Katmandú: Un espejo en el cielo

Hace unos días nos invitaron al pase de prensa de la película “Katmandú: Un espejo en el cielo”, que se estrenará el próximo 3 de febrero. Esta nueva película de Iciar Bollain está basada en el libro “Una maestra en Katmandú”, siendo una adaptación libre del mismo.

 

Ya en el inicio nos avisan de que algunas escenas son puramente ficción, pues el libro era una obra autobiográfica de Victoria Subirana, una maestra que se crió en Barcelona y que realizó un largo viaje al Nepal para ejercer como profesora. Su viaje dio muchas vueltas (algunas muy duras) hasta terminar a cargo de una institución donde ha logrado construir varias escuelas para ayudar a los más desfavorecidos a salir de la pobreza.

 

 

En este caso nos alejamos un poco de la temática de las películas más comerciales para dar un ojo a esas “basadas en hechos reales”, por lo que nos vamos a encontrar con un drama de la vida real. Y además una película española… ¿queda alguien en la sala?

 

Lo cierto es que las películas españolas a mí me dan bastante miedito. El cine de ficción/acción suele ser bastante malo, o peor aún, aburrido (¿Alatriste era de acción? Casi me duermo viéndola :P). El de humor, pues dependiendo de los actores hay pequeñas joyas o tremendas mierdas (“Torrente” no será lo mejor del mundo, pero divierte y punto 😉 ). Y en el drama… pues en esto sí que se los suelen montar más o menos bien. Claro que al cine pocas veces iremos a pasarlo mal, por lo que solo las encontraréis en La 2 (sí, además de documentales echan pelis, algunas hasta buenas).

En este caso creo que se ha hecho trabajo muy bueno, a mí personalmente me ha gustado (de vez en cuando creo que está bien que nos recuerden que el mundo en que vivimos es muy injusto). Con “Katmandú: Un espejo en el cielo” nos encontramos con una película bastante dramática, rodada con buen gusto, aunque por lo poco que he leído de la historia original el guión ha sido bastante edulcorado.

 

 

La historia comienza a principios de los años 90 poniéndonos en la piel de Laia, el personaje que encarnará la historia adaptada de Victoria Subirana. Trabajando como profesora, se encontrará con muchas injusticias que la harán replantearse la vida. En medio de una sociedad dividida en castas, la profesora Laia luchará por intentar conseguir un mundo mejor (es prácticamente una “Madre Teresa de Calcuta”), aunque para ello tendrá que realizar un matrimonio de conveniencia o incluso ceder en algunas de sus convicciones.

 

 

La película nos traslada a Katmandú, donde la pobreza abunda y la división de clases hace que los ricos puedan convertirse en pobres, pero los pobres no puedan más que seguir siendo pobres. El guión está bastante bien llevado, veremos una evolución en casi todos los personajes secundarios sin que la película sea pesada ni apelotonando acontecimientos. En todo momento es Laia la protagonista, pero sus compañeros de viaje la acompañarán facilitándole mucho su labor humanitaria. Además, la fotografía es muy buena, mostrándonos en muchos casos bellos paisajes montañosos, que contrastan con los suburbios de la ciudad donde trabaja Laia.

 

 

Lo que más me ha gustado (spoilers): Sobre todo el personaje de Laia, y su viaje a través de los años. Una mujer de carácter fuerte, que hará lo imposible por cambiar el mundo que la rodea. Desde el inicio de la película parece que tiene muy claro “porqué está allí”. Además, su sentido de la justicia ralla lo imposible, la escena en la que empieza a gritarle a un oficial al que supuestamente tenía que sobornar para poder quedarse en el país es mítica.

 

 

Lo que menos me ha gustado (spoilers): Que me ha recordado porqué no suelo ver dramas. El final es muy trágico, y recuerda lo injusta que es la vida. Además es un final que juega con el espectador, en un momento pasa del “mundo perfecto” al que aspiraba Laia al dolor que resulta la vida real cuando se queda (casi) sola. Por otro lado, deja algunas cosas sin contestar, como el “porqué lo hace”. En algunos momentos se nos dan pinceladas de su pasado, pero da la impresión que más que una vida de dedicación, lo que Laia busca es la “redención” por los actos que cometió.

En resumen, “Katmandú: Un espejo en el cielo” es una película para aquellos a los que les gusten las “basadas en hechos reales”. Os dejo con el trailer:

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Katmandú: Un espejo en el cielo

  1. Me sabe mal no haberme podido acercar, la verdad es que no tiene mala pinta. Y qué cojones, para algo decente en cuanto a cine español, hay que apoyarlo. Gracias por tus impresiones Marcos.

  2. Hostia, pues la verdad es que no tiene mala pinta. Sobre todo el tema de la fotografía… ah! y muy acertado tu análisis sobre el tema del cine en España aunque aquí tendríamos que aterrizarlo en un contexto de subvenciones a go-go 😉

  3. Lo peor del cine patrio es que parece que uno de los requisitos fundamentales para que promocionen una película es que sea una puta mierda. Luego salen cosas más normales o pasables como esta que comenta Marcos y yo nunca había escuchado ni hablar de ella.

  4. Pues a mí me consuela un poco ver que al menos hacen películas como esta con nuestros impuestos y no lo destinan al 100% a las películas de siempre…

  5. El cine español da pena, lo peor de todo es que si hubiera salido (aunque solo fuera de pasada) Belén Esteban o Paquirrín, la película habría estado en boca de todos. No se que ayudas españolas le habrán dado, pero casi toda la película ha sido grabada con actores y escenarios Nepalíes. Supongo que la empezarán a dar publicidad a partir del mes que viene, que hasta febrero no la estrenan.

    La peli no es perfecta, pero se agradece un poco de cine-denuncia español.

  6. Bueno no tiene mala pinta.pero habra que ver porque ami el cine español me da mucha pereza verlo, aunque luego me acaben gustando las pelis… No todas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *