Atari 2600: Historia de una Leyenda (VIII)

Emulación, Catalogación de Juegos y Rarezas, Breve Introducción al Coleccionismo y Reflexiones Personales

Ya en la época de los PC, empezaron a aparecer emuladores donde se podían ejecutar los volcados de la ROM de los juegos para Atari 2600. Fue gratificante en los primeros tiempos de la emulación poder ver los juegos de mi consola de toda la vida corriendo bajo MS-DOS. Uno de los más destacados en la actualidad y el que yo recomiendo es el emulador Stella, que incorpora multitud de opciones además de filtros para simular una TV de tubo.

Web: http://stella.sourceforge.net/

Por otra parte, con la proliferación de Internet comenzaron a surgir las primeras páginas dedicadas a esta histórica consola, habiendo dos grandes portales de referencia desde hace ya años como son www.atariage.com y www.atariguide.com , en los cuales se encuentran reflejados una inmensa mayoría de todos los juegos desarrollados para Atari 2600, así como los grados de rareza de cada uno de ellos.

Por su parte, atariage.com hace de distribuidor oficial del cartucho con entrada para tarjeta SD Harmony Cart que se vio en el capítulo anterior y tiene además una tienda on-line donde se pueden comprar multitud de juegos homebrew y hacks en formato físico.

Pero sin duda el portal más interesante en cuanto a base de datos se refiere es www.atarimania.com , donde nos explican que hay alrededor de “poco más” de 500 juegos oficiales, pero que a base de re-lanzamientos, variaciones de etiquetas, de series distintas, formato de región, cambios de nombres, compañías diferentes que los sacaron, países de fabricación, numerosas versiones piratas, etc. existen más de 10.000 diferentes, de los cuales este portal tiene registrados la nada menospreciable cifra de… ¡8.000! Además el autor, que a su vez es un coleccionista que lleva muchísimos años con esta afición, nos ofrece en descarga toda su colección de juegos volcados a ROM. De todas las colecciones de ROMs que podáis encontrar en la red, ésta es sin duda una de las más completas, mejor catalogadas y estructuradas, sino la mejor, respetando tanto originales como variantes y diferentes versiones, y además aportando informaciones de valor tales como el nombre del programador.

Breve Introducción al coleccionismo

Volviendo al penúltimo párrafo, y centrando ya el resto del capítulo a una introducción al mundo del coleccionismo que existe en torno a esta consola, lo de los grados de rareza merece una mención especial, ya que ha sido el primer sistema donde se ha catalogado, digamos que de manera oficial y más o menos racional, cuan raro es un juego/variante en concreto, cosa que influirá, en caso de querer comprarlo físicamente, en su dificultad para encontrarlo y por consiguiente en su precio final en la actualidad.

En contra de lo que muchos piensan, el grado de rareza no va necesariamente reñido con la calidad de un juego. Realmente es bastante usual ver rarezas que son justillas, no son demasiado jugables que digamos o directamente no valen nada. De hecho, normalmente los juegos más comunes o con tendencia a un grado moderado, suelen ser los mejores (con las excepciones que ya conocemos por hype…) y los que mejor se vendieron, aunque no se puede generalizar ya que nos encontramos también con numerosas excepciones.
El grado de rareza actual puede ser debido a muchos factores, pero básicamente:

–         Unidades totales fabricadas del juego.

–         Unidades totales vendidas.

–         Años que duró la fabricación.

–         Si hubo o no hubo relanzamientos y reediciones.

–         Precio que costaba en las tiendas (casos de juegos que eran más caros que la media podían vender menos en comparación con los más baratos)

–         Las cajas que se tiraron en las casas en su día para ahorrar espacio…

El tema de la catalogación de las rarezas, a pesar de que alguien pueda discrepar sobre esto, es así, y en mi opinión está muy bien porque:

a) Tenemos una guía real, sabemos en todo momento lo común, poco común, raro o extremadamente difícil que es encontrar un juego en concreto, y si por ejemplo estamos interesados en un título determinado, podemos saber de antemano si hay que pagar una fortuna y mejor olvidarnos de conseguirlo o bien si es algo que está a nuestro alcance.

b) Se elimina, no del todo pero si en cierta medida, la posible especulación o el que nos quieran vender algo a un precio que no es, delimitando bastante los márgenes de coste de cada juego. También es cierto que entran en juego algunos otros factores, como por ejemplo el estado de conservación de caja, manuales y la pegatina del cartucho.

c) Los típicos vendedores que anuncian TODO ABSOLUTAMENTE a grito de “RARE-RARE-RARE” quedan automáticamente destruídos y ridiculizados con la lista de rarezas a mano, un poco de conocimiento del sistema y un poco de información y sentido común. Esto es algo que últimamente me está dando cierta manía porque ¿desde cuando un Missile Command o un Asteroids es ‘VERY RARE’?. Se intenta implantar, de esta manera, un mercado medianamente justo, aunque cada vez sea algo más caro, y si pagamos por algo que está catalogado de raro, al menos saber que realmente así lo es.

Apuntando a todos los interesados en adquirir títulos para esta mítica consola, decir que el grado de rareza entre versiones NTSC y sus respectivas versiones PAL pueden variar ligeramente entre ellas y a veces de forma un tanto radical, así que los portales americanos que he citado sirven para tener una referencia que en el 80% de los casos es válida, pero al contemplar menos las variaciones PAL hay algunas que pueden diferir un poco. Como con todo, hay que ser cauto, buscar bien e informarse por otras fuentes y usar el sentido común.

Además, y según mi propia experiencia y la de muchos otros coleccionistas de software de Atari, parece ser que el grado de rareza oficial muchas veces se aplica sólo para el cartucho suelto y no para el juego completo en caja. Esto genera dudas ya que mucha gente no sabe muy bien qué pagar por un juego completo.

Hay títulos, muchos de ellos comunes, que tienen un precio bastante más elevado y ligeramente desproporcionado del que tendría que tener teóricamente. Y es que la gran cantidad de cajas y manuales que se llegaron a tirar en su día o en la época en que la consola murió pueden haber generado este tipo de aumento de precio en estos casos.

A raíz de esto y a base de observar el mercado tan loco con precios tan dispares y lo que se va pagando por cada juego (o lo que se debería pagar de manera justa), he “creado” una regla que dice que un juego para Atari en caja debe costar de 3 a 4 veces (máx.) el valor de lo que costaría suelto. Claro está que el estado de la caja, de las instrucciones y del cartucho también influirá en el precio final y eso es algo que el vendedor deberá especificar y el comprador valorar.

Pongamos de ejemplo práctico el juego Enduro, uno de mis favoritos:

Vamos a tasar el cartucho suelto en 4 euros (versión original Activision Green-Label). Según mi criterio no se debe pagar más por él. Multiplicamos por 3 o por 4 (multiplicador juegos comunes) y obtendremos los márgenes que delimitan este juego si lo queremos comprar completo en caja, teniendo como resultado entre 12€ y 16€, en función del estado general. Precios ligeramente superiores se reservan SOLO para casos muy concretos para el juego precintado a estrenar, ediciones especiales o extras añadidos.
Los precios no deberían moverse de aquí. El problema está cuando viene alguien y por ese mismo juego paga 60€ y otros le siguen. Ellos marcan mercado.

Comentar también que no hay una regla fija que diga: rarezas de grado-5 valen 30€, y de grado-8 100€. Vamos a encontrar de todo un poco, y es que cada título es un mundo y los baremos entre los que se moverán los precios no están marcados exclusivamente por el grado en sí, aunque lógicamente es una ayuda muy útil a tener en cuenta.
Por otra parte, encontramos también que juegos comunes y famosos que fueron éxito de ventas como por ejemplo Pitfall!, en este caso catalogado de Rareza-2, o sea, muy común y de raro nada, tienen un precio ligeramente más elevado a lo que debería costar realmente. Esto no es un caso aislado de esta consola, ya que pasa en otros sistemas como por ejemplo con la saga Super Mario Bros de la NES (entre muchos otros). Mi teoría sobre esto es que, a pesar de ser juegos muy comunes, la popularidad, el carisma y lo que significaron a nivel histórico hacen que el precio tienda a marcarse más alto. También tenemos el añadido de que cueste más desprenderse de un clásico con tanta historia y leyenda detrás. Esta regla también se aplica a determinadas compañías de renombre como por ejemplo son Activision o Parker Brothers, cuyos juegos valen un poco más de lo que deberían por pertenecer a estas compañías. A nivel personal no estoy muy de acuerdo con esta “norma” que parece haberse instaurado definitivamente, pero se ha impuesto de manera casi obligada.

Vayamos más allá… quizás os estéis preguntando después de todo este texto cuál es el juego más difícil de conseguir y por tanto más cotizado. Pues bien, un juego de rareza 10 (máximo grado), llamado Air Raid (que por cierto es un poco truño xD), del que se fabricaron poquísimas unidades y del cual sólo se tiene constancia de que quedan 12 “vivas”, fue vendido en Ebay por unos 31.600 dólares, ostentando por el momento el récord del juego más caro de la historia. He aquí un video con el último minuto de subasta, donde subió de 16.000 a 31.600 en los últimos momentos:

Y si luego el cartero te lo pierde, ¿qué? ¿Eh?

Por último, y a modo de reflexión personal, quiero decir que aunque el grado oficial de rarezas es algo real que está ahí, que debe respetarse y sirve de guía y de ayuda en el momento de comprar, bajo mi punto de vista últimamente se le está dando demasiada importancia en este mundillo al tema rarezas. Sin ánimo de generar debate, reconozco que hay títulos mucho más difíciles de conseguir que otros y que hacernos con algo buscado de un sistema que nos gusta puede darnos una dosis de satisfacción a nivel personal, hasta aquí todos estamos de acuerdo, pero parece ser que se está dejando de lado la esencia de nuestros queridos sistemas clásicos simplemente por conseguir lo más raro-rarísimo, lo más caro y rebuscado. Un lamentable “Yo lo tengo y tú no” que está creando, en algunos casos, una rivalidad a la cual no le veo sentido alguno.

Existe un tipo de coleccionistas para el cual, si no tienes rarezas en tu haber, eres mirado por encima del hombro. Y esto pasa en todos los sistemas. Sí, todo tiene un precio, reconozcámoslo, y hay cosas que sabemos que son más caras que otras, y otras que tienen un precio elevado por X motivos y no lo negamos, pero revendedores no honrados y demás especuladores están generando y ante todo MARCANDO un mercado bastante injusto inflando muchísimo los precios queriendo obtener unos beneficios abusivos con lo que en principio es una afición. Si a todo esto le sumamos que hay gente dispuesta a pagar más de 30.000 dólares por un juego, se crea un absurdo mundo de compra/reventa cada vez más cara que puede llegar a generar a la larga que un usuario que quiera conseguir juegos originales para un sistema que le fue entrañable en su día tenga que rascarse el bolsillo más de lo necesario o simplemente tenga que resignarse y olvidarse de ello por cuestiones obvias.

Air Raid en su caja original

A raíz de todo esto, y volviendo a centrarnos en el mundo de la Atari 2600, empezamos a ver como nos piden casi 100 dólares por un título homebrew (Boulder Dash, 2012) o cómo un tipo ofrece su juego programado recientemente bajo diferentes y absurdas opciones de compra que llegan hasta los 10.000 dólares: http://www.fasebonus.net/index.php?option=com_kunena&func=view&catid=5&id=23022&Itemid=86

Veo muy bien que sigan saliendo novedades ya que dan más vida a estos sistemas e incluso es totalmente respetable y aceptable que quieran ganar algo de dinero con ello, pero una cosa es eso y la otra abusar porque la burbuja retro está en un punto álgido. Es un insulto para los aficionados que un tipo te venga diciendo literalmente que compres su juego por 10.000 dólares porque en unos años acabará costando más de 30.000.

¿Es la ley de la oferta y la demanda y el auge del coleccionismo retro culpable de todo esto? ¿O bien se ha generado involuntariamente esta situación? ¿Es evolución natural?, es decir, ¿está el coleccionismo llamado a tender cada vez más hacia este extremo?

Sea como sea y hacia donde vaya esto, el coleccionismo siempre estará ahí y es todo un mundo a explorar que brinda a quien se dedique a ello la beneficiosa labor de poder preservar software/hardware en formato físico, además de poder jugar con los originales en la consola real, algo verdaderamente bonito si se tiene la ocasión. En el caso de la consola que estamos tratando en estos artículos, el coleccionismo de Atari VCS no es sino todo un pedacito (o más bien pedazo) del comienzo de la historia de los videojuegos domésticos, lo cual lo hace tremendamente atractivo, sumado a que ha sido el sistema que más años ha estado en pie y el que tiene el catálogo de juegos más extenso.

Además, el poder utilizarla físicamente, en especial en sus modelos “woody/madera 6 palancas” tan puros, mágicos y auténticos, con esos cartuchos tan diferentes del resto de consolas, con la pegatina abarcando casi toda la carcasa del mismo… es algo que no tiene precio.

Por algún motivo que aún no puedo averiguar, si bien esta consola es recordada con mucho cariño por todos, en estos lares no existe tanto culto como lo hay en otros países como UK, Alemania y EEUU, donde son unos amantes acérrimos. Curioso este dato, porque a nivel de coleccionismo no digo que no exista, pero sí que se suelen ver otros sistemas mucho más prioritarios. No digo que eso esté mal ni mucho menos, aquí defendemos a todos los cacharros por igual 😉 pero el impacto que supuso en nuestro territorio esta consola también fue fuerte y de alguna manera no se le está rindiendo el homenaje que merece. Siempre hablando a nivel de coleccionismo y preservación, claro. A nivel de juegos, cariño y recuerdos va a estar presente siempre, incluso las futuras generaciones que no la conocieron si quieren saber de la historia de los videojuegos van a acabar pasando por ella sí o sí 😉 Espero que en ese momento, sepan ver y valorar la ESENCIA y la repercusión generada, dejando a un lado las más que obvias limitaciones de la máquina.

Tengo pensado crear más adelante y si el tema suscita suficiente interés, una pequeña mini-guía de coleccionismo para Atari VCS, enfocado tanto a todas aquellas personas que quieran comenzar a adentrarse en el mundillo, como a las que ya lo estén y quieran aprender algunos truquillos y curiosidades o bien para aquellas que deseen únicamente conseguir algunos títulos concretos, siempre desde el punto de vista del coleccionismo justo y honrado.

¡Apoyemos a la pequeña, humilde, pero inmortal Atari VCS!

P.D. para los amigos de FaseBonus: Aquí terminaría la serie de artículos, pero me he reservado una última parte a modo de cierre y despedida dedicada a todos aquellos que hayáis ido siguiendo la serie de artículos y que me habéis animado con cada comentario. En esta última parte también hablaré un poco a modo personal de mi historia con la consola, mis experiencias con ella y esos recuerdos que nunca podrán ser borrados. También se podrá ver la bibliografía, ya que he consultado muchísimas fuentes y documentos para poder desarrollar tan extenso monográfico, y sería un mal detalle por mi parte obviar el trabajo de tanta y tanta gente que ha hecho posible que yo a su vez pudiera obtener la información necesaria para poder ofreceros estos escritos.

Share
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Atari 2600: Historia de una Leyenda (VIII)

  1. Me han gustado mucho esta serie de entradas, me da un poco de penica que terminen. Pero seguro que la última parte, con recuerdos y un rollo más personal, es de lo mejor. A mí las historias personales que se cuentan por aquí me parecen lo más interesante.

    Felicidades 😉

  2. Pues como siempre muy intreresante Robe, la verdad es aue ultimamente ebay y diferenes medios se estan convirtiendo en surrealismo puro y duro, y para todas las personas que buscan despues de años volver a tener sus consolas de toda la vida o aquel juego al que le distes caña se encuentran pagando barbaridades cuando no es asi, como todo lo primero antes de comprar es informarse, y si es por algun crack de por aqui mejor 😉

  3. Ole, asi, si, Asi si que se hacen las cosas, caramba. guia util y muy aprovechable.

  4. Muy interesante, Robe. Da gusto ver artículo tan completos y, sobre todo, que desprendan tanto cariño.

  5. Esta muy bien esas “reglas”que se tienen que tener en cuenta para comprar algun juego y que no te tongen,pero es como tu dices,luego viene un listo,pone el juego a 60 euros y todos va detras.
    Flipando con el numero de roms que tiene la consola entre originales,hack y cosas asi!
    Esperando pues el ultimo articulo!

  6. Como se nota el amor que le tienes a este sistema Víctor. Muy currada la entrada, como todas las demás…y joder, todavía me sigue doliendo ver como el personal paga esas burradas por un “puto” juego.

  7. Gracias a todos, me alegro que os haya gustado 🙂
    Nos leemos en la próxima entrada.

    Un abrazo

  8. Genial estos articulos de la atari 2600, mi primera consola 😀 Que grandes recuerdos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *