Mis recuerdos del Amstrad

Como ya sabéis, en cuanto a los 8 bits, además del Spectrum siempre he tenido al Amstrad en ese lugar especial reservado para los buenos recuerdos y el reconocimiento de la máquina.

Intro 2

En mi caso, el Amstrad llegó a mi vida como regalo de parte de unos primos al comprarse un ordenador más potente. Y es que un día, a las tantas de la noche, se plantaron en mi casa con un CPC 464, con su monitor verde y una auténtica morterada de juegazos debajo del brazo. Muchísimos de ellos, además, originales.

Aún así, previamente, siempre había visto al Amstrad como lo que realmente es: un monstruo de los 8 bits. Los colegas de mi colegio y algunos amigos del lugar en el que pasé gran parte de mi infancia poseían un CPC 6128 y pude jugar a esta máquina casi tanto como si fuera mía, disfrutando de muchísimos juegos.

Discology 3

Aquí os dejo algunos de mis mejores recuerdos con el Amstrad, una lista tan difícil de realizar como la que hice hace nada para el Spectrum. Y espero que al terminar de leer estas líneas, no sólo os de por recordar, sino que también os entren ganas de poner el emulador o enchufar vuestra máquina física y le dediquéis un buen rato a disfrutar de cualquiera de sus clásicos.

Empecemos pues.

1) Pack Regalo Amstrad: No se podía empezar mejor

Pack Regalo Amstrad 1

Uno de los primeros recuerdos que tengo de esta máquina es el inolvidable pack que regalaban con la compra de uno de estos ordenadores.

Con una presentación muy currada, tenías una caja enorme (que de alta no me cabe en la estantería) y en su interior te regalaban ocho juegos que a más de uno le darían horas de diversión.

Pack Regalo Amstrad 3

Teníamos de todo un poco, desde aquella aventura conversacional clásica “Don Quijote”, donde más de uno no sabría ni la línea que iniciaba el juego, “leer libro”, hasta un arcade tan potente como “Army Moves”, pasando por la video aventura en “Dustin”. Se completaría el pack con Abu Simbel, Camelot Warriors, Phantomas, Nonamed y el genial Game Over.

Pack Regalo Amstrad 2

Siempre he pensado que fue una jugada maestra por parte de Dinamic meter directamente ocho juegos con la compra de este ordenador, ya que de golpe, todos los usuarios de Amstrad conocerían esta compañía y se podrían interesar por sus productos.

2) Norte y Sur: ¡Pero cómo se parece esto a un cómic!

Norte y Sur 2

Así es señores, la primera vez que vi este juego fue funcionando en un Amstrad 6128 y no tenía ni idea de donde había salido.

Sí que es cierto que rápidamente vinieron a mi cabeza cómics como Lucky Luke, y es que este juego está basado en un cómic franco-belga que en su día se publicó en la revista Spirou y con el tiempo dejó ese estilo de personajes pequeños y narigones, para convertirlos en algo más “humano” y poder retratar con algo más de seriedad la guerra de secesión estadounidense.

Norte y Sur 1

¿Sobre el juego? Que primero se editó para 16 bits y que una compañía española, New Frontier, lo trasladó con mucho acierto a las máquinas de 8 bits (menos la versión de C64, que de esa se encargaría Probe).

La versión de Amstrad es colorista y rápida y ofrece una mezcla entre estrategia y arcade muy divertida, donde tendremos que ir conquistando el territorio de los Estados Unidos, con especial interés en las estaciones de trenes y el puerto, ya que esto nos dará dinero para poder tener más tropas.

Norte y Sur 3

En lo referente al arcade, teníamos unos combates muy divertidos entre soldados, artillería y caballería, donde tendríamos a nuestro rival en el lado opuesto del mapa y teniendo que acabar con todos ellos, aunque algunas veces el enemigo se podía retirar.
También podíamos tomar a la carrera los fuertes enemigos o el tren, donde una carrera contra reloj nos obligaba a que intentaramos llegar a la “meta” lo antes posible.

Jugar contra el ordenador estaba muy bien, ya que algunos niveles de dificultad eran bastante duros, pero donde el juego sacaba todo su potencial era en el juego a dobles, donde los piques con los amigos eran más de evidentes.

3) Sim City: Ser alcalde nunca fue tan divertido

Sim City 2

Con la llegada de este Amstrad a mi casa, una cinta grabada con este juegazo hizo su aparición, si bien el titulo ya lo conocía en PC, esta versión me resultó muy buena.

El control con el teclado se solucionó de una manera genial y todo se hacía con rapidez. Además gráficamente, a pesar de ser “simple”, era muy efectivo y en todo momento representaba lo que quería representar, aunque fuera un pixel blanco en la carretera para representar el “trafico” tú sabias perfectamente lo que era.

Sim City 1

Sería muy interesante reflexionar sobre el diseño de este juego, ya que lo que a priori puede parecer una sosez, como ser los alcaldes de una ciudad y gestionar cosas como el paro, los impuestos o el tráfico, terminó siendo un juego viciante, donde teníamos que tener mil ojos para todo: delincuencia, electricidad, contaminación…

Sim City 3

En mi caso los vicios fueron durante muchas noches, haciendo una ciudad bastante grande y que me permitió ser un poco “dios” y mandarles algunas “catástrofes” para darle
dificultad al título.

4) Laser Squad: Este juego es un coñazo

Laser Squad 2

Esa señores, fue mi primera impresión sobre este título, ya que yo lo vi por primera vez en casa de un buen amigo, donde nos viciábamos cosa mala a títulos como Target Renegade o Golden Axe… juegos rápidos, ya que estos vicios nos los echábamos por la tarde, al salir del colegio y el poco tiempo que teníamos lo dedicábamos a este tipo de arcades.

Laser Squad 1

Mi colega me insistió en jugar a este Laser Squad, que se había comprado original y que le gustaba un montón. En un principio yo me perdía en esa marea de puntos de acción, opciones e inventario, pero después de una clases por parte de este amigo, descubrí un juego que parece mentira que se pudiera meter en una máquina como nuestros Amstrad o Spectrum.

Laser Squad 3

Un juego complejo, donde cada soldado, cada cargador y cada paso cuenta en un conjunto. Un título donde girar una esquina sin estar preparado podía dar al traste con media parte de tu “ejército”.

Sobre este juego ya escribí un artículo en su día, pero recalcaré el hecho de que una vez que lo pude disfrutar en mi casa, fue uno de los títulos que más horas me robó y más me absorbió, e insisto en que en cuanto a opciones es más complejo que muchos juegos por turnos actuales.

5) Prince of Persia: 60 minutos de sufrimiento

Prince 3

60 minutos de sufrimiento, porque 60 minutos era el tiempo que teníamos para resolver esta genial aventura que nos trajo Jordan Mechner.

Esta aventura rotoscopica fue portada a Amtrad en 1990 con un resulta tremendo, siendo una versión muy parecida a la de PC EGA, pero con menos resolución.

Prince 1

El modo 0 de Amtrad, se aprovechaba al máximo para darnos unos gráficos coloristas y con unas dimensiones bastante aceptables, donde el movimiento de nuestro príncipe no se veía mermado por las capacidades de la máquina.

Prince 2

Lo tenía todo, desde la introducción, donde nos contaban los planes del terrible Jaffar, las trampas, los niveles intrincados, las luchas a espada, las vasijas con vida… todo. Un juego que terminé en esta plataforma sobre un lejano 1992 y que sin duda era el ejemplo claro de que nuestro Amstrad podía dar de si algunos títulos muy parejos a sus hermanos mayores de 16 bits.

6) Target Renegade: Con amigos así, ¿quien necesita enemigos?

Target Rengade 2

El juego al que más horas le dediqué a dobles, junto a Golden Axe, fue sin duda Target Renegade. Era realmente una delicia en todos los sentidos: permitía un montón de golpes, coger armas, darte de palos con tu compañero…

Target Rengade 1

Este es uno de esos juegos que todo el mundo recuerda haberle metido “caña” en su día y con Tortugas Ninja 2, Renegade o Golden Axe uno de los mejores “yo contra el barrio” que vimos en nuestros Amstrad.

El nivel técnico también era más que correcto, gráficos buenos y variados, movimiento fluido y para el que pone estas líneas una música genial. Algún día tendríais que escuchar los remixes que se cascó el murciano de estos temas, tremendos.

Target Rengade 3

Como decía antes, un juego con un montón de golpes y con una curva de dificultad cojonuda, porque en los primeros compases podíamos ir aprendiendo toda la gama de golpes que luego tendríamos que usar, ya que necesitábamos un cambio de estrategia en los niveles posteriores al no ser efectivo ese “salto-patada” y buscar tácticas diferentes.

Y mención especial al ladrillo, diferente a las demás armas del juego y cuya trayectoria podía terminar en más de una ocasión en la cabeza de nuestro compañero. Sin duda uno de los mejores recuerdos es partirme la cara contra los enemigos que salían (incluyendo como enemigo a tu compañero de juego).

7) Castle Master: Aventuras en la gran ciudad

Castle Master 3

En su momento ya os comenté que Total Eclipse fue en su día, todo un descubriendo para mí en Spectrum, pero no menos lo fue este “Castle Master” para Amstrad. Ahora mismo, si ponéis un vídeo, igual os echa para atrás la lentitud de movimientos, pero en su día, aun siendo conscientes de que el juego tenía una lentitud evidente, nos daba igual.

Castle Master 1

¿Por qué? Porque aún no habíamos visto juegos de esas características en nuestros equipos que se movieran con soltura, así que era algo que aceptabas de buena gana a favor de la inmersión que ofrecían estos títulos, cuando aún soñábamos con la realidad virtual y verlo todo “como en la vida real”.

Sobre el juego, decir que vino en una cinta TDK de 60, con un montón más de títulos, pero que gracias a Micromanía y sus mapas, un colega y yo intentamos terminarnos el juego muchas veces, aunque sin conseguirlo.

Castle Master 2

Aun así, siempre recordaré la sensación de visitar el castillo, con sus establos y todo y aun sin saber muy bien que teníamos que hacer, dedicarnos a disfrutar como los niños que éramos en un universo lleno de magia.

8) Shinobi, Shadow Dancer, Golden Axe…: Conversiones de eecreativas que daban la talla

Shiobi 2

Este puesto no lo quiero dedicar a un juego, sino a varios, ya que como dije en el artículo de Shinobi, algunas conversiones de recreativas eran de una calidad realmente excelente para nuestro Amstrad.

¿Ejemplos? Los que he puesto arriba y seguro que muchos más, como Chase HQ, Ikari Warriors, Operation Wolf… Si os ponéis a pensar, seguro que la lista está más a favor de buenas conversiones que malas, siempre teniendo en cuenta el hard original y el que teníamos en casa.

Shiobi 3

Porque tenemos que pensar en el increíble trabajo que realizaban algunas compañías para portar un juego de recreativa, las cuales solían usar el corazón de nuestro Amstrad (el Z80) solamente para el sonido.

El resultado en algunos casos era realmente bueno, sobre todo si se cuidaba también el nivel de jugabilidad y se intentaba respetar el planteamiento de la máquina original todo lo posible, porque cuando se conjuntaba un apartado técnico bueno con el máximo respeto por la jugabilidad original salían juegos como Chase Hq y los citados anteriormente.

Shiobi 1

Creo que el hecho de decir que todas las conversiones de recreativa como las adaptaciones de cine eran malas, queda lejos de la realidad, pero que se repite por seguir la corriente, como cuando se dice que los juegos en cinta tardaban 30 minutos en cargar.

En fin, los que hayáis tenido un Amstrad o un Spectrum, sabréis que algunas frases se asientan en la cultura popular siendo que son totalmente falsas.

9) Shadow of The Beast, Myth, Pirates!: En disco mejor

Shadow of the Beast 1

Porque una cosa es cierta, aunque algunos de los títulos salían tanto en cinta como en disco, en algunos juegos la multicarga sí que era insufrible, sobre todo si nos obliga a viajar entre niveles no lineales y empezamos a leer mensajes como “rebobina la cinta 1 por la cara A”. Eso era un pequeño infierno que se arreglaba totalmente en las versiones de disco.

A pesar del precio tan elevado de los disquetes de 3” (10 discos eran 5.000 pelas de la época) si tenías cabeza podías tener los más exigentes en discos y dejar las cintas para el resto que no tenían ese problema de algunas multicargas.

Shadow of the Beast 2

Además en Amstrad, hemos tenido juegos que solo vieron la luz en disco como Bat o Pirates!, sin contar los juegos que se han desarrollado hace relativamente poco como la conversión de Elvira.

Shadow of the Beast 3

Sin duda todo un acierto incluir una disquetera, ya que la velocidad de acceso que daba, convertía a nuestro Amstrad en una máquina aún más potente, que nos daba juegos como el comentado Pirates! o Defender of the Crown, juegos que aprovechaban al máximo el acceso a nuestras disqueteras de 3”.

10) Discology: ¡Esto sí que es un copión!

Discology 3

Nuestro Amstrad contó con un montón de utilidades, desde las más típicas, como hojas de cólculo a digitalizadores de sonido, pero donde un programa era una herramienta indispensable para los usuarios de discos era este Discology.

Esta utilidad te permitía desde analizar los discos a hacer copias de una manera rápida y sencilla. Además permitía pasar de cinta a discos o a la inversa. Aunque yo nunca probé la utilidad de “disco a cinta” sí que lo hice al contrario, “de cinta a disco”, y pude realizar una copia de “Target Renegade” de un cassette grabado a un disco.

Discology 1

Esta utilidad en mi opinión, es todo un ejemplo de lo versátil que podía ser un equipo como el CPC 6128 en según qué tareas.

De hecho, aun hoy lo sigo usando para realizar packs de juegos, ya que hasta permite seleccionar que archivos queremos copiar, pudiendo realizar nuestras propias compilaciones con varios titulos.

Discology 2

Aquí dejo esta lista de recuerdos, que al igual que con la de Spectrum, me ha costado muchísimo realizar, porque fuera de este top, se queda todo lo demás. Desde apuntes negativos, como un “Double Dragon 3” original que se colgaba en una determinada fase, pasando por la revista “Amstrad Semanal” y terminando, al igual que con nuestro querido Spectrum, en juegazos que han pasado por nuestros equipos y de los cuales guardamos un recuerdo más que bueno.

Ya sabéis que podéis dejar vuestro top recuerdos, no dudéis incluso si os apetece, en mandarnos un pequeño artículo con vuestros 10 momentos delante de un maquinón, como es Amstrad y que de una manera u otra os marcaron.

Acerca de gatts

Presentador y co-creador de Fasebonus.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Ordenadores y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Mis recuerdos del Amstrad

  1. Muy buen articulo. En su epoca, solo conocia a un amigo mio que lo tenia y me gustaba jugar al Tuareg, aunque no teniamos ni idea de lo que teniamos que hacer 😀

    No fue hasta hace unos seis o siete años que recupere un amstrad 6128 con monitor de color, que le regalaron a mi padre, al cual le hice la modificacion de disquetera para poder usar los discos de 3,5″ y fue entonces cuando empece a conocer los juegos de esta maquina. Camelot Warriors, Army Moves, etc
    Me compre 50 discos de 3,5″ mas los que me regalaron unos colegas, y me dispuse a hacer una megacoleccion, grabando dos juegos por cada disco…
    La verdad es que es un gustazo jugar a un amstrad de disco por el tiempo de carga, que es minimo con respecto a una cinta. Descubri una gran maquina, a pesar de no haber jugado ni a un 15 por ciento de su catalogo.

  2. Aún no he leído el artículo, pero no podría pasar sin escribir unas líneas sobre está máquina o maquinón… Lo primero a ella le debo mi vida laboral junto a mi hobby, mis primeros recuerdos, ver a mi madre como la traía de una tienda de enfrente de casa, el monitor y la máquina,recuerdo el nerviosismo que desprendiamos mi hermano y yo sin el menor repudio a esconderlo, nerviosos como nunca, saltando gritando, vamos nos habíamos convertido en chimpances en cuestión de segundos… Aquel mismo día, cursioamente falté a la escuela, de manera extraña me puse enfermo en cuestion de menos de 1 hora , que era la de comer…

    Mi primera carga de juego no sé si fué, oH mummy o el Sultán… me cago en mi calavera, casi me muero de pena de ver aquellos juegos, joder que malos eran, casi lloro, de pensar que mi mejor Amigo tenía un Spectrum, y como era posible que aquel aparato con gomas por teclas tuviera mejores graficos que aquel ataud gris, si era más grande tenía 64 Kb tenía que ser mejor, me autoengañe pensando que sería el fosforo verde del monitor que no ayudaba demasiado… De vuelta del colegio u otro día mi hermnao me comento, no te preocupes en las tiendas existen juegos… Joder para que me dijo aquello, el modo tabarra a los padres volvía a mi… Al final pues conseguí un buen trato, que no se porque , pero más o menos cada més me compraban un juego, incluso recuerdo alguno que dos, no es que fueramos ricos, pero aunque a mi me dolían esas 875 ptas, luego se me olvidaba rápidamente, supongo que no les costaría mucho desprenderse de ese dinerillo aunque para mi parecia que era muchisimo, mensualmente…

    Recuerdo el primer año, juegos y juegos , muchas horas de diversión podría decir que todo el tiempo que estaba en casa, lo pasaba delante de la máquina jugando, y cuando no conseguía pasar de tal pantalla, la imaginación ardía pensando que habría allí, detrás de aquellos nuevos 16 Kb de VideoRam, despues de un tiempo , pensé, joder porque no haces tu mismo juegos, dicho, y hecho?¿, bueno resulto que sí, aunque no entendia demasiado de Basic, vi que hacía cosas, recuerdo el Comando Symbol After, la única manera de crear gráficos que yo conocía, pero monocromo, recuerdo estar más de 3 meses cada día volviendo de la escuela dádole al Symbol After hasta que desistí, menos mal sino sigo ahí enganchaó a día de hoy XD , recuerdo también otro juego que intenté hacer, un simulador de vuelo, y recuerdo como intentar hacer que las figuras que venían del fonde se fueran haciend o grandes, nunca lo conseguí, no estudie vectores ni muchas más cosas, y cuando preguntabas al profe que era el COS y el SIN, su mejor respuesta fué dos funciones matemáticas,… joder había conocido al mismo hijo de Jhon Nash, ojalá hayas dejado la docencia no estabas a la altura pedazo de matao….

    Podría seguir albándo la máquina horas y horas, pero gracias a Dios hoy tengo aqui 5 Amstrad, y ojalá consiguiera un 664, que me parece más dificil que si te toca la loteria, pero cuando puedo y con mis conocimientos de la FP, pues le haces un poco el chorras conectando un Arduino, enviando datos Wifi, jugar alguna partidilla o programar algo en ASM que a día de hoy si es accesible y se conoce, no como en la Época que no se sabía ni que existiera….

    Solo tengo 2 palabras para la máquina y aún más para mis padres.
    MUCHAS GRACIAS!!!!

  3. Yo aunque soy de msx, trastee también bastante con los amstrad por un primo que tenía el 6128. De hecho fue el primer ordenador que toqué. Recuerdo mucho jugar a Saboteur, Boxing, Bruce Lee, Bomb Jack, Ghost & Goblins (que en ese momento no sabía que existiera en recreativa), Sorcery, etc…

  4. tienes k poner el anuncio k tenia para navidad con la cancion tan pegadiza k decia… “felicidaaaades tu tienes Ammmmmmstrad”

  5. Fernando Cabrera (nandius_c)

    Mi ordenador de 8 bits fue el Spectrum pero el CPC es el segundo al que más cariño tengo, ya que lo tenía un buen amigo mío. En concreto, tenía un CPC 6128 y siempre me pareció superior a mi querido Spectrum +2 (probablemente porque lo era, jeje). Lo de los disquetes me parecía una pasada, acostumbrado como estaba a la incomodidad de las cintas. También me llamaba especialmente la atención el colorido, por razones obvias ;). Recuerdo haber pasado muy buenos ratos en casa de este amigo con juegos como el Ikari Warriors, Michel, etc. Para mí, son recuerdos tan entrañables a día de hoy como los que conservo de mi Spectrum :).

  6. Qué buenos recuerdos me vienen a mí también con este artículo.
    Yo disfruté el Amstrad de pequeño a través de uno de mis primos, que tenía un 464.
    El Target Renegade tras vérselo a mi primo corrí a comprármelo para mi Spectrum al poco tiempo. Grandes versiones ambas.
    Y un apunte: el cómic en el que está basado “Norte y Sur” se publicó en la época (al menos una parte) en España en la revista “Guai!” y se le llamó “Los Casacas Azules”.

  7. ¡Menudo articulazo amigo!

    El 464 fué mi ordenadorcete de la infancia y me chifla leer cosas sobre el una y otra vez. En este caso hablas de bastantes juegos que no llegué a conocer como el Prince of Persia (creo que solo estaba en disco y fué bastante tardío) o el Norte y Sur. Parece mentira como lucian esos gráficos en 16 colores, eran riquísimos, sobretodo si estaban hechos con gracia.

    Algunos de mis fravoritisimos fueron Bruce Lee, Thanatos, The Trap Door, Sorcery, Super Sprint, The Eidolon, Camelot Warriors, Kane o el increible Starstrike 2 que me parecia algo de otro planeta.

    Creo que muchos seguimos esperando con ilusión ese especial Amstrad… ¡tiene que caer SI o SI! xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *