La tele que me parió #2: Hoy, MacGyver

MacGyver, el apellido que podría pasar perfectamente por una hamburguesa en un restaurante de comida rápida y una de las series más enganchantes que te puedas echar a la cara.

El tío era como una mezcla del presentador de Bricomanía y el mecánico de Mazinger Z, que, ojo, podrías pensar: “Sí hombre, pero el de Bricomanía hace las cosas de verdad, y los inventos de MacGyver son ficción, así que no son comparables porque blablablabla…”, ¿verdad? Pues a mí eso me la suda señora.

 

¿Que por qué me la suda? Porque MacGyver se mete en un sótano y te construye cosas que, o revientan puertas, o vuelan, o disparan, o explotan, y eso mola que te cagas, ¿y el de Bricomanía que hace? ¿Te monta una mesita que, como mucho, lo que hace es quedar bien en el salón? Pues eso, que minipunto para MacGyver, campeón. Y guárdate ya las gafas de pasta, que conmigo no te sirven.

 

Oye, que yo construí una piscin… eeerm, vale, es no mola tanto…

 

Fuentes fiables (o no) confirman que a los cuatro años ya era maestro de Pretecnología en el Instituto de… ¡¡AAATCHISSS!! Ains, que resfriado más tonto, donde ya enseñaba a montar cuadros eléctricos sencillos en chapón y cochecitos de madera que andaban a pilas. Porque la misma palabra te lo dice: PRE- tecnología, lo que había antes de la tecnología: cables, chapón y pilas de petaca.

Y la distraccíón del estornudo para no darte el nombre del instituto me ha funcionado de puta madre.

Resumo la estructura de los capítulos: amanece un nuevo día en la vida de nuestro prota, se presenta follón, lo encierran en algún garaje/sótano/cárcel de máxima seguridad, (que a este le suda el cimbrel reventar una puerta de madera que la compuerta blindada de un búnker), se las ingenia para construir un explosivo con un clip, polvos de talco y dos chicles de menta que ríete tu del C4, para hacerse una salida y escapar llevándose a la chica y resolviendo el follón. Porque con explosivos se resuelven todos los follones, y la mezcla de un poco de talco con un chicle de menta produce una reacción explosiva. O no.

 

Y esto lo he fabricado con lo que había entre los cojines de mi sofá

 

Como se habrá dado cuenta a estas alturas, querido lector, es que los resúmenes supercurrados y superestructurados me los paso por el arco del triunfo. Ya me vais conociendo hoygan.

Y es que, al menos para mí, todo lo que no sea la escena del invento de turno para escapar del sito donde tienen encerrado a “Mac” es pura morralla, porque lo que son diálogos super currados, historia cautivadora, identificación del espectador en los sentimientos del protagonista, o trasfondos filosóficos de esos que le gustan tanto a los especímenes gafapastiles (joder que caña les estoy dando), pueeees que quiere que le diga señora, lo que es sobrados no andaban, pero es que tampoco hacía falta. Lo que buscaba uno en aquella época era acción, tiros, explosiones y protagonistas guapetes con pelazo, y de todo eso si que andaba sobrado, y me quedaba tan embobado que algún que otro colacao se me ha quedado frío.

Como yo siempre he gozado de mucha imaginación, no sería la primera vez que fantaseaba con fabricar algún artilugio que me ayudara a escapar de mi cuarto cuando mi madre me castigaba, y como no era buena idea forzar la puerta, evidentemente porque si era descubierto en mitad de la maniobra de huida me la cargaba, pues mi única opción era la ventana, que a pesar de tener una reja, daba a la calle. Así que mi mente empezaba a hacer inventario de los distintos objetos que había en mi habitación y que fueran susceptibles de ser combinados para crear algún tipo de ariete o explosivo. Y lo que había en mi cuarto era:

 

– Mi cama.

– Un armario ropero.

– Una cómoda con muchos cajones.

– Un televisor.

– Una mesita de noche.

– Una alfombra vieja.

– Un radiocasette de doble pletina.

 

Todo aquello combinado daba como resultado… un chaval que se iba a quedar castigado toda la tarde.

¿Por qué no tendría yo en mi cuarto cosas molonas como sopletes, bombonas de gas inflamable, sierras radiales y cables eléctricos?

¿Por qué las cosas no eran como en las series que me gustaba ver?

Eso para mí eran preguntas sin respuesta, misterios imposibles de resolver, como el preguntarse por qué hay gente que se deja la uña del meñique larga.

Se echa de menos aquellos tiempos porque éramos más impresionables, y lo que antes molaba ya no mola tanto, y lo que ahora mola, en aquella época nos habría reventado la cabeza. Si es que algo puede molar tanto como para reventarte la cabeza.

 

Pero MacGyver sigue siendo una serie que no defrauda: a mí me sigue molando (casi) igual que la primera vez lo mañoso que es el prota y la jodida imaginación del guionista de la serie para inventarse mil y una formas de combinar objetos para reventar puertas o incapacitar enemigos. Aunque lo de que te encierren en un sótano con todo lo que te haga falta para escapar huela un poquillo, y fabricarse un soplete con el tubo de un cuadro de bicicleta con óxido de hierro dentro, huele como si se te hubiera muerto un caballo dentro de un barril de pescado podrido, pero joder, vamos a darle un poco de cuartelillo, que si pudiera materializar objetos de la nada, el prota sería Dios, o David Copperfield, ¿no?

En fin, qué más quisiera el presidente de mi comunidad que tenerlo de mantenimiento del bloque, anda que se iba a fundir alguna lámpara o algo. Si, de momento, vaya.

Share
Esta entrada fue publicada en Humor. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La tele que me parió #2: Hoy, MacGyver

  1. Una de mis series de la infancia, grandísima y con una de las melodías más recordadas, me atrevería a decir que más que la del Equipo A.

  2. Leí en una revista que seguramente iban a sacar nueva peli de Macgyver en breves y no sé si eso es bueno o malo.

  3. Justo hace unos días me dio por ver la peli de MacGyver y el Tesoro Perdido de la Atlántida. Supongo que la serie habrá envejecido mejor que la peli, pero me da palo volver a ver esa y Parker Lewis por si acaso.

    Muy graciosa la entrada Mister X xD

  4. ¿Soy el único que piensa que es una peutada que en su epoca nunca hubiera crossover McGyver/Equipo A? ¿Os podeis imaginar algo así’

  5. Vaya risas me he pegado con el artículo, sobre la película después de que nos enseñaras lo cenutrio que se ha puesto Mcgyver dudo que vuelva a grabar mucho más.

  6. @DekaBlack Crossover entre mcgyver,el equipo A y el coche fantástico, eso lo habría petado XD. Imagínate como habrían dejado a Kitt si estuvieran los 5 trabajando a la vez en el coche.
    @Men_drugo Me acuerdo de la peli, triste como ella sola. Era Mcgyver por el prota, pero no tenia nada que ver con la serie. Creo que solo se fabricó un par de inventos cutres mas resolver “le misterio”.

    Para los interesados, la estan reponiendo en el canal Nitro del TDT, los fines de semana a las 13:00. Que quereis que os diga, pero con lo que echan en el resto de canales sigue siendo la mejor opción XD. Chiste del dia (era un chiste, pero juraría que en un capítulo salía de verdad…):
    “Mcgyver, que nos atacan con tanques….”
    “No importa, tengo un chicle”

  7. @nuvalo ese crossover sería el definitivo xDDDD

  8. El coche fantástico, otra de las grandes con la que seguro que este señor nos deleita.

  9. Que crack, yo de niño también flipaba con las ocurrencias de Macgyver y de los propios guionistas, aunque creo que es una de esas series que hay que dejar en el recuerdo y no volver a ver para no joder el recuerdo.

  10. @Jeshua: Pero esto qué es!!!? 😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *