¡Los Tazos™ y algo más!

En una quedada improvisada con el señor Albert y Hellboy, salió el tema de los famosos Tazos™. ¡Sí! Esos trozos de plástico de forma redondeada que causaron furor desde principios de los años 90 entre los niños (y no tan niños). No podemos olvidar tampoco los Monsters, los gogos e incluso las hojas de dibujos moñosos realizadas en tonos pastel y con olores indescriptibles que intercambiaban las niñas en el patio, pero creo sinceramente que no ha habido otra enfermedad tan extendida como los tazos… ¡Vamos a recordarlos!

http://www.therocksteady.com/home/wp-content/uploads/2012/01/TazosLT1g.jpg

Los tazos no sólo fueron un juguete, fueron también una enfermedad (o al menos así lo vivimos muchos niños que íbamos por el colegio con nuestra Game Boy mientras el resto se reunía en torno a la cafetería) hasta que no nos quedó otra que jugar con ellos o quedarnos más solos que una mona dando vueltas por el patio…

Tan pronto como sonaba la campana que anunciaba el comienzo del recreo, todos acudían en masa a la zona de la cafetería, como una horda de trolls que llevaban 5 días sin comer. Todo el mundo se reunía allí con un único fin… apostar sus tazos, intentar tangar al personal con el típico diálogo de “te cambio este por 10 de los tuyos” o contraatacar diciendo “nada de cambios… ¡juégatelos conmigo y pierde como un hombre!”.

Y de perdidos al río, pues la primera vez que tuve tazos y dejé de lado la Game Boy para volverme un yonki del plástico redondeado, me encontré con unas situaciones lamentables, mucho más de lo que me hubiese imaginado. ¡La gente estaba enferma y el virus se hacía más fuerte!

Algunos recordaréis haber llevado tazos en los bolsillos de los pantalones cuando vuestra familia estaba poniendo la lavadora, ¿no?… ¡Seguro que sí! Por supuesto, también recordaréis el resultado de nuestro despiste: Obtener unos tazos blanqueados que ni “Don Limpio” podría haberlos dejado mejor gracias a la fusión del agua con el detergente.

http://s17.postimage.org/lsbhjzwu7/tazo.jpg

Lo peor no era que esto ocurriese… lo peor es que muchos niños aprovechaban esta situación para colarle los tazos a otro (siempre y cuando el tazo estuviese totalmente blanco… esto no colaba si el tazo estaba sólo algo desgastado). Veamos un ejemplo:

Niño A: Oye, tengo unos tazos super chulos ¡son totálmente blancos!
Niño B: ¿Cómo que blancos? ¿No tienen dibujos?
Niño A: Nooo, son especiales, son para que tú puedas dibujar (le dejas al niño B que lo vea)
Niño B: OHHHHH, que guays, ¡son super blancos! ¡¿Dónde los has conseguido?!
Niño A: En el rastro de Madrid (¡MENTIRAAAA!)
Niño B: ¡Dame 10, que te doy todos estos a cambio!
Niño A: JOJOJOJO.

Bendita infancia… qué inocentes éramos (y no lo digo por mí… que me la intentaron colar mil veces y ¡nunca lo consiguieron!).

Por otro lado, siempre venía algún niño llorando al que le habían ganado todos los tazos y claro, es que cuando pierdes y sigues jugando es lo que tiene… Al final te daba tanta pena el pobre chaval que terminabas regalándole algún tazo repetido para que se callase y dejara de arrastrarse por el suelo como si le hubiesen arrancado una pierna… Pero claro, ¿qué hacía el niño con su nuevo tazo? ¿disfrutarlo? ¡¡¡NO!!! ¡SE LO VOLVÍA A APOSTAR!… y para colmo no se lo jugaba con otro niño, no… se lo jugaba contra el mismo niño que le había ganado toda su torre de tazos en menos de 15 minutos… Esto solía acabar mal en el 99’9% de los casos, básicamente porque el niño perdía el tazo, lloraba aún más y ahora el lloro incluía gritos de rabia. ¡POR DIOS! ¿¡Matutano, que estabas haciendo con nosotros!?

Al principio la gente se apostaba un tazo, pero poco tiempo después, cuando empezábamos a tener muchos tazos “repes”, el patio terminó convirtiéndose en “Las Vegas”… Los niños se apostaban 5, 10 e incluso media torre de tazos. Torre que por supuesto sacaban de su “portatazos™”.

Todo cambió el día en el que un niño algo más mayor llegó a la zona de la cafetería únicamente para fardar de un nuevo tipo de tazo del que todos los niños quedaron enamorados al instante. ¡Esto era otro nivel señores!… Una nueva etapa se nos venía encima con la entrada de los Mastertazos™.

Tenía dibujos de los Looney Tunes grabados y el grosor de los mismos era como el de 5 tazos puestos uno encima de otro, realizados en plástico duro y con un peso muy superior a los tazos habituales… eran estupendos para ganar una partida, pero no todo el mundo podía tener uno, ya que sólo venía en las bolsas grandes de Matutano… Sólo los niños de alto poder adquisitivo (que eran los que el fin de semana recibían la famosa “paga”) podrían llegar a conseguir uno.

http://s11.postimage.org/fg2l79gbn/tazo2.jpg

Esta fiebre por el tazo pegó tan fuerte que favoreció la delincuencia juvenil, y eso lo he vivido de primera mano señores. Ya no hablo sólo de casos de robos entre chavales de portatazos completos, sino de ¡robos en supermercados! ¿Cómo era esto posible?… PMI lanzó una promoción en los bricks de zumo en la que venía un tazo que se podía incluso ver desde fuera del paquete, algo muy útil para los ladronzuelos, ya que podían hacer selección a modo de “este le tengo, este no le tengo”.

Yo de pequeño veraneaba en Motril (Granada) y recuerdo llegar en varias ocasiones al supermercado con mis padres y ver a algún niño mangante abriendo TODOS los plásticos protectores de los packs de PMI y recogiendo los tazos que había en el interior; por supuesto, no tenían ningún tipo de preocupación de que les pillasen… es más, la gente pasaba por su lado y ellos seguían a lo suyo sin levantar la vista de sus nuevos tesoros. Nunca olvidaré la imagen del suelo lleno de plásticos de los zumos PMI, así como tampoco olvidaré la imagen de los niños haciendo uso de los portatazos que traían vacíos de casa para rellenarlos de provisiones en su supermercado habitual. ¡Vaya estampa señores!

Tiempo después, tendríamos infinidad de nuevos tazos: megatazos, supertazos, tazos de Bola de Dragón, tazos Disney, de Pokèmon y hasta ¡Chiquitazos™!, unos tazos con imágenes del señor Chiquito De La Calzada, que por aquellos tiempos estaba de moda. Poco a poco se iría avecinando el final de los tazos, estaba más que cantado porque había tantísima variedad y las promociones de cada colección duraban tan poco que era prácticamente imposible conseguirlos todos, al igual que jugar con ellos, ya que cada niño coleccionaba unos tazos diferentes y llegaría la era “Zombie”, es decir, una etapa de nuestra infancia complicada en la que ya no todo era jugar, sino que ahora también había que buscar a niños que coleccionasen lo mismo que tú para jugar con ellos.

http://s16.postimage.org/a87kupdyd/tazo3.jpg

Poco tiempo después nos cansamos de coleccionar… Ahora teníamos otro problema más grave… nuestros primeros tazos estaban perdiendo el color y sufriendo un desgaste proporcional a la cantidad de veces que los habíamos usado en apuestas contra otros niños. Esto fue algo que disgustó mucho porque se hacía cada vez más difícil apostar… nadie quería tazos borrosos o blanqueados. Finalmente no quedaba otra que tirarlos o intentar colárselos a algún pardillo haciendo uso de nuestras dotes de “comercial hábil, astuto y mañoso”.

Poco a poco esta moda se iba dejando de lado, pero todavía había empresas que veían mercado en esto de los tazos. Tengo muy claro que para mí supuso el final de la etapa “tazo” el momento en el que salió una colección llamada Supercaps™. Muchos niños empezaron a comprarlos porque necesitaban más tazos en su vida o no eran felices, pero si los tazos originales duraban poco, estos ya eran una mugre: Los cutre-dibujos sin sentido estaban impresos directamente en una capa de cartones finos pegados uno encima de otro que tenían una característica única: se despegaban con sólo mirarlos. La calidad de este cartoncillo se asemejaba bastante a la calidad del canutillo del papel del W.C. que queda cuando terminamos de limpiarnos el… ¡BASTA! ¡ES SUFICIENTE!. La cuestión es que el desgaste de estos nuevos tazos era muy rápido y la gente estaba harta de gastar dinero en colecciones que no acababan nunca, así que yo personalmente situaría aquí el final de los tazos.

http://s15.postimage.org/dsrk1l9or/supercaps.jpg

En mi colegio hubo 3 ó 4 meses de calma, todos volvíamos poco a poco a nuestro centro de operaciones especiales (también denominado “arenero”), a los columpios o a jugar con los neumáticos… pero como si no hubiese pasado el tiempo, mis amigos y yo volvimos a notar un descenso progresivo de personal en las “zonas comunes”. Dando una vuelta por el colegio, vimos desde lejos un montón de gente agolpada en la cafetería… me estaba temiendo lo peor…

Y así fue como nos volvimos a enganchar a otra moda nueva… señores, ¡llegaban los Rappers™! Estos tazos me entraron por los ojos en cuanto los vi; de hecho, aún hoy tengo toda la colección completa en su caja oficial, colección que pude terminar gracias al puesto de cambio de cromos del rastro de Madrid.

http://s15.postimage.org/hb4h0fy2z/rappers.jpg

Los Rappers eran una especie de tazos metalizados mucho más agradables a la vista (sobre todo porque con los años íbamos creciendo y los señores de Matutano no se daban cuenta de ello). Los Rappers tenían unos dibujos chulísimos y lo mejor de todo es que eran totalmente metalizados, por lo que daba igual tener un despiste y que tus padres metiesen los pantalones en la lavadora con tus Rappers en el bolsillo, ya que no se quedaban blancos como pasaba con los tazos de Matutano.

Esta colección fue muy seguida por los niños, pero los más mayorzuelos no tuvieron constancia de su existencia. Lo que teníamos claro es que llegaba la era de empezar a comprar las colecciones en los kioskos y dejarnos de tanto Matutano, que había gente que ya compraba las bolsas para coger el tazo y tirar la comida (¡eso no se hace!). La verdad es que completar la colección de los Rappers fue genial porque a día de hoy siguen estando impecables, como si no hubiese pasado el tiempo por ellos.

Mucha gente dice que el mejor plato de un menú es el postre, y eso creo que ocurrió con los Rappers… para mi gusto, los más chulos y los que pusieron punto y final a una gran etapa de la cual muchos acabamos más que hartos pero que ahora rememoramos con mucha nostalgia. ¡Tazos forever!

Acerca de Ashes

Coleccionista de consolas y cacharritos varios. Ex-redactor en la revista Nintendo Acción España. Actualmente redacto felizmente sobre juegos retro para varias plataformas. Apogee es mi vida, Computer Gaming World es mi pasión y lo retro de Epic Megagames me mola mogollón.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Humor y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a ¡Los Tazos™ y algo más!

  1. Grandísimo, cuántos recuerdos. Cuántos ludópatas se empezaron a formar como tales con los tazos… Y qué bajón cuando tu madre te levaba los pantalones sin comprobar los bolsillos, como comentas.

    En todo caso los tazos no eran para jugar, ¡eran para guardarlos todos! Que se desgastaban rápido xD

  2. Pues yo debo de ser uno de los pocos que nunca le encontró la gracia a estos de los tazos… es más, jamás eché una partida ni tuve ninguno por casa…

  3. ya somos dos. a mi me dba un ascazo increible comprar las bolss de matutano o lo que fuera y coger eso en vez de la patata

  4. jajaja qué recuerdos!! Yo no es que fuera muy aficionado a jugar, pero sí que los coleccionaba y todavía conservo una buena caja en casa de mis padres. Lo que me viene de pronto a la cabeza es aquella serie que salió con pequeñas ranuras en el borde y que uniendo 2 de ellos y haciendo un poco de palanca salían volando… pufffff más de uno pudo quedar tuerto con esta idea diabólica!!!!

  5. @Rackproject: ¡Es verdad! Aquellos creo que fueron más en la época de Dragon Ball, que más o menos fue cuando yo empecé a pasar de los tazos. La de tazos que acababan muriendo por juntar las ranuras esas y hacer el tonto.

  6. Creo que no he tocado uno de esos tazos en mi vida XD
    Si no recuerdo mal debieron ponerse de moda a mediados de los 90 y me pillaron ya demasiado mayor…¡Con decir que yo lo que recuerdo son los cromos esos a los que se jugaba a dar la vuelta golpeándolos ahuecando la mano!

  7. @Rackproject: Esos seguro que son los megatazos de bola de dragón, unos de forma redondeada y otros con forma octogonal. Te dejo un par de fotos, a ver si son estos:

    Foto 1: http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2012/05/27/megatazo%20dragon%20ball%2064b.JPG
    Foto 2: http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2010/10/18/22213827.jpg

    @Logaran: los primeros tazos si no recuerdo mal salieron a finales del año 1992, aunque a España llegarían un año más tarde. Yo lo tuve que vivir en primera persona y era demencial… ¡todos en mi colegio estaban poseídos!

  8. ¡¡ Gran artículo !! Los de Chiquito jajaja joder , no me acordaba pero ha sido verlos y regresar

    Lo de los Caps, totalmente de acuerdo: no molaban nada, fue el fin de los tazos.

  9. A mi las caps no me molaban una mierda pero puede que las tenga también todas, porque el kioskero me regaló la caja esa y un par de sobres. Luego gente que compraba y no las quería me las iba dando (no se si tenía puesto un cartel en el culo tipo REGALARME CAPS…) y a lo tonto, las que estaban repes las tiraba y las que no, para la caja… puede que sea la colección más barata que he tenido… toda por 0€

  10. Los tazos están de moda en Argentina en la actualidad…
    vienen en las papas fritas y demás snacks de pepsico…
    Los más actuales tienen motivos de angry birds… una pena
    http://acceso-directo.com/wp-content/uploads/2012/07/Tazos-Angry-Birds.jpg

  11. Genial articulo, que recuerdos. Habria que hablar tambien de los tazos que se movian (segun wl punto de vista creaba la sensacion de movimientos, MOLABAN), miticos los de chiquito de la calzada y su mitica bolsa especial que hicieron (los fistros). A dia de hoy no me queda absolutamente nada de todo, solo un pie de los que se usaban con los rappers, y los recuerdos (tazos de los power rangers, ect…). Ya los tazos de pokemon me pillaron mas mayor, en fin. Haver si para otro articulillo de los “gogos”, me encantaban xD

  12. Joder con los tazos. Yo los que más recuerdo son los que comenta @Rackproject y que al final se iban haciendo polvo porque se les iban rompiendo las pestañas. De los de Chiquito ni zorra xD

    Toda una fiebre sí señor fueron los tazos, aunque yo los coleccionaba por rachas y tampoco muy a lo bestia, pero fueron un puntazo y otro elemento característico de aquellos años de juventud.

    Muy bueno Ashes ^^

  13. a mi eso de los tazos me paso como a logaran, que ya era un poco mayorcito pero he de decir que volvieron hace un par de años, esta vez con dibujos de gormiti

  14. Yo también era mayor para jugar con Tazos, pero recuerdo aquellas fotos de jugadores de futbol o ciclistas para pegar en el reverso de las chapas! Vale, no es lo mismo, pero es redondo también 🙂

  15. Pues haciendo búsqueda de domingo por la mañana, he encontrado la caja con los tazos. Hay algunos que ni me acordaba de ellos, de Steve Urkel de la serie “Cosas de casa”, de Street Fighter, del Real Madrid, unos con unas criaturas demoníacas jajaja. En fin, ahí va la foto:

    http://imageshack.us/photo/my-images/211/imag0964.jpg/

  16. Hellboy, gran detalle lo de las chapas con fotos de los jugadores de fútbol. A mí no me gusta el fútbol pero recuerdo que la peña montaba en el recreo también campos con porterías compradas en los famosos “veinte duros” y se montaban unos partidos de narices en el suelo del patio.

    Rackproject, lo de los tazos de Steve Urkel me ha matado xDDDDD

  17. Me ha hecho gracia leer el artículo.

    Ahora bien, me parece que andáis confundidos unos cuantos ^^. Los tazos nunca dejaron de salir desde 1994. Puede que ya no estén tan de moda como antaño, pero aún he podido ver a niños jugando a tazos en el patio.

    Aún hoy en día se pueden conseguir tazos en las bolsas de Matutano o de otras miles de formas, ya que no sólo PepsiCo distribuye dichos elementos, sino otras muchas empresas.

    La colección vigente es la de Matuliga 2013.

    Por cierto, Rackproject, soy coleccionista de estos elementos… a lo mejor tienes elementos que me puedan interesar y te los pueda cambiar por juegos u otros elementos que sean de tu interés. He aquí el enlace de lo que tengo actualmente de cambio/venta: https://picasaweb.google.com/115938553855927990307

    Comentar que ando buscando muchos tazos para terminar mis colecciones. Busco ahora mismo Master Tazos de diferente color al habitual. ¿Alguien tiene? Luego, me faltan tan sólo unos pocos para terminar muchas colecciones. De fútbol de Real Madrid, por ejemplo, me falta el 79. De Shin Chan Rappers de Bollycao me falta el 86… y bueno, podría poner aquí un listado bastante grande.

    Comentar que mi de pequeño no me pegó tan fuerte lo de los tazos. En el patio nunca jugaba… prefería jugar a fútbol o a otras cosas. Pero sí jugaba en el rellano de mi casa o con algunos amigos… recuerdo que a veces ganaba muchos y otras veces perdía muchos -.-‘. Pero así era la vida del tazero. No fue hasta después de mucho tiempo, cuando empecé a recopilar juegos de PC y de consolas, que me entró la nostalgia y quise hacerme con todo lo que no pude tener de pequeño… ¡todo! Incluyendo cromos, tazos, libros, películas, etc. Poco a poco, lo estoy logrando. Pero sólo gracias a otras personas que me llegan a intercambiar… así que, pido contactar conmigo.

    Buscame como omicron102 y me encontraréis en la web en un plis-plas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *