Las Confesiones de Tyrion Lannister #2

Es momento de seguir relatando algunas de las peripecias que más recuerdo acerca de mis trapicheos en el mundo de los videojuegos, donde en más de una ocasión y como ya os relaté en la primera parte de este artículo, a supuesto casi más diversión que el hecho de jugar al juego en cuestión.

Tyrion

La cara de alegría que se dibuja en tu rostro cuando infringes todas las leyes habidas y por haber para ejecutar ese juego que tanto te mola, no se ve superada casi por ninguna otra sensación. Así que vamos a hacer otro pequeño recopilatorio de “recuerdos de trampaladas” y trucos varios, fruto de lo que llamo “el mal del pobre”.

Alone in the Dark 2 – Version CD

Alone in the Dark 2 - Front

Ya os comenté en el primer artículo la de peripecias que tuve que hacer para ejecutar ese juego tan tragón en mi pequeño 286 a 16 MHz., pero la cosa no quedó en eso, no señor. Continuaré explicando como la versión de Alone in the Dark 2 en CD pasó a ser objeto de pirateo por mi parte y como me las apañé para crackearlo, con algo de ayuda, claro está.

La historia es que este juego suponía la friolera de nueve discos y tenía un sistema de protección bastante puñetero basado en unos naipes, cosa que su versión en CD, no tenía. A esta ventaja se le sumaría la banda sonora en audio digital, con la consiguiente mejora en la calidad de la música, claro está.

Cuando me dejaron este juego en CD-Rom, me di cuenta de que si lo comprimía con PKZIP se quedaba en nueve discos, como su hermano pequeño, y sin pedirme claves. Pero claro, perdía la OST en audio CD y el juego me pedía el CD original.

CAM00719

¿Solución? Nada tan sencillo como meter el CD que regaló PCMania con la OST completa, ya que además de tener toda la música, el juego grabado entendía que ese era el CD original.Y esta fue mi primera copia híbrida entre disquetes y CD-Rom.

¡Ese juego no me cabe en un disco!

CAM00721

Si tu caso era como el mío, que apenas tenías discos para grabar juegos de PC, a pesar de que su precio era claramente inferior conforme a los discos de Amstrad de 3”, quizás esta situación te suene.

Cuando comprimías un juego y el resultado final sobrepasaba por poco el espacio disponible en un disquete, ya fuera HD (1.44k) o DD (720k) te cagabas en todo, así de claro. Aunque lo principal era recurrir a compresores como ARJ, PKUNZIP, RAR o ese “complejísimo y súper compresor” llamado AIN, para que el resultado final fuera del menor tamaño posible y pudieras meter todo lo que fuera en un solo disquete.
Con esta táctica, realmente conseguías usar los discos al máximo, incluso pudiendo meter varios juegos en uno, como yo, que tengo los tres “Double Dragón” en un solo disco de HD.

CAM00720

Ahora bien, cuando el juego en cuestión, como podría ser un “Indy 3” (por poner un ejemplo) ocupaba 1.5 megas, no cabía en uno de esos discos que teníamos y era necesario comprimir por volúmenes para usar parte de otro preciado disco.

Una solución a esto era formatear con un programa “especial” llamado 2M, que permitía formatear el disco a 1.8 megas y poder meter ese juego que sobrepasaba por poco la capacidad de un disco formateado de la manera “legal”.

Si además erais como yo y reciclabais absolutamente todos los discos que teníais por casa, como los del ratón o los que regalaba cualquier revista, también recurrirías a una operación, que consistía en coger esos discos DD y o bien taladrar o bien pasar un soldador, por un extremo para convertirlo en HD.

¿Funcionaba? Hombre, al principio sí, pero estos discos petaban a la primera de cambio, no recuerdo como me enteré de este truco, pero alguno de esos discos los use para meter juegos por la poca cantidad de discos de los que disponía. ¿El colmo? Agujerear un disco DD para pasarlo a HD y además formatearlo con 2M. ¡Eso era el holocausto del disquete!

“Overclockeando” el micro

CAM00722

Con la llegada de los nuevos emuladores también llegaron los requisitos mínimos de micro, donde unos pocos megahercios podían hacer que jugaras al emulador de SNES con sonido o saltando pocos frames. Pero he aquí que nos saludó por primera vez el emulador de Nintendo 64 Ultrahle, el cual empezaba a pedir micros que rondaban los 400 o 500 MHz, así que la gente empezó a comprar micros para poder forzar la velocidad a un poco más de lo que marcaba ese procesador.

Como ejemplo os diré que yo me compre un K6-2 a 350 MHz, e intenté por supuesto hacer eso tan de moda que era “overclockear” el micro. Fijaros si estaba de moda que durante esa temporada tenías que tener cuidado donde te comprabas el ordenador, ya que muchas tiendas montaban equipos con micros overclockeados al precio de micro reales.

ultrahle_med

Volviendo a mi experiencia y centrándonos en mi micro, ese K6-2 , intenté hacer ese overclock, pero sin resultados aparentes, ya que por lo visto, la casa AMD hizo alguna treta para que no pudieras hacer algo “tan ilegal” con sus micros. Pero como siempre, me las arreglé para saber cómo “saltar” esa limitación, ya que me dijeron que uniendo unos puntos en el micro con un lapicero (por la ferrita de la mina o algo así) podrías hacer tan peligroso truco.

¡Así que dicho y hecho! Después de unir los punticos, ya tenía mi micro a 400 MHz, y ojo, que duró hasta el día que paso a mejor vida por un micro a 800 MHz, así que durar, duró.

La PlayStation 2 que no leía DVD

playstation-2

Esta historia sí que es buena. Un colega se compró una PS2 recién salida de fábrica y no dudó ni un segundo en ponerle uno de esos primeros chips piratas, el cual era raro de narices, ya que era una entre un chip soldado con un adaptador externo por USB, que creo que dejaba escuchar la radio en la consola (no es coña), pero con el inconveniente de que solo leía CDs, nada de DVDs grabados.

Harto este amigo de no poder jugar a copias de DVD, decidió venderme la consola a un precio irrisorio, 10.000 pts. (esto casi al principio de salir la máquina). Así que con la consola nueva bajo la mano, me puse a probar algún juego original, bastante pocos, porque creo que aún no estaba ni la serie Platinium.

El caso es que me pude hacer con pocos juegos baratos y casi todos de segunda mano, pero saber que tenía la consola chipeada y que no me dejaba jugar a juegos de DVD grabados no lo podía permitir.

Después de pasear la consola por algunos sitios donde hacían “operaciones delicadas” (poner chip vamos, para que os voy a andar con tonterías) y decirme que no podían hacer nada, que ese chip era lo más raro que habían visto, decidí buscarme la vida por la red.

¡Y fue casi un éxito señores! Por aquel entonces, mucha gente no contaba con grabadora de DVD y estos discos eran demasiado caros, así que empezaron a rippear los juegos en varios CDs o directamente a quitarles música y vídeos para poder meter el juego en un solo CD de 750 megas.

Empecé a aprender a manejar las herramientas adecuadas para extraer vídeos y músicas de los DVDs, para grabar mis propios juegos y lo mejor es que mucha gente se curraba “kits” para poder pasar aquellos novedosos juegos a varios CDs, como en el caso de “Las Dos Torres”, donde se dejó el juego en cinco CDs.

Era la única manera que yo tenía de poder jugar a alguno de esos juegos, hasta que bajaran de precio y poder adquirirlos en Platinium. Lo gracioso de eso era como tenía que tener los discos marcados, imaginaros “Las Dos Torres”.

caratula-anillos

Con rotulador indeleble, ponía: “Disco 1 , Comienzo/Minas Moria” (por ejemplo)

Así ya sabía que a raíz de ese fase, tenía que arrancar la consola con el segundo CD dentro, ya que no se podía cambiar el disco con la consola enchufada claro está.
Aun así, juegos como Devil May Cry 2, Obscure o Onimusha 3 , me entraron en un solo CD rippeando los vídeos.

Os dejo por ahora. Para otra entrega comentaré las peripecias con Doom y alguna cosa más que se quedara en el tintero, como emular la tabla de sonidos de una Gravis Ultrasound con una simple Sound Blaster.

¡Madre mía, que paciencia tenía!

Acerca de gatts

Presentador y co-creador de Fasebonus.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Las Confesiones de Tyrion Lannister #2

  1. Tremendo lo del CD de la PC Manía, dudo que lo hubiese ni probado xD

  2. Buaaaa qué bueno!! A mí con estas peleas con uno mismo para hacer funcionar un juego, me ha venido a la mente cuando tenía un pentium chusco con una gráfica marca X de 4Mb. Jugué al Mario 64 y me lo pasé en el emulador, pero había un montón de texturas que se veían BLANCAS y la tasa de frames tampoco era para tirar cohetes… Pero la ilusión que me hizo escuchar a Mario por los altavoces no se podía pagar :_____)

    Vosotros mismos lo decís. Historias de niños pobres!

  3. Joder, ¡anda que no teníamos nosotros disquetes taladrados! Y luego les ponías un fiso encima del agujero y vuelta a la normalidad…. ¡qué buenos tiempos! xDD

    Me encantan estas entradas, ¡si señor!

  4. Anda pues yo no sabia lo de los disquetes taladrados. De hecho, aún no lo he ecabado de pillar. Ahora echo de menos aquel ruidito de la disquetera, tenia su gracia. La verdad es que cambiamos el disquete por un sistema bastante propenso a errores como es el CD, y demasiado lento para lo que realmente se queria usar. Recuerdo el primer juego en CD que tuve que era aquella aventura gráfica con dinosaurios ¿como se llamaba? Algo de Eden.

    Como siempre Ignacio, alabo tu capacidad de recordar tantos detalles. Estoy seguro de que no soy el único al que despiertas sectores inutilizados de nuestro cerebro desde hace largo tiempo (en mi caso, este espacio supone el 97% del total)

  5. Sólo un pequeño matiz a tan excelso artículo. Es serie Platinum, no Platinium.

  6. @Dany, fíjate en la foto que tienes los discos Castles y Pirates (que por cierto son de mi colección de juegos Pirates! de Atari St)

    Fijate en la parte inferior, en Castles, tienes un orificio tanto en la derecha como en la izquierda del disco y en Pirates! solo tienes un orificio a la izquierda.

    Lo que se hacia era taladran o pasar un soldador encendido en el otro extremo, para dejarlo como el disco que ves de Castles, con el soldador encendido, traspasabas el disco de lado a lado.

    Lo malo de esto es que en mi caso, no me duraban nada y siempre eran los primeros en romperse.

    Gracias por los comentarios señores!

  7. jajajjja Dios mio, yo pensaba que había echo burradas, pero estas se llevan la palma. Ya espero la siguiente entrega de Las Confesiones de Tyrion Lannister, cada día se superan.

    Lo de Overclockeando de esa manera genial!

  8. xDDD….

    Vaya… qué tiempos… yo tb formateaba con 2m los discos de 720, 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *