Momentos indeseables frente a un videojuego

Al igual que todos nosotros hemos vivido momentos inolvidables al frente de un videojuego, no son pocos aquellos que nos provocan cabreos insoportables o decepciones enormes. A veces por la poca calidad del juego, o por defectos de diseño, por estar poco cuidados o simplemente por estar frente a una m…. de videojuego.

 

¿Cuáles son esos momentos nefastos que recuerdas, o mejor dicho, aquellos que preferirías olvidar? Os voy a poner algunos de los míos.

 

TEMPLO DEL AGUA: ZELDA OCARINA OF TIME

Adorable videojuego… y espantosa mazmorra, demencial, imposible de pasar sin una guía. Los diseñadores del juego estaban ese día con una buena cogorza y con una vena sádica japonesa a la que dieron rienda suelta.

Horas de juego, que se van haciendo pesadas e interminables. Justo cuando comienzas a volverte loco y crees que vas a dejar atrás para siempre el “sube agua-baja agua-quítate las botas-pontelo-ponselo”… descubres que te falta una jodida llave. Que por supuesto estaba debajo de un bloque al lado de un espacio invisible que no has visto ni de coña.

La primera vez que intenté hacerme el juego me quedé aquí para los restos hasta que me desquité mucho después.

 

 

UCHI-MATA: JUDO EN TU ZX SPECTRUM

Este juego prometía a los aficionados luchas épicas al estilo del “Exploding Fist”. Pero no: hay dos manchas que son dos gráficos de dos luchadores…que no se mueven. Tú le das a los botones y no hay patadas ni espectaculares leches. Luego caes en que ¡es cierto!, en el judo no hay nada de eso. Pero es que es imposible hacer nada. De pronto, tu oponente parece moverse y hace una cosa rara acompañada de un sonido similar a cuando tu abuelo tose.
Y  ya está, ya se ha acabado el juego. Genial. Dinero tirado a la basura. Pongamos otro programa.

 

 

GTA IV EN PC: MARAVILLA TÉCNICA

Qué grande este juego. Si lo hubiera podido probar hubiera sido todavía mejor. Veréis, la historia es conocida: cuando salió el juego, sencillamente no funcionaba. La inmensa mayoría de tarjetas gráficas existentes en el mundo no podían ni moverlo en bajas resoluciones.

Lo que ocurría era bien simple: una falta de optimización que clamaba al cielo. El escándalo fue tal que ni las revistas del sector pudieron silenciar la vergüenza de semejante atropello (a pesar de que todas lo intentaron: Meristation por ejemplo no hizo alusión a esta evidencia hasta tiempo después, y de forma muy benévola con RockStar. Y funcionó porque yo caí, lo compré y me enteré tarde de estos problemas).

Sucesivos parches “correctores” no han hecho sino añadir nuevos problemas y resolver al menos uno de ellos bastante fundamental: en muchos ordenadores el juego ni arrancaba, deleitándonos con un recital de códigos de error. Hoy día, con un ordenador de última generación, sigue sin ir fluido con opciones medias-altas seleccionadas.

 

 

FINAL FANTASY III

Reconozco que los Final Fantasy no me gustan porque odio un aspecto en concreto: los combates aleatorios. Aun así me hice con un FFIII (o un FFVI, según miremos) para SNES y decidí completarlo por aquello de estar considerado como un gran juego. Efectivamente la historia es agradable y entretenida pese a lo insufrible de determinados combates y lo repetitivo que resulta. Pues bien, tras muchas horas de esfuerzo un día pongo el cartucho… y las partidas grabadas no están. La pila del cartucho, amigos míos. Todo mi esfuerzo masoquista a la basura. Nunca más probaré un Final Fantasy, me temo. Al menos si tiene pilas.

 

 

HALF LIFE 2 y STEAM

Este fue mi primer contacto con algo parecido a los sistemas anticopia que se han popularizado tanto. El problema no era que requiriera Steam para jugar, sino que te obligaban a tener conexión a Internet para usar el juego. Cuando éste salió, aquí en España no era tan frecuente tener Internet en casa ni mucho menos un ADSL. El caso es que esto no sería tan grave si no fuera porque el juego te obligaba (antes de ser corregida esta circunstancia) a estar conectado a la red mientras jugabas. Yo tenía conexión de baja velocidad y de pago, y me era imposible acceder correctamente al “modo desconectado” que por lo visto existía pero que no funcionaba bien. Una actualización muy posterior lo corrigió, pero los rebotes que me cogí en su momento no me los quita nadie.

Ahora asumo que Steam, en los términos actuales, no está mal incluso funciona decentemente (ya veremos cuando quiera usar mis juegos dentro de 15 años, a ver si existe), y otros sistemas de protección han venido a suplantar esta plataforma en mis peores pesadillas. ¿Qué es eso de las licencias restringidas, como la absurda de GTA IV o la que existía en Bioshock? Vamos, hombre.

Por cierto, fue el primer juego que compré para PC que me exigía directamente tener un DVD. Por supuesto, fue la excusa para pillar un lector…

 

 

GAME OVER: DINAMIC Y SU ESPERADO JUEGO

Realmente mi decepción con este juego fue por su dificultad… y por su final.

GAME OVER fue el juego más esperado de Dinamic para las plataformas de 8 bits de la época, y su resultado en el ZX Spectrum fue espectacular a más no poder. Sus gráficos eran preciosos y sus final bosses lo nunca visto. El caso es que hasta poder finalizar el juego podías sudar sangre. Tras muchos meses y conseguir llegar al enemigo final, pude ir minando su energía poco a poco hasta el punto de pensar: “Ya está, ya lo tengo, voy a acabarme el juego”. La energía del enemigo llegó a su fin y la pantalla se oscureció totalmente. El final del juego apareció ante mis ojos, y consistía en una escueta frase sobre fondo negro: “Game Over”.

 

Y ya está. Y hombre, me cabreé. Que sí, que es muy gracioso, pero oye, es que constaba mucho terminarlo…

 

 

DOOM DE SNES A 12.000 PELAS

No sé por qué, pero los DOOM en cartucho para consolas de Nintendo siempre han sido irracionalmente caros en España. Lo de la versión de SNES fue algo especialmente doloroso: 72 euros de los de ahora pagados en 1.995… por un juego que se movía como un ancianito encadenado. Yo pretendía, ingenuo de mí, vivir algo semejante a lo que había visto en el 486 de un buen amigo… y me encontré con una versión que podía provocarte desprendimiento de retina.  Ni aquel chip FX podía salvar a la versión del desastre aunque no deja de ser digno de elogio que la SNES contara con su propio DOOM.

La verdad es que te acostumbrabas: a ese precio tu cerebro hacía auténticos esfuerzos para permitirte jugar. Pero años después sólo puedo recordarlo con horror y frustración.

 

 

WII, LUCAS Y EL FORCE UNLEASHED

A ver, por partes: pese a tener una cámara horrible, este juego en WII es para mí más divertido que en el resto de versiones. El mando no funciona tan mal como dicen ni mucho menos y resulta gratificante tirar objetos por ahí y empujar a diestro y siniestro.

Quizá el problema era de expectativas. Y para mí la decepción vino por tener en ese momento la certeza de que nunca tendremos en WII ese soñado juego de lucha con sables lasers. Es la evidencia de una cierta mentira que nos han colado con WII aunque en líneas generales estoy contento con la consola. Ni el Motion Plus este conseguirá que Lucas se ponga en serio manos a la obra, y por ello jugar a FORCE UNLEASHED supone evidenciar la renuncia a un pequeño sueño. Pero al tiempo, tarde o temprano llegará, aunque sea dentro de mucho y probablemente en otra consola.

 

 

GOD OF WAR: HACIENDO EQUILIBRIOS

La fase de ir por encima de unas vigas saltando cuchillas es un ejemplo de lo que un diseñador no debe hacer nunca. Hay fases complicadas pero que quizá por su belleza, diseño o lo que sea, no nos importa repetirlas unas cuantas decenas de veces. Pero cabrearte por una maldita fase de caminar sobre unas malditas maderas, eso es algo que un diseñador no debe permitir. Es una tortura al jugador, es enfadarle cuando debería estar entreteniéndolo. Odio las vigas de madera con cuchillas, es que veo una y me entra una mala lecheeee….

 

 

FASES QTE: ¡VADE RETRO!

¿A esto se reduce la novedad en los juegos actuales? ¿Jueguecitos de “pulsa una teclita en el momento justo”? Por definición deberían prohibirlos, es un insulto al jugador y al género. Lo paso fatal cada vez que aparece uno de ellos porque se me dan muy mal en general.

Bueno, venga, no exageraré, hay juegos en los que están bien implementados, pero odio la moda esa de introducirlos sí o sí sea el juego que sea. Yo no los pego ni con cola en los TOMB RAIDER y me decepcionó profundamente encontrármelos en el TR LEGEND. En el GOW tiene su sentido más que nada porque el juego en sí mismo es un machacabotones. ¿Qué más da unos cuantos más? Hay juegos en los que forma parte de la acción, o para finalizar sin más una fase o a modo de transición (como el RE4). El SHENMUE fue el que los introdujo por vez primera, aunque el invento es tan antiguo como la informática misma. Recuerdo un jueguecito de la revista MICROHOBBY (año 85 quizá) en la cual, en un castillo, aparecía un hombre lobo. Para matarlo tenías que pulsar rápidamente la tecla que aparecía en pantalla… Si es que está todo inventado.

 

Bueno, pues eso es todo, ahora os toca a vosotros, contad vuestras malas experiencias videojueguiles.

Share
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Momentos indeseables frente a un videojuego

  1. Grande Jesús, creo que has reflejado muchos momentos traumáticos que hemos vivido la mayoría de por aquí…

    Cómo me dolió ese Doom, gastarme un dineral en un juego que ya tenía en ordenador. Todavía no sé muy bien porqué lo hice, pero me sigue doliendo a día de hoy.

    Y aprovecho para cagarme en todos los QTEs, incluidos los del Shenmue y todo.

  2. Lo del final de Game Over, toca pelotas a más no poder.
    Respecto al Doom de SNES, nunca lo probé ni me dio por mirarlo en emus, pero vamos que por lo que comentas, no vale la pena hacerlo xD
    Y Uchi-Mata pues… sin palabras xD

    Yo por mi parte flipé bastante con el final del Livingstone Supongo; cuando lograbas esquivar al maldito águila que te llevaba siempre al principio, lograbas sobrevivir al templo y reunir todas las gemas… y que te encontraras con eso.. !! En parte parecía que se reían de ti, aunque el careto que debimos poner aquí en casa debió ser digno de fotografiar.

  3. En mi casose trata de la distribucion de teclas tipica de QAOP. nunca me ha gustado, pero nunca. Si no se puede redefinir… pues no se puede, vale.pero me pone muy nervioso. Manias que tiene uno

  4. Yo añadiria cualquier juego en el que tienes que dar un salto milimetrico ya sea en carrera o dandote un “doble impulso” en el aire y el 99% de las veces acabas cayendo y volviendo a empezar desde bastante atras. He llegado a dejar juegos durante meses por cosas asi

  5. El que recuerdo ahora mismo es el Legend of Kirandia. Tenías que poner 7 rubíes en un orden concreto, cada uno de un color, y ninguna pista. Tengo un amigo que se curró un listado en impresora matricial con las posibles combinaciones, y acertó en el intento ciento setenta y pico… :truestory:

  6. Creo recordar que el Doom aún costaba más de 12000 pelas, ya que ese era el precio de muchos lanzamientos en Super Nintendo. De todas formas y para que la cosa escueza más, si calculamos en la web del Instituto Nacional de Estadística el IPC para ver cuánto costaría con el nivel adquisitivo actual:

    http://www.ine.es/calcula/calcula.do

    Nos sale que hoy en día esas 12000 pelas de antaño se traducen en 111 eurazos. Ahora ya sé porque tuve tan pocos juegos de Super Nintendo en su época y los intercambios con los colegas corrían como la pólvora.

  7. A mí me han jodido siempre y me siguen jodiendo todos esos juegos difíciles de cojones, con un final casi imposible que al final te terminas y o no tienen final o es una porquería. Vale que lo importante es disfrutar el juego, pero eso me repatea mucho.

  8. Añadiría la primera fase del navy moves, saltando con la lanchita las minas ¡Era desesperante! Al final, claro buscabas en la microhobby de turno para conseguir el código de la segunda parte 🙂

  9. Una duda…¿donde pones ” a una m…. de videojuego”, quieres decir una maravilla, no?. Curiosamente, yo tengo la experiencia de que un juego sea una castaña por un motivo que no se ha nombrado aquí: que sea desesperadamente fácil. El Dynamite Dux para Master System. Yo, el autoproclamado peor jugador del mundo, me lo pasé en la primera partida que jugué…Fui a la tienda a reclamar y el dependiente, santa paciencia, me lo cambió por el Dead Angle. Otra castaña pilonga fue el Drazen Petrovich para Spectrum, que lo esperé meses con ilusión, ilusionado por que dejara a la altura del betún al World Serie Basketball y al Fernando Martín, y vaaaaaya desilusión, aquello era injugable, me falló Topo!…noooo… Ah, y por dar un poco la nota, me parece bastante injugable el Fifa 12, y desde luego es peor que los anteriores, qué pena de dinero…Buen artículo!

  10. ¿Momentos indeseables? Que te maten jugando a la Master System por no tener tiempo a levantarte y pausar, la de veces que habré tirado la consola al suelo de pequeña por intentar pausarla con el pie :truestory:

  11. Me hace gracia que todo el mundo recuerde el desastre de la versión de PC de GTAIV, actualmente con una Nvidia GT 240, y 4 u 8 GB de Ram, ya te va medio decente, pero existe otro juego peor, Saints Row 2, la versión de PC va más allá de lo nefasto, ese juego no corre bien ni en OnLive, y eso que en OnLive utilizan super maquinones para arrancar los juegos.

  12. Mi peor experiencia fue con Rainbow Islands de Master System. Si conseguías los 7 Diamantes, teóricamente pasabas a la fase final, la octava, en la que obtenías el final verdadero. Pues bien, la versión de Master System tenía un bug y se quedaba congelada antes de pasar a la fase final… Sólo podías jugar a esa fase con un truco de elección de nivel, pero claro, no podías ver el final tampoco pues no habías obtenido todos los diamantes… Demencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *