Sonic N: Sonic en la N-Gage

Si yo os preguntara sobre algún erizo famoso, seguramente vendrían dos a vuestra cabeza. Pero si además os hablo de videojuegos, estoy seguro que pronto os daréis cuenta de que el erizo al cual me refiero no es Espinete. Bromas aparte, Sonic, mascota de Sega, hace mucho tiempo que abandonó el hecho de ser exclusivo para consolas de su compañía para pasar a tener versiones en plataformas como la Game Boy Advance o la mismísima consola de Nokia. Un hecho que era casi impensable en la época dorada de los 16 bits.

SonicN

La versión que nos ocupa hoy es la de Nokia N-Gage, la cual salvando las diferencias es bastante similar al Sonic Advance de la portátil de Nintendo.

Básicamente la historia es la misma que en anteriores juegos de Sonic: el Dr. Robotnik se quiere hacer con las esmeraldas del Caos para volver a las andadas, algo que nuestro querido Sonic tratará de impedir. Para ello, recorrerá doce niveles, divididos en seis zonas. Es decir, cada vez que pasemos dos actos tendremos que vérnoslas cara a cara con el mismísimo doctor en persona, que intentará aguarlos la fiesta con sus inventos. Para conseguir derrotarlo, podemos utilizar a cuatro personajes. Estos son Sonic, Amy, Tails y Knuckles. Cada uno de los cuales posee sus propias características que lo diferencian de los otros. Por ejemplo, Knuckles es capaz de escapar o Tails de volar. Estas características permiten que podamos explorar distintas zonas según con qué personaje juguemos, zonas que no serían alcanzables con otros jugadores, permitiendo de esta manera disfrutar de un mapeado distinto y aumentando así la rejugabilidad del título.

sonicn3

Sonic N nos da a elegir desde el comienzo entre dos modos de juego. Tenemos el modo normal, el cual sigue todas las pautas de los Sonic anteriores, dónde deberemos llegar al final de cada nivel recogiendo anillos y power-ups que nos facilitarán el camino. Y tenemos el modo “Time Attack”, en el que recorreremos los distintos niveles contra el reloj, intentando pulverizar todos los récords posibles. Sin duda una de las mayores ventajas que tenía disponibles la consola de Nokia sobre sus competidores era la posibilidad de usar la N-Gage Arena para poder jugar contra otros jugadores, opción que no se ha incluyó en este título y que podría haber sido una de las ventajas de la presente versión.

Por el contrario esta versión no sólo no aprovecha las ventajas que podría haberle ofrecido la consola, sino que encima se ve lamentablemente afectada por una serie de problemas que tal vez podían haber subsanado, en parte, si no se hubiese hecho un port directo desde la versión de Game Boy Advance.

sonicn2

Para empezar, en la primera partida que eches te encontrarás con unos gráficos bastante pequeños, extrañamente pixelados y con un par de bandas bastante grandes arriba y abajo, que te dejarán más bien helado. Esto se soluciona pulsando la tecla almohadilla, que lo que hace es permitir una visión más cercana de la acción a pantalla completa. En este modo los gráficos se ven bastante bien, el colorido es muy bueno, tiene considerables planos de scroll y se aprecia todo con bastante detalle. El problema es que la visión por los lados se reduce, y bastante, cosa que en un juego de estas características se paga muy caro, de manera que en este modo te será bastante más difícil reaccionar ante los enemigos que te aparezcan ya que los verás demasiado tarde. Otras veces, si corres más de la cuenta podrás llegar a perderte de la vista de la cámara, que avanzará demasiado lenta. Además de estos fallos, existen algunos problemas de framerate, no demasiado importantes, pero sí lo suficientemente molestos como para percibirlos. Es una pena que el extraño ratio de pantalla de N-Gage resulte tan incómodo para jugar a ciertos juegos, y curiosamente que juegos que se podrían aprovechar bien de esta situación, en cambio, estén prácticamente ausentes en esta plataforma.

En cuanto a sonido, Sonic N sigue también en la línea de los anteriores juegos del erizo: músicas alegres y pegadizas. Sin embargo la calidad del sonido deja mucho que desear, al menos en la N-Gage QD. Recordemos que la versión QD de la consola tiene un hardware de sonido bastante limitado. Ya que para probarlo utilicé la versión QD de la consola, seré benevolente en este apartado, diciendo que cumple con su cometido, aunque se echan en falta opciones de control de audio dentro del menú de opciones o en un menú de pausa, ya que el sonido está controlado por la tecla 0 exclusivamente.

sonicn4

Respecto a la dificultad, exceptuando momentos puntuales, resulta bastante fácil, pudiendo terminarse el juego en apenas unas horas y siendo su gran baza el completarlo con todos los personajes, buscando zonas distintas.

En conclusión, si bien podemos considerar Sonic N como uno de los títulos más importantes del catálogo de N-Gage (de entre los pocos que dispone), vemos que sufre las consecuencias de ser un port directo de otros sistemas, y parece que no ha sido mucho el interés en intentar aprovechar las capacidades de la consola. A pesar de ello, una vez te acostumbras a las limitaciones, resulta un juego bastante divertido que nos hará pasar buenos ratos.

Mi consejo es que si tenéis pensado adquirir este juego, primero le echéis un ojo a la versión de Game Boy Advance, ya que además de ser el mismo, cuenta con la opción multijugador, un mejor framerate y un área de visión mayor. Si finalmente optáis por la versión de N-Gage, tampoco vais a quedar decepcionados, aunque eso sí, quedando avisados de sus limitaciones.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Sonic N: Sonic en la N-Gage

  1. La nGage como toda consola, tenía sus virtudes y sus defectos. Pero visto desde fuera (nunca tuve una), para mí el mayor defecto sin duda, es que tuviesen la feliz idea de poner la pantalla “de pie” y no tumbada (y como dicen los yankis, en “landscape”). Si a este juego le rotases la pantalla, seguramente habría ganado unos cuantos puntos en el apartado jugable.

  2. Yo tuve en su momento este juwgo y la verdad es que no estaba nada mal, hay que pensar que la n-gage en la época era algo fuera de lo normal, sobretodo por ser capaz de mover 3D. A lo mejor este juego no llamaba la tencio pero recuerdo que tener el Tomb Raider o un Splinter Cell en tu movil era un lujo en esos años y le sigo teniendo gran cariño a ese movil. Eso si incomodo para hablar como el solo (el primer modelo por lo menos)

  3. Yo es que siempre he querido una por el juego de RIFTS…

  4. Lo de la pantalla fue una faena para la N-Gage, pero supongo que tomarían esta decisión para intentar guardar un mínimo de compatibilidad con otros de los terminales que vendía Nokia por aquellos tiempos y que acabaron adoptando algunos juegos.

  5. Pues yo tuve 3 n-Gages, ahí es ná! Desde mi punto de vista, puestos a llevar móvil (y con symbian, que permitía ponerle muchas cosillas) prefería este que al menos jugablemente te daba algunas alegrías.

    Los juegos 3D no eran gran cosa, pero eran. Iban un poco bruscotes y tenían un popping que parecía que te ibas a caer por un barranco continuamente. No había gran catálogo pero siempre acababas jugando a algo. Yo me quedaría con Rifts, Tony Hawk y uno de estrategia que alguna vez se ha mencionado por aquí.

    En cuanto a la pantalla, tampoco costaba usar la misma de lado y reorganizar el menú. Es que fue una pena que el intento se quedara en fracaso básicamente por ese factor.

  6. Yo también tuve una N-Gage y en si no era mal cacharro sobretodo para los jugones sobretodo porque es el único móvil en que he podido jugar con comodidad. El catálogo era un poquito pobre pero todo quedaba resuelto cuando le metías emuladores de todas las consolas…
    Y si, la pantalla visto en perspectiva fue una faena que solo tenía como ventaja poder jugar los juegos Java comodamente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *