Entrevista a Alex Werden

Hay muchos nombres propios en el panorama del rol español en cuanto a editoriales o creadores. Sin embargo, cuando se trata de intentar conseguir algún manual antiguo o que parezca que está descatalogado, muchos de nosotros sabemos que podemos contactar con una persona que si no lo tiene él, puede decirte cómo conseguirlo. Me estoy refiriendo, como no, a Alex Werden.

 

Doctor Alban: Alex, muchas gracias por permitirme hacerte esta entrevista.

Alex Werden: Bueno, más bien gracias a ti y a Fase Bonus por preocuparos por mi ”carrera” y que ando haciendo desde que no soy librero.

D.A.: Empecemos por el principio, ¿cómo empezaste en el mundo del rol?

A.W.: Cuando murió mi madre, hace cerca de 15 años, decidí dejar los estudios fuera y luego el hacerlos a distancia para trabajar. Desempeñé distintos trabajos y chapuzas. Saqué en claro al poco un par de cosas. Que aquello era una birria, (y con los años, solamente ha empeorado, vaya), que te irá bien cuanto más sepas sobre lo que haces y que se me daba bien ser intermediario y mercachifle. He sido coleccionista de cómics, por ejemplo, pero nunca te quedabas todo.

Desde la infancia, como friki de recursos limitados, te deshacías de unas cosas por conseguir otras. Eso te forma a crear redes sociales analógicas y a manejarte con ellas. Por ejemplo, no he comprado un manual de rol nuevo y de primera (para venderlo como librero no cuenta) desde mi primer Cyberpunk 2020 en las navidades del 93. Ya me venía del mundo pre-Internet.

 

 

Cuando ahorré una miseria, me metí en un local vacío construyendo con ayuda las primeras estanterías, que fui llenando y creé Fundación Kaufman. No tenía ni teléfono durante los primeros tiempos.

 

Era una decisión natural entonces. La única tienda de la ciudad no satisfacía a los jugadores de juego organizado (torneos) de distintos tipos, y Córdoba fue una ciudad puntera en el rol. De los primeros que montaron rol en vivo de Vampiro, La Mascarada o la tierra de Antonio Polo o Raulo Cáceres (Aquelarre). Me propuse atender especializadamente (sabiendo lo que ofreces y que necesita tu cliente) a esa comunidad y su demanda.

 

Ya antes había descubierto que en la red existían (¿o resistían?) roleros que hablaban de partidas y sus propios proyectos. Yo tenía un juego propio de años atrás y me gustaban las primeras comunidades en la red. Colaboré en la revista NSR, nacida para cubrir el hueco de The Freak Times y cuando su responsable dio el salto a editorial con su propio canal de venta, también fue natural, quedando todo en casa, me ocupara de la logística enviando sus cosas a los clientes de su virtual y de paso ofreciera lo que tenía una tienda como la mía. NSR llegó a ser todo un portal dedicado al rol y allí hice de todo.

 

El rol es distinto a otros ramos profesionales. Lo primero es que no es propiamente una industria como el cine. No hay grandes presupuestos, plantillas enormes o trabajadores mercenarios. Es más bien un gremio de artesanos que bien conoce y ama lo que hace las más de las veces no siendo su fuente de ingresos principal. Cuando se compara a la industria del rol con la de los videojuegos, por ejemplo, para quejarse de que no hay bajada de precios con el tiempo, el parecido que tienen ambos sectores es que la forma de su industria, en su mayor parte, es idéntica a la primera Dinamic y los primeros autores-creadores del soft español. Aficionados que aprenden como hacer sus propios juegos, equipos de dos o tres personas habitualmente, y que terminan comercializando su juego en una pequeña empresa tercera o creando la propia para ello.

Escritores que publican y editores que arriesgan en esas ediciones están tan próximos al aficionado porque provienen de este mismo colectivo.

 

Cuando dejé de trabajar junto a NOSOLOROL, monté mi propio portal de rol planteándolo como una cooperativa donde cada apartado o extensión bajo el dominio principal tenía quien lo organizaba. De aspecto era feuno y me consta que a día de hoy algunos no terminaron de comprender el hito que suponía algo así, pero el caso es que creé mi propia tienda virtual allí y pude colaborar en un sueño como era crear una biblioteca online y universal de recursos roleros. Allí, estando el lugar bajo el amparo de un rolero librero activista en vez de una editorial, era habitualmente tomado como terreno neutral y muchos editores pasaron por allí e incluso editoriales nacieron en aquel lugar, Rolero.net. También montamos una revista que sigo llevando, Fanzine Rolero, y que te lleva más aún a tratar con editoriales o que te tengan en su punto de mira.

Entre la naturaleza de la mal llamada industria del rol, tan próxima, y el ser miembro destacado por mis escritos de rol en varias comunidades; prácticamente no hay salto o transición antes de darte cuenta que estás trabajando en el rol de forma profesional. A veces das consejos a un colega con lo que aprendiste sobre imprentas en otro lado y ayudas a montar una editorial independiente. Otras echas un cable a un otro colega internauta con un texto y eres autor o revisor no siempre acreditado en un juego que al publicarse llegas a vender en tu propia tienda. La gente metida en esa industria del rol es gente cercana como decía, así que cuando tienen algo para hacer que supone mucho tiempo y un trabajo, en el marco de un proyecto comercial que se venderá, pues te pagan haciendo justicia y comprando tus habilidades a sabiendas que lo harás bien. Tan sencillo como eso.

 

 

Aparte de la cimentación del fenómeno de las editoriales independientes o el de los colectivos que hacen rol como los profesionales, está el que entre proyectos comentados en foros o mostrados en revistas digitales como la mía es donde se ficha a autores y distintos creativos para trabajar en el rol. No sabría precisar desde cuando estoy metido en ello y lo que me tengo que explicar a mí mismo incluso es por qué no he publicado juegos de rol propios con editoriales y lo he estado haciendo por mi cuenta para ofrecerlos gratis. El rol en formato físico sigue siendo un fetiche de coleccionista y para algunos, no existir en este formato supone inferioridad por sí mismo.

Es lo que me da a pensar respecto a como paso de aficionado a lo que soy ahora, sea lo que sea. Creo que me dejo varios momentos y puntos bisagra, pero esto es un buen resumen en una entrevista que temo hacer demasiado larga. Me pasa siempre. No es complicado llegar a trabajar en la industria del rol, es lo que me interesa que quede claro. Quizás lo difícil sea mantenerse en ello o a veces montar la iniciativa editorial que necesita tu trabajo si no cuenta con editoriales de por medio, eso también.

D.A.: Vale, todo esto ya es historia. Ahora quiero saber en qué estás metido, que me ha dicho un pajarito que es a los jugadores viejunos de rol nos va a gustar bastante.

A.W.: Sí, en realidad anda en proceso de difusión ahora, aunque la política impuesta es que se haga de forma continua, ofreciendo seguridad y sin alimentar hype ni estorbar al tejido editorial nacional. Es normal que casi parezca una filtración cada noticia que sale sobre la naturaleza y estado del proyecto.

Bueno, soy breve y claro: estoy trabajando para la editorial inglesa Mongoose en la coordinación de sendas ediciones españolas de Traveller y Paranoia, ambos juegos conocidos y muy amados en nuestro país aunque no tuvieron continuidad. Trabajo para ello dentro del equipo de Daniel Melendez, cabeza del proyecto. El equipo es quien realiza la edición española, Mongoose es quien tiene desde hace años los derechos de ambos juegos, realizando distintas ediciones en Inglés.

Trabajamos sobre las más recientes de éstas bajo acuerdo con dicha editorial, que a su vez debe supervisar el proceso, comercializará el producto final acabado nuestro periodo de ”explotación” y nunca ha cedido sus derechos sobre tales franquicias. Es decir, no somos una editorial y ya trabajamos como estudio para una extranjera.

 

 

Mongoose, a pesar de tener ediciones francesas de varios de sus juegos es escéptica en cuanto al mercado hispano. Ahí tuve que ver en las negociaciones, pero su idea era no invertir y no nos pagan directamente por el trabajo. Corresponde a nosotros servir una edición española completa; y a ellos ”prestar” los derechos y la materia prima para ello, (los libros en digital, el arte y el layout para maquetar los nuevos), echándonos un ojito y poniendo directrices sobre el proceso. Nosotros obtendremos royalties por nuestro trabajo y en contraprestación de no recibir de ellos un pago firme, sino comisiones, se nos dan ciertas opciones especiales, por ejemplo, decidir que trabajamos de su catálogo siguiendo nuestro criterio sobre el mercado. Lo mejor de esas duras negociaciones es que, siendo muy abiertos a todo tipo de medidas que no supusieran inversión, permiten que exista una edición impresa por tiempo limitado que es la que ofrecemos en las escalas de donación para el proyecto. Es una gran idea, que se le ocurrió a Daniel. Es posible al estar yo familiarizado con el proceso editorial de mediar con imprentas.

 

 

Todo esto que os cuento es información que quizás no parezca relevante a nivel de consumidor interesado en los juegos, sino de la situación legal y laboral del asunto, pero es capital. Las intenciones de Mongoose son tener una edición digital en PDF que mover en sus canales propios de venta, dejándonos a nosotros un porcentaje por ejemplar. Por lo tanto, ellos nunca pensaron en imprimir el libro en papel cuando desconocen siquiera si puede ser rentable que exista en PDF en otro idioma a estas alturas dado que estos juegos son para ellos poco recientes y no precisamente las joyas de su catálogo. Podemos garantizar que los PDF que ofrecemos seguirán a la venta a través de Mongoose acabado el proceso de 3 meses que anunciamos en la web, sin embargo, es muy posible que no pueda obtenerse entonces la edición en papel.

Me explico, Mongoose mantendrá los porcentajes, el suyo y el nuestro siguiendo el acuerdo, pero tiene la potestad de aumentar el precio del PDF para incluir comisiones de terceros, como son las plataformas de venta en PDF. En el caso del libro de papel, se imprimirán tantas copias finalizado el periodo de 3 meses como la gente done para ello. Es largo de explicar, pero no es lo mismo que la impresión bajo demanda por unidades. Lo importante es que acabados esos tres meses decidirá Mongoose, desde las cifras, si se encarga de realizar una tirada y como se comercializaría si fuese el caso.

Nosotros estimamos que teniendo que vender y enviar desde Inglaterra, cliente a cliente, es muy posible que no lo haga porque sería capital que tendría inmovilizado ocupando espacio en sus almacenes. Debemos tener en cuenta que ellos trabajan el mercado internacional en Inglés, así que por muy boyantes cifras que podamos ofrecerles para lo que es el mercado hispano (no hablamos solamente de España) puede parecerles un éxito muy discreto como para cambiar su política y arriesgarse entonces invirtiendo en imprimir su edición española  Pero saber, solo sabemos con seguridad que tenemos acordado y que se va a hacer en la parte que nos toca. Por esto transmito esta inseguridad respecto a que haya una tirada impresa del libro tras esto. Realmente, no lo sabemos aunque parece ser que no.

La naturaleza de esta iniciativa y el alto coste de cada ejemplar impreso de esta manera, hace imposible que los libreros puedan sumarse a ella. Los 40 euros de vale cada libro con PDF de regalo incluyen la logística (empaquetado y envío) no dejan margen para cederle el 30% a los libreros y no habrá stock permanente ni tirada con ejemplares ”sin novio” para meter a una distribuidora en ello dándoles su margen habitual del 20% para el que tampoco hay margen.

Mongoose no tenía en mente una edición impresa, aunque el mercado español es joven en el campo del PDF. Su sugerencia es que los libreros vayan tomando contacto con ellos para en virtud de cuantos demanden ejemplares y en qué cantidad, estudien esa posibilidad. Nosotros no tenemos constitución legal ni permiso de la editorial en nuestro acuerdo para negociar con libreros ni venderles nada.

Espero que esto haya servido para explicar las naturales dudas respecto a este formato nuevo de hacer llegar rol en Castellano que seguramente no sería rentable de otra manera. Si queda alguna duda, pueden resolverse en la página oficial del proyecto: traduciendorol.com que dispone de unas FAQ y un mail directo de contacto. También recomiendo suscribirse a su boletín semanal gratuito sobre el asunto.

Mongoose prefiere las cosas así, centralizada la información y atención en una sola web desde la que se puede aportar al proyecto. El concepto no es muy distinto del que va a volver a traernos nuevas versiones de videojuegos clásicos como Larry o permitirá a genios de las aventuras gráficas, género olvidado, volver a ofrecernos juegos cuando la industria no desea apostar por ellos. Hablamos de aficiones minoritarias con pocos demandantes, pero fieles, informados y coordinados en la red de redes como para que pueda recaudarse llevando a buen término proyectos así.

Si sale bien, esto solamente sería el principio. Hay acuerdo para que creemos una línea en español de ambos juegos, podamos abrir nuevas del catálogo de Mongoose y, lo que no es menos importante, no es la única editorial con la que estamos ya en contacto, ni tampoco el que conocéis el único modelo posible en el que ofrecemos nuestros servicios a bajo coste para producir ediciones. Ojála podamos daros buenas noticias en breve. Mongoose, a la que he mencionado como conservadora varias veces ya por su reticencias, es precisamente la primera que se ha atrevido con este modelo, dos más están esperando a ver si sale bien o no, para darnos el sí.

D.A.: Donación versus mecenazgo. ¿En qué se diferencian?

A.W.: Tal como las planteamos en este país, poco. Pero es un error de terminología, si bien no tenemos palabras en castellano para ello. Cuando donas, se entiende que apoyas una causa sin más. Donar X, X+1 o X+2 todo así de estipulado, no casa mucho con el significado del término, además, no supone que te dan algo a cambio de tu donación,

”Preventa” es un término barbárico, para eso existe ”venta anticipada” y esta te supone unas ventajas especiales, que suele ser comprar más barato, se hace desde hace años con las entradas de conciertos. Cuando se venden libros de rol antes de estar hechos se usa ”preventa” pero cuando se necesita que se reúna cierta cantidad de dinero recurriendo a ventas directas (y puenteando a libreros y a distribuidoras llevándote su comisión) hacía falta otro término.

”Mecenazgo” fue entonces un término brillante y precioso que nació con este tipo de recaudación y venta para el Aquelarre de NSR Ediciones. No menos brillante que permitir sumarse a los libreros una vez ya comenzada la iniciativa.
Sonaba retro y es una palabra castellana, si bien el mecenas solía ser quien mediante un encargo mantenía al artista y ellos solo esperaban capitalizar puntualmente su empresa para dar salida al libro y hacer reconversión terminando una larga y dura etapa. Pero el término se quedó.

Tendríamos que distinguir entre mecenazgos que supongan que el libro no sale si no se recauda (o vende) previamente lo bastante de los que tienen el libro asegurado pero desean ajustar la tirada a la demanda real por alguna razón.

Nuestro proyecto es del segundo tipo. Se servirán tantos libros impresos y PDF como se recaude para ello, por esto ha habido resistencia a llamarlo mecenazgo. Tampoco podía llamarse crowfunding porque no teníamos una cantidad objetiva que alcanzar. Los libros y ediciones digitales saldrán y se entregarán independientemente de la cantidad de ejemplares para los que se haya donado. Toda copia impresa se costea por la propia aportación de cada interesado, Mongoose no arriesga nada, solo concede que se haga esto, los que corremos con los riesgos somos la gente del equipo español para su edición. Si debido a la cantidad de interesados los tres meses de trabajo junto al estudio y negociaciones previas no nos salen a rentables por la pequeña fracción de ese dinero que irá a nuestros bolsillos por cada ejemplar, habremos innovado mucho, pero habremos trabajado en balde.

Todos tenemos nuestras esperanzas puestas en esto. Daniel, tal como cuenta en primera persona en el boletín, desea poder contar con la oportunidad de más independencia en su trabajo profesional en la traducción, elegir sus propios tiempos de entrega y sus encargos, yo continuar con mi carrera adaptando libros de rol y coordinando equipos creativos, tenemos más que razones para asumir estos riesgos. Me alegra personalmente que el apoyo a la iniciativa nos ha permitido que podamos establecer que el trabajo de otro miembro del proyecto, el maquetador, se pague directamente, y saldrá de nuestro bolsillo si no hay bastante para lo que hemos pactado con él. He trabajado en muchos proyectos por ilusión y solamente por eso, pero muchas veces me han ofrecido humo a cambio de mi trabajo ilusionado en iniciativas que eran comerciales. Intento en lo posible que la gente que trabaja conmigo no pase por eso.

Retomando, por estar asegurados todos y cada uno de los libros para los que se aporte, esto no es un crowfunding con metas, y no es un mecenazgo tampoco. ”Donar” le parecía mejor término a Mongoose y al director del proyecto, y cuando he dicho preventa en mi blog para marcar la diferencia de nuestra iniciativa, me han tirada de las orejas porque lo que aclara por un lado trae confusión por la otra. Nosotros no ”vendemos” algo que no está hecho y es propiedad de Mongoose.

Supongo que ya te tendré igual de liado que yo con los problemas de la terminología, pero al menos, hemos dejado claro como es esta iniciativa y que asumimos el riesgo el equipo y no sus destinatarios y consumidores finales. Espero que al menos baste, porque no solamente para denominar a las aportaciones, todo este proceso es insólito en España y no tenemos terminología para ponerle nombre. ¿Somos packagers externos, como se dice en edición, con derecho a royalties y concesiones de intermediarios nacionales? Francamente, que crea la gente en esto es tan complicado, y tenemos tanto trabajo, que no hemos podido tratarlo. Lo importante es que tendremos Paranoia y Traveller de nuevo en español en una nueva edición, y donde me dejo la piel es en que salga bien sin descuidar otros encargos que llevo (de los que no puedo hablar) o mi trabajo en la revista Fanzine Rolero. Eso es lo importante. Bueno, y el que me deis oportunidades como esta para publicitar el asunto aclarando sus condiciones porque entiendo que sea tan innovador como confuso para el rolero que se encuentra con que le dicen en un blog que van a volver sus antiguos juegos, pero que no los saca una  editorial ni los podrá comprar en su librería. Este último punto me tortura, pero no hay más remedio. Debemos dar gracias a poder ofrecer una edición impresa era algo con lo que no se contaba al principio de las negociaciones.

 

D.A.: Bueno, eso es todo. Muchas gracias por “dejarte” hacer esta entrevista. Y mucha suerte con el proyecto del Paranoia y el Traveller (y que cuando el ejemplo).

A.W.: Un placer.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Entrevista a Alex Werden

  1. Ole, así me gusta, dejar hablar al entrevistado sin interrumpirle. Así se hace, caramba. y de lo más informativa 😉 ¡bienvenido al articuleo!

  2. Genial la entrevista Doctor Alban. Tremendamente instructiva 😀
    Ha sido un gustazo leerla :adorar:

  3. Muy buena entrevista Doctor Alban, muchas gracias 🙂

  4. Joder, gracias a vosotros y a Álex, que todo el mérito es suyo

  5. Hostia, ¿os podéis creer que no había visto esta entrevista? Me pilló justo en los exámenes y la acabo de descubrir !!!!
    Qué grande esa vocación y qué grande que alguien rompa con lo que la sociedad espera de él para dedicarse a lo que realmente le gusta y con lo que disfruta.
    Cuando estaba leyendo el artículo, he visto lo de Aquelarre y me ha venido a la mente que yo tuve este libro de rol cuando nadie apostaba por él. Me lo regaló una vecina cómo obsequio porque mi madre le regara las plantas unas vacaciones. Costaba como 2.000pts cuando otros costaban casi 5.000pts. Creo que aun lo tengo por casa. Era la hostia! Me encantó. Recuerdo grandes partidas. Gracias por la entrevista a ambos! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *