Saints Row the Third, ahora en serio

Seguramente habréis leído esa entrada extraña que hice sobre este juego, al que le puse una puntuación en plan coña. Pues bien, ya va siendo hora de dejarse de coñas y tratar a este juego como lo que es.

 

Este nuevo Saints Row es una continuación directa del anterior juego, solo que esta vez los Saints son considerados como celebridades. Después de haber vencido a todas las bandas rivales en la anterior entrega, deciden robar un banco. Un atraco que no sale bien, pues resulta que ese banco pertenecía a otra banda de otra ciudad, y prácticamente es una excusa que nos dan para empezar el juego en otra ciudad, con otras bandas rivales. Y no os voy a engañar, la historia es claramente inferior a la de Saints Row 2, y lo que es peor, a los primeros minutos de juego matan a Gat, uno de los personajes más queridos por los fans de la franquicia.

 

 

Lo peor de todo es que esta historia condiciona la jugabilidad del título, y es que tanto el argumento como las misiones son totalmente lineales. Sí, he dicho lineales: tenemos un sandbox de “mundo abierto” con una historia lineal. Las misiones se deben hacer en orden, y eso prácticamente mata la sensación de libertad del anterior juego. En Saints Row 2, cada banda rival tenía su historia totalmente independiente, lo que te permitía elegir qué misiones hacer. Podías centrarte en hacer todas las misiones de una sola banda o podías ir alternando entre una banda y otra. Todo esto desaparece en esta tercera entrega, ya que aquí todas las bandas están “unidas”. Todas forman una única asociación y tienes que eliminarlas una a una, siguiendo el orden de la historia. Una historia que para colmo termina de forma un tanto extraña, seguramente para continuarla con algún DLC o similar.

 

 

Pero no todo es malo, el juego sigue teniendo momentos bastante divertidos y alocados. Como una misión en la que estamos drogados, desnudos y debemos liberar a esclavos sexuales (WTF?), u otra en la que tendremos que saltar en paracaídas para aterrizar en medio de una fiesta. También contaremos con las clásicas misiones secundarias, que nos ayudarán a subir experiencia y ganar dinero, para poder comprar locales, armas y personalizar coches.  Y vuelven las estafas al seguro que tanto nos gustan, aunque por desgracia no habrá tanta variedad como en el anterior juego y en seguida se harán repetitivas. Lo peor de todo es que muchas de estas misiones son importantes para subir la experiencia a nuestro personaje, si no las hacemos, será muy fácil morir en el modo historia.

 

Ese es otro problema que encontré, la dificultad está muy mal balanceada. Lo mismo podemos acabar con nuestros enemigos casi sin darnos cuenta, que de la misma forma nos pueden petar el orto de siete maneras diferentes. En más de una ocasión he tenido la tentación de utilizar chetos, aunque al final no lo hice porque me dediqué a hacer las misiones secundairas para subir de nivel (y porque si vas con chetadas no te dan logros).

A nivel gráfico no hay mucho que decir, claramente está a un nivel muy inferior a lo que solemos ver normalmente, aunque mejora respecto al Saints Row 2. Especialmente en la versión de PC, que esta vez sí que tiene un mínimo de optimización. Aunque siga pidiendo demasiada máquina para tan poco gráfico…

Y lo que casi nadie perdona a esta tercera entrega: el multijugador desaparece casi por completo. Así es, al margen de un modo horda que cansa a los dos minutos.

 

 

El cooperativo es simplemente decente. Puedes jugar con un amigo todas las misiones principales y secundarias, pero no tendrá ninguna repercusión en la historia. Aun así vale la pena probarlo, especialmente si se te resiste alguna misión complicada.

Ciertamente este juego me ha supuesto una pequeña desilusión. Las primeras misiones son sencillamente espectaculares, pero por desgracia va perdiendo fuerza conforme avanza la historia. Casi me da la sensación que este juego está hecho al revés. No puedes empezar de forma tan espectacular, para luego en los momentos finales ofrecerme misiones del montón (por cosas como esta es por lo que siempre he preferido GTA).

Saints Row the Third no es para nada un mal juego, tiene muchos momentos alocados y divertidos, y han sabido utilizar el humor y la locura para diferenciarse de sus rivales. Sigue siendo una grata experiencia, y espero con ganas un Saints Row 4. Aún así es claramente inferior a la anterior entrega, Saints Row 2.

Y ahora llega lo más complicado para mí: dar una puntuación. Es la primera puntuación real que hago (la última era obviamente de cachondeo). Del 1 al 10 le doy un sólido 7, lo cual es una puntuación alta (esto no es Hobby Consolas, donde un 7 equivaldría en realidad a un 3).

Valoración:

Como juego divertido cumple bastante bien su cometido. En principio iba a darle un 6, pero el detalle de poder ir subiendo de experiencia y perpetrar toda clase de locuras (y poder crear una protagonista tetuda como personaje ya de paso) le hace subir hasta el 7.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Saints Row the Third, ahora en serio

  1. Nada al final me lo he pillado seminuevo, estoy bastante de acuerdo contigo en todo pero al no haber jugado al anterior creo que la experiencia es mejor.

  2. Menos mal que lo has puesto a caer de un burro, si no le das un 12 :trollface:

  3. Yo sigo en mis trece, es decir que no lo compro por más de trece euros

  4. ¿Juego de alquiler? ¿Quién ha dicho eso? ¿Juego de alquiler? ¿Quién ha dicho eso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *