Trog!: Arcade y plastilina

Hoy quiero hablaros de una joyita que mi hermano y yo descubrimos veraneando en Cádiz.

trog00a

En el año 1990 Midway sorprendía a la industria del videojuego lanzando Trog!, un título desarrollado utilizando la tecnología claymation stop-motion. Esta tecnología tiene que ser reconocible por muchos de vosotros ya que por entonces ya se había utilizado en series de televisión para niños y alguna película. Consistía en moldear con plastilina los personajes (y en algunos casos también los decorados) y, mediante fotografías, ir animando frame a frame para que cobraran vida. ¿Os acordáis de Pingu? Bajo mi punto de vista, el Pocoyó de los 80 y una obra maestra del entretenimiento infantil.

trog00b_pingu

Pues bien, me atrevería a decir que Midway explotó dicha tecnología por primera vez en un videojuego. El resultado no es solo una preciosidad artística, sino que a nivel jugable también estamos ante un título muy divertido y disfrutable.

El prototipo original se llamaba BattleTrog y en un principio se pensó como un puzle en el que el jugador iría colocando huesos como paredes y otros objetos para guiar al dinosaurio a la salida como si de un Lemmings se tratara. El prototipo se llevó a cuatro locales mal contados a modo de testeo, pero no llegó a cuajar. Por lo visto los jugadores no acababan de concebir un tipo de juego así en una recreativa. De hecho en una de las cabinets que Midway recibió a la vuelta, encontraron una R pintada al lado el botón BONE (hueso), formando la palabra BONER (erección).
El juego estuvo a punto de desecharse y cancelarse por completo, pero se pudo salvar gracias al sacrificio del propio padre de la criatura Jack E. Haeger quien quiso por todos los medios darle salida a los gráficos con plastilina, que había sido lo más costoso del proyecto. Alguien les sugirió convertirlo en una especie de Pac-Man, y este fue el Trog! que finalmente vió la luz comercialmente. Aunque el proceso de transición a este nuevo estilo no fue fácil, ya que se había agotado el presupuesto, y tuvieron que trabajar a contrarreloj y sin cobrar nada durante el último mes. El mayor problema fue el tener que rehacer algunos gráficos y animaciones, cosa que por lo visto no fue tan fácil como suena pues, aprisa y corriendo, tuvieron que alquilar las herramientas de animación de nuevo y reconstruir parte de las figuras que ya habían sido mutiladas.

trog02 trog01

Una historia cuanto menos curiosa, pero vayamos por fin a por el juego final, el que pudimos disfrutar nosotros.

En Trog! nos meteremos en la piel de uno de los cuatro dinosaurios de la cabinet que queramos con un objetivo bien claro: recoger todos los huevos de nuestro color para poder abrir la puerta a la siguiente fase. Si solo hay un jugador en pantalla todos los huevos serán del mismo color, si hay varios jugadores se repartirán equitativamente, pero eso no volverá el juego más fácil ni mucho menos.

Básicamente el control y el estilo de juego es lo mismo que Pac-Man, aunque con diversas y notables diferencias jugables. Con el botón podemos golpear a los enemigos, que son unos trogloditas cíclopes buscando comida a muerte y que irán inventando el fuego y la rueda entre otros para dificultar nuestra huída. Al principio la IA de los enemigos es floja, y podremos torearlos a nuestro antojo. Pero en pocas fases habrán ganado inteligencia, e intentarán acorralarnos y preveer nuestros ataques.
Disponemos de otras armas como power-ups que irán apareciendo aleatoriamente: una hierba para aumentar la velocidad, un escudo protector, un pimiento para disparar fuego, un cubito de hielo para congelar temporalmente a los enemigos y lo mejor de todo: ¡la piña! Al comernos la piña nos transformaremos en un invencible dinosaurio gigantesco y podremos zamparnos literalmente a los enemigos durante un tiempo limitado. Jugar a esta máquina en grupo suponía algunas situaciones graciosas porque en cuanto aparecía la deseada fruta era cuando empezaba una desenfrenada carrera por ver quién llegaba antes a ella.

trog03 trog04

A todo estas mecánicas le podemos sumar fases de bonus, salidas secretas para saltarnos varias fases de golpe y algunos mecanismos como cuevas para desplazarnos a otros puntos del escenario. Además, el modo multijugador aunque sea cooperativo, tiene su punto de competitividad también, pues el primero que reúna los huevos de su color y salga por la salida no solo recibirá una estupenda animación a pantalla completa de su dinosaurio bailando sino que también ganará unos suculentos puntos de recompensa que pueden ser vitales para una vida extra.

Y qué decir de los gráficos… El apartado artístico es digno de mención. Esos personajes hechos con plastilina perfectamente animados con ese estilo cartoon convierten este título en uno de los que deberían pasar a la historia por lo que supuso en su momento. Cada 10 fases nos deleitarán con unos intermedios a pantalla completa donde veremos a los trogloditas cíclopes ideando nuevos y desternillantes inventos para hacernos la vida imposible. Y cuando inventen los zapatos saltarines estad alerta, ¡que en cualquier momento saltarán hacia nuestra pantalla y se estamparán contra nosotros!

trog06 trog05

Es uno de los arcades que mejor recuerdo, sobretodo gracias a haberlo jugado en grupo. Cada día después de comer recibía mi moneda de cinco duros de turno para echar la partida, que por suerte no se hacía corta. En aquel hotel nos juntábamos todos los chavales a la misma hora para darle caña al Trog!, era una experiencia curiosa al relacionarte con gente que no conocías de nada y sin embargo era como si los conocieras de toda la vida. Tanto si estabas al mando o como espectador, las horas de diversión y las risas estaban aseguradas. Había un figura que en cuanto aparecía la piña por la pantalla gritaba “¡la piña, coge la piña!”, ni mi hermano ni yo recordamos que dijera una frase diferente XD También era común el retomar la partida de otro, así que con las monedas de todos los que nos juntábamos allí conseguimos rozar el final del juego alguna que otra vez. Al lado del Trog! había un juego de lucha que tendría que haber sido el centro de atención para los jóvenes, sin embargo todo el pelotón de niños y adolescentes estaba siempre delante de Trog!. La magia de este arcade la llevo grabada en la memoria, no os podéis imaginar la ilusión que me hizo reencontrarme con él varios años más tarde gracias a la emulación.

Durante el año siguiente a su salida aparecieron un port para NES y otro para MS-DOS del cuál me acabo de enterar de su existencia al redactar este artículo. El port de NES hay que decir que tiene mucho mérito. Obviamente los gráficos tuvieron que ser sacrificados drásticamente, perdiendo los modelos de plastilina que eran la firma del juego. Sin embargo, jugablemente es prácticamente igual, manteniendo todos los niveles y enemigos. La única pega es que no tiene un modo de 4 jugadores. La versión de PC, por lo que he podido comprobar, parece que está rozando el pixel-perfect.
Oh, y también está disponible el prototipo tipo puzle en MAME para los curiosos.

trog07 trog08

Si no conociais este titulazo, no dudéis en darle un tiento. Es fácil de aprender e ideal para jugar acompañados, ¡porque os aseguro que la experiencia es puramente noventera! ¡Risas y piques asegurados!

Acerca de Marc Max

Crecí básicamente con una Game Boy siempre en mano. Luego me volví superconsolero gracias al Cerebro de la bestia. Mientras tanto, también le daba a las aventuras gráficas en PC y soñaba con hacerme vendedor de chaquetas de cuero... digo... en convertirme en un gran pirata. Más adelante, la espiral azul/naranja/rojo (según región) de Sega y su espíritu arcade me cautivaron. Varios años después... Sigo en ese maldito bucle en el espacio tiempo que no me permite salir, rodeado de cartuchos, soplándoles los contactos... ¡Ayuda, por favor! @marc_robledo
Esta entrada fue publicada en Arcade, Artículos, Opinión y análisis y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Trog!: Arcade y plastilina

  1. No tenia ni idea de este juego. La verdad es que la animacion eb plastilina en videojuegos no siempre tuvo buenos resultados (me acuerdo del juego de lucha claufighter creo que se llamaba, kmalo), pero cuando tenia detras un buen equipo arristico se hacian maravillas como el skullmonkey de ps1. En fin le dare una oportunidad con el emulador. Buen articulo =)

  2. Clayfighters es posterior (1993 o 1994 como mucho), y sí, es un bodrio XD ¡Pero ahí estaba el esfuerzo oye! Está claro que competir contra Street Fighter era imposible, pero el mérito era innegable, no todos se hubieran atrevido con algo así.

    Otro de plastilina que me viene a la mente es el genial The neverhood, una aventura gráfica por Doug TenNapel quien ya trabajó anteriormente junto a David Perry para Earthworm Jim.

  3. Juegazo, a lo Pac-Man alla donde los haya. Yo tuve en su momento la conversión en cartucho para Nes.

    De las cosas que mas me gustaban y ansioso me ponian de ese juego eran las fases de bonus. Consistian en engullir el máximo número de trogloditas en un tiempo límite mientras estabas convertido en dinosaurio. Por el camino podias coger plantas para aumentar tu velocidad, todo un disfrute. xD
    Otra cosa que me gustaba de este juego era la música. Muy divertida e inquietante, se te acaba grabando en el cerebro.

    He de decir que es uno de los juegos mas divertidos que he tenido en mi Nes junto con el World Cup de Technos. Y eso que es sólo una conversión del juego original.
    Aun conservo ese cartucho con mucho cariño.

    Me ha encantado leer las anecdotas arcades de este artículo ^_^

  4. Este juego lo vi en NES a traves de las revistas pero nunca he jugado. Me dijeron que es muy buen juego, pero nunca me ha dado por jugar, y desconocia la version arcade y la tecnica del modelado de plastilina.

    Que grande pingu. La primera vez que lo vi pensé que era una mierda monumental, pero despues, cuando ves unos cuantos capitulos, le coges cariño al “pollito de hielo” ese 😀 😀

  5. Uno de mis arcades favorito. Solia jugar en los recreativos Miami de Santander, donde tenian el cabinet original para 4 jugadores.

    Añadir a todo lo dicho que los 5 duros solian durar mas de lo habitual en otras máquinas porque los trogloditas normales al darte una ostia se ponian el babero, sacaban los cubiertos y muy finos ellos pasaban a trincharte antes de comerte, para posteriormente soltar un sonoro eructo. Pues bien: si un compi lograba golpear del modo que fuera al troglodita te salvaba una preciosa vida. Lo cual convertia un juego competitivo en uno colaborativo donde todo el mundo intentaba ayudar al compi en apuros, aunque algun puñetazo, llamarada o pisotón entre dinosaurios tambien habia de vez en cuando.

    La trampas tambien afectan a los trogloditas y se podian caer en los agujeros que ellos mismos abrian, o por el borde de la pantalla si los esquivabas en el ultimo segundo, o chafados por sus propias ruedas o compis…

    Al principio de cada fase en la esquina inferior derecha sale un destello de un huevo, si se deja para el final se habre un portal que te deja avanzar 3/4 fases, aunque eso solo acorta la partida.

    La ultima fase tiene un objetivo diferente del resto de fases, al menos en la recreativa, en PC creo que no me llegue nunca

  6. Yo jugé varias veces a esta recreativa pero nunca me llegó a enganchar de todo, la tenía olvidadísima, le volveré a dar un tiento. Otro juego que utiliza la misma técnica el el “Skull Monkeys” de Play 1, no?

  7. Buen articulo Marc.

    No tenia ni idea de la existencia de este juego, pero desde luego tengo que darle un tiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *