Super Mario Land: Un Mario atípico

super-mario-land

Yo, Tatanga, tomo como esposa a… Hmmm… ¿Cómo se llamaba? Ah, sí, Daisy… para amarla y honrarla, en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y la riqueza, y serle fiel hasta que la muerte…

¿Pero qué demonios es todo ese follón? ¿Quién es el bigotudo ese que está terminando con todos mis esbirros? ¡Que alguien acabe con él de una maldita vez! ¡No me he cruzado medio universo, he hechizado a todos los seres de una maldita isla y a este bombón con el plan de casarme con ella para que un pequeño, rechoncho y bigotudo estúpido se cargue todos mis planes!

Si nadie es capaz de hacerlo ya lo haré yo. ¡Estoy rodeado de completos idiotas e incompetentes! ¡Traerme mi UFO 2.000. AHORAAAAAA!  Y tú, muñeca, espérame aquí mientras me encargo de ese idiota.

3

Pues con esta pequeña introducción hoy me gustaría hablar de un juego que me encantó y que sigue volviéndome loco. Una lástima que lo prestase a no sé quien y nunca regresara, cosa no tan rara como el hecho de que todavía no hubiese comentado ningún juego de Game Boy.

Y digo que es raro porque se trata de una consola que cuenta con muchos y muy grandes títulos. El que os quiero comentar hoy es un poco bizarro, a pesar de tener un gran nombre detrás, como es el de Mario. Me refiero a Super Mario Land.

Super Mario Land es un videojuego que se inspiraría en el clásico Super Mario Bros. de N.E.S., así que se trata de un plataformas bidimensional. Nos llegaría de la mano de Nintendo el 21 de abril de 1989 en Japón, el 1 de agosto del mismo año en América y el 28 de septiembre de 1990 en Europa. Como curiosidad, comentar que fue el primer título protagonizado por el famoso fontanero en el que no estaba implicado Shigeru Miyamoto, padre de la criatura. En su lugar, fue diseñado por Gunpei Yokoi y dirigido por Satoru Okada.

También se trata de un juego de Mario atípico, ya que a diferencia de las otras entregas de esta saga, no aparece la princesa Peach, ni Bowser será nuestro enemigo. De hecho ni siquiera nos encontrábamos en el Reino Champiñón. Además, de la primera a la segunda entrega se dio un increíble cambio jugable, por lo que esta primera parte podría considerarse una especie de experimento. Y menudo experimento, porque difícilmente podría haber salido mejor.

thisweek166-8bigb

La historia nos sumerge en Sarasaland (hoy seguramente se le hubieran tirado al cuello no sé cuantas organizaciones e instituciones), donde un extraterrestre llamado Tatanga ha llegado y ha hipnotizado a todos los habitantes de la zona, incluyendo a la princesa Daisy (este es el juego en el que aparece por primera vez), con el objetivo de casarse con ella. Será la misión de Mario ir recorriendo todos los lugares del reino para acabar con todos los secuaces de Tatanga y finalmente con él, para poder rescatar así a la princesa (¿de qué me sonará a mí esta historia?).

El juego se compone de unas doce fases, divididas en cuatro mundos: Birabuto, Muda, Easton y Chai. Cada uno cuenta con sus final boss correspondientes, con dos maneras o formas distintas de derrotarlos, bien saltando sobre ellos o disparándoles. Es decir, mediante contacto físico o bien presionando un interruptor que solía estar detrás de ellos.

Claro está, en los escenarios encontraremos cajas de monedas y power-ups que nos ayudarán a mejorar nuestra situación hacia las feroces criaturas que nos aguardan. Éstos power-ups serán dos: la seta, que nos hará crecer el doble de nuestro tamaño original, y las flores, que otorgarán a Mario la habilidad de disparar bolas de fuego. Por supuesto las flores sólo aparecerán si nuestro héroe se encuentra en su estado agrandado, de lo contrario volverá a salir un champiñón. El tercer ítem que alteraría nuestro estado, en este caso de manera temporal, será la estrella. Nos dará inmunidad durante unos segundos permitiéndonos acabar con los enemigos simplemente rozándolos. Una sonora melodía nos indicará cuándo nos encontramos en este estado de invulnerabilidad y cuándo finaliza el mismo.

Además, encontraremos secretos como cajas ocultas, teletransportadores o los siempre necesitados tubos de monedas. Recogiendo éstas, como en todos los juegos de Mario, podremos obtener una vida extra al alcanzar el centenar.

Y aparte de plataformas móviles se introdujeron otras que se rompían tras permanecer un rato encima. Además encontrábamos varias formas de superar los niveles. Por ejemplo, caminos alternativos si éramos pequeñitos. Para superar las fases podíamos acceder a dos puertas distintas, la superior, con un bonus añadido, o la inferior, donde simplemente pasábamos a la siguiente sin más.

marioland1

Quizás otra de las curiosidades de este título eran dos fases en las que Mario se embute su traje de piloto y dirige un submarino y un avión. En el primer caso, como es lógico, navegaremos bajo las aguas marinas y tendremos que hacer frente a montones de peces y pulpos. La desembocadura de la fase supondrá vencer al segundo jefe final, un caballito de mar bastante cabreado. Controlaríamos también un avión en una fase tipo shoo’tem up. Ahí el monstruo será el propio Tatanga, precedido de una nube que lanzaba pajarillos.

Otra de las peculiaridades de Super Mario Land es que resulta imposible guardar entre niveles puesto que todos se suceden continuamente. De este modo, si apagábamos la consola, no podíamos retomar la partida en el último punto. Del mismo modo, si perdíamos todas las vidas… tocaba volver a empezar.

Y también quiero hacer una mención especial a las músicas. Casi todas, por no decir todas ellas, resultaban muy buenas y pegadizas. Pegadizas hasta el punto que yo que no soy mucho de recordar músicas de videojuegos,  estas son de las pocas que por suerte no he olvidado.

spot_marioland2

Acerca de Sr. Presley

Tengo todos los vicios, videjuegos,apasionado del cine juegos de rol, de mesa, manga, anime y no sigo por que no terminaría nunca.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Super Mario Land: Un Mario atípico

  1. Uno de los mejores Marios jamás creados!

    Hace poco le eché una partidita y le tengo tan cogido el truco que no tardé demasiado en terminarlo. Un auténtico vicio jugable

  2. Mi mariio favorito, con eso lo digo todo

  3. Muy buen artículo SrPresley. Nosotros lo tuvimos en un mítico 50 en 1 , y realmente lo jugamos muchas muchas horas. No sabía el dato de Sarasaland.. manda huevos el nombre jajajajaja

  4. De mis primeras adquisiciones de mi querida gameboy, hermoso ladrillo que me dio horas y horas de entretenimiento. Es de lo mejor del catálogo de GB, rejugable, divertido, llamativo, diferente…tiene de todo y aunque lo acabes al poco tiempo vuelves a ponerlo para rejugarlo y descubrir sus secretillos. Es un vicio de juego!

  5. Cuando cada super mario era distinto y único, y no como ahora que son fotocopias y juegos que parecen realizados con un creado de niveles. Genial articulo compañero

  6. Lo mejor la música.

  7. ¡Buen artículo sr Presley!

    En su momento no tuve este juego a mi alcance, pero ahora tengo un cartuchito por aquí rondando y ya le he pegado un par de intentonas en los últimos meses. La verdad es que pese al tamaño de los sprites, me parece un juego muy fresquito.

  8. Que recueros, lo que habré jugado en la gameboy y en el emulador, suerte que mi tío tenia un videoclub que alquilaban la gameboy y juegos, este cayo mas de una vez, no pude jugarlo en su momento tanto como me habría gustado pero lo que lo jugué disfrute un montón.

  9. JEJEJEJ, este fue mi primer juego de la GB.
    Me voy a echar un vicio ahora mismo.

    Saludos.

  10. Grandisimos recuerdos con este juego,muy rejugable,y que bien me lo pasé aquel fin de semana que lo alquilé,su único pero,la duración.De los Marios que han llegado aqui,es la portada que más me ha gustado,y destacar como muy bien a dicho Sr. Presley,una bso de las que se te graban a fuego en la memoria.

  11. Un auténtico videojuego.

    No hace falta decir nada mas.

  12. Gracias a todos por los comentarios, de verdad me alegra mucho que gustase tanto este juego y el articulo.

  13. Y tan atípico! Le quitas a Mario pones a otro muñeco, cambias cuatro detalles y nadie se hubiese dando cuenta.

    Si es tan raro es porque lo que comentas, fue Gunpei Yokoi quien lo diseño. Un articulo muy bueno para un Mario que siempre ha estado un poco relegado, quizás por ser tan raro.

    Pues para mi, es uno de los Mario mas divertidos y amenos. Supongo que sera por esa variedad de ahora normal, ahora vehículo.

  14. Me lo regalaron junto con la Game Boy original, y juegue tanto que prácticamente me lo sabia de memoria ^^
    Un juego redondo y perfecto para una portátil en sus inicios como era la GB.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *