Aullidos de goma

A raíz del 30 aniversario del Spectrum muchos hemos aumentado el número de horas que le dedicamos a jugar con uno de nuestros cacharros favoritos, así que hemos redescubierto juegos que teníamos cogiendo polvo desde hacía muchos años. En mi caso uno de ellos ha sido “Werewolves of London”, y me gustaría hablaros un poco sobre este juego, ya que me lo he pasado muy bien jugándolo. Ya sé que se ha escrito anteriormente acerca de este juego (en concreto he leído un artículo de tbrazil que me ha servido de inspiración) pero creo que sigue siendo poco conocido entre el público español, y ya de paso si con ello contribuyo a que se publiquen más cosas sobre el Spectrum en estos días de aniversario, entonces doble objetivo cumplido.

 

 

Werewolves of London” no es un juego que destaque en ningún área por encima de otros, pero tiene algo que hace que sea divertido, y sobre todo envolvente. Y esa para mi es una característica común a muchos juegos de Spectrum: la atmósfera que generaban, en la que el Spectrum llegaba hasta donde podía dar de si, y a partir de ese punto tu imaginación ponía el resto. En este caso se trata de un juego de terror en el que sobre nuestro personaje ha caído una maldición que le convierte en hombre lobo durante las noches, con la particularidad de que son los propios miembros de tu familia quienes la han lanzado (supongo que sus motivos tendrían, pero de eso no se nos explica nada). Nuestro objetivo es buscar a los 8 miembros de nuestra familia por las calles de Londres y, aprovechando la maldición, usarlos a modo de cena mientras bajo el efecto de la forma de hombre lobo. Cuando hayamos terminado el festín la maldición desaparecerá.

 

 

Como veis el argumento del juego es tétrico y oscuro, pero la historia de su lanzamiento no lo es menos, ya que el juego salió para Spectrum, Amstrad CPC y Commodore 64 con 2 años de retraso debido al cierre de la compañía que en un principio se encargó de su desarrollo, Ariolasoft UK, parte de Ariolasort GmbH. Finalmente fue Mastertronic quien se hizo cargo de llevar el título a las tiendas, siendo distribuido en España por Dro Soft en su serie de bajo precio. Pero no es este el único avatar que envuelve de más misterio si cabe al juego: existe una “leyenda urbana” que dice que debido al cierre de la compañía, a los retrasos y demás problemas que surgieron durante el desarrollo del juego, éste salió con un bug que impide encontrar al último miembro de la familia y por lo tanto terminar el juego. Pues bien, esto no es así, y de hecho en Youtube hay algún gameplay del juego hasta completarlo en su versión de Spectrum.

 

El juego es un arcade pantalla a pantalla con elementos puntuales de videoaventura, ya que es posible utilizar algunos objetos aunque éstos no sean numerosos. Al comenzar la partida aparecemos en las calles de Londres desde una perspectiva lateral y algo elevada sobre el nivel del suelo. ¿Y qué podemos hacer ahora para buscar a nuestros familiares y devolverles el favor de echar sobre nosotros una maldición? Durante el día deambulamos bajo nuestra apariencia humana sin levantar sospechas, pero en cuanto cae la noche nos convertimos en hombre lobo, y es entonces cuando comienza la cacería. Caminaremos por las calles, recorreremos el alcantarillado, avanzaremos por los túneles del metro, saltaremos de tejado en tejado (a los que accedemos a través de las buhardillas de algunos edificios) y deambularemos por los oscuros recovecos de los parques londinenses. Además tendremos a nuestra disposición varios objetos a los que ya hemos hecho referencia: linternas para ver en túneles y alcantarillas, billetes para acceder al metro (aunque en un alarde de realismo podemos saltar el control de entrada), ganchos para retirar las tapas de las alcantarillas, etc. No he comentado aún que las calles de Londres están bien vigiladas por policías que no dudarán en detener a un hombre lobo; pues bien, si eso ocurre y nos encontramos en la cárcel nos soltarán por la mañana cuando recuperemos nuestra forma humana, a no ser que tengamos con nosotros una lima o que podamos abrir la alcantarilla de la celda.

 

 

Un detalle curioso es que la presencia policial aumenta a medida que vamos matando víctimas (sean de nuestra familia o no). Si algún agente nos hiere veremos cómo el original marcador de energía funciona: un grifo gotea sangre, y si el recipiente que la contiene queda vacío, morimos. Para evitar esto podemos recoger vendas que cubrirán nuestras heridas. El juego tiene otros detalles que contribuyen a mejorarlo, como el hecho de que los parques cierren por la noche, no pudiendo entrar o salir de ellos en esos momentos, o que si tocamos los raíles del metro nos electrocutamos. También hay que tener cuidado con no caerse de los tejados o perderemos casi la mitad de nuestra salud. Y si os fijais en la imagen estática de fondo podréis reconocer lugares tan icónicos como el Puente de Londres.

 

 

Hay algunas estrategias que pueden facilitar nuestra misión, como dejar durante el día objetos dentro de la celda, de forma que si nos detienen nos resulte más fácil la huída, ya que aunque la policía nos retirará cualquier cosa que llevemos encima, no se llevarán las que haya dentro de la celda.

 

 

Las partidas duran bastante tiempo y no es muy complicado avanzar, de forma que es un juego muy recomendable para quienes se acaban frustrando ante la dificultad de la mayoría de arcades del Spectrum. Como detalle divertido diré que los policías siempre llevan la pistola desenfundada y van apuntando aunque no ocurra nada. Por último, en el lado negativo hay que añadir que resulta difícil orientarse al parecerse demasiado unas pantallas a otras, y el hecho de que los sprites sean relativamente grandes redunda en una cierta lentitud y brusquedad del movimiento. Además entrar y salir por puertas puede ser un poco frustrante porque cuando atravesamos una aparecemos al otro lado en la misma posición, de manera que si no soltamos rápidamente la tecla de arriba con la que hemos pasado, volveremos a atravesarla de vuelta para terminar en el punto de partida.

 

Lo cierto es que en su día “Werewolves of London” no recibió buenas críticas, pero yo os recomiendo que le deis una oportunidad aunque solo sea por todos los quebraderos de cabeza que supuso su lanzamiento y que estuvieron a punto de que engrosara la ya larga lista de juegos que pudieron ser pero nunca fueron. Al menos este existe.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Ordenadores. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Aullidos de goma

  1. Buena reseña compañero. Por cierto, se te ha olvidado comentar que la tercera imagen se corresponde con el port que se llevó a cabo para Virtual Boy :trollface:

  2. Vaya, pasrece un juego interesante,si señor.

  3. Bien!!!!!!!!!! este juego me gustó bastante, me sorprende que digas que mi coment te inspiro, supongo que lo leerías en la web El Spectrumero ¿no?

    Que se puede decir, un juego de esos en que puedes ser malo, que te comes a curas, mujeres, etc… que huyes de la pasma, etc… es realmente divertido. Quizás nos ea un dechado técnico pero si es divertido… que no es poco.

    Además, al igual que el Nosferatu, el dia y la noche tienen importancia y mucha. Es una gran videoaventura.

    En fin, que me alegra mucho tu elección y me encanta tu artículo.

    Pones este juego, de banda sonora Lobo hombre en PAris y estaréis en plenos 80 je,je

    Un saludo
    Javi ORtiz (tbrazil)

  4. Wow! Ha sido ver esa portada del juego, y me he trasladado a los años 80 tio. Buena reseña [b]Morbid[/b]. Este es uno de esos juegos que se me quedaron en el tintero cuando jugaba en el [b]Spectrum[/b], y que me apetece ahora jugar gracias a tu artículo. Me encanta recordar aquellos tiempos 8 Biteros.

    Más, queremos más!

  5. La verdad es que este juego nunca me llamo especialmente la atencion,pero desconocia que fuera tan profundo.
    Pues mira,le dare un tiento en el emulador,que me has picado la curiosidad!

    Mu rico Morbid!

  6. Tomo nota del juego. Me tengo que poner ya en serio a probar bastantes juegos de Spectrum, y este me lo has vendido muy bien Morbime 😉

  7. Me lo apunto! Ni flowers de su existencia. Yo en esa época, como muchos, compraba por la caratula y la de este la verdad es que seguro que no hubiera llamado mucho la atención jajaja

  8. Este juego nunca me pareció nada del otro mundo, pero tenía su punto. Además me trae muy buenos recuerdos, porque por aquellos años un sobrino mío que tenía 6 ó 7 años (hablo de principios de los 90) siempre que quería jugar al Spectrum me pedía que le pusiese este “Werewolves of London”, y lo pasaba pipa.
    Interesante lo de la leyenda del “bug” que hacía imposible terminar el juego, porque no sabía de ella y, sin embargo, siempre pensé algo similar porque nunca llegué a encontrar al último pariente cuando conseguía las otras 7 cruces. Y no es que me mataran, es que me hartaba de patear el mapeado durante horas y nada… Veo que lo tendré que seguir intentando.

  9. Hola, yo no conocia este juego, me he ido a WOS i allí hay un tzx “bugfix”, habrá que probarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *