Impresiones de How to Survive

Cada vez que se anuncia algún titulo de zombies, siempre le presto algo más de atención que al resto. El género me gusta, sí, pero además aún estoy a la espera de volver a jugar a algún juego que me haga pasármelo tan bien como lo hacían los primeros Resident Evil o el más actual The Walking Dead (el de Telltale).

Últimamente algún que otro título ha intentado meterse en mi top 10 de juegos de zombis, pero muy pocos lo han logrado. Dead Island, mi claro favorito durante algún tiempo, se deshinchó sin remedio al ser un juego algo vacío en su conjunto. Qué decir tiene que The Walking Dead: Survival Instinct, sin ser para mí el juego tan horrible que todo el mundo se empeña en tildar, no lo logró.

how1

Así iríamos viendo una larga lista de títulos que han intentado meterse en ese top, con videojuegos como la franquicia Dead Rising, Project Zomboid, Land of the Dead y un largo etcétera. Títulos que sigo desde que hace muchos años “Zombi” aterrizara en mi Spectrum por primera vez y me hiciera querer ver más juegos de estas características en mi ordenador.

¡Bien! Pues hoy le llega el turno a otro juego que prometía mucho. Veamos en qué queda todo esto y si el juego es tan survival como su propio nombre quiere hacernos creer…

how3

Empecemos por los niveles técnicos, siendo la versión para PC en la que nos centraremos (cómo me conocéis cabroncetes).

A nivel de requisitos, el juego pide poco a día de hoy, si bien quizás para lo que ofrece está más o menos parejo. Con mi i3 a 3 GHz. y una GForce 9800, el programa, con todos sus gráficos al máximo y a 1920×1080 funciona de maravilla y no sufre de parones en ningún momento.

Gráficamente tiene pequeños despuntes, como el agua o la transición día/noche (con el consiguiente uso de sombras y poco más). El número de zombis, si bien es bastante notable, no es en plan Dead Rising. Los modelos de las misiones tienen poca variación, aunque tenemos un par de tipos de zombis diferentes al resto. El típico gordo que estalla o el súper cachas, que de un mamporro nos mandará lejos de dónde estemos.

how2

Nuestra apariencia también sufrirá cambios visibles según mejoremos la armadura, pudiéndonos poner placas de metal, pinchos construidos con huesos o ruedas de neumáticos para cubrir nuestras piernas. Todo esto con una vista isométrica que en algunos momentos es algo confusa si muchos enemigos corren hacia nosotros y estamos “debajo” de algunos árboles, ya que no veremos a nuestro personaje. Si bien esto no sucede siempre, en ocasiones resulta molesto.

En cuanto a sonido, todo correcto. Voces que no chirrían (excepto la de una mujer mayor, que canta por soleares) resultando especialmente graciosa la de Kovac, con un acento muy marcado. Sonidos de disparos, gemidos de zombis y alguna explosión que otra acompañarán nuestra travesía por las islas, con una banda sonora que sencillamente cumple, destacando un poquito más en algunos momentos de ataques masivos. En este apartado anda bastante justito, diría yo.

Ahora pasemos al puto fuerte, a su jugabilidad. How to Survive es un juego de rol en vista isométrica en el que controlaremos a nuestro personaje con el teclado (W, A, S y D), y con un par de teclas más sacaremos el mapa, el inventario y un par de acciones. Además tendremos un punto de mira que manejaremos con el ratón, con el cual podremos apuntar a los enemigos con mayor precisión si posamos nuestra mira sobre sus cabezas durante un periodo de tiempo.

how5

El juego nos cuenta que hemos llegado a una isla llena de monstruos después de un accidente y que tenemos que sobrevivir mientras intentamos escapar con la ayuda de otros supervivientes. Para saber cómo tenemos que lograrlo contaremos con las guías de Kovac, el cual nos irá explicando que tenemos que comer, beber, dormir, preparar armas, cómo hacerlas y un sinfín de cosas más, todas ellas narradas de una manera muy graciosa, muy en la línea de Pitboy de Fallout o de esos vídeos explicativos de los plásmidos de Bioshock.

Tenemos tres personajes para elegir. Yo solo he jugado con uno, así que no puedo deciros si existen grandes cambios. En un primer vistazo os diría que en cuanto a guión no lo tienen, así que tampoco invita mucho a rejugarlo una vez finalizado.

En nuestras aventuras por la isla tenemos un inventario limitado y muchos objetos que recoger y mezclar entre ellos, para así obtener otras herramientas o armas. Si cogemos una botella, la llenamos de gasolina y le ponemos una venda, tendremos un estupendo cóctel molotov. Pero si además le añadimos abono, tendremos una bomba que arrasará con las barricadas que nos impiden llegar a ciertas partes de la isla.

Además tendremos que reservar parte del inventario para comida, botellas de agua y diferentes utilidades (hilo, cajas de herramientas, pedernal…). Y como todo se puede mezclar entre si para poder obtener nuevos ítems combinados, si cogemos una rama y le ponemos un hilo, podremos tener un arco. pero también tendremos que hacer las flechas con nuestro machete y unos cuantos palos, a los cuales les podremos añadir plumas y gasolina para crear flechas incendiarias. Creo que con estos ejemplos veréis un poco la magnitud de las cosas que podemos llegar a hacer a partir de nuestro inventario.

Con esto podremos crear desde cañas de pescar, armaduras más resistentes, suculentos platos, metralletas, pistolas, palos de acero enormes para el cuerpo a cuerpo, sierras eléctricas… Un montón de combinaciones.

how4

Otro punto importante a tener en cuenta son nuestras tres necesidades básicas: comida, bebida y descanso.

Para la sed, podemos beber en diferentes pozos diseminados por las islas o bien llenar previamente botellas de agua. Para alimentarnos podremos recoger varias frutas o plantas por la isla, así como cazar y pescar, pero casi todos los alimentos tienen que ser previamente cocinados en unas hogueras que también se encuentra repartidas por diferentes puntos.

Y cuando llevemos un rato recorriendo el terreno nos cansaremos. Para recuperarnos tenemos que dormir, pero como bien dice Kovac, no puedes hacerlo en cualquier punto. Tenemos unas casetas específicas para descansar, si bien previamente tenemos que limpiarlas de las oleadas zombis que nos atacarán una vez abramos sus puertas y se activen las alarmas.

Además, al caer la noche, tendremos que hacer uso de la linterna o de antorchas, pues con la oscuridad seremos atacados también por otra clase de criaturas más rápidas y duras, que sin embargo huyen de la luz.

A todo esto se le suma nuestra energía, que iremos perdiendo conforme recibamos golpes de los enemigos y que podremos recuperar gracias a los botiquines o a las plantas verdes (rollo Resident, ¿no?). Estas plantas podrán ser potenciadas si las mezclamos con las vendas, por ejemplo. Igualmente podemos mezclar diferentes hierbas autóctonas de las islas, que nos darán ventajas de ataques o armaduras extras por unos segundos.

También tendremos el toque de rol, que al ganar puntos de experiencia y al subir de nivel, podremos mejorar a nuestro personaje en diferentes habilidades, como preparar flechas incendiarias o explosivas, aguantar mejor el hambre, recargar las armas más rápido, necesitar menos tiempo para apuntar… Disponiendo de un árbol de habilidades bastante sencillo que simplemente cumple con su cometido, el cual podremos reiniciar un total de cuatro ocasiones durante todo el juego por si no nos convencen nuestras habilidades escogidas.

Básicamente en esto consiste el juego. Quedarían las misiones, de las cuales tenemos la principal y otras mini búsquedas, donde un mono llamado Coco nos pedirá diferentes cosas a cambio de ciertos objetos que nos vendrán de perlas.

Las misiones son sencillas, del tipo “ve allí y tráeme esto, ve allá y habla con éste”. Además de simples son cortas, pudiendo superar el juego en unas ocho horas.

Tendremos cuatro islas por donde movernos, que básicamente son iguales a diferencia de su extensión, siendo Kovac el punto de unión entre nosotros y la historia, el cual nos guardará más de una sorpresa. Nuestra travesía se verá pausada de vez en cuando con algún enfrentamiento contra un “final boss”, zombis más grandes pero que tampoco suponen ninguna amenaza.

A todo esto se le suma el modo “Desafío” (este sí que es realmente duro), donde nos dejarán en alguna parte indeterminada de la isla con el inventario vacío y con el objetivo de llegar a un avión antes de que nos maten, y el modo de dos jugadores.

El juego puede molar bastante y es cierto que está muy baratito. Pero para mí falla en un punto muy importante sobre lo que prometía: la supervivencia. Las armas no se rompen ni se desgastan.

Personalmente este punto resulta fatal para el juego. Podemos dedicarnos a disparar con nuestra metralleta casera como locos que en ningún momento el arma fallará, así como las armas cuerpo a cuerpo. Lo único que mermará será nuestra munición (metralla o flechas), pero podremos ir recuperándola de los cadáveres de los zombis que matemos.

Demasiada munición para un juego de supervivencia y demasiadas armas de uso ilimitado para un juego que prometía ponernos las cosas muy duras desde un principio, hacen de este título algo muy divertido pero corto, y que quizás le pase como al Dead Island, que yo lo tenía en un punto de mira demasiado alto.

Así que si bien no logra entrar en ese top 10 personal, sí que se queda a las puertas, resultando un juego bastante correcto a pesar de detalles como el de las armas que lo lastran bastante.

Particularmente me quedo con Project Zomboid, que tiene varias de estas premisas y es bastante más difícil. A ver si un día de estos saco un hueco para escribir sobre este juego, que igual os termina sorprendiendo a más de uno.

 

Acerca de gatts

Presentador y co-creador de Fasebonus.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Consolas, Opinión y análisis, Ordenadores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Impresiones de How to Survive

  1. Interesante reseña para los que somos amantes del genero zombi, lo probe y no me convenció.

    Espero una reseña del Project Zomboid!

  2. A mi los juegos de zombies me dan miedo. Este parece que no te ha entusiasmado mucho pero recuerdo que en un programa hablaste de uno de corte similar a este que si parecia gustarte bastante. Al final, no se como, creo que he dado con su nombre: ¿Trapped Dead? La verdad es que le veo puntuaciones bajísimas por todas partes, pero me dejaste la impresión de que era bueno, y yo no soy de fiarme mucho de las notas. Igual me lo apropio.

  3. ¿A cuánto anda en Steam?

  4. @Albert ahora mismo creo que lo tienes por unos 10 euros, por ese dinero si que puede ser una compra interesante.

    @DanySnowyman ,si el juego en cuestion es Trapped Dead y en sus primeros compases me gusto bastante, pero ojo que dista mucho de ser un buen juego.
    De haber hecho ese analisis con todas las horas que acabe metiendole, hubiera comentado muchos mas fallos.

  5. Creo que el mejor juego de zombies que hay ahora mismo el Dead State. ¡Tremendoso!

  6. @Jose Ignacio, para mi el merjor a la hora de contar una historia es The Walking Dead, pero Dead State es un juego inmenso en todos los sentidos.
    Es juego para dedicarle muchisimas horas, me parece una maravilla de juego en su version de PC.

  7. Oye, ¿y que tal el Lone Survivor? Tiene guasa porque es el PRIMER juego de Steam que compré. Ahora tengo unos 40 y aún no lo he jugado. Me atrae, tiene buena pinta, pero cada vez que me paso un juego y voy a empezar otro me lo olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *