Rampage: 128 días después

Rampage_-_1986_-_Activision111711

Ya sospechaba que algo gordo debía estar pasando en la ciudad, cuando antes del caos que hay montado entraba en escena el ejército.

Nada era normal. Los terremotos que no cesaban y esa especie de gruñidos que parecían surgir de cientos de kilómetros cada vez estaban más cerca. Entonces es cuando estalló el caos: gritos de gente y coches que intentaba huir en dirección contraria a esos infernales ruidos, los militares que trataban de abrirse paso y los constantes temblores que cada vez eran más fuertes y frecuentes. La radio y la televisión confirmaron que la catástrofe era mucho peor de lo que nadie podía imaginar.

Los últimos boletines informativos en la radio contaban con la ayuda de científicos que explicaban como a partir de la modificación genética se podían crear esos seres que estaban arrasando ciudades enteras. Pero lo que descubrí en televisión fue mucho peor, pues se podían ver imágenes de videoaficionados con sus móviles que transmitían en tiempo real  como esos monstruos destruían todo a su paso. Pero ya era demasiado tarde.

Salir a pedir auxilio a través de la ventana sería lo último que haría. Después me invadió la oscuridad y una luz a lo lejos…

¡¡¡Eh!!! Deja ya esos cómicos, que te estoy hablando. ¿Qué te parece el guión para un corto? ¿A que mola? Pues termínate el bocadillo ese de nocilla, no te atragantes, porque lo que había pensado mola mucho más. Lo guardaré y algún día haremos de esto un juego y tú dibujarás los monstruos tío. ¡¡¡Corre!!! Se ha terminado el recreo, hay que volver a clase.

755772-1041466844_00

Después de esta extraña introducción, comentaré un juego con el que he pasado muchísimas horas, ya que creo que fue el segundo juego que pude comprar para Master System en aquellos años. A pesar de ello todavía lo conservo como en el primer día, y es que con él he podido pasar muy buenos ratos jugando con mi hermano mano a mano, con algún cabreo que otro, pero eso lo explicaré más adelante. Y es que por las características del juego, eso no era motivo para dejar de pasárnoslo en grande destrozando todo y siendo malos. Hablemos de Rampage.

Este título fue publicado originalmente por Bally Midway como una máquina recreativa en el año 1986. Ya hemos hablado en otras ocasiones de diferentes joyas de esta compañía, y he de decir que este juego no lo he llegado a jugar nunca en recreativa. Una de las diferencias del arcade al que yo no jugué respecto a la versión de Master System, la que yo tenía y tengo, aparte de los gráficos claro, era que en recreativa se podían jugar hasta ¡con tres jugadores! Por aquella época creo que fue de las primeras máquinas con esta posibilidad.

Lo que más me gustaba de este juego es que, aparte de poder compartirlo con mi hermano como decía antes, manejabas a unos monstruos gigantescos que arrasaban ciudades. Y es que en Rampage no tenemos que controlar a un personaje para acabar con las bestias, sino que nosotros somos las bestias y nuestra misión es la de sobrevivir a lso ataques de las fuerzas militares. Existen tres personajes seleccionables: George, un gorila gigante, Lizzie, un dinosaurio enorme similar a Godzilla, y Ralph, un gigantesco hombre-lobo (los tres han sido creados a partir de humanos).

50300-rampage-sega-master-system-screenshot-select-characters

Para avanzar por los niveles, hay que destruir todos los edificios de las distintas ciudades que nos van presentando. El ejército intentará defenderlas y nos atacará con tanques, helicópteros, soldados… Podemos (y debemos) destruirlos a todos, además de a los habitantes y los vehículos de la ciudad. Las distintas fuerzas enemigas nos atacarán con todo su arsenal de armas, que hará que nuestra barra de vida disminuya. También recibiremos daños si nos caemos desde una gran altura, ya que los monstruos pueden saltar y escalar sobre los edificios.

SEGAMASTERSYSTEM--Rampage_May18 15_21_37

También podíamos encontrar dentro de los edificios objetos que facilitarán nuestra misión (comida y dinero) o que la dificultarán (bombas, tendidos eléctricos, etc.). A todo esto hay que añadirle unos gráficos muy logrados, con animaciones como cuando te electrocutas con los carteles o con los tendidos eléctricos, y lo mejor de todo era el poder comer a todo ciudadano o militar que se cruzase en tu camino. Rampage tiene lugar a lo largo de 128 días a través de ciudades norteamericanas. El juego comienza en Peoria (Illinois) y termina en Plano (Illinois). Tras terminar con todas las ciudades, volveremos a empezar, repitiéndose el ciclo cinco veces. Transcurridos los 768 días, el juego volverá al día uno.

images

Gran parte de la gracia de Rampage consiste en poder jugarlo en compañía. Y no solo por el bien común, sino también por el “fuego amigo”, con esas batallas desencadenadas tras el “hey, ¡me has pegado!” y posterior devolución de un puñetazo. Fuera fortuito o no, todo desembocaba en una ensalada de hostias. Eso me refería cuando nombraba al principio de la entrada lo de algún cabreo que otro, que se nos pasaba tras unos cuantos golpes entre las bestias y continuábamos comiendo hombrecillos que pedían socorro desde alguna ventana. Parece un punto en contra pero creo que esto lo hacía más divertido aún.

rampage-cover

Para finalizar, nombrar las conversiones que tuvo en juego, que fueron bastantes: Atari 2600, Atari 7800, Atari Lynx (que incluía un cuarto personaje, la rata Larry), Commodore 64, ZX Spectrum, NES y por supuesto Master Syste (siendo uno de los pocos juegos con portada decente). Se puede encontrar en una recopilación de Midway que sacaron para PlayStation 2y Xbox, existiendo también alguna conversión remozada como Rampage: Total Destruction para Gamecube y PlayStation 2, habiendo posteriormente una versión para Wii. ¡Así que no hay excusa para no poder jugarlo!   

Rampage_World_Tour

Acerca de Sr. Presley

Tengo todos los vicios, videjuegos,apasionado del cine juegos de rol, de mesa, manga, anime y no sigo por que no terminaría nunca.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Rampage: 128 días después

  1. Pues mira que a mi este juego simpre me ha aburrido como a una ostra… No se, es… No me llama.

  2. Pues mira que a mi de pequeño me apasionaba este juego y precisamente a este de Master System le eché muchísimas horas en esos largos veranos cuasi-infinitos de la infancia. Pero también estoy de acuerdo con Deka, pues reconozco que realmente era bastante aburrido y tedioso. La mecánica de subir a los edificios, cosa que los bichos hacian penosamente, es un ejemplo de ello. Y otro es la dificultad real de esquivar realmente el fuego enemigo, habida cuenta de nuestros torpes movimientos. Pero no se… el ser malo, los monstruos, los numerosos detallitos y sorpresas en los escenarios… tenia “un algo” que lo hacia atractivo y siempre acababa volviendo a jugar y a dibujar sus escenas en los pupitres una y otra vez.

    Buen artículo Alfonso, y buen apunte el de que es de los pocos con portada bonita xD

  3. Pues yo voy a salir en defensa de este juego, la primera vez que lo vi fue en casa de mi primo, le habían regalado la Master System para su comunión y yo tuve que esperar 7 meses “de los de antes” soñando con tener la consola para reyes, tuve tentaciones llamadas Atari 2600 o NASA, pero finalmente una flamante MASTER SYSTEM PLUS fue mi regalo de reyes, y por supuesto con Rampage.

    Cada vez que venía algun familiar o amigo a casa Rampage era la elección, el modo 2 jugadores era super divertido y a veces como comenta Sr. Presley la finalidad del juego se convertía en una ensalada de tortas entre los montruos dejando de lado la trama principal.

    Como curiosidad el manual del juego tenía un apartado llamado sugerencias para tramposos donde te animaban a repartir leña a tu colega
    [URL=http://s1338.photobucket.com/user/jauma80/media/rampage_zpsb0c9f780.jpg.html][IMG]http://i1338.photobucket.com/albums/o695/jauma80/rampage_zpsb0c9f780.jpg[/IMG][/URL]

    Quizá el juego fuera repetitivo, pero para mi es muy especial, gran artículo Sr Presley, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *