Un top-5 poco convencional (primera parte)

Estamos acostumbrados a encontrar gran cantidad de tops por todas partes: revistas especializadas, blogs, importantes páginas, análisis «youtuberos», etcétera; no obstante, la inmensa mayoría de ellos suelen coincidir en título y respuestas. Me explico. ¿Hacer un top-5 sobre “series de nuestra infancia”? ¿Para qué? Estoy aburrido de leer que el Halcón Callejero era la ostia y que la Bola de Cristal era maravillosa, ¡no lo repitamos más, por favor!

Es por lo anteriormente expuesto, que me he decido a hacer una serie de tops, digamos… menos convencionales. Son cosas que todos conocemos y que la mayoría habremos vivido; pero intentan salirse de la típica excusa para ocupar artículos de un modo facilón. ¿Lo conseguiré? Pues posiblemente no, pero como Ignacio, Albert y compañía no pagan, tampoco es algo que me quite el sueño. Vayamos con el primero de estos experimentos que he tenido a bien llamar… (redoble de tambores)

Top-5 adaptaciones que (sorprendentemente, o no) no se han llevado a los videojuegos.

Número 5. Los Serrano: The Game

PEGI 18

¿¡A qué molaría!? En serio, no se me ocurre que más añadir. ¡Pensadlo! Pantalla de inicio, de fondo suena Uno más uno son siete del ínclito Fran Perea (con la posibilidad de introducir el código Konami y cambiar la sintonía por A toda mecha de los enormes Santa Justa Klan). «Presiona Start», te ruega un Jesús Bonilla cabreado mientras sujeta un cuchillo de carnicero. Lo haces y ante ti se abre la pantalla de selección de personajes, cada uno protagonizando su propio minijuego, a saber:

Diego Serrano: El minijuego se divide en dos partes, una al más puro estilo Metal Gear consistente en indagar por tu casa sin que te detecten buscando atisbos de incesto. Por el camino deberás esquivar las trampas de Guille y, de paso, tratar de capturarlo. Si capturas al mediano de los Serrano o localizas a Marco y Eva con «mirada sucia», comenzará un QTE. Cuantas más pulsaciones aciertes, más rápido balbuceará Diego aumentando la puntuación. ¡Diversión pura!

Marcos Serrano: Genial. El videojuego de los Serrano incluirá un periférico llamado guitara para mancos, tendrá dos cuerdas y dos trastes y con ella jugarás a un Guitar Hero en el que interpretarás los grandes hits de Fran Perea. Sus pantallas se desarrollarán en la habitación de Marcos o en la de Eva, sentado en la cama con tu hermanastra mirándote. A un lado de la pantalla encontrarás un medidor llamado “mojabragómetro”, y tratarás de rellenarlo con precisión para poder cubrir a Verónica Sánchez (oye, yo me apuntaría). En modo fácil Marcos irá vestido exclusivamente con una toalla (doble puntuación), y en modo difícil sera Eva la que vaya en ropa interior (la guitarra para mancos temblará)

Lucía: Al estilo de The Great Escape deberás escapar de la casa de los Serrano mientras atiendes a tus obligaciones de mujer «modenna», lo que incluye dos horas de preparación de desayuno (en modo fácil, Santi te trae churros y acelera el proceso). El objetivo final es conseguir llegar al coche para estrellarte y matar a tu personaje, escapando de la serie y pudiendo enfocar la carrera de Belén Rueda en cine.

Además de estos tres personajes, Los Serrano: The Game, incluirá un minijuego en las pantallas de carga consistente en darle puñetazos al gordo de Santa Justa Klan, una experiencia que intuyo sería muy satisfactoria.

Número 4. Quedada con tus amigos que tienen hijos: The Game

Posibles efectos secundarios

En estos tiempos en que niños de doce años se las dan de «harcors» y aseguran haberse pasado el Alex Kidd con una mano atada a los cojones mientras veían Los Vigilantes de la Playa (si, yo también veo la incoherencia, pero…) me sorprende que no se haya creado el videojuego más difícil del mundo para deleite de los masoquistas puros. La idea es la siguiente. El juego comienza con tu personaje sentado en su habitación ante un ordenador con varios emuladores instalados. Tienes dos horas para jugar a lo que desees, y pasado ese tiempo, una llamada te interrumpirá. Has quedado con tus amigos «maduros». ¡El horror! Las siguientes cinco horas consistirán en un vídeo al estilo Kojima en el que seis personajes hablarán de mierda de bebé, muebles de bebé, llanto de bebé y pezones agrietados de madres de bebé. Podrás manejar la vista del personaje y presionar un botón en el momento justo para beber alcohol sin que te vean, conforme más bebas, la conversación se volverá más divertida y los personajes se irán transformando en Sasha Grey en pelotas. Eso si, si te pillan bebiendo, una barra llamada «juzgómetro» irá subiendo, si alcanza el máximo no te invitarán a más «divertidas» reuniones y Game Over. Un videojuego absolutamente hardcore.

Numero 3. 50 sombras de Grey: The Game

BSO incluída

Este juego tendrá tres partes. En la primera, bastante aburrida, deberás dirigir una gran empresa dedicada a… algo. No sé… a fabricar cortauñas, yo que sé. Despidos, cotización en bolsa, seminarios, etc, etc. El objetivo es amasar inmensas cantidades de dinero. Evidentemente, cuanto mejor lo hagas, más dinero conseguirás. En la segunda parte, tendrás un simulador de folleteo al estilo de Cobra Mission, la única pega es que mientras estás dándole al ratón con una sola mano, tendrás que escuchar frases como: «Siento excitarse a la diosa que hay en mí», o «tu virilidad ilumina los rincones más secretos de mi alma». Afortunadamente puedes atar, amordazar, mear y demás a la criatura que suelta tales joyas de sabiduría, peeero… aquí llega la tercera parte: cuantas más cosas raras le hagas a la muchacha, un número de dolares en un extremo de la pantalla irá subiendo. En la tercera parte debes satisfacer las ansias de «amor» de tu cariñito comprándole cosas caras como coches, ordenadores, abrigos de piel, joyas, etc… Si le parece suficiente, vuelta a empezar en la primera parte. Cada vez se te permitirán hacer mayores atrocidades, y cada vez tendrás que ganar y gastar más pasta. ¿Es divertido? Yo que sé, cuatrocientos millones de mujeres no pueden estar equivocadas.

Numero 2. ¡Imagina ser George R.R. Martin!: The Game

¡Métete en mi barriga, pequeño!

Tranquilos, no será necesario escribir en ningún momento de este videojuego. Ya tenéis todo el trabajo previo hecho, ¿de acuerdo? Habéis creado un mundo cojonudo, personajes maravillosos y tenéis a vuestra disposición una horda de fans enloquecidos que se leerán vuestros libros incluso cuando sean tostones impresionantes en los que no ocurra nada. Entonces, ¿en qué consiste el juego? Sencillo. Es un simulador de vida real en el que cuentas con tres indicadores:

Salud: Al contrario que en la mayoría de videojuegos, tu objetivo es hacer que baje todo lo posible, ¿por qué? ¡Tienes que morir! Ahí está la gracia. Come como un cerdo, bebe, tontea con drogas, enfurece a tus fans, etc, etc.

Paciencia de editorial: Cuando este indicador llegue a cero, tendrás que tener un libro listo, ¿cómo lo haces? Tienes dos modos: el primero consiste en un retiro. Tu personaje se enclaustrará un tiempo en el se dedicará a escribir con mesura, comiendo y bebiendo como una persona civilizada, lamentablemente esto hará que tu barra de salud suba. Tu otra opción nos lleva al tercer indicador…

Personajes principales: Efectivamente. Siempre puedes echar mano a este recurso. Si la barra de Paciencia de Editorial se agota puedes gastar uno de tus personajes principales, lo que tiene dos ventajas: la primera es que puedes seguir con tu vida autodestructiva rápidamente, terminando el libro en un abrir y cerrar de ojos; la segunda es que los fans comprarán tus libros en cantidades industriales al comprobar lo transgresor que eres, proporcionándote una mayor cantidad de dinero para continuar con tu proceso de Leaving las Vegas.

El juego termina si te quedas sin personajes; y lo ganas si consigues morirte antes de terminar tu saga de libros terminando de joder a tus fans.

Número 1. Choni’s life: The game

“Coger titanlux” “Usar titanlux con cara”

Una aventura gráfica sorprendente. Todo comienza con un minijuego de carreras: manejando al espermatozoide más lento, has de llegar el primero al óvulo haciendo todo tipo de trampas; pero el verdadero juego es justo después. Al estilo de Fate of Atlantis podrás escoger tres caminos al inicio de la aventura, con lo que tendremos tres aventuras por el precio de una, a saber:

El cani: Desde la más tierna infancia hasta tu muerte con treinta y cinco años de un navajazo o por sobredosis (según se desarrolle la aventura). Crece, insulta y roba a tus compañeros del colegio; búscate mujer con 16 años y déjala embarazada; forja tu imperio de oro y televisores de 60 pulgadas en tu casa ocupada de los suburbios que se cae a trozos; consigue miles de subvenciones en base a tres meses cotizados. Al margen de la historia principal, minijuegos en forma de «sé el “juligan” más peligroso», o «lía el taco en Pachá sin que te eche el segurata». ¡Diversión para toda la familia!

La choni: Desde la más tierna infancia hasta tu muerte con cuarenta y cinco años en tu noveno parto complicado o por sobredosis (según se desarrolle la aventura). Crece, insulta y roba a tus compañeros del colegio; búscate un buen marido con 16 años y quédate embarazada por tercera vez; forja tu imperio de oro y televisores de 60 pulgadas en la casa de tu marido ocupada de los suburbios que se cae a trozos; consigue miles de subvenciones en base a tus doce hijos. Al margen de la historia principal, minijuegos en forma de «albornoz y oros: sé la más reshulona der barrio», o «lía el taco en Pachá sin que te eche el segurata». ¡Diversión para toda la familia!

Camino a la fama: Catapulta tus índices de audiencia en Hermano Mayor; lanza vídeos en Youtube quemando a algún mendigo; conviértete en el concursante más joven de Gran Hermano y el primer expulsado; enseña las tetas o la chorra en Interviú y aparece con tu madre en Hombres, Mujeres y Viceversa. Acaba tus días como ex pareja de futbolista o cantante de moda. Y para mayor gloria, y la mejor puntuación: ¡tertuliano de Telecinco!

Hasta aquí el top-5 de hoy. En la próxima entrega. Top-5 de reflexiones cotidianas de secundarios en mundos de videojuego (¡con dos cojones!)

¡Nos leemos!

Acerca de Maese_Threepwood

Cuentan las leyendas que mis primeras palabras fueron "Tatsumaki Senpūkyaku" y de ahí a peor...
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis, Televisión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Un top-5 poco convencional (primera parte)

  1. Jajajaja! me encantan, el de los Serrano es brutal! habrá que hacer algo 😀

    Del Choni’s Life ya hay una precuela, y es “Drama en el Barrio La Jota, Co!” que presentamos hace años a un concurso de Radastán:

    http://www.mojontwins.com/juegos_mojonos/drama-en-el-barrio-la-jota-%C2%A1co/

    😀

  2. @anjuel

    Por dios, cedo los derechos de la idea encantadísimo. Mataría por ver el juego en movimiento xD

    Le echaré un vistazo a la precuela no canónica de Choni’s Life, es un mundillo que me apasiona 😛

  3. Exij un yo contra e barrio de manos a la obra

  4. @deka black

    O un sandbox a lo GTA de Menudo es mi Padre, anda que no…

  5. usar pollo con polea en cara

  6. ¡Maese como guionista de los Mojonos! No me cabe duda, el apocalipsis esta cada vez mas cerca 😛

    Por cierto, que me he reído cosa mala con la entrada, hermanito XD

  7. JAjaa me he partido la caja a base de bien! Ala! Ya se puede decir que eres Game Designer! A echar currículums como si no hubiera mañana! xD

  8. Yo propondría algo tipo: A Chapuza’s Life. Una versión libre de Pepe Gotera y Otilio, donde hay un problema, lo conviertes en toda una desgracia.

    O… ¡Subastoso! Compralo en interné, en el rastro, donde sea y luego, especula con él en Ebay!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *