos jugadores, en un modo de juego que recordaba al Spacewar. Aparte de este Combat, la Atari VCS disponía desde su inicio de un catálogo de 8 juegos más en el mercado: Air Sea Battle, Basic Math, BlackJack, Indy 500, Star Ship, Street Racer, Surround y Video Olympics.

Estos juegos primerizos se caracterizaban por no tener en las remesas iniciales ninguna ilustración en la etiqueta del cartucho, simplemente el texto del título del juego, el número de referencia del cartucho y el logotipo de Atari, así como una lista de todas las variantes que contenía el mismo juego, la cual figuraba en la parte central. Estos cartuchos se conocen como Text-Lablel. Esto fue así hasta 1980. A partir de entonces, Atari volvería a sacar al mercado estos cartuchos con una etiqueta en el mismo mostrando una imagen artística a color (picture-label). Es por ello que en los cartuchos desarrollados por Atari podemos encontrarnos un mismo juego con diferentes variaciones en la etiqueta y también, en los años posteriores a 1980 y en función del año de relanzamiento, con la etiqueta de un color u otro; después de la picture-label estuvo la serie silver-label y la última fue la red-label. Hay incluso juegos que se pueden encontrar en todas estas distintas etiquetas, pues fueron lanzados varias veces en distintos años.

A partir de aquí, y aunque el primer año fue algo tímido, empezaron a aparecer paulatinamente más y más títulos. El poder ver gráficos a todo color en una pantalla de televisión que obedecieran a nuestras órdenes transmitidas a través del joystick y encima con multitud de juegos era algo nunca visto que se iba propagando de hogar en hogar.

Algunos ejemplos de juegos con etiqueta “text-label” de mi colección particular

Y llegó el momento de la aparición en los salones de juego de uno de los primeros grandes éxitos de los recreativos: Space Invaders, el cuál contó con una conversión para la Atari VCS en 1980 y catapultó el sistema hacia el estrellato. Con este lanzamiento, el éxito cada vez más creciente que ya tenía la consola de por si, alcanzó cotas insospechadas. Atari se hizo con la licencia de la compañía japonesa Taito, y, atención al dato, el juego pudo ser programado gracias a un “bug” en el hardware de la consola, más concretamente en el chip TIA (Television Interface Adapter), el cual sólo permitía mostrar correctamente dos sprites simultáneos por cada línea horizontal (causante esto de muchos de los parpadeos que se pueden observar en varios juegos para esta consola). Este fallo permitió utilizar una técnica llamada H-Strobe y gracias a ella se pudo mostrar en pantalla la típica formación de marcianitos invasores del Space Invaders. Se puede decir que les fue de un pelo a los chicos de Atari. Necesitaban un super-ventas y vaya si lo fue; el poder disfrutar en casa del juego que se veía en las máquinas recreativas no tenía precio. Sí que era ligeramente diferente, pero la esencia era la misma. Incluso los había que lo preferían a la recreativa original por el uso del color y por el enorme número de variantes (hasta 112) que ofrecía: distintas velocidades, escudos protectores móviles, enemigos invisibles y un largo etcétera.

La famosa formación de marcianitos y nosotros a los mandos de la nave salvadora de tal invasión.

Un gran éxito que sirvió para impulsar enormemente la fama del sistema Atari 2600. Menos mal que se pudo solventar el problema del hardware… ¿Qué hubiera pasado de no poderse programar este juego?

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Historia. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Atari 2600: Historia de una Leyenda (II)

  1. Me acabo de dar cuenta de que necesito una Atari 2600 edición Darth Vader. Deben costar un pastizal, ¿no?

  2. Si algo tenian estos cartuchos era el encanto de la sencillez.

  3. Y yo que pensaba que como mucho había tres modelos diferentes, lo que se aprende en estos artículos 🙂

  4. Recordando las características técnicas uno se da cuenta de algunas de las virguerías que se hacían con tan pocos medios…

  5. Mi favorita, y de la cual tengo dos unidades (una Taiwanesa y una de USA, ésta última estoy a la espera de recibirla), es la de 6 palancas “woody”, quizás porque es el mismo modelo que había en mi casa y con la que crecí. Son del modelo Light Syxer, ya que la heavy syxer es casi igual excepto por los bordes que son algo más gruesos, pero mucho más cara. Reconozco que la Darth Vader tiene un encanto particular, al ser toda negra, una sencillez que tiene magia. La Jr. es muy común, mucha gente se hizo con ella por la enorme bajada de precio y posteriormente por la inclusión del 32 en 1, pero en mi opinión es la más simplona de todas (sin desmerecer, por supuesto), pero también más pequeña y ligera.

    Men_Drugo, la Darth Vader no se va mucho de precio, pero tampoco es barata. La más barata y fácil de conseguir bien de precio es la Jr. Ahora mismo veo en Ebay una Darth Vader completa en caja con 4 juegos: http://www.ebay.es/itm/Atari-2600-Black-Darth-Vader-Boxed-Console-C-W-Games-Excellent-Condition-/250931195392?pt=UK_VideoGames_VideoGameConsoles_VideoGameConsoles&hash=item3a6caa2e00 por unos 100euros+portes. Si te da igual la caja y lo que quieres es la consola, ves echando un ojo regularmente porque por unos 50 euros se puede conseguir ese modelo.

    Por lo demás, como dice Deka, los cartuchos tenían/tienen un encanto especial, tanto los text-label como los que vendrían después, además, al tener etiqueta adhesiva grande, lucen mejor que otros de otras consolas.

    Y si, los programadores debían lucirse para programar akgi decente ante tales limitaciones técnicas 🙂 Es lo que ha hecho grande a muchos juegos en muchos sistemas!! 😉

    Un saludo a to2

  6. Muy grande la primera Atari, lástima que no volvieran a triunfar con ninguna otra consola realmente.

  7. Que no decaigan estos artículos sobre la Atari, que además tiene el mérito de ser la única consola con suficiente estilo como para haber usado madera en una de sus carcasas.

  8. Ya tengo una Vader en el punto de mira, a ver si hay suerte… :_D

  9. Ya nos contarás si te la pillas al final 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *