Recuerdos de Navidad

¡Jo, jo, jo, fasebonuseros! Bienvenidos a otro de los muchos artículos navideños que pueblan estos días toda la red.

Este año quiero hacer algo diferente, ya que estas fechas seguramente son las que más carga nostálgica me producen. Así que voy a ponerme un poco sentimental (tranquilos, no lloraré, soy un hombre, y los hombres no lloramos, sudamos) y compartir con todos vosotros tres videojuegos que inevitablemente me recuerdan a la Navidad.

Espero que lo disfrutéis, y si no, tranquilos, volveré a la tónica general y dejaré de comportarme como una nenaza. Allá vamos:

 

Primer recuerdo: Gex 3 – Deep Cover Gecko

 

¿Qué tiene que ver un lagarto con la Navidad? Poco, la verdad, o mucho (depende de cómo pase cada uno estas fechas). Y es que este juego ha sido injustamente olvidado.

Hay que remontarse a finales de los 90, donde los videojuegos se compraban no sólo en Centro Mail y derivados, sino también en hipermercados y videoclubs. Normalmente nos pasábamos horas mirando mientras nuestras madres compraban e intentábamos colar entre verdura y filete un juego de PlayStation. No colaba, pero había que intentarlo y si tenías suerte (por ser Navidad, siendo el alma de la gente más pura, etc.) conseguías este juegazo.

 

 

Aunque sea tildado de copia del Mario 64, Gex tenía una gran personalidad, diferentes fases, y lo que es mejor… ¡una espía cañón a la que había que salvar! Era un juego muy divertido, y con el que pasé horas y horas hasta acabarlo.

Y si alguno sigue mosca porque no le recuerda a la Navidad, solo diré que la primera fase era una estampa navideña, llena de duendes, snowboard, casas de madera y un Papá Noel que te tiraba regalos a la cara. Chicos, si eso no es Navidad, apaga el árbol y vámonos.

 

Segundo recuerdo: Daze Before Christmas

Descubrí este juego gracias a la revista “Video & Games”, una tarde mientras mi padre repostaba en la gasolinera. Vi una revista que me impactó porque llevaba una cinta VHS, y la portada era del Rey León (que marcó la infancia de más de uno y fue el taquillazo de esas navidades). Así que con muchos ruegos, la conseguí, y madre mía, la de veces que habré visto ese VHS. Me encantaban los fatalities de Mortal Kombat, salté al ver que mi Game Boy se conectara con la Super Nintendo (y Wario telo enseñara) y me moría por tener todos los juegos que salían (vale, los de deportes no). Entre esos juegos aparecía uno muy navideño: Daze Before Christmas.

 

 

El juego era un plataformero de pura cepa, de los que se hacían antes, controlando a Santa saltando y abriendo paquetes. Que aunque no parezca gran cosa, es perfecto para jugar en estas fechas.

Manejando a Papá Noel con su saco dando guantazos a todo bicho viviente que se precie y, seguramente, también se lo daría a Tim Allen si le viese, por Noecidio.

 

 

La cosa es que más tarde solo pude jugarlo en emulador. Mi cinta de vídeo la tiró mi abuela en una de sus limpiezas y en eBay el juego está por 40 euros, c’est la vie.

 

Tercer recuerdo: Christmas Nights

Y para terminar volvemos a la actualidad, con un juego navideño que he estado disfrutando estos días al lado de la chimenea y esperando con una escopeta a ese gordinflón que me debe un juego de la Super Nintendo desde el recuerdo anterior.

Y es que Christmas Nights es una maravilla, como el juego original. Es una expansión del Nights into Dreams, que se regaló en revistas o con otros juegos de la Sega Saturn (aparte de poder ser alquilado en los Estados Unidos en el extinto “Blockbuster”).

 

 

El juego cuenta la historia de Elliot y Claris durante su temporada de vacaciones, después de sus aventuras en Nights into Dreams. Nuestra misión es la de recuperar la estrella de Navidad robada del árbol Twin Seeds.

El título contaba con la gran novedad de usar el reloj interno de la consola, haciendo que el juego reaccionara dependiendo de la fecha en la que estemos: felicitándonos la Navidad, el año nuevo, el 28 jugando con Reala (el reverso oscuro de Nights) o apareciéndonos un Papá Noel… Muy novedoso para la época.

El juego contenía la primera pantalla del original, “Spring Valley”, convertida y adornada con decorados navideños, con nieve, los aros son navideños, un árbol de Navidad por la cárcel que teníamos antes y los nightopians (los seres que viven en este mundo) vestidos para la ocasión junto a Nights y los protagonistas, y una melodía típica de estas fiestas que acompañaba a la acción. Una auténtica delicia.

 

 

La dinámica del juego es igual que la del original: volamos recolectando esferas y al final de fase lucharemos con el enemigo (también diseñado pensando en las fiestas), hasta conseguir la estrella y volver a instaurar la Navidad. Pero aquí no acaba todo, y es que el juego tenía un gran número de extras que se desbloqueaban con un juego de unir parejas que aparecía al final de la fase. Así conseguíamos extras tan jugosos como galerías de imágenes, un modo karaoke para cantar la canción tan famosa del juego, vídeos y seguramente el que más os guste, poder jugar con Sonic al Nights. Una delicia, y la primera vez que vemos este personaje en 3D en la historia. Y no os cuento todos los extras, prefiero que los descubráis si conseguís esta joyita.

 

Y hasta aquí hemos llegado. Pasado unas muy buenas fiestas, no os atragantéis y espero que consigáis muchos regalos. Un abrazo cordial.

Share

Acerca de salariasa

Jugador de los 90, coleccionista sobretodo de juegos de Game Boy, conocedor del secreto detras de diferenciar que es la mantequilla y lo que parece mantequilla, profesión posproductor y compositor audiovisual. cinefilo, cinefalo y descontructor universal
Esta entrada fue publicada en Artículos, Historia, Opinión y análisis. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Recuerdos de Navidad

  1. ¿No se te olvida una de las primeras pantallas del Carnevil? Empiezas en una montaña rusa basada en la Navidad:

    http://www.youtube.com/watch?v=sbfS2oD7EKs

  2. Y a mi que me lo recuerdan las fases con nieve del Blade…

  3. Un artículo muy personal Salva! Moooola… Yo tengo grabado a fuego como juego de navidad el TMNT y el INDY de Amstrad CPC. Son los mejores recuerdos!!!

  4. Justo, como dice hellboy los artículos personales molan más. Yo a los Gex siempre los he tenido en la cabeza como juegos de segunda, pero habrá que darles una oportunidad.

  5. El Christmas Nights lo llegan a sacar ahora y te soplan una pasta por el DLC, siendo descarga digital. Realmente adelantado a su época y con muchos detalles, como SEGA solía hacer antes. Genial.

  6. la revista que dices la compre un par de veces
    era un poco cutre pero tenía al mismo tiempo su encanto con los videos, una pena que fuera tan cara por llevar la cinta

  7. La revista que comentas la vi algunas veces en el kiosko pero costaba un pastón y siempre me quedé con ganas de comprarla. De todos modos creo que tuvo una vida muuuuy corta o al menso yo no la vi más.

  8. Yo todavía conservo esas cintas junto a las publicitarias que regalaban en las otras revistas x)

  9. pues yo el Daze Before Christmas ese ni lo conocía, era exclusivo de Mega?

  10. Recuerdo esa revista y ese juego Daze Before Christmas (que JAMÁS vi en tiendas ni había visto nunca). La revista en sí duró 2 o 3 números, y creo que este número en concreto me venía sin audio 🙁 (no sé por qué no lo reclamé).

    No tuve Saturn, pero me encantaba escuchar el opening en game 40 y en Navidad me acuerdo de esa bso y esa época ^_^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *