Gloria y caída de los chicles Boomer

A aquellos como nosotros, que ya tenemos una edad, los fétidos zombies rechonchos del Left 4 Dead no son lo primero que nos viene a la cabeza cuando escuchamos la palabra “boomer”. Primero recordamos una de las marchas de chicles que triunfaron años atrás, cuando sólo éramos unos críos.

Los chicles Boomer contaban con una ventaja que los hacía bastante más populares entre los chavales: su precio. Si bien teníamos los Bubbaloo, rellenos de aquel sospechoso liquidillo de colores vivos, esto duplicaba su precio. La mayoría lo teníamos claro, compensaba invertir los mismos duros y llevarnos el doble de chicles Boomer.

Pero aparte del precio también existía otro factor de peso, y es que las mentes pensantes detrás de estos chicles no dudaron en mojarse y experimentar con todo tipo de sabores imaginables. Eso sí que era innovación, y no todas estas historias de usar pantallas táctiles para jugar. Algunos de estos sabores tuvieron una estupenda acogida, otros, no tanto, pero hay que destacar el mérito de arriesgarse y aportar cosas nuevas al mercado, y más en aquellos tiempos.

Así fue como sin llegar a quedar relegados a un segundo plano, los clásicos sabores de fresa o clorofila tuvieron que compartir los expositores de las tiendas del barrio con sabores más atrevidos, como fresa ácida, coco, refresco de cola, melocotón, clementina o incluso natillas de vainilla, entre otros.

Otro detalle que contribuyó a lanzar los chicles Boomer hacia lo más alto, fue su interesante formato “Kilométrico Boomer”. Se trataba de una cinta de chicle enrollado con una cajita redonda de plástico, de la que podíamos ir extendiendo y sacando cachos de chicle a mansalva. A menudo se te jodía la cinta y te quedabas con el chicle dentro, sobre todo si lo habías comprado de los chinos de la esquina y llevaba un tiempo seco. Por suerte no había problema en abrir el plástico.

Pero sin duda, uno de los detalles más carismáticos de la marca era su “mascota”. Se trataba de un señor vestido completamente de azul y con ropa ajustada, con las dos “OO” rosas del logotipo de Boomer como símbolo en el pecho. Tenía la capacidad de estirar sus miembros como si se tratara de los mismísimos Mister Fantástico o Plasticman, y protagonizó un buen número de anuncios de televisión. Un personaje que poco o nada tenía que envidiar a cualquier superhéroe japonés.

En los spots televisivos era común ver a esta suerte de superhombre tan poco hablador ayudando a un grupo de muchachos. Éstos, cuando no estaban siendo puteados por el malo de turno, eran víctimas de su propia estupidez. Algunos de los anuncios que más se emitieron fueron aquellos en los que en un alarde de ingenio, los chavales remaban con una piragua hacia el borde de una cascada, o echaban la tarde pasando por un puente maltrecho y jugándose la vida. En ambos casos se Super Boomer les terminaba salvando.

El caso es que por una o por otra, al final estos suicidas terminaban hinchándose a chicles Boomer por la patilla como si no hubiese un mañana.

Desgraciadamente, en los anuncios más recientes se terminó reemplazando al actor de turno por un modelo diseñado por ordenador. Por si fuera poco también empezó a hablar, terminando de matar en parte ese aire de misterio que te hacía preguntarte acerca de sus orígenes, su personalidad y cómo obtuvo sus superpoderes.

Pero esto no fue lo único que cambió, ni mucho menos. Los propios chicles Boomer fueron sufriendo diferentes transformaciones con el paso de los años. Supongo que recibirían serias presiones con el tema del azúcar, pero el caso es que fueron cambiando su formato y perdiendo su sabor, al tiempo que la mayoría de sabores iban desapareciendo de la faz de la Tierra.

Sabe Dios que los chicles Boomer perdían su intenso sabor con rapidez a los pocos minutos de empezar a mascarlos. Pero es algo a lo que uno estaba acostumbrado. Que nadie me niegue ahora que esos chicles tan cutres y minúsculos que comercializan hoy en día, todos ellos con forma de pastillitas y con una lista de componentes de varias líneas, no sufren del mismo defecto… Eso sí, todos recalcan bien grande en los envoltorios que son sin azúcar. Parece ser que un poco de azúcar es más perjudicial como toda la mierda que les echan.

Los chicles Boomer se fueron limitando, pasando a formatos más discretos y encareciéndose con la llegada del euro, como tantos otros productos, lo cual les terminó de fusilar.

Hace cosa de un par de años, la principal fábrica de chicles Boomer, ubicada en Zaragoza, cerraba sus puertas. Allí se producían también chicles Hubba Bubba y caramelos Solano, y más de 150 personas personas perdieron su empleo. De este modo los productos Boomer pasarían a manos de Wrigley, una subsidiaria de Mars.

En la actualidad los chicles Boomer se siguen comercializando, pero con un surtido de sabores muy limitado y tradicional. También sigue existiendo el famoso Kilométrico Boomer, que actualmente se conoce como Maxiroll Boomer, tal vez para evitar posibles quejas por publicidad engañosa (¿pero alguien iba a pensar que de ahí salía un kilómetro de chicle? Con lo que molaba el nombre…).

Esta entrada fue publicada en Artículos, Historia, Televisión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

45 respuestas a Gloria y caída de los chicles Boomer

  1. Es verdad, hace la tiiiiira de tiempo que no veo estos chicles por ningún lado. Estaba seguro de que ya ni existían.

  2. Engullido por un ojete 😆

  3. Pero que ricos estaba, y los bubaloo también (o como se escriban xD).

  4. Que recuerdos con los chicles boomer. Entre otros, recuerdo haber comprado un chicle de sabor a piña, que estaba más seco que la mojama y casi me corto la lengua. También recuerdo que cada vez eran más pequeños, los últimos que compre me parecieron “tamaño mini” en comparación con los que se vendían antes. No podía faltar en la bolsa de chuches unos boomer de verdad.

  5. ¡Ya te digo! El de piña no lo recuerdo, pero había uno de manzana que tampoco molaba mucho. El de frutas del bosque podía tener su aquel según lo seco que estuviera.

    Los Bubbaloo si te salían pasados, a veces parecían haber sido rebozados en harina, ¿no os ha pasado? Con los consiguientes rumores absurdos en el colegio de si llevaban drogaína.

    Estos chicles tenían la virtud de no caducar jamás.

  6. Estos puñeteros chicles hicieron que se me picaran las muelas de pequeño. En aquellos tiempos lo de “sin azúcar” no se estilaba.

    ¿No eran en estos chicles donde regalaban cromos de Ulises 31?

  7. ¡Buena mierda tío! Me han dao ganas de hincarme uno xD

  8. Cuánta razón en tan pocas líneas, tío, los Boomer eran la polla, y mira que yo nunca fui muy amigo de comer chuches, ni siquiera de pequeño (lo que hace que mi evidente sobrepeso sea un misterio aún más insondable).

    Recuerdo que los Boomer de natillas estaban de puta madre. Creo que volvería a comer chicles con azúcar, si los volvieran a sacar. Llamadme raro.

  9. Si los chicles con azúcar eran tan malos y venenosos como los quieren pintar ahora tomarse un terrón de azúcar tendría que ser lo peor. Aunque el volumen entero del chicle fuese todo azúcar no sería para tanto a no ser que abuses claro está.
    Y atención a la imagen verde con la cara del modelo que hacía de Boomer en los anuncios. Seguro que estaba pensando que debería haber estudiado algo como le decía su madre.

  10. Que ricos eran!!!A mi me molaban mucho los de fresa acida,pero los de natillas ni los cate!

    Eso si,me teneis que perdonar,pero yo le tengo mas cariño a los chicles de MIERDA (de ha duro vamos)que regalaban pegatinas para la coleccion,como el de los GIJOE,que te regalan un moñaco si completabas la coleccion!
    Recuerdo otro de caratulas de videojuegos,que si lo completabas te regalaban un Amstrad CPC!!!
    Que tiempos…

  11. Yo no puedo recordarlos sin sentir una arcada, ya que los empachos de cuches y posteriores vomitonas fueron unas constante en mi infancia.
    A lo mejor me traiciona el recurdo, pero había chicles de chocolate (puede que no fuesen boo-boo-boo-bu-bumer y se tratase de otra marca)- Lo que si receurdo era el kilométrico, que estabab más rico que los chicles “ladrillo” pero empezaba a comer kilométrico y me duraba muy poco

  12. Los Boomber de natillas han sido uno de los inventos españoles más grandes de la historia.

    Y los terrones de azúcar hay que aliñarlos. Con dos gotas mejor.

  13. Meterse a la vez un par de chicles de estos era uno de los mayores placeres de mi infancia.

    Hum, no se por qué pero esta frase suena un poco mal…

  14. sabeis lo que hubiese sido y seria el no va más?? un chicle de boobaloo de natillas, con el sabor de los boomer por fuera y la cremita por dentro
    exito asegurado

  15. doragasu: Era uno de esos grandes placeres, o ir metiendo otro chicle a medida que perdía su sabor el anterior. O incluso mezclar sabores, que era un poco guarrada pero oye.

    fiebre40: Eso no sería un chicle, sería una bomba!!!!

    Es que nadie aquí se acuerda de los chicles Bang-Bang?

  16. zerocool dijo:
    doragasu: Era uno de esos grandes placeres, o ir metiendo otro chicle a medida que perdía su sabor el anterior. O incluso mezclar sabores, que era un poco guarrada pero oye.

    Jaja, 100% genuino ^_^

  17. Qué bueno el artículo !!

    Está claro que ese exceso de azúcar no era nada bueno , pero eramos niños y no estábamos informados, nos molaban esas porquerías. De todas maneras, lo que llevan los chicles de ahora en sustitución del azúcar (aspartamo, acesulfamo potásico, ciclamatos…) es cuestionable si eso no es peor que el mismísimo azúcar. Buscad cualquiera de esos componentes en google, fliparéis sobre todo con el primero. Pura basura.

    El tío de boomer era molón, seguro que en su casa estaban orgullosos de él, y lo de los sabores pues habían algunos que tiraban p’atrás!! joder les faltó el de sardinas en escabeche, como bromeábamos siempre mi hermano y yo.

  18. doragasu dijo:
    Meterse a la vez un par de chicles de estos era uno de los mayores placeres de mi infancia.

    Hum, no se por qué pero esta frase suena un poco mal…

    Yo me metía 3 y hacía unos globos de 1 metro de diámetro mientras con el rabillo del ojo vigilaba que uno de los cabrones de mis amigos no me lo explotara en toda la cara 😆

  19. Cuantos recuerdos con los malditos chicles, ahora todo son Orbit, Trident, Happydent… Y de los Chiew os acordáis? Otros de los grandes a la hora del recreo o a la salida.

  20. mermeladasalada dijo:
    Cuantos recuerdos con los malditos chicles, ahora todo son Orbit, Trident, Happydent… Y de los Chiew os acordáis? Otros de los grandes a la hora del recreo o a la salida.

    Dioooos!!! Como echo de menos los Cheiw de cereza y de fresa ácida! Los mejores (y además, con todo su azúcar, nada de mierdas de edulcorantes!)

  21. Ooh los Cheiw (vaya nombres más complicados de escribir tenían todos estos chicles menos los Boomer) eran otros de los grandes. El sabor que comentas era cojonudo.

  22. Aquí los ingredientes de los actuales chicles Boomer: Azúcar, goma base, jarabe de glucosa, acidulante ácido cítrico, humectante glicerina, aromas, emulgente lecitina de soja, estabilizador alginato sódico, antioxidante BHA, colorante Beta-Caroteno

  23. El primer ingrediente que veo es azúcar, ¿pero no eran ahora sin azúcar? Yo no entiendo nada 😆

  24. zerocool dijo:

    Es que nadie aquí se acuerda de los chicles Bang-Bang?

    Sí, yo me acuerdo… había de coca cola, no? como con pica-pica. El de fresa también estaba bueno…

    http://4.bp.blogspot.com/-AgFGgqI45xk/TdfhmWcVW-I/AAAAAAAAXiU/GhA6OctcH9s/s1600/bangbang.jpg

  25. pues yo sali en el primer anuncio publicitario de estos chicles y quisiera conseguir una copia de este anuncio, si alguien puede ayudarme se lo agradeceria enormemente mi e-mail es carloskorg@hotmail.es gracias

  26. me encantaan los boomer que pena que no los encuentre en mi kiosco los rollos kilometricos 😀 😀 :truestory:

  27. 😀 me encantaba sentarme y comer todo los chicles que me compraban a la vez , despues me regañaban, pero valia la pena jajaja

    😆

  28. Jamas compramos ninguno ni yo ni mis amigos, no recuerdo si el precio era tan bueno como comentas pero por 1 peseta teníamos chicles que aunque mas pequeños que el “kilométrico” de boomer se ajustaba mas a nuestra paga semanal, y en cuanto sabores ya tirando la casa por la ventana teníamos otros chicles a 1 duro con aun mas variedad de sabores que los boomer, pero lo que si es cierto es que soy incapaz de recordar las marcas, la única que me ha quedado grabada es la de boomer por culpa de su pegadiza musiquita.

  29. Que grande soolo por la primera image y el ojete Albert xD. Muy buen articulo, el chicle boomer desaparecido por culpa de los chicles sanos sin azucar perdiendos la magia de una época mas sencilla, inocente y con muchar caries.

  30. Pues os vais a reir… yo NUNCA probé un slo chicle boomer en mi vida. Que recuerde al menos. Algun Trident, pero no me gustaron. Yo era mas de caramelos que de chicle. Por el tema del azucar claro.

    Que esa es otra: Muchos de estos productos ahora usan como edulcorante una cosa llamada “sorbitol”. Y si veo que lo llevan ni lo toco. Sobre todo desde que vi que es uno de los ingredientes de varias marcas de espuma de afeitar… (no es coña, mirad las formulas).

  31. “Algunos de los anuncios que más se emitieron fueron aquellos en los que en un alarde de ingenio, los chavales remaban con una piragua hacia el borde de una cascada, o echaban la tarde pasando por un puente maltrecho y jugándose la vida.” XDDDDD

    Y sí, cuando empezó a hablar el tío, la cagaron. Se perdió el misterio como bien comentas.

    ¡ Gracias por rescatar este artículo !

  32. Joder recuerdo los kilometricos con “dolor”, por que de tanto masticar acababa con unos dolores en la mandibulas increibles, lo más curioso es que yo los boomer kilometricos los compraba en un ESTANCO!!!!!.

    PD: Yo tambien recuerdo los bang bang, y juraría que tenian mejor sabor que los boomers.

  33. Oye me lo parece a mi, o el segundo anuncio empieza tal que así:

    Mirar qué fresas!.
    Qué coño!
    Pero qué es esto!?

  34. Seeee! Yo también era mas de Cheiw que al principio era durete pero eso te hacía poner la mandíbula anch, fuertota y varonil, lo que a falta de vello facial, molaba a las pibas.

    Recuerdo un niño volviendo loco al tendero:

    -“Quiero un chicle del pie largo”
    -“Quiero un chicle del pie largo”
    -“Quiero un chicle del pie largo”

    ¿Recordais a Boomer pasando el pie sobre una pista de karts? Pues ahí la pista del chicle que quería el zagal xD

  35. Bang Bang, es pensar en ellos y entrarme ganas de vomitar, aun tengo la imagen de mi padre bajando del coche en un viaje a recoger 5 o 6 cajas de chicles Bang Bang que había perdido un camión, Dios eran de maracullar o de algún sabor chungo. Mi hermana y yo junto a todos nuestros amigos acabamos aborreciendo esos chiches hasta el nivel que al recordarlo notamos esa sensación que se tiene justo antes de una arcada……..

  36. Pingback: Videojuegos en el mundo real | Pekter's Bloc

  37. Yo pude disfrutar bastante poco de los boomer, por la edad y eso, pero no he probado ningún chicle que los supere.
    Duda, ¿Qué más da azúcar que edulcorante? ambos dan un sabor dulce, y ambos pueden llegar a provocar problemas de salud si se excede de su consumo. No lo entiendo..se están perdiendo las cosas buenas.
    Gran artículo 🙂

  38. Los chicles boomer si que existen los compre ayer en el carrefour 22/9/14

  39. Hacia el año 1982 aparecio en España el primer anuncio de lanzamiento de estos chicles, en el participe junto a mis 2 hermanos, en el saliamos un grupo de niños en un circuito de monopatin, otros saltaban en unas camas elasticas, apareciamos con el Super heroe de Boomer, estaria muy interesado en conseguir el anuncio, a ser posible en una buena calidad, si alguien pudiese ponerlo en youtube se lo agradeceria muchisimo, gracias por adelantado, llevo muchisimas horas invertidas intentandolo conseguir durante muchisimos años, y no hay forma de conseguirlo, muchisimas gracias si alguien se molesta en poder facilitarmelo, mejor por Facebook: “Carlos Joaniquet Estrada”.

  40. A mi me encantaban los boomer hasta un día que se me desintegró uno en la boca, me dió tanto asco que no los volví a comer XD

  41. Por favor!! si alguien tiene el primer anuncio de Boomer, uno en que se ven varios niños jugando, riendo y saltando en camas elásticas, y yendo en Monopatín, le supera agradecería que lo subiese a YouTube, se que hay gente que se dedica a subirlos a YouTube, en canales, como “Canal Nostalgia Javier Luis”, el cuales muy bueno, pero este anuncio de Boomer, que es el primero que salió hacia 1982 aproximadamente, todavía nadie lo ha subido, llevo muchísimo tiempo detrás de el, pero no hay forma humana, me gustaría muchísimo poder tenerlo en buena calidad, porque aparezco en el yo y mis hermanos, ¡¡¡millones y millones de gracias por adelantado!!!

  42. Dios, recuerdo esos días en que iba a la papelería a comprarme mi bolsa de tiritas de risi con mi boomer correspondiente… *_*

  43. Hola, quiero comprar uno d esos pero no están en ningún chino como hace años

  44. Están buenisimos y entran hasta en los bolsillos

  45. Pingback: Leds Aroma – Aromatizamos Innovem 2016 con un caso de éxito y fracaso; los chicles “boomer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *