Atari 2600: Historia de una Leyenda (IV)

(Partes: 1234567)

 

Compañias desarrolladoras

Aparte de la propia Atari, la única que desde un principio desarrollaba juegos para su propia máquina, numerosas compañías independientes comenzaron a aparecer, sacando juegos de calidades muy desiguales, donde se abarcaba un abanico que iba desde los más adictivos y jugables títulos a verdaderas castañas más que sospechosas, pasando por juegos medianamente “correctos y normalitos” que en el mejor de los casos podían ofrecer algún que otro ratillo de ocio. No había control de calidad alguno por parte de Atari, prácticamente cualquiera podía publicar sus programas y de ahí que la calidad del extenso surtido de juegos oscilara entra las cotas de lo alto y lo bajo de una manera tan radical.

Algunas de las más destacadas fueron Venturevision, Spectravideo, Tigervision, Ultravision, Homevision, Data Age, Parker Bros, 20th Century Fox, Imagic, Bit Corp, Telesys, Epyx, Xonox, CBS, US Games, Zimag, y la mismísimas Sega y Coleco.

Cartuchos de mi colección particular de dos compañías notables como fueron Imagic y CBS. A destacar el Atlantis, el Wizard of Wor y el Carnival.

Activision, desarrolladores por excelencia

Mención aparte merece la compañía que nos va a ocupar en este capítulo, pues fue la que lanzó gran parte de los principales éxitos para la 2600, y su historia es, cuanto menos, curiosa.

Atari prácticamente no cuidaba a sus programadores. Incluso tenían prohibido que sus nombres figuraran en los créditos de los juegos para que otras compañías no se fijaran en ellos y los ficharan. Por si esto no fuera poco, si un juego no se vendía bien en función de las expectativas creadas, no recibían royalties. Una política represiva que provocó una pequeña revolución entre una parte del personal contratado.

Hartos de esta situación y de seguir engrosando las arcas de Atari gracias a su gran talento y esfuerzo invertido, los señores David Crane, Larry Kaplan, Bob Whitehead y Alan Miller,  cuatro de los más destacados programadores que tenía Atari bajo su cargo en aquél entonces y culpables del enorme éxito de muchos de sus títulos, fundaron Activision.

Para 1980 ya tenían preparados cuatro juegos que eran Checkers, Dragster, y los clásicos Skiing y Boxing. Éste último es recordado por multitud de jugones clásicos por su enorme adicción y los fantásticos piques a dobles que incluso hoy en día resultan excitantes.

Boxing: Dos “cruassanes” repartiendo leña. Grande.

 

El catálogo de juegos que Activision sacó para Atari 2600 es largo y casi siempre era sinónimo de calidad y buen hacer destacándola numerosas veces de entre las demás compañías: Enduro, Decathlon, FrostBite, H.E.R.O. (increíblemente adictivo), Megamania, Kaboom!, Keystone Kapers (fantástico), Beamrider (otro grande) , Fishing Derby, Stampede, Oink! …

Keystone Kappers: Uno de mis favoritos de toda la vida.

Tenemos también entre su larga lista de programas el reconocido River Raid, considerado uno de los mejores juegos para Atari 2600, además de tener el honor de ser el primer shooter con scroll vertical de todos los tiempos. Un juego en el cual controlamos un avión mientras sobrevolamos un inmenso río y destruímos barcos, aviones y helicópteros a nuestro paso, siempre ocupándonos de que el fuel no decaiga, teniendo que pasar por los tanques de combustible para repostar yendo con mucho cuidado siempre de no dispararles en los momentos en que más los necesitemos. Contó con una secuela realmente innovadora, donde podíamos graduar la altura de vuelo de nuestro avión. Como anécdota final, debemos recalcar que fue programado por una chica, Carol Shaw, la integrante femenina del grupo de programadores de Activision, y hay que reconocer que dejó el listón muy muy alto. Juego recomendable a más no poder que no os debéis perder si todavía no lo habéis probado.

River Raid: El primer shooter vertical

Los chicos de Activision culminaron la cima con la aparición del magnífico Pitfall! en 1982, el primer plataformas de avance horizontal pantalla tras pantalla que sentó las bases de todo lo que vendría después. Un aventurero personaje de nombre Harry que se movía con una suavidad y fluidez nunca vista antes en Atari 2600 debía atravesar un bosque lleno de obstáculos y peligros mientras recopilaba objetos de valor ayudado tan sólo de su salto y su capacidad de colgarse en las lianas: grandes charcos, escorpiones, barriles… todo esto con las tres vidas de rigor y en los 20 minutos que nos brindaba el juego para cometer nuestro objetivo a través de 255 pantallas; por suerte contábamos con varios atajos subterráneos. Un concepto de juego que desde entonces empezó a aplicarse a muchísimos programas posteriores. Memorable el sonido emulando el grito de Tarzán cuando el prota se colgaba de una liana.

Una obra maestra en tan sólo 4KB de memoria de la que tuvo la culpa el artista del videojuego David Crane con la programación y posterior implementación de su fantástica rutina de movimiento que proporcionó esa sublime fluidez al protagonista y enemigos, que según cuenta le llevó varios meses de trabajo y cuyo resultado le condujo a desarrollar uno de los videojuegos más importantes de la historia, versionado para multitud de sistemas.

Pitfall: Histórico. El plataformas que sentó las bases de los juegos posteriores.

Su secuela Pitfall II: The Lost Caverns aparecida dos años después es otro juegazo que sigue la estela del primero pero en un cartucho algo atípico para la 2600, pues tenía la increíble capacidad de… 32K !!! Más aventuras para nuestro intrépido personaje que esta vez podía incluso nadar. El juego funcionaba mediante puntos de control o ‘check-points’, llegados a una pantalla concreta, cada vez que nos mataran empezaríamos desde ese punto. Otro juegazo que, además, contaba de fondo con la que se considera la mejor melodía para esta consola; de hecho pocos eran los títulos que tenían una banda sonora decente mientras se jugaba.

Gracias a Activision y viendo su arrasante éxito, numerosas compañías se animaron a empezar a desarrollar sus propios títulos paralelamente e independientemente a los que seguía haciendo Atari.

Por último, comentar que Activision ha llegado hasta nuestros días, después de varias idas y venidas en el sector financiero, de momentos buenos y malos y constantes rescates y fusiones con otras empresas.

¡¡Invasión Clónica!!

Numerosas imitaciones no oficiales de nuestra entrañable consola empezaron a hacer acto de presencia… hasta la propia Coleco, competidora directa de Atari a principios de los 80’, creó su propia clónica (llamada Gemini) e incluso un adaptador para poder jugar a los juegos de Atari… ¡en su consola ColecoVision! Todo un golpe bajo a Atari en la pelea por el mercado del momento.

Coleco Gemini: Cuanto menos curiosa: Realizada por la competencia para jugar a los juegos de la competencia.

¿Cómo fue esto posible? Muchos os estaréis preguntando porque hasta el bazar de la esquina disponía siempre de su correspondiente clónica de extraña procedencia y en muchos casos con un montón de juegos en memoria. Resulta que Atari no registró el hardware en su momento con lo que muchas casas, algunas de ellas desarrolladoras de hardware, empezaron a sacar su propia consola clónica, llamadas popularmente a raíz de todo aquello consolas pirata. De diseños dispares, algunas tenían formas totalmente innovadoras y novedosas, y otras intentaban imitar el diseño de las Atari 2600 originales, a veces con fortuna y otras con más pena que gloria.

Por lo general, las clónicas eran compatibles con todos los cartuchos originales de Atari, pero hubo algunos modelos en los que ciertos cartuchos (los que llevan los contactos protegidos por plástico fabricados por Atari) no encajan correctamente en los slots de las clónicas. Fue el caso de una clónica que tuve que sustituyó a una Ataro 2600 original de 6 palancas cuando falleció.

Fue la consola (junto con la Nintendo NES) con más versiones clonadas hasta la saciedad, pudiéndose encontrar alguna de estas Atari piratuscas incluso en la actualidad. Y no se puede negar que muchos pudieron disfrutar de gran parte del amplísimo catálogo de juegos gracias a estas copias de la original.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Historia. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Atari 2600: Historia de una Leyenda (IV)

  1. Qué gracia me ha hecho lo del Boxing xD

    Y lo de la Coleco Gemini tenía su tela también. Como siempre un placer leer estos articulazos 🙂

  2. Snifff. El Pitfall lo recuerdo ver en casa d eun vecino. Que recuerdos. 🙂

  3. Me encantan estas entradas, a veces tengo la sensación de que Atari y SNK pronto caerán en el absoluto olvido y me parece injusto.

  4. Gracias a todos.

    Albert, es que los players del boxing parecen salidos de una panadería xD Anda que no le dimos en mi casa a ese juego…

    Tranquilo Daball, Atari nunca caerá en el olvido; ten en cuenta que la historia de los videojuegos, en sus orígenes, se tiñe de Atari por los 4 costados 😉 aparte, su consola 2600 tiene el record de “vida” oficial de una consola (1978-1992), y parece ser que así será por mucho tiempo y quizás para siempre.

    Por otro lado, quiero comentar que yo fui poseedor, cuando murió la Atari original, de una clónica con 192 juegos en memoria (ninguno repetido excepto los 2 o 3 típicos), y gracias a eso pude disfrutar y conocer en la actualidad gran multitud de juegos que de otra manera se me hubieran pasado. Por si esto fuera poco, solíamos comprar, aparte de algún juego original esporádico, cartuchos piratas de 2 en 1, 4 en 1, 32 en 1… de esta manera pude jugar a una extensa parte del catálogo y de los títulos importantes (Pitfall, River Raid, Skiing, Boxing…) Quizás ahora las vemos un poco sin valor, por eso de ser piratas, pero en su día me alegro de haber tenido una.

  5. Impresionantes estos artículos :adorar: , en cuanto acabe la serie me los imprimo y los encuaderno…Con permiso del autor claro :-*

  6. Yo de la Atari 2600 puedo aportar muy poco. Nunca la tuve, ni tuve ningún vecino o amigo que la tuviera. Lo único que recuerdo son los anuncios en algún tebeo de Mortadelo y Filemón, y la portadas de los cartuchos cuando las veía en alguna tienda de electrodomésticos o en algún bazar.

    Buen artículo Robe_Inie

  7. Aun recuerdo los derecha-izquierda seguidos que les enganchaba a mis primos en el Boxing, jejeje, muy adictivo, al igual que el Keystone Kappers, me encantaba!

  8. Me encantan estas entradas de Atari, y estaba viendo en el foro la colección que tienes, alucinante!

  9. Logaran: Por supuesto que puedes !! faltaría más… 😉

    Hoz3: Gracias ; creo recordar yo también en alguna revista Mortadelo que aparecía anunciada (o era en las Zipi y Zape, me suena también)

    Raiders: El Boxing es un gran ejemplo de lo que se puede hacer con un hardware tan limitado. Los chicos de Activision pocas veces fallaban. Si te lo pones a dos players hoy día da para pique todavía xD

    Xenon_2: Gracias, me dio por coleccionar software de Atari entre otras cosas porque fue mi primera consola, y quise recuperar los juegos de mi clónica en formato original y algunos que se me escaparon. Además, me picó el gusanillo porque me hicieron una oferta inicial que no pude rechazar, y de ahí en adelante ^^

  10. Muchas veces asociamos los comienzos de este mundo de los videojuegos domésticos a Nintendo y prácticamente nos olvidamos de Atari injustamente. Buenas entradas Robe_Inie 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *