Culturilla #2: They Call Her One Eye

Violación y venganza. “Rape And Revenge”. Sin duda, el nombre del subgenero cinematográfico al que nos referimos, no deja lugar a dudas sobre lo que vamos a ver.

Se suele reconocer “El Manantial de la Doncella” del mismísimo Ingmar Bergman como la obra fundacional y, aunque es evidente que, argumentalmente, no cabe discusión posible, estéticamente, la obra del director Sueco, nada tiene que ver con “La última Casa a la Izquierda“, de Wes Craven. Siendo, esta última, la que, a todos los efectos, sentó las bases formales y estéticas de un tipo de cine que, muy poco, ha cambiado, desde aquel lejano 1972.

 

El caso es que, este cine, pareciera que se limitara a la “Ultima Casa..” de Craven y la, muy inferior, “I Spit On Your Grave” (me niego a usar el nombre que se le puso en España) de unos años después. Tanto una como otra han sufrido sendos remakes en los últimos años. Remakes que, sorprendentemente, están bastante bien. Y que han provocado un cierto resurgir del genero. Con títulos como la Noruega “Hora“, las norteamericanas “Run! Bitch Run!” o “Chaos” y la del interesantísimo director argentino Adrián García Bogliano, “No Moriré Sola“.

Sin embargo hay un título que no se suele mencionar. Una película Sueca del año 1974 muy superior, para el que esto suscribe, a todo el “Rape And Revenge” que se rodó en los albores del genero. Una película que influyo muy directamente en Tarantino para la concepción y rodaje de Kill Bill. Y cuyo personaje principal, con su parche en el ojo, es todo un icono del cine Grindhouse de todos los tiempos.

 

Caratula

 

“Thriller- A Cruel Picture” (que es su título original, aunque yo prefiera el americano) Fue la respuesta europea a la obra fundacional de Wes Craven. Dirigida por Bo Arne Vibenius, se vendió con toda la carga de polémica que suelen hacerlo estas cintas. Y, en este caso concreto, con algo mas, debido a ciertos detalles escabrosos, tan del gusto del aficionado al genero.

 

SINOPSIS:

Madeleine, de 15 años, es violada por un vagabundo. La traumática experiencia le hace perder el habla, quedando muda de por vida. Unos años después es secuestrada por un proxeneta que la engancha a la heroína y la obliga prostituirse para seguir suministrándole droga.

 

Para castigarla, por haberse revelado contra un cliente, le saca un ojo y, no contento con eso, mata a toda su familia. Cosa que descubre nuestra protagonista cuando consigue huir para volver a casa.

En ese momento, Madeleine, comienza a prepararse para su venganza.

REPARTO:

Sin duda la mas destacable presencia es la de Christina Lindberg, una belleza sueca cuya carrera se ha mantenido siempre en los terrenos del Softcore y el cine erótico. Sin embargo, nunca quiso rodar porno a pesar de las muchas ofertas que recibía y, constatando que cada vez se le pedían escenas mas explicitas termino por abandonar definitivamente el cine “Explotation”.

Con respecto a su interpretación en esta película. Existe la leyenda urbana de que los insertos pornográficos, que aparecen a lo largo del metraje, estaban protagonizados por la propia Christina. Aunque, tanto ella como el resto de reparto y equipo técnico, lo han negado en reiteradas ocasiones.

Del resto del reparto hay bien poco que decir. Un buen puñado de actores y actrices suecos, desconocidos para el gran público. Que, en el mejor de los casos, han seguido trabajando a nivel local en producciones de bajo presupuesto o series de televisión.

Poco mas se puede decir también de su director. Esta es sin duda la obra por la que mas se le recuerda.

LO MAS DESTACABLE:

Es mucho lo que se puede destacar de esta película. A pesar de ceñirse a la estética “feista” y sucia del Gridhouse setentero lo hace con un estilo muy europeo.

Bo Arne Vibenius fue asistente de Bergman y se le nota. Es un gran admirador de Sam Peckinpah, y eso también se nota.

Nos encontramos ante una película larga, lenta, dura, y que influyo notablemente en el cine de autores actuales como Tarantino o los hermanos Wachowski. Por si fuera poco, nos lego uno de los iconos del Explotation, cuya influencia ha alcanzado a personajes tan míticos como Snake Plissken de “Scape From New York” (tampoco me gusta el título español, no) o Elle Driver de “Kill Bill”

Por si fuera poco, tiene un buen guión, cosa nada habitual en este tipo de cine. Y un retrato de la violencia tremendamente estético, casi poético.

CURIOSIDADES:

La escena en la que a la protagonista le sacan el ojo se rodó con un cadáver real. Esto sirvió para magnificar el halo de cine “prohibido” que tenía el film.

Como ya he mencionado, se intercalan en el metraje planos de sexo explícito. Esto se hizo, según el director, para aumentar la empatía del espectador con el sufrimiento de la protagonista. Para un servidor, no lo consigue en absoluto. Y no dejan de ser una maniobra fácil  para aumentar el morbo del espectador. En cualquier caso no molestan demasiado.

 

Como toda película “polémica” que se precie, la que nos ocupa, ha sufrido de diferentes recortes a lo largo de su carrera. Actualmente se pueden encontrar versiones que van desde los 80 minutos a los 107 de la versión “uncut”. En su época, en España, se estreno con una duración de 104 minutos. Presumiblemente sería la versión integra pero sin los planos de sexo explícito. El título elegido para su estreno fue “Desenlace Mortal” (no, lo habéis adivinado, tampoco me gusta)

 

Y eso es todo. Os dejo con algunas imágenes aptas para todos los públicos y el trailer cinematográfico.

 

 


Share

Acerca de logaran

Aficionado a todo menos al fútbol y a los toros. Friki convencido y a mucha honra. Estoy más que preparado para un apocalipsis zombi... Web | Twitter | Facebook | Google+
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Culturilla #2: They Call Her One Eye

  1. salavajada para la semana, vaya. y el caso es que por deformacion de estudios, enseguida asocio los personajes tuertos a odin. XD

    Lo de los insertos es curioso. ¿Se nota mucho el cambio de actriz?

  2. [quote]Lo de los insertos es curioso. ¿Se nota mucho el cambio de actriz?[/quote]
    Pues no se que decirte amigo. Teniendo en cuenta que son planos muy cerrados a ciertas partes de la anatomía femenina, me temo que no conozco tan “intimamente” a la protagonista como para notar el cambio 😛

    Ya en serio, están bastante bien resueltos. Y parecen formar parte del montaje original, no como en algunas pelis del amigo Jess Franco que…

  3. Al leer tu artículo me doy cuenta de la de centenares de joyitas que aún me quedan por descubrir. Me encanta este tipo de cine setentero del que disfruté en mi adolescencia gracias a los añorados videoclubs de barrio.

    Me apunto el título ;D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *