Fahrenheit 451

La película

Basada en un relato de Ray Bradbury y dirigida por François Truffaut, esta película es un clásico entre los clásicos. Es un claro ejemplo de cómo hacer buen cine de ciencia ficción con un mínimo de medios. Lo alternativo, lo aberrante de la película no son los efectos especiales ni la acción desenfrenada. Es la construcción de un mundo que es tan diferente del nuestro pero es tan cercano gracias a que lo componen personas y elementos distintivos de nuestra sociedad como la televisión y la automedicación (distopía). Una sociedad que prohíbe los libros porque hace que tengan sentimientos y los sentimientos producen infelicidad. Curioso planteamiento, que fue retomado en la película Equilibrium, aunque el resultado fuera tan diferente a esta.

Fahrenheit_451-Caratula

La película no cuenta con títulos de crédito: lógico, ya que si los libros están prohibidos, las letras son una herramienta del delito. En vez de eso, un narrador (en castellano una narradora) nos va presentando mediante la voz, quienes son los actores, director, director de fotografía, asesor de producción… Mientras esto ocurre las imágenes que nos presentan son de antenas de televisión: desde la distancia hasta que la cámara llega a ella.

Vamos con la película en sí. Montag es un bombero, y como tal se dedica a quemar libros. Desgraciadamente en la traducción de la palabra bombero se nos escapa ya que en inglés viene de hombre del fuego (fireman), mientras que en castellano hace referencia a la bomba de agua que llevaban. Al principio de la película vemos lo que es un día típico en la jornada de un bombero: salir de la estación de bomberos, entrar en una casa, descubrir los libros (muchos de ellos detrás de una falsa pantalla de televisión) y quemarlos delante de los vecinos. “Reducirlos a cenizas y aventar las cenizas” (el lema de los bomberos).

fahrenheit_451.mp4-1.jpg

Tras su día de trabajo, Montag vuelve a casa. Allí su mujer, adicta a las pastillas, se entretiene con la televisión y lo que da “la familia” (una especie de “Sálvame” interactivo). Su vida da un vuelco cuando una desconocida le pregunta si es feliz, y comienza a cuestionarse cosas. Y hasta aquí puedo contar.

Unas cuantas curiosidades

  • Ray Bradbury no sabía realmente si el papel ardía de forma espontánea a 451º Fahrenheit (232.7 celsius).
  • Es curioso como los bomberos pueden subir por la barra sin dificultad, sin embargo cuando Montag comienza a leer le es imposible subir. Es como si el tener la cabeza llena de ideas hace que tu cuerpo se vuelva pesado. Tal vez sea una influencia de “La insoportable levedad del ser” de Milan Kundera.
  • Hay dos actores que hacen cuatro personajes: la mujer de Montag es la misma que la chica que le hace las preguntas y el compañero de Montag hace también de profesora en la escuela donde daba clases (para darse cuenta de esto hay que estar muy atento, pues sólo sale unos segundos).
  • Y hablando de escuelas… ¿Qué se enseña en las mismas?
  • Una gran pregunta que el espectador se hace es por qué necesitan de doce fotografías de espaldas… cuestión que es respondida casi al final del film.
  • Al no tener letras en los fármacos, Montag lo único que puede decir cuando su mujer tiene una sobredosis es que ha tomado pastillas rojas, rojas del nº 2 y doradas del nº 8.
  • La escena en que la mujer que se quema con los libros tiene un aire brutal a la quema de brujas.
  • Posiblemente sea la primera película en la que se “ven” televisores de plasma o “televisores de pared” (1966), que ya salían en la novela (1951).

fahrenheit4515

Conclusión

¿Sabías que estás cometiendo un delito al leer este artículo, al leer este web? Los libros (incluso los electrónicos) son peligrosos para el estado porque hacen que la gente llegue a tener sentimientos y a pensar por sí mismos. Así que ahora mismo estás desconectándote de aquí y vas al “buzón de información” más próximo y pones en una foto tuya (de espaldas) que lees libros. Dentro de poco pasaremos por tu casa a quemar todos los que poseas y te internaremos en un psiquiátrico. Gracias por tu colaboración.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Cine, Opinión y análisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Fahrenheit 451

  1. El libro es una obra imprescindible para CUALQUIERA.

  2. La peli también es muy recomendable de ver. Hace poquito la volví a videar y se conserva estupendamente.

  3. Segun la breve sinopsis que comentas, me recuerda mucho a la historia que se cuenta en la pelicula Equilibrium de Christian Bale, pero en esta ultima son mas radicales, ya que eliminan cualquier estimulo visual o sonoro. Le echare un ojo a la peli que comentas a ver que tal.

  4. El libro lo he leido… y lo siento, pero se me hizo LENTO. Pesado, sin que pas aran cosas… ¿Es bueno? Es MUY bueno. ¿Merece la fama que tiene? La merece y mucho. ¿Volveria a leerlo? Ni de coña.

    Si es bueno, y todo eso. y es de los poquisimos librios que pretende dar mensaje que no me toca ls narices… Pero no volveria a leerlo. ¿Razon? No tanto su lentitud si no precisamente porque no hace falta que me repitan el mensaje.

  5. Deka, prueba con la peli: es menos lenta

  6. Uno de mis libros favoritos y una extraordinaria adaptación. Me ha encantado el articulo, claro 😀

  7. Por cierto, existe una adaptacion a aventura conversacional para MSX si no me equivoco

  8. Si, si, la peli también está muy bien. 😉

  9. Resulta impactante la transformación que se opera en el protagonista de la novela, Guy Muntag, conforme va tomando conciencia de la vacuidad del mundo en el cual vive, y cómo los libros que tanto destruye, van convirtiéndolo en un peligro para el Estado, por el mero hecho de pensar, de cuestionar lo que le rodea, para finalmente autoexiliarse de la sociedad a la que poco antes había defendido… y la adaptación cinematográfica de la novela, realizada por Francois Truffaut, muy recomendable…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *