Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22

En el 95, en pleno tira y afloja de Saturn y PlayStation, yo lo tenía muy claro: la Saturn se iba a comer el mundo. Los detalles técnicos quedaban atrás. SEGA era SEGA, y triunfaría. Punto.

22_1

Sin embargo al poco de desembarcar la PlayStation comenzaron a salir algunos títulos notables o que simplemente me llamaban la atención, y que no iba a tener en la consola de SEGA. Este Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22 fue el que hizo que me decidiese en su momento a pillar también una PlayStation.

Este juego fue el primero de la franquicia Dragon Ball que apareció en la consola de Sony, y a pesar de la morralla existente, es recordado por muchos como uno de los títulos más flojos de Goku y compañía. Todavía le siguen lloviendo críticas a mala leche con sólo mencionarlo en algunos foros.

Hosted at Universal Videogame List www.uvlist.net

Vamos a intentar ser comprensivos pero también objetivos con este juego. En primer lugar, porque al igual que sucede con cualquier videojuego de Dragon Ball (sobretodo en esas fechas), ser un seguidor de la serie es un factor determinante a la hora de pasar un buen rato, sobre todo en aquella era pre-Budokai.

Desde antes de la salida de Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22 a la venta ya existían diferentes alternativas en el género de lucha en 2D, bastante más recomendables. Pero volvemos al hecho de que un buen fan de Dragon Ball pueda disfrutar con un juego de lucha de Goku, como también puede darse el caso de que se sienta terriblemente decepcionado, claro está. De un modo u otro, si te gustaba la serie era muy difícil que al menos no tuvieses un mínimo de interés en el juego, algo que a menudo escapa a nuestra voluntad, y que las grandes compañías saben muy bien.

La cifra tan particular que acompañaba al título del juego hace referencia a la cantidad de jugadores disponibles. En la época en la que apareció a la venta (1995 en Japón y justo un año después en Europa), tener 22 personajes seleccionables en un juego de lucha era una cantidad más que considerable. Pero es que además, por si fuera poco, cabía la posibilidad de sumarle otros cinco luchadores ocultos.

Los personajes disponibles desde un principio eran Son Goku (super saiyajin 2), Vegeta (majin super saiyajin 2), Son Gohan (super saiyajin 2), Trunks (adulto y super saiyajin 2), Son Goten (super saiyajin), Trunks (niño, super saiyajin), Gotens (supersaiyajin 2), Piccolo, Krilin, Ten Shin Han, el Gran Saiyaman, Kaio Shin, Zarbon, Reccome, Ginyu, Freezer, A-18, A-16, Célula (en estado perfecto), Dabra, Majin Bu y Super Bu.

22_3

Aparte teníamos como personajes ocultos a Son Goku (de niño), el Duende Tortuga, Mr. Satán, Son Goku (supersaiyajin 3) y Gogeta.

Creo que todos, la primera vez que introducíamos el CD en la consola, en vez de darle rápido a Start para comenzar a jugar lo antes posible, dejábamos el mando en nuestras pantorrillas para limitarnos a disfrutar recreándonos con el opening: una pequeña escena de anime inédita y exclusiva para el juego con una breve presentación de cada personaje. En aquel momento era espectacular.

Pero aparte de esta intro, el juego nos ofrecía otras pequeñas animaciones durante la presentación de algunos de los combates, igualmente exclusivas de este título.

A nivel gráfico y teniendo en cuenta la fecha en al que salió y sus pretensiones, el juego cumple correctamente. Las animaciones de los personajes no son malas, y por primera vez se incluyeron unos fondos básicos en 3D en un juego de Goku. Estaba muy lejos de explotar mínimamente la consola, y a día de hoy este tipo de detalles incluso chirrían, pero en aquellos tiempos eran algo importante.

A diferencia de cómo ocurría en anteriores entregas de juegos de lucha de Dragon Ball para Super Nintendo o Mega Drive, en Ultimate Battle 22 ya no teníamos la clásica barra que dividía en dos la pantalla en el momento en el que los jugadores se alejaban entre si o levantaban el vuelo. Si ocurría esto, la cámara se iba alejando (hasta cierto punto, claro) de manera que seguíamos viendo a los dos personajes juntos en el escenario, pero más pequeños. Yo lo prefería así.

A excepción de este tipo de detalles, la mecánica del juego resultaba muy similar a lo que habíamos visto anteriormente en 16 bits. Aparte de nuestra barra indicadora de vida, seguíamos conservando la barra de energía, que nos permite lanzar ataques especiales o nos deja exhaustos y a merced del contrincante si está agotada.

También tendremos el modo torneo de artes marciales, un clásico que no podía faltar.

Con respecto al sonido, pienso que desaprovechaba bastante el formato CD, pues a pesar de ofrecer una calidad mucho más nítida en su banda sonora, ésta no resultaba ni por asomo tan brillante como lo fueron las de los Super Butoden de SNES. En cuanto a los efectos de sonido, las voces de los personajes que escuchamos al lanzar ataques especiales o ser perjudicados, fueron extraídas directamente en su mayoría de los dobladores originales de la serie, detalle que era bastante de agradecer.

Creo que este fue el primer videojuego de lucha clásico de Dragon Ball en que se nos ofrecía la posibilidad de manejar a personajes como Ten Shin Han, el androide A-16 o Gogeta, entre otros. Se agradece que se respetaran detalles básicos de cada personaje. Por ejemplo, al igual que pasaba en una recreativa anterior, Mister Satan era incapaz de lanzar ataques de energía, o el Duende Tortuga no podía volar.

Por su parte, los controles resultan bastante simples, aunque cumpliendo con su cometido sin mayor detalle.

Hay que decir que el escaso conocimiento de la serie en países como Reino Unido, afectó bastante a las ventas de este título. Posteriormente, cuando Dragon Ball comenzó a extenderse y a emitirse en más canales, el juego contó con una reedición. En estas reediciones más recientes (hablo de 2002 o 2003) se incluía una nueva portada y en el propio manual de instrucciones del juego se indicaba el pequeño truco para poder conseguir a los cinco luchadores adicionales directamente.

22_4

En resumen, no tiene mucho sentido discutir si estamos delante de un buen juego de lucha. Realmente no lo estamos, y al final los combates se nos pueden volver monótonos, volviéndose aburrido a pesar de la cantidad de personajes disponibles. Pero hay que tener en cuenta tanto su fecha de salida como los orígenes de los que bebía, y qué cojones, en aquella época no teníamos la saturación anual de juegos de Dragon Ball Z que hay ahora… ¡Era Goku!

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22

  1. Pués lo cierto es que yo nunca he entendido bien las críticas a este juego.
    A mi es uno de los juegos de Dragon Ball que más me gustaron en su momento y me lo pasé francamente bien jugandolo. Además el plantel de luchadores era genial, teniendo personajes que no aparecían en ningún otro título.
    Para mi era infinitamente peor el final Bout. Eso si que era un drama XD

  2. Qué queréis que os diga. Comparados con el Super Butoden 2 de SNES, todo lo que vi en PsOne era un drama :(((

  3. La primera vez que vi la intro de este juego me quede de priedra.
    Yo no tenia una PSX,pero si que los primero emuladores bajo MSDOS empezaban a mostrar imagenes y sacaron una utilidad SOLO PARA REPRODUCIR LOS VIDEOS de los juegos y vi esta intro mil veces.
    Luego con bleem empezaron a funcionar mucho titulos,incluido este y me gusto el juego mucho y me lo compre (de hecho aun tengo las fotos en mi Facebook)
    Pero tambien tengo que decir que luego vi el Dragonball Z Shinbutohden de Saturn y me gusto mil veces mas que este.
    Estoy con Willy Nomo,el juego del articulo es mil veces mejor que Final Bout y me parece un muy buen juego (pero superado por el de Saturn en mi opinion)

    http://www.youtube.com/watch?v=Zfp2QxWde6A

  4. Pués ya que mencionas ese Ignacio, otro que también estaba en Saturn y PSX es el Dran Ball Z Legends.
    http://www.youtube.com/watch?v=9m1bayQSVkk
    Este si tengo que decir forzosamente que era un mojón tecnicamente, porque sino me corono. Pero si bien era algo simple y deficiente como juego de lucha, siempre ha sido uno de mis juegos favoritos de Dragon Ball porque seguía bastante fielmente el manga (hasta el punto de que tenías que derrotar a los enemigos con los mismos personajes y técnicas con las que fueron vencidos en el comic) y tenía un sistema de juego bastante dinámico con muchos personajes a la vez y que podías ir intercambiando. Además tenía un nutrido número de luchadores elegibles.

  5. Ojo, que el Dragon Ball Z Legends era un despropósito pero tenía su aquel. Hace poco lo rejugué en la PSP (no había probado la versión de PSX, solo la de Saturn) y aunque es raro de cojones tiene sus cosas buenas. A ver si lo comentamos pronto o se anima alguien.

  6. A mí lo que me revienta de este juego es que para mi gusto es super lento y para nada dinámico.

  7. Personalmente creo los juegos de SNES tampoco es que fueran gran cosa. En su momento está claro que era lo único que había y el que tenía el correspondiente cartucho francés (con el mítico Coeur Petit en el plantel de personajes) era el rey del patio.
    Pero, como dice David, el UB22 peca de velocidad y dinamismo así como los de SNES, lo que los convierte en juegos de lucha poco técnicos.

    Y otra cosa diré. Odio Dragon Ball GT, es una basura. Pero el Final Bout, como juego, estaba bastante bien. Mucho mejor que el UB22. ¡Ahí queda la cosa! ¡Que empiecen las hostias! 🙂

    Ignacio… ¡siempre sabes sacarme una sonrisa con un comentario emulacionil memorable! Yo tampoco tenía PSX y no había emus aún, pero tenía el reproductor de vídeo y también reproduje mil veces los videos del UB22 y el Final Bout (que por aquel entonces aquí aún no se sabía prácticamente nada de GT) entre muchos otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *