NESleepers o esos pequeños/grandes olvidados de la NES

La NES -Nintendo Entertainment System- siempre será recordada como una de las consolas con el catálogo de juegos clásicos más abultado y espectacular de siempre; ahí están los Super Mario, Zelda, Megaman, Batman, Castlevania, Blaster Master, Battletoads, Double Dragon, Probotector, Metroid, Shadow Warriors… La lista es interminable, y cada jugador veterano podría añadir un buen puñado de nombres más. Pero entre tanto título conocido, existe otro grupito de juegos que por alguna extraña e inexplicable razón no alcanzaron el reconocimiento posterior, a pesar de tener tanta calidad -o incluso más- que los anteriormente mencionados.

Me he atrevido a usar el palabro “NESleepers” para hacer referencia a los mismos, y viene a juntar NES y sleepers, en referencia a que son juegos de esta consola que quedaron un poco al margen de la historia principal y más conocida de la NES, es decir, que se quedaron adormecidos u olvidados en el tiempo.

En definitiva, en este artículo me gustaría hacer un pequeño repaso y a la vez homenaje a algunos de esos títulos que no llegaron a gozar de una fama que bien merecían, quedándose en el limbo de los juegos buenos pero a los que faltó ese “algo” (no ser muy vendidos, no venir de una recreativa, no ser convertidos o continuados en otras consolas…) que les impidió escribir su nombre en el Olimpo de los videojuegos.

A continuación os detallo mi lista de pequeños/grandes olvidados de la historia de la NES:

Blue Shadow (Natsume/Taito, 1990)

Hubo una gloriosa época a finales de los 80 y principios de los 90 en que la consola NES y los ninjas mantuvieron un fructífero romance. Quién sabe si porque estaban de moda en la tele y el cine -sí, las Tortugas Ninja hacían estragos por todas partes-, el caso es que la mayoría de juegos de acción de la NES de aquel entonces traían a un ninja encapuchado de aspecto amenazador en la portada. De estos años nos quedaron grandes juegos como la trilogía Shadow Warriors (también conocida como Ninja Gaiden) o las propias Teenage Mutant Ninja Turtles de Konami. Pero entre tanto juego de ninjas famosetes, nuestro Blue Shadow se quedó en las somras -como todo buen ninja, por otra parte-, a peser de ser uno de los mejores representantes del género.

nesleepersX

Espera, ¿la chica es la de la derecha o no?

Y es que este cartucho lo tenía prácticamente todo y en cantidad: buenos gráficos, música cañera, acción sin tregua para dos jugadores, enemigos finales variados y originales, muchas fases de creciente dificultad… Incluso dejaba elegir entre ser chico o chica antes de empezar a repartir estopa (os aseguro que no era algo habitual en la época). Vale, el argumento no era nada del otro mundo -malo malísimo quiere dominar el mundo y nuestros dos ninjas tratarán de impedírselo- y los “sprites” de los protagonistas y de algunos enemigos no eran de lo mejor de la NES, pero eso no importaba nada una vez que arrancaba el juego y comenzaba la diversión.

En definitiva, un juegazo muy recomendable y muy rejugable, la que siempre apetece volver para echar una partida rápida y disfrutar de diversión inmediata y sin complicaciones, y de paso comprobar si nos hemos oxidado con tanto juego actual facilón y lleno de “checkpoints”.

Como curiosidad, comentar que el reciente juego Muramasa de Wii, me recordó poderosamente a este clásico (posibilidad de elegir entre ninja chico o chica, mecánica de juego similar, etc.). No creo que tengan ninguna relación, pero quién sabe…

Mighty Final Fight (Capcom, 1993)

Otro de los géneros de videojuegos de los que la NES anduvo sobrada fueron los juegos de peleas “yo contra el barrio” o hack’n’slash, como se llaman ahora. Ahí estaban las anteriormente mencionadas Teenage Mutant Ninja Turtles, Double Dragon, Street Gangs, Battletoads… la lista es interminable, pero hubo un título exclusivo de NES que no fue tan conocido, a pesar de su innegable calidad y de provenir de una franquicia famosísima, Final Fight.

nesleepers2

Poison sin censura en la NES, ¡bieeen!

Evidentemente estamos hablando de este Mighty Final Fight, adaptación a los 8 bits de Nintendo de la recreativa de Capcom del 89. Aunque decir adaptación quizás sea equivocado, ya que en realidad se trataba de un juego totalmente nuevo que solo comparte con el original estilo de juego y personajes. Las mentes pensantes de Capcom debieron pensar -y con razón- que no era posible emular la espectacular recreativa en la veterana NES, y decidieron rediseñar el juego dándole un tono humorístico y desenfadado que le sentó como un guante. El resultado es un juegazo de peleas con unos graciosos y cabezones Cody, Guy y Haggar -versión caricatura o “super deformed”- repartiendo puñetazos y patadas a unos no menos simpáticos enemigos. Todo está ahí; los barrios bajos, los golpes especiales, la chica secuestrada, las amenazas, los jefes finales… pero recubierto de un barniz jocoso que lo hace tan divertido como el original, aunque sin alcanzar su soberbia calidad técnica, claro.

Supongo que el hecho de aparecer tan tardíamente (en 1993 la NES estaca prácticamente acabada) y el aspecto infantil de los gráficos, perjudicó a este título. Una pena, pues se trataba de uno de los juegos más entretenidos y carismáticos del catálogo de la NES. Y recuerda ¡no te metas con la hija de Haggar!

Shatterhand (Natsume/Jaleco, 1991)

De Shatterhand hay una realidad irrefutable: es uno de esos juegos de la NES con PEOR carátula de la historia (al menos en la versión española o europea). Quizás eso influyó en que no fuese muy conocido, aunque por lo demás merece estar entre la élite de la consola

nesleepers3

¿Pero qué demonios…?

Hablando ya del juego en sí, omitiré el argumento -otro malvado de turno quiere dominar el mundo y nuestro musculado héroe se lo tiene que impedir-, para pasar a comentar lo mejor del juego: TODO. Y por destacar algo por encima del resto, los espectaculares gráficos de todas las fases, con virguerías técnicas para la NES como fases con varios planos de “scroll”, un montón de enemigos y aliados en pantalla, desintegraciones, transformaciones del prota en robot, escenarios n los que podíamos trepar por verjas, romper paredes, andar boca abajo…

Otra cosa absolutamente genial del Shatterhand era su mecánica; aunque básicamente teníamos que aporrear con nuestros brazos biónicos todo lo que se ponía por delante, cada uno de los siete niveles que componían el cartucho eran muy diferentes, y mientras en uno subíamos por un interminable ascensor acosados por todo tipo de enemigos, en otro íbamos bajo el agua (aguantando la respiración durante todo el nivel, no como los héroes de ahora, que si pasan más de un minutillo sumergidos se ahogan, los enclenques). Y así con cada fase, y lo mejor es que podíamos elegir el orden en que pasarlas, salvo la primera y la última, claro. Incluso incorporaba un pequeño componente estratégico, al ser nosotros los que decidíamos el aliado que nos acompañaba según el orden en el que recogíamos unos “power-ups” diseminados por los escenarios.

Concluyendo, este juegazo es un auténtico “must have” de la NES, y por una vez, la versión europea era mejor que la japonesa (llamada Solbrain), ya que en esta última, aparte de cambiar al protagonista por un soso robot, se sustituía la fase del submarino por una en un parque de atracciones que era mucho más corta e insulsa.

Journey to Silius (Sunsoft, 1990)

No podía dejar de hablar en este artículo de esta pequeña joya de la programación en 8 bits, ejemplo evidente de que un juego, a pesar de tener una calidad extraordinaria, puede pasar completamente desapercibido y su recuerdo perderse entre tanto título mediocre.

Señalar sólo que fue creado en la época dorada de Sunsoft, mítica compañía que acababa de hacer el excelente Batman de NES y pretendía repetir éxito con otra licencia cinematográfica, Terminator en este caso. Pero por alguna razón, las cosas se torcieron durante el desarrollo del juego y Sunsoft perdió la licencia. Afortunadamente, decidieron aprovechar le trabajo ya realizado, y con algunos retoques en la historia y los personajes, sacaron al mercado este juegazo.

nesleeperss

No diga Terminator, diga Silius

Quizás el no venir de una licencia famosa repercutió en su contra, pero el caso es que el juego pasó bastante desapercibido. Los que lo disfrutamos en su momento nos encontramos ante una de las mejores bandas sonoras de un juego de la NES -sino la mejor-, y el resto de aspectos del juego no le andaba a la zaga: gráficos coloristas, enemigos finales gigantescos, acción sin tregua, posibilidad de elegir arma en cualquier momento, etc.

El único aspecto negativo desde mi punto de vista era su escaso número de niveles y algunos momentos puntuales en los que la dificultad se disparaba (creo que aprendí a decir palabrotas intentando superar una fase en la que habría que saltar unos precipicios mientras infinidad de objetos y enemigos volaban directos hacia nosotros, aunque los dichosos pájaros de Shadow Warriors eran aún más puñeteros).

De cualquier forma, os recomiendo y mucho viajar a Silius.

Kabuki Quantum Fighter (Human Entertainment/Hal America, 1990)

Otro juego que en su momento pasó con más pena que gloria fue esta frikada en forma de cartucho en la que nos metíamos en la piel de un soldado que era digitalizado dentro de un super-ordenador en la forma de un actor japonés de teatro kabuki para luchar contra un virus informático dando golpes con nuestra larga… melena. Tal como suena. Un disparate absoluto vamos, si no fuera porque unos años después una película llamada Matrix proponía algo muy similar, eso sí, cambiando al actor de teatro kabuki por un tío con una gabardina y gafas de sol.

En fin, si dejamos de lado el argumento y nos centramos en el juego, nos encontramos con otro clásico “run and gun” tipo Probotector o Megaman, de buena factura técnica y bastante divertido, aunque no aportaba nada a un género que ya empezaba a estar saturado de títulos similares en la NES. Quizás ese fue su mayor problema, aunque solo por el original protagonista y el aire cyberpunk que envuelve toda la trama (algo poco habitual en la época) merece la pena volver a echar una partidita de vez en cuando.

Por cierto, la carátula de este juego también podría participar en un concurso sobre las más horripilantes de la NES junto con otras como la de Shatterhand. Sería un tema interesante para futuros artículos…

nesleepers5

Original es, desde luego…

Willow (Capcom, 1989)

No pensaba incluir este juego en este artículo, ya que proviene de una película famosa (sí, Willow era El Señor de los Anillos de los 80), pero al ser un título que solo apareció en consolas en la NES y no ser muy conocido, creo que merecía este pequeño homenaje. Señalar también que no tiene nada que ver con el juego del mismo nombre, también de Capcom, que podíamos encontrar en los salones recreativos de la época. Mientras que la máquina arcade era un vistoso juego de acción y disparos con “scroll” lateral, el juego que nos ocupa era una aventura en toda regla al estilo The Legend of Zelda.

Destacar que, al contrario que solía suceder antaño -y en la actualidad-, en este caso no se aprovechó la licencia cinematográfica para sacar un juego del montón, ya que la calidad final del cartucho estaba a un nivel muy alto, e incluso aumentaba el universo en el que se desarrollaba la película.

Básicamente, y centrándonos en el juego, teníamos que guiar los pasos de Willow a través de unos escenarios cenitales bastante decentes, luchar con infinidad de criaturas, hablar con todo el mundo y realizar una serie de misiones para ir avanzando en la trama. Nada extraordinario desde luego, pero al estar basado en una peli que casi todos los chavales de la época habíamos visto -y disfrutado-, ayudaba mucho a meterse en la historia, y el juego en sí era largo, retador y divertido.

nesleeperswil

Y aquí tenemos la típica “quest” en la que el portero no nos deja entrar en el garito de moda

En definitiva, toda una joya, que de haberse apellidado Zelda o Final Fantasy estaría ocupando ahora un hueco en la historia de los videojuegos.

Y esto es todo por el momento, aunque en el tintero se me quedan otros grandes títulos olvidados de NES de los que igual me animo a hablar en el futuro, como Super Spy Hunter, Vice: Project Doom, Little Samson

Espero que os haya gustado este pequeño homenaje a la historia más desconocida de la NES, seguro que a todos los jugones de esta mítica consola se os ocurren unos cuentos títulos más. Animaros a comentar vuestras pequeñas joyas…

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a NESleepers o esos pequeños/grandes olvidados de la NES

  1. Yo añado uno, no sé si es un sleeper real pero no suelo verlo mucho por ahi: World Champ, para mi de lo mejor en boxeo de consolas, y mira que ha llovido. Fight Night lo coge casi todo de ahi 😛

    http://viciojuegos.com/analisis/World-Champ/Toro-Salvaje-ha-vuelto-al-cuadrilatero/1816/18277

  2. Yo al Shatterhand y al Mighty Final Fight les di cera de la buena. De hecho este último no se si me habría atrevido a llamarlo “olvidado”. Los demás no los conocía…

  3. ¡Bienvenido! Y nada más apropiado para el 30 aniversario de la NES 😉

  4. El MFF lo probé hace tiempo. Divertido, y ahora que caigo… ¿os imaginais toda una “Linea Mighty” para la NES?

  5. El Willow y el Mighty: FF, me los pasé entericos hace poco con emulador, no los pude probar en su día. Y son ambos JUEGAZOS, pero con mayúsculas, ¿eh?

    Con el resto ya me has dado entretenimiento para esta tarde xD

  6. Que juegazos,si señor!
    Yo meteria el River City Ransom,que para mi es de los mejores.
    http://www.youtube.com/watch?v=G_gEtc4rAqU
    De todas formas,en esta maquina puedes hacer como 10 articulos de NESleepers,con un catalogo tan grande y bueno.
    Bienvenido a la familia,un articulo cojonudo!

  7. El Kabuki es juegazo, el Shatterhand me encantó. Final Fight y Willow nos los he tocao como se merecen y los otros dos ni idea.

    Aquí dejo un par de juegos que me parecen de lo mejor del catálogo de la consola y tampoco es que sean muy sonados.

    Uforia de Sunsoft
    http://www.youtube.com/watch?v=pXvgBQQSZ3g

    Little Samsom de Taito
    http://www.youtube.com/watch?v=1cyaR_min_E

    Gran estreno Alberto.

  8. Me ha llegado al alma el comentario de que en el año 93 la NES estaba acabada, porque fue el año que me la regalaron, desde entonces fue mi consola de cabecera, lo que me convirtió desde aquella en un auténtico buitre leonado de la informática y la tecnología, probablemente por la cantidad de juegazos que mis colegas y primos, flamantes poseedores del cerebro de la bestia, sencillamente me prestaron/no hay prisa/bah, quédatelo en las tardes de street fighter (¿conocéis el para-street fighter?, es esa modalidad de campeonato en que dos jugadores manejan el pad de espaldas a la tele mientras que su compañero de equipo los dirige, para jugar con “refresquillos” y sin vecinos). Que me desvío, esa particular situación provocó que cuando inevitablemente el game genie apareció una tarde en mi casa, pues resulta que tenía casi todo el librillo metido en cajas, el 90% solo con el plástico of course. Juegazos así que entren en esta categoría, sin continuaciones ni saltos de plataforma (que yo sepa) le pegué mucho a dos: el Power Blade, un juego con un aire con el Kabuki (aka el payaso de las pastillas juanola), el típico plataformas de acción pero con un mazas que dispara boomerangs que podías mejorar, con enemigo final. Tenía una ambientación futurista pasada de esteroides muy chula y había un enemigo final en la tercera fase que era un androide larguirucho que era clavao clavao a mi tío Javi. Todo ello con unas músicas realmente molonas. El segundo el Faxanadu, sin duda, que a pesar de tener también sus plataformillas era lo más parecido a un rpg que recuerdo en nes, me descubrío ese tipo de juegos y su metodología de guardado por passwords me hizo una persona con muchísima más calma interior. Un buen día del verano del 96, mi viejo spectrum, cansado de guardarme las espaldas mientras mi hermana reclamaba su legítima cuota de consola para jugar al Kirby (siempre), harto de tener durante días completos la misma partida de la abadía o el cruzada estelar, decidió apagarse definitivamente (ahora su guardia ha terminado) y mis padres por seguir la tradición me compraron un pentium 166 que maltraté de igual forma, pero es duro el joio que aún me va y lo uso para los programas viejunos que no van bien en este. Perdón por el ladrillo, pero es lo que tiene esta página, que tocas un archivo de la memoria y te viene todo de golpe, que mira que no me acordarme del robot del tío Javi hasta hoy…, un saludo, ah, y recomendar el carroñerismo como forma de vida, pocas máquinas un pasito atrás, pero a fondo, es barato, divertido y con tu nokia de teclas las horas del café te parecerán una de las historias para no dormir de Chicho Ibañez Serrador y además la batería dura días. Chau PD ¿soy el único al que la mera idea de estar conectado 24h le da terrorpanicofobia cuasi religiosa?

  9. Blue Shadow, uno de mis juegos favoritos desde pequeño en NES y que poca gente parece conocer. Tenía modo 2 jugadores simultáneos, armas, ninjas, te agarrabas en las paredes, se manejaba muy bien, con niveles verticales, y como decias en este post, música cañera, mucha acción y muy rejugable.
    Mi reivindicacion por este infravalorado juego, que para mí es superior al más conocido Ninja Gaiden en prácticamente todo y merece estar muy alto en un top de juegos de NES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *