8Bit Killer

Estamos en el año 2488. Hace cuatro que una criatura llamada Master Brain llegó a la Tierra con nuevas promesas. Promesas que hablaban de un nuevo renacer. Muchos creyeron, otros desconfiaron. Con el tiempo, los verdaderos planes de la criatura salieron a la luz. Dominar y someter al planeta. La guerra fue larga y cruel. Ahora, pocas ciudades quedan en pie. Es la hora de lanzar el ataque final contra la criatura.

 

Para bien o para mal, ésta, es la última misión.

8Bit Killer es un FPS programado al más puro estilo retro-NES. Usando su paleta de colores,  texturas de 32×32 pixels y una banda sonora de 1 bit compuesta por RushJet1, artista bastante curtido en este tipo de música. El resultado es uno de los mejores juegos indies del año 2008, y además, gratuito.

 

 

Para cumplir nuestro objetivo de salvar el planeta, debemos recorrer 6 fases, cada una de ellas dividida en tres niveles. El primer nivel suele ser de infiltración, de laberinto simple tras el cual pasaremos a uno algo más complejo para terminar con el nivel del Final-Boss de turno.

 

El propio autor, que se hace llamar locomalito, habla de múltiples “homenajes” a películas y videojuegos de los 80. Si bien de juegos, para un servidor, es fácil reconocerlos, mi inexistente cultura fílmica occidental me impide apreciar aquel guiño con sabor a celuloide.

 

 

Para la misión contarás con algunas ayudas:

Armas

Como todo FPS que se precie de serlo, nos encontramos con un pequeño arsenal que nos facilitará acabar con los siempre odiosos invasores. Hasta 6 armas diferentes podremos seleccionar, desde la clásica y lenta pistola con munición infinita, hasta la rápida metralleta pasando por la siempre efectiva escopeta. La parte sencilla es que todas las armas, excepto la pistola, usan la misma munición, no tendremos que preocuparnos en saber que arma tiene o no tiene balas, solo de elegir el arma correcta para el enemigo adecuado.

 

PowerUps

No es que abunden en variedad. Tan solo dos. Uno que nos permitirá elevar la capacidad de balas que podemos llevar y otro que aumenta nuestra máxima vida. Estas ayudas, para variar, se encuentran generalmente tras muros secretos que tendremos que buscar. Lo que nos obligará a estar al tanto de cualquier recoveco con una textura diferente de lo normal.

Desgraciadamente, y para terminar, un par de puntos en contra. El primero es que no se puede grabar la partida en ningún momento. Tienes que terminar el juego de una sentada valiéndote, eso sí, de dos continues. Según el autor del juego, eso es algo que no debería llevar más de 1 hora.

 

 

El segundo punto flojo que es que cuando le das al ESC se sale del juego sin preguntar. Para los que estamos acostumbrados a darle a dicha tecla para sacar un menú de pausa nos parece un serio inconveniente.

 

Un buen juego, que no abusa de su estética retro para “captar clientes”, no en vano ganó en el 2008 el primer premio en el concurso convocado por SceneBeta. Si queréis acabar con Master Brain, podéis descargar el juego de la web del autor: http://www.locomalito.com

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Ordenadores. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 8Bit Killer

  1. ¡ya esta! Ole, ole y ole 😀

    Esto me recuerda una cosa que dice un editor (de libros,) de Los Angeles al que sigo mucho: “21st century. The century of making your own media”

  2. El juego resulta bastante original x)

  3. Mu rico sí señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *