Tyrian 2000: El shoot´m up que nunca debe ser olvidado

Existen muchísimos juegos que con el paso de los años van cayendo poco a poco en el olvido de la memoria colectiva. Tal vez pueda deberse por el momento histórico en el que aparecieron en el mercado o por su falta de promoción o mismamente por su calidad en comparación con otros juegos. Sin embargo, eso no significa que en la vida de un jugador ese título que pasó sin pena ni gloria, no tenga un pedacito de corazón videojueguil. Estamos hablando de ‘Tyrian’, un shoot´m up de acción a raudales en el que nos convertiremos en pilotos de una nave espacial que irá abriéndose paso a disparos por los cielos de diferentes planetas con el objetivo final de destruir a un poderoso enemigo.

 

 

El título salió a la venta para la plataforma MS-DOS en el año 1995 después de cuatro años de desarrollo. ‘Tyrian’ fue llevado a cabo por la extinta Eclipse Productions y publicado por Epic MegaGames (hoy conocida como Epic Games, creadora de ‘Gears of War’ y ‘Unreal Tournament III’), quien se encargaba de dar salida en formato shareware a distintos videojuegos. De sus oficinas salieron títulos tan conocidos como ‘Extreme Pinball’ y ‘One Must Fall 2097’, entre otros.

 

El juego, que desde 2004 es totalmente freeware, corría a muy buena velocidad en un 486 a 66 Mhz, en una época en la que los primeros Pentium y su error de ‘coma flotante’ se estaban poco a poco imponiendo en los hogares. El colaborador del portal Gamikia y Fasebonus.net y gran aficionado  de ‘Tyrian’, David Paredero, asegura que el videojuego de Eclipse Productions “podía funcionar bastante por debajo de los mismo”.  En este sentido asegura haber jugado a Tyrian 2000 en un 386 a 33 Mhz “e iba muy bien”, reconoce.  “Si bien es cierto que había que jugar un poco con el detalle gráfico. El juego era bastante escalable”.

 

 

La prensa especializada internacional valoró de forma muy positiva el juego programado por el equipo de Jason Emery, consiguiendo puntuaciones muy altas como un 87% sobre 100 en la revista PCGamer, 4 sobre 5 estrellas en la Next Generation, e incluso ser nominado a los premios “Juego de Acción del Año” por la publicación Computer Gaming World. ¿Pero qué tenía este juego para hacerlo tan especial? Las respuestas más abajo.

Nos encontramos en el año 20.031. Enfundados en el traje de un joven piloto llamado Trent Hawkins nuestra vida diaria es bastante sencilla. Trabajamos para la compañía Microsol encargada de convertir los diferentes planetas del Universo en lugares habitables para la humanidad gracias a los Terraformers. Nuestras labores se basan en encontrar localizaciones habitables dentro de esos planetas. Nuestra última asignación ha sido el planeta Tyrian, que se encuentra localizado cerca del territorio de Hazudra, donde habita una raza de alienígenas con forma de lagarto.

 

 

Un día, el mejor amigo de Trent, Bruce Quesillac, natural de Hazudra, es abatido mientras realiza una misión de reconocimiento en Tyrian. Al parecer, ha descubierto el paradero de Gravitium, un mineral muy especial que sólo existe en ese planeta y con el que se puede llegar a controlar la fuerza de la gravedad. Antes de estrellarse, Bruce contacta con nosotros y nos cuenta que detrás de todo está la compañía Microsol. Quieren utilizar el Gravitium para armar sus naves de guerra y de esa forma convertirse prácticamente en indestructibles, por lo que no dudarán en eliminar a todos aquellos que conozcan la existencia del mineral y de su plan.

Automáticamente nos convertiremos en los siguientes de la lista negra de la poderosa empresa, por lo que sólo nos quedará huir de Tyrian. A bordo de una pequeña nave nos dirigiremos al planeta libre de Savara, donde contactaremos con la compañía Gencore (rival de Microsol) para unirnos a ellos e intentar desbaratar los malvados planes urdidos desde la compañía en la que trabajábamos.

‘Tyrian’ cuenta con diversos modos de juego, como Historia, Arcade y Dos jugadores. Cada uno de ellos tiene características muy diferentes que les diferenciarán de manera enorme. Por lo que podríamos decir que cada modo otorga al jugador una experiencia diferente en cada partida. En el Modo Historia iremos viviendo las aventuras de Trent Hawkins en la lucha contra Microsol.

 

 

Aunque al inicio de la partida comenzaremos con una nave ligera, podremos ir mejorándola poco a poco añadiéndole cañones multidireccionales, cañones de luz, armas láser, misiles de gran potencia, bombas, etc. Incluso podremos añadirle un armamento secundario que se encargará de protegernos tanto la parte trasera de la nave como los ángulos muertos. Los dos tipos de armamento podrán mejorarse hasta once niveles. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el gasto de energía de estas armas, por lo que no sólo tendremos que aumentar la potencia de disparo, sino también la capacidad de generar la energía necesaria para hacerlas funcionar. Tanto es así, que tendremos que tener en cuenta otros aspectos menos ofensivos de la nave, como el generador energético o el escudo de protección. Además, podremos adquirir dos pequeñas naves más que harán de escoltas y que dispararán bombas atómicas, mini-mísiles y minas multidireccionales.

Todas estas mejoras podremos adquirirlas entre fase y fase en un bazar. El dinero lo iremos consiguiendo según vayamos derrotando a los diferentes enemigos en combate, ya que normalmente dejarán algún tipo de premio. Además, dependiendo del tiempo que tardemos en finalizar la fase, en qué condiciones lo hagamos y el número de enemigos que hayamos abatido tendremos unos u otros tipos de mejoras. Incluso durante la partida podemos encontrar una fase especial en la que tan sólo ahí será posible adquirir algunas armas a un precio realmente asequible.

 

Lo interesante de ‘Tyrian’ es que podemos preparar nuestra nave ajustándose a nuestro gusto y al estilo de juego de cada uno, quedando en nuestra mano la decisión de tener más armamento de un tipo u otro o incluso mezclarlos hasta conseguir un equilibrio. Paradero sostiene que el juego tiene  Xenon 2 “como principal influencia del juego en algunos aspectos, especialmente lo de las mejoras de la nave. Aunque en esta ocasión sean más amplias, personalizables y permanentes”, matiza.

“La posibilidad de ir subiendo de nivel para conseguir más y mejores tuneos, creo que es algo que nunca (o casi) se ha vuelto a ver en un shooter, y menos en PC”, mantiene el colaborador de Fasebonus.net

Con todo preparado nos adentraremos en el espacio profundo por un total de tres mundos (la versión ‘Tyrian 2000’ que salió en el año 1999 incluye cinco). De esta forma nos enfrentaremos con más de 50 enemigos diferentes que irán desde cazas de combate hasta cruceros y fragatas, pasando por enemigos terrestres. Además, al final de cada fase nos veremos las caras contra un enemigo final que nos avasallará con millones de disparos. Eso sí, no llegará a lo visto en títulos como ‘Ikaruga’ o ‘Shikigami no Shiro’, aunque no se quedará muy lejos.

El segundo modo de juego, Arcade, seguirá las pautas de la mayoría de los shooters. Nos enfrentaremos con los enemigos que de vez en cuando irán soltando mejoras para nuestra nave, las cuales podremos potenciar mediante orbes de color morado. No obstante, para conseguir aumentar el armamento al máximo necesitaremos cada vez un número más alto de orbes. Las posibilidades en este sentido serán mucho más limitadas que en el Modo Historia.

 

 

Por otro lado, también podrán jugar dos personas a la vez en modo cooperativo. En esta ocasión el primer jugador manejará la nave ‘Dragonhead’ mientras que el segundo pilotará la ‘Dragonwing’. Las dos naves son diferentes a la hora de atacar. La ‘Dragonhead’ utilizará armamento frontal de potencia media-baja pero con una carencia de tiro muy alto, mientras que en la ‘Dragonwing’ se primarán las armas vectoriales así como ataques ofensivos muy poderosos de carga frontal, lo que culminará en un potente rayo que arrasará con todos los enemigos. Pero lo más curioso es que los dos jugadores podrán combinar sus naves creando el ‘Steel Dragon’. De esta forma el primer jugador se pondrá a los mandos de la nave mientras que el segundo será el artillero.

“En el modo de dos jugadores el Jugador 1 podía jugar con teclado mientras el Jugador 2 podía hacerlo con ratón, con lo cual no se daba el efecto Gauntlet II”, asegura Paredero para añadir que con el ratón “se juega de puta madre”.

Uno de los detalles más curiosos es que ‘Tyrian’ permitía jugar a este modo multijugador cooperativo también online mediante una conexión modem.

Si comparamos gráficamente ‘Tyrian’ con los juegos de aquella época podemos decir claramente que estaba en desventaja. Títulos como ‘Command & Conquer’, ‘Ultimate Doom’, ‘Phantasmagoria’, ‘Heroes of Might & Magic’, ‘Mortal Kombat’, ‘The Dig’, ‘Caesar II’, ‘Alone in the Dark 3’, entre otros muchos dejaban a la altura del barro a este divertido y trepidante shoot´m up. Comparado con lo que se estaba realizando en 1995, el trabajo del diseñador de niveles y programador Jason Emery y Daniel Cook, que se encargaba de las labores artísticas y del diseño de la interface, no era muy profesional.

Todo el conjunto que daba vida a ‘Tyrian’ contaba con un aspecto sencillo y muy colorido. Los escenarios no tenían muchos elementos y repetían en numerosas ocasiones el mismo patrón. Solamente la inclusión de nubes u otro tipo de detalles gráficos lograban romper con la monotonía visual. Las naves, por otro lado, eran las que tenían un mejor aspecto general. Especialmente los grandes jefes finales que nos recuerdan a los monstruosos enemigos de la series japonesas. Aún así, ‘Tyrian’ era un título que no solía sufrir bajadas de ‘framerate’, lo que lo convertía en un shoot´m up muy regular, veloz y dinámico.

Personalmente, hablar de ‘Tyrian’ es hablar de su música. (Se puede escuchar y descargar gratis a través de este enlace. Mucha de la culpa la tiene su compositor principal Alexander Brandon, conocido también por haber realizado las bandas sonoras de juegos como ‘Jazz Jackrabbit 2’, ‘Unreal’ y ‘Unreal Tournament’ (junto a Dan Gardopee, Michiel Van Den Bos y Andrew Sega), y ‘Deus Ex’. En esta ocasión, acompañado por Andreas Molnar, Brandon compuso un total de 40 tracks de corte electrónico extremadamente épicos, destacando especialmente el tema central ‘Tyrian, The Level’. Aunque en la primera versión del juego la música venía en formato LDS, la revisión de 1999 incluía las pistas mejoradas y en alta definición.

No obstante, para la versión freeware decidieron no incluirlas y de esa forma reducir el tamaño del archivo de descarga. Los efectos de sonido no eran ninguna maravilla pero cumplían con creces su objetivo. Cada arma tenía su propio sonido, si bien no había ninguna diferencia sustantiva entre el efecto de un armamento de escasa potencia y otro de alta.

Hay juegos que después de los años se convierten en productos especiales para los jugadores. Títulos que vistos desde una perspectiva actual no eran lo suficientemente rompedores como para hacerse un hueco en la memoria colectiva. No importa. Lo interesante del mundo de la cultura y del entretenimiento electrónico es que cada uno puede tener un cariño especial a un producto en concreto sin que lo sea para los demás.

‘Tyrian’ es para mi uno de esos ejemplos. Tal vez por la sencillez que suponía el manejo con el ratón, teclado o mando; la capacidad de aguante de la nave gracias a su escudo (una característica relativamente innovadora, ya que en la mayoría del los shoot´m ups de aquella época la aeronave era derribada con un sólo disparo); las posibilidades en el Modo Historia para poder modificar a nuestro gusto la nave; la capacidad de multijugador cooperativo con ‘fusión’ incluida; sus diferentes niveles de dificultad, así como la diversión sin trampas ni cartón que ofrecía. Tan sólo peca de ser relativamente simple gráficamente y de su acabado poco profesional. Por lo demás cumple con creces.

 

El relativo éxito de ‘Tyrian’ llevó a la realización de un remake en 1999 bajo el nombre de ‘Tyrian 2000’, compatible con Windows y que incluía un nuevo episodio adicional y varios errores subsanados. Incluso hubo un intento de llevarlo a Game Boy Advance, aunque fue cancelado. Según el colaborador de Fasebonus Daniel Paredero la versión para la portátil de Nintendo e “totalmente jugable aunque inconclusa y no tiene música”. Hoy en día el portal de videojuegos retro Gog.com regala el juego al darse de alta en su tienda online.

(Articulo publicado originalmente por Julen Zaballa ‘Asadapi’ el 20 de diciembre de 2007 en el extinto portal OjGames. Adaptado y actualizado para Fasebonus.net)

Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Ordenadores. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Tyrian 2000: El shoot´m up que nunca debe ser olvidado

  1. Pedazo de repaso Asadapi. Lo único que me gustaría añadir es que también existe una versión para iOS más jugable de lo que parece 😉

  2. Muy buen repaso Asadapi para un shoot’em up que engancha como pocos.

    Un saludo,
    David Sánchez.

  3. Donde se ponga el Raptor…que tambien era shareware pero de Apogee 😉

  4. Confieso que es la primera vez que oigo hablar de este juego… Algun video para ilustrar la entrada hubiera quedado bien.

  5. Buen repaso. No lo conocia voy a ver si consigo alguna version.

  6. Menudo repaso le has pegado, aunque yo también me quedo con Raptor sin dudarlo.

  7. Al FreeTyrian me estoy jugando yo en la Caanoo, mola bastante…

  8. grandisimo juego junto con raptor 😀

    el tyrian me lo pase con mi hermano muchas veces
    cuando termina el juego pillabas una nave zanahoria con disparos de platanos y naranjas
    grande esa nave 😀

  9. Lo de la nave zanahoria con frutas era tremendo 😆

  10. Que grande era el tyrian, me lo pasé en modo historia y era muy entretenido, la frase del inicio de “Warning, spikes ahead!” la tengo grabada a fuego XD.

    Lo de poder personalizar la nave e ir haciéndola más fuerte le daba un pequeño punto de “estrategia”, a veces no tenías dinero para todo y había que elegir. Recuerdo que para enterarte de la historia tenías que ir recogiendo unos “holocubos”, que te daban mensajes de gente que quería ayudarte o te daban pistas (recuerdo que eran unas parrafadas de órdago, casi nunca lo llegaba a leer todo). Dependiendo de los holocubos que hubieras pillado también tenías opciones para elegir nuevos destinos o fases extra en un mapa al inicio de cada misión.

    Gracias por el momento “remember” asadapi :). El código del juego fue liberado, y a día de hoy gracias al proyecto OpenTyrian lo tenéis portado a la práctica totalidad de consolas que admintan homebrew (el que tenga una PSP y le molen los juegos de naves ya tiene juego para las navidades) . Un “must play” en toda regla.

  11. yo lo tengo en la psp como dice nuvalo y sus ratitos de vicio si que se lleva

  12. ¡No debe olvidarse nunca!

    Para el que quiera probarlo que sepa que lo tiene gratis en GOG, listo para ejecutar en Windows y Mac

    En mi opinión el mejor Shot em’ Up que ha salido, aunque como siempre, para gustos los colores 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *