Spa Wars: Un clan español en una galaxia muy lejana

En una Galaxia muy muy lejana, los juegos multijugador en Internet eran muy diferentes. En 1997, Lucasarts lanza al mercado un nuevo juego de la serie “X-Wing” llamado XWING VS TIE FIGHTER en el que integra lo mejor de sus dos anteriores juegos de la serie. Fue un juego absolutamente único ya que por vez primera te permitía sumergirte en el universo de Star Wars pilotando libremente cualquier nave imperial o rebelde, en dos largos modos de campaña. Además de eso, el apartado técnico es por vez primera asombrosamente real, utilizando las cualidades de las tarjetas aceleradoras de la época (principalmente 3dfx).

 

 

Pero lo principal del juego, lo verdaderamente especial, era su modo multijugador en red. Campañas cooperativas e inolvidables duelos en red totalmente configurables, que necesitaban de una previa puesta en común e intercambio de direcciones IP.

 

El juego fue remodelado y superado por XWING: ALLIANCE, que permitía lo mismo, pero mucho mejor (si nos olvidamos de la estúpida inteligencia artificial en los duelos contra el ordenador).

 

 

Sí, era 1997. La red era diferente: páginas web ultrasencillas y horribles, y módems de 56K en el mejor de los casos, con tarifas por hora de conexión y cuentas telefónicas cercanas al atraco a mano armada. Entonces se estilaban los bonos de X horas mensuales para dedicarle al sano vicio de destruir imperiales on-line.

 

 

Existía en esa Galaxia un clan español de juego on-line, con una destreza notable en el manejo de todo tipo de naves en el XWing vs. Tie Fighter. Era el clan SPA, que por calidad podía medirse a muchos jugadores de cualquier nacionalidad. Organizado en rebeldes e imperiales, aún resuenan los nombres de sus míticos integrantes. SPA_Ig88, ese maldito cazarrecompensas; SPA_Kenom, que desde Zaragoza mostraba su habilidad en un XWing; SPA_Thor o SPA_er_dani, cuya técnica era simular debilidad para freírte con su laser rebelde a la mínima oportunidad; SPA_Cavitu, tan preciso con un Tie Fighter que parecía imposible que lo hiciese sin cheats; SPA_Casiopea, tan hábil volando como buena gente; SPA_Tajt y su vuelo elegante; SPA_Skywalker con su versatilidad; o SPA_Thanatos, un servidor, que con su pad era capaz de volver loco a cualquier enemigo.

 

Cada base tenía su propia página web para coordinar torneos y duelos, sus reglas de honor y su sistema de puntos.

http://members.fortunecity.com/spaig88/base.htm

http://members.fortunecity.com/spaig88/index.htm

Por aquel entonces, no existía Steam ni nada semejante. A nadie se le había ocurrido implantar un servicio de pago. Existía “la zona”, la MSN Zone, un primario sistema que facilitaba jugar a algunos juegos en red, reunirse en salas y preparar el lanzamiento de la partida de manera cómoda. Era típico que el host no se “llevara bien” con todas las conexiones, por lo que lograr un buen duelo sin lag era algo muy complicado y celebrado. Cuando jugábamos, lográbamos tal grado de precisión en el disparo que un pequeñísimo lag a favor podía ser una ventaja insalvable.

El equilibrio entre lasers, escudos y velocidad era cuidado al máximo, decidíamos con cuidado la estrategia a seguir con el oponente. Había pilotos tan habilidosos disparando que ir frontalmente era un suicidio. Había otros capaces de acertar a cualquier objetivo en movimiento mientras esquivaban simultáneamente. O quienes podían predecir la forma de moverse tras analizar patrones de vuelo. Todo ello formaba parte del servicio de inteligencia del grupo, todo servía para imponerse al bando enemigo.

Pero había algo mejor, y era que todos éramos un grupo de amigos. Quedar a volar era entonces un acontecimiento, potenciado por la excepcionalidad que entonces suponía jugar en red. Todo eso contrasta muchas veces con lo rutinario del online actual y lo despersonalizado que resulta. Eran otros tiempos, germen de todo lo que hoy día conocemos (para bien o para mal).

 

Los años pasaron, y la Zona desapareció. Alguien pensó (acertadamente) que detrás de todo aquello podía existir un negocio lucrativo. SPA se disolvió lentamente y sólo quedaron vestigios en la red como los que os he puesto anteriormente. Aún me parece escuchar los lasers retumbar en las cabinas virtuales, ver las naves saltar en pedazos una y otra vez mientras pensaba si habría alguna forma de parar a esos malditos imperiales. A veces, echo de menos volver a volar con aquel viejo X-Wing. El tiempo no perdona. Y menos a los videojuegos.

Quizá no esté todo perdido…

http://www.spawars.net/foro/

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Spa Wars: Un clan español en una galaxia muy lejana

  1. Vaya recuerdos, ahora que jugar por Internet es lo más normal del mundo casi nos hemos olvidado de la odisea que suponía muchas veces hace años.

  2. Jugar online hace bien poco (cuando funcionaba todo) era algo casi mágico y muy especial. Esas partidas al Doom o al Jedi Knight… uf

  3. ¡Y esas partidas en local al Starcraft quién no las recuerda!

  4. Aún recuerdo una tira que un dibujante hizo para la Gaceta Universiataría en la que el protagonista conseguía conectar con Infovía y su madre lo abrazaba emocionada, diciendo que sabía que su nene llegaría a algo en la vida…mientras que el modem cortaba de nuevo la conexión. En la última viñeta se podía leer “tarifa plana ya!”. En fin, parece que fue hace un siglo, pero si os fijáis, los que nacieron en esos años aún no se afeitan, por lo que seguimos siendo jóvenes (por poco tiempo!)…No sabía lo del grupo hispano, fijo que llevaban un jamón y una bailaora con peineta en el xwing…Genial como experiencia!Yo lo más parecido que hice fue jugar en red (de las de tarjeta con cable coaxial) al primer Doom (con el parche que cambiaba los sonidos originales por las voces de Chiquito de la Calzada). Buen artículo, JMV!

  5. Era la época de Infovía, de los modems que sonaban a chicharra, de las conexiones que s ecortaban, de conectarte con el cronómetro para evitar arruinarte, de los “bonos” de Telefónica, del ICQ (¿Quién se acuerda del bueno del ICQ, un auténtico pre-Messenger o Skype?) para pasarnos las direcciones IP…

    Dentro de poco, con las IP de seis cifras, el online de miles de juegos pasará a la historia.

  6. JMV dijo:

    Dentro de poco, con las IP de seis cifras, el online de miles de juegos pasará a la historia.

    Siempre habra un HAMACHI que solucione eso, digo yo :p

  7. Me acuerdo de mover los ordenadores alguna noche o fin de semana para poder jugar en red con los colegas, cada semana tocaba en casa de uno… Impensable hoy en día XD

  8. Con lo bien que se juega sola xD a mi el juego en red me gusta para momentos puntuales, pero eso de tenerlo conectado en algunos juegos que no paran de incordiar como con el Street Fighter es un trauma. Intentas jugar tranquilamente y no paran de salir oponentes a cada minuto, como cuando estabas en los recres y un desconocido tiraba una moneda mientras jugabas sin preguntarte nada xD

  9. @JMV el ICQ que iba con números en vez de nombers de usuario, pero qué grande era… Me pregunto si todavía funcionará.

    En aquellos años uno pasaba mucho rato intentando conectar o incluso se presentaba en casa de un colega con el ordenador bajo el brazo con tal de no jugar con la pantalla partida de la consola en la tele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *