Freaks: La parada de los monstruos

Freaks_(La_Parada_De_Los_Monstruos)_(1_Disco)-Caratula

Sinopsis: Nos encontramos en un circo que vagabundea por los pueblos para darle a las gentes su dosis de morbo al ver a personas deformes o tullidas. Todos son deformes menos unas pocas personas “normales”, Cleopatra (la chica guapa, contrapunto ante tanto deforme), Hércules (el forzudo) y algún que otro. Al heredar uno de los enanos una fortuna, Cleopatra planea casarse con él y con ayuda de Hércules matarlo y así heredar. Los monstruos se enteran de ese plan y terminan con Hércules, haciéndole a Cleopatra que viva como ellos.

La película: Una película prematuramente dura, insólita… nada que ver con el cine de la época (1932) que enseña el lado peor del ser humano, tanto de las personas “normales” como de los “no normales”. Esta película fue un fracaso en taquilla: vapuleada por la prensa y por manifestaciones que se hicieron contra la misma.

Pero, ¿qué es lo que tiene esta película que hizo surgir unos sentimientos contra la misma? Posiblemente que en las películas de la época estaban los buenos y los malos, mientras que en esta película no hay nadie bueno del todo o malo del todo. Todos son grises. Además, el final no es el típico de su tiempo, es decir, de final feliz (aunque dentro de la justicia poética a mí si me lo parece), si no de un “todos pierden” (más acorde con la vida real).

cleopatra

Cleopatra, bajando las escaleras en plan diva

El presentar a los “freaks” como personas con sentimientos, amor, odio, venganza… Y el verlos en primer plano (los dos enanos, la mujer barbuda, las hermanas siamesas, la mujer pájaro, el hombre tronco) es posiblemente una de las maneras en que nos causa esa reacción de atracción/repulsión del film.

Posiblemente el que “usara” seres deformes reales (enanos, siamesas, hombres sin brazos ni piernas que simplemente reptaba…) ayudó a sentir repulsión por la misma. Aparte de que cuando terminas de visionar la película no sabes si has visto una de terror, un melodrama o un cuento cruel con mensaje, como los verdaderos cuentos de la Europa medieval (además de empezar y terminar la película con un voceador, como se encontraban en los circos antiguos para atraer a las gentes), tan alejados de los cuentos pastel que nos ha vendido la Disney.

freaks2

Tod Browning con sus “actores”

Los calificativos que aparecieron en la prensa seguían una línea de “aborrecible, extravagante, hedionda, obscena, abominable, grotesca, detestable, execrable, repugnante…”.

Esta película tiene dos versiones que se diferencian básicamente sólo en su final. En uno el final es el verdaderamente bueno (sin esperanza, sin final feliz, realista) y el otro uno con algo de final casi feliz (pero no para Cleopatra que se queda igual). Particularmente prefiero el del final original, ya que el de final feliz no aporta nada y se ve como si fuera un apósito sin sentido. En realidad, el metraje original no se conserva, ya que durante los preestrenos las cosas se pusieron tan mal que tuvieron que rodar el final feliz.

freaks

¿R2?

Es curioso cómo este film fue calificado como X en Inglaterra (sin duda no había manera de encontrar una catalogación) y prohibida en Finlandia (supongo que no podían meterla bajo la catalogación de cine X, jejeje)…

A todos los que no lo habéis visto, ya tardáis… A lo clásicos hay que verlos y así descubrir estas joyas.

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Freaks: La parada de los monstruos

  1. Una película imprescindible, que como suele pasar con cualquier obra adelantada a su época, fue tratada de manera muy injusta.

  2. Gran película, sí señor.
    Se hizo bastante popular en los últimos años, quizás por ese efecto de sorprender aún a día de hoy por los actores contratados para la cinta. Lo cual suele ser uno de los principales motivos de acercamiento a esta, a priori.

    Pero en cuanto se visiona, descubres una película que aporta muchísimo más que extrañas deformaciones en pantalla, siendo una grandísima historia, bien contada y mucho más madura que la mayoría de las producciones de la época.

  3. Inolvidable la escena en la que todos cantan “one of us”.

    Irrepetible esta gran película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *