Patitos feos

Lo prometido es deuda. En uno de mis artículos pretéritos dije que algún día comentaría las peores carátulas de la industria del videojuego. Pues hoy es ese día. Dejaré de lado mi habitual tono neutro y conciliador para señalar con el dedo y vilipendiar a todas aquellas aberraciones artísticas en forma de portadas que durante años nos han avergonzado a todos los jugones del mundo. No habrá clemencia ni cuartel con la cutrez y la desidia. Incluso al final del artículo he confeccionado un pequeño pódium en el que castigo a los diseños más aberrantes y bizarros. Pero comencemos ya.

pa1

Y comenzamos por el principio, pero tranquilos, que para contar esta historia no hace falta remontarse hasta el Big Bang (o hasta Adán y Eva para aquellos que prefieren la versión creacionista). En nuestro caso concreto bastará con remontarse a los primeros años 80 del siglo pasado. El incipiente negocio de los videojuegos estaba dando sus pasos iniciales, y para sorpresa de muchos, aquellas artesanales creaciones de uno o varios programadores aficionados comenzaron a venderse -y muy bien en algunos casos-. Que se lo digan por ejemplo a los hermanos Darling (fundadores de la actual Codemasters), que se hartaron de vender casetes para el Spectrum, la mayoría de ellos metidos en una bolsa de plástico y con el manual fotocopiado. Y lo mismo en España con los hermanos Ruiz (Dinamic), que vendieron otro tanto y en parecidas condiciones. El caso es que bastante trabajo tenían los escasos programadores de entonces como para preocuparse encima de decorar su obra. De hecho, la mayoría de las ilustraciones que acompañaban a los juegos o manuales estaban realizadas por algún amiguete con cierto talento a los lápices o al montaje. Por ello muchas veces aparecía horrores inexplicables en forma de carátula, cuyo objetivo no se sabía si era convencer de las bondades del título o asustar a los niños. Ejemplos hay muchos:

pa2

Pero el negocio estaba en pleno crecimiento, y las compañías se fueron profesionalizando en todos los aspectos, incluida la presentación exterior del juego. Además en una época en la que apenas existía información escrita sobre videojuegos, se comprobó que si el producto entraba por los ojos con una carátula atractiva, vendía mucho más. Y comenzó a cuidarse este aspecto. En nuestro país tenemos el ejemplo de artistas de enorme talento como Luis Royo y Alfonso Azpiri diseñando gloriosas portadas, muchas de ellas auténticas obras de arte que en algunos casos son más recordadas que el propio videojuego que venía dentro de la caja. He aquí algunas de las más conocidas:

pa3

Y desde finales de los 80 hasta nuestros días, esa ha sido la tónica general; calidad y contenido adecuado. Pero como nada es perfecto, nunca han faltado patitos feos, es decir, carátulas vergonzantes y dignas del escarnio público. Repasemos ahora alguno de los casos más flagrantes de todos los tiempos. Preparad el colirio para la irritación ocular, lo vais a necesitar, y en cantidades industriales…

Consolas de 8 bits

Empiezo por Sega. Y empiezo con claridad; nunca me gustó el diseño de las cajas que contenían los juegos de Master System. Y de verdad que no tengo nada en contra de esta veterana consola de Sega. De hecho pasé muy buenos ratos jugando con la que tenía mi primo (grande ese Mercs). Pero hay que reconocer que le diseño de sus carátulas dejaba muchísimo que desear. Supongo que era porque su apariencia blanca y cuadriculada me recordaba poderosamente a los cuadernos que gastábamos a cientos en la E.G.B. para hacer los deberes. El caso es que su diseño no entraba por los ojos, más bien al contrario. Supongo que sería una estrategia de Sega para diferenciar estos juegos de los de su hermana mayor, la Mega Drive, y desde luego que esa misión la cumplían con creces, aunque a cambio de no tener ningún ‘sex-appeal’ para el posible comprador. Como muestra varios ejemplos, aunque los hay a cientos:

pa4

La NES de Nintendo, su máxima competidora durante el reinado de los 8 bits en el ámbito de las consolas, tuvo algo de mejor suerte en este terreno, ya que no existían tantas restricciones en cuanto al formato de las cajas, pero como su catálogo era tan amplio y variopinto, no puedo evitar que le colaran algún que otro despropósito:

pa14

Ya que hablamos de la NES, comentar de pasada que hubo una compañía nipona, Sunsoft, que aunque diseñó alguno de sus mejores juegos, en el tema de las portadas eran, siendo moderados, muy pero que muy creativos. No es que fueran carátulas malas o nefastas, pero como solían mezclar las típicas ilustraciones o dibujos con ‘sprites’ provenientes de los propios videojuegos, el resultado era un extraño batiburrillo o ‘collage’ en el que costaba bastante distinguir algo. Premio a la originalidad, aunque al menos conseguían que cogieses la caja para darle la vuelta y descubrir de qué demonios iba realmente el juego (así me vendieron el extraordinario Journey to Silius).

pa5

Y antes de pasar a las consolas de 16 bits, un breve repaso a las diminutas portátiles, que aparecieron en esta generación con gran fuerza, aunque con un estigma importante; daban muchas veces la impresión -tanto por algunos de sus juegos como por el aspecto exterior de estos- que iban dirigidos a los más pequeños de la casa, mientras que sus hermanas mayores, al tener que conectarse a la tele, eran el coto privado de disfrute de los más adultos. Por ello, y a pesar de tener grandes juegos, tanto Game Gear, Atari Lynx y Game Boy poseían en general cáratulas más infantiles y caricaturizadas que el resto de sistemas. El caso de Game Boy era el más doloroso, tanto en cantidad como en calidad, pero por supuesto todas ellas tenían su ración de horrores portadescos de la peor calaña:

pa6

Consolas de 16 bits

A principios de los 90 se produjo en España el esperado cambio de generación, y todos nos quedamos patidifusos con las nuevas máquinas y sus espectaculares gráficos y aspectos técnicos. Pero en el tema de las carátulas, algunas compañías continuaron regalando a nuestros ojos algunos pequeños desastres. Menos en cantidad, pero más selectos:

pa7

Además se produjo otro hecho destacado; dadas las ansias que tenía el personal por adquirir los títulos más actuales para su consola, muchos recurrían a comprarlos de importación en el mercado americano o japonés. La sorpresa era que, aparte de necesitar el adaptador correspondiente, en la mayoría de casos la carátula del juego era radicalmente distinta a la de la versión europea. No me preguntéis el porqué. Más allá del gusto japonés por el dibujo manga y el americano por la exageración y las chicas bien dotadas, ignoro los motivos de tales cambios. Supongo que la solución la tendrá algún oscuro despacho de marketing en Tokio o N.Y. He aquí una pequeña muestra de lo que veían los compradores de fuera de Europa. ¿Mejor, peor? Para gustos colores, aunque en ocasiones tuvimos suerte, porque algunas portadas allende nuestras fronteras eran más feas que pegar a un padre…

pa8

Esto en cuanto a Super Nintendo y Mega Drive, que eran las consolas más exitosas y conocidas por estos lares. Hubo otras dos de presencia muy minoritaria que tuvieron suerte dispar en el tema que nos ocupa, ya que mientras las carátulas de la espectacular -y carísima- Neo Geo eran pequeñas obras de arte del dibujo y la composición, las de TurboGrafx eran bastante patéticas y vergonzantes. El motivo era que muchos de los juegos venían con una ridícula ilustración que, en la mayoría de los casos, daba la sensación de estar realizada por un jardín de infancia. Vamos, que parecía que comprabas un juego para niños o algo poco serio. No creo que esto fuese la principal causa de sus discretas ventas en España y el resto de Europa, pero todo influye.

pa9

Y hasta aquí el repaso a los años de los 8 y 16 bits en el mundo consolero. En los ordenadores personales, esta misma época corresponde al reinado del añorado sistema operativo DOS (añorado en gran medida porque Windows 3.xx era un desastre, y Windows 95 se colgaba más que un mono). También hubo algún que otro pequeño horror en forma de carátula, pero en general daba la sensación de que, al ser juegos destinados a un mercado un poco más adulto, estaban realizados con mucho mayor grado de cuidado y profesionalidad. Pasaré de puntillas por tanto por los juegos de PC de entonces, aunque como siempre, se agradecerá la aportación de los lectores, no vaya a ser que alguna memorable portada se quede sin su merecida ración de vilipendio público.

De los 32/64 bits a la actualidad

El año 1995 fue clave en nuestro pixelado mundillo por varias razones; primero por la irrupción del sistema operativo Windows 95 en todos los ordenadores personales de la Tierra, y segundo por la arrolladora entrada del gigante Sony en el mercado de las consolas con su primera PlayStation. A partir de entonces, prácticamente todo el mundo tuvo una consola o PC en su casa, y si antes el ocio electrónico era el hermano pobre de las poderosas industrias del cine y la música, ahora los videojuegos producían mucho más dinero que estas, lo que llevó a una competencia feroz para ver quien vendía el mayor número de programas.

Esto ha ocasionado desde entonces que las grandes compañías del sector (EA, Activision, Ubisoft, Microsoft, Sony…) hayan ido fagocitando a cientos de pequeñas desarrolladoras, por lo que, aparte de inundarnos con cientos de secuelas de los mismos juegos una y otra vez, ha hecho que grupos humanos y técnicos cada vez de mayor tamaño trabajen en cada nuevo título. ¿Qué relación tiene esto con el tema de este artículo? Pues más del que pudiera parecer, ya que al trabajar decenas (o cientos) de personas en un mismo título, es más fácil que se pase por alto el tema de cuidar la presentación. Es más, estoy casi seguro de que existen departamentos dentro de las compañías que se dedican en exclusiva al diseño de carátulas. O contratan a empresas especializadas del exterior. El caso es que cada vez es más difícil ver casos de portadas tan cutres y nefastas como las que hemos disfrutado en la generación de los 8 y 16 bits. Una pena, ¿no?

Pero afortunadamente en el mundo del pixel continúan existiendo inconformistas y visionarios, y alguno de ellos nos sigue regalando esporádicamente carátulas que nos horrorizan, nos sorprenden y -por qué no decirlo- nos alegran un poco la vida. Esperemos que nunca desaparezcan estos benditos gamberros. El mundo del videojuego sería un sitio mucho más triste sin sus locuras. Disfrutemos de su obra, porque son una especie en peligro de extinción:

pa10

Lo peor de lo peor

Bueno pues ya hemos llegado al final, y como dije en el primer párrafo, he aquí mi particular pódium de aberraciones en forma de portadas. Son tan malas que hasta provocan la risa, lo cual obliga a preguntarse ¿lo hicieron a posta? Lo vemos a continuación:

3. JALECO

Un momento, ¿Jaleco no es una desarrolladora japonesa de videojuegos? ¿Cómo va a ser el tercer lugar del podio para ellos en vez de para un juego? La explicación es sencilla; viendo sus creaciones desde los 80 hasta nuestros días, se aprecia en esta compañía un arduo interés en crear las peores carátulas posibles. En serio, ni adrede se pueden hacer tan mal, muchas son todo un homenaje al mal gusto ya la absurdez. Sobran los ejemplos:

pa11

En mi caso particular, todavía recuerdo el apuro que pasé cuando, siendo apenas un adolescente, me dirigí al videoclub -eran los 90- a alquilar su juego Shatterhand (NES). Cuando puse sobre el mostrador la caja del mismo, el tendero me miró con desconfianza mientras alzaba una de sus cejas a lo Carlos Sobera. Turbado, le intenté explicar que era un videojuego, aunque su apariencia exterior (y el propio nombre) denotaran otra cosa. Tuvo que mirar y remirar bien la parte de atrás para convencerse de que yo decía la verdad, y no estaba intentando sacar una película porno-gay. Que bochorno. Menos mal que el juego en sí era buenísimo (me había informado antes en Hobby Consolas, porque de lo contrario…), aunque dudo mucho que nadie lo comprase viendo solo su carátula.

pa12

Resumiendo, merecedísimo tercer puesto para los señores de Jaleco, que aun haciendo en general buenos juegos, eran incapaces de darles una portada normal. O es que quizás les iba la marcha…

2. PHALANX (USA)

La Super Nintendo tuvo muy buenos juegos, es más, hay quien asegura que tuvo uno de los mejores catálogos de toda la historia. Es posible, pero si desde luego esta consola tiene un motivo para sacar pecho es sobre todo por la famosa portada -americana- de su juego Phalanx. Nada de las típicas naves, explosiones, bichos, láseres a cascoporro, y cosas similares que aparecen en todo matamarcianos. No, nada de eso. Los creativos de Kemco se liaron la manta a la cabeza y pusieron esto en las estanterías de las tiendas:

pa14

Como podéis apreciar, parieron una de las cosas más absurdas y bizarras de todos los tiempos. No es ya que no tenga nada que ver con el propio juego (recordemos, un matamarcianos de ‘scroll’ horizontal de los de toda la vida), sino que el viejo protagonista parece recién sacado de un western de John Ford -con su banjo y todo-. Y además el pobre tiene una tremenda cara de susto. Pensará que a partir de ahora los indios van a asaltar su rancho en cazas espaciales de última generación…

No obstante, la explicación a tamaño despropósito es sencilla; los propios responsables de la compañía reconocieron a posteriori que todo era una treta para intentar llamar la atención de los posibles compradores, ya que en aquellos años (1992), el mercado estaba abarrotado de juegos similares. No fue mala táctica, desde luego es algo que llama la atención, aunque supongo que habrían vendido más cartuchos si se hubieran preocupado más de mejorar el propio juego -que no pasaba de normalito- en vez de lanzarse a crear una cosa tan ridícula. Aunque el premio a la originalidad no se lo quita nadie, desde luego.

Surrealismo total, seguro que si lo pinta Dalí o Miró es hoy una obra de arte reconocida a nivel mundial.

1. MEGA MAN (USA)

Y concluyendo ya, el merecido ganador a la carátula más fea, cutre, descuidada, atroz, repulsiva, descorazonadora y horripilante es… ¡Mega Man! Pues sí pacientes lectores, nuestro héroe biónico favorito tuvo el dudoso honor de aparecer en su primer juego (1987) para las NES americanas con estas pintas:

pa15

Desde luego cuesta entender que se vendiese alguna unidad del juego. ¿Pero en qué demonios estaban pensando? ¿Nadie de Capcom América había siquiera echado una partida al juego? ¿Cómo se puede pasar del entrañable robot cabezón y azul de Mega Man a esto? ¿Qué pinta un señor deforme vestido de amarillo y con una pistola en ristre? ¿Y por qué tiene esa extraña pose, acaso está bailando en una discoteca de Ibiza? En fin, muchas preguntas y ninguna explicación coherente. Para mi gusto, la PEOR carátula de la historia de los videojuegos sin ninguna duda. La del anteriormente comentado Phalanx al menos pretendía ser original y divertida. Esta, ni eso. Horrorosa se mire por donde se mire.

En resumidas cuentas, cuesta creer que un título que comenzó de esta patética forma haya vendido millones de unidades y tenido una veintena de continuaciones. Milagroso. Pero lo mejor de todo es que en Capcom siempre han sido conscientes de su pasado, y lejos de intentar olvidar el asunto, se rieron de sí mismos en el reciente Street Fighter X Tekken. ¿No me creéis? Pues mirad con que facha aparece el protagonista de Mega Man en este juego de lucha. Nada de un mini-robot aniñado y con un cañón en el brazo. Aquí está el verdadero y genuino primer héroe de la saga -según la carátula ‘yankee’, claro-, con gesto hosco y disfraz amarillo chillón. Simplemente genial. Gracias por su sentido del humor, señores de Capcom.

pa13

Y colorín colorado, este artículo se ha acabado. Consciente soy del llanto y rechinar de dientes que habrán producido muchas de las fotografías que contiene, pero hay que ser positivo, al menos algunos de los juegos que venían con tan desastroso embalaje eran buenos -o incluso muy buenos-. Aunque nos avergonzara prestárselos a conocidos y amigos para evitar que se rieran de nuestro pésimo gusto.

Por último, como siempre, se agradecerá la desinteresada aportación de todo lector/jugador con respecto al tema. Seguro que a cada uno de vosotros le vienen a la cabeza otras muchas carátulas más feas que un ‘Ecce Homo’ después de ser restaurado por Doña Cecilia. Que no es poco…

Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Humor y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Patitos feos

  1. Pues a mi la de master System iempre me han gustado… Un encanto especial

  2. Gran artículo. Sin duda, para mi la más chunga y rara es Ninja Scooter Simulator xD

  3. La del Pac-Man deformed también tiene tela. Las de Master System solían ser no minimalistas, sino cutres directamente. Por contra tenían fundas de plástico en condiciones y no de cartón, una por otra.

    Buena entrada.

  4. Ciertamente las portadas de master system tenian su encanto, respecto a Jaleco…. mira que sacaron juegazos, pero las portadicas….

    Por cierto, buen documento, felicitaciones 😉

  5. Sin duda, ese megaman americano es de lo peor posible…en cambio, la del Phalanx me gusta mucho, ese viejecito es entrañable XD!

    De los juegos que tengo por casa, durante mucho tiempo he considerado que la portada más horrible se la lleva el Dynamite Duke de megadrive…esa imagen de un boina verde con cara de estreñido siempre me dio vergüenza ajena:

    http://www.gamefaqs.com/genesis/586153-dynamite-duke/images/box-91878

    Y por supuesto, gran recopilación para asegurar nuestras pesadillas…

    Un saludo!

  6. Jojojo. Menudas mierdas de carátulas. La del Mega Man telita…
    Muy buena entrada Alberto, muy “didáctica” xD

  7. La del Goody mola hombre!

  8. Creo que el caso mas brutal es el de Barbarian II, pero la versión para los USA de Epyx. Allí el primer juego se llamó Death Sword y el segundo Axe of Rage.
    La portada de Axe of Rage es tan horrenda que una cadena de tiendas de Canada se negó a venderla, no tenían nada contra el juego, pero la cubierta es LETAL.
    Echadle un ojo en Mobygames, que os vais a cagar.

  9. La del goody fue dibujada por gonzo suarez, que es el programador del juego y que es recordado principalmente por el commandos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *